Ir al contenido

Mitragyna speciosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
 
Mitragyna speciosa
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Asteridae
Orden: Gentianales
Familia: Rubiaceae
Subfamilia: Cinchonoideae
Tribu: Coptosapelteae
Género: Mitragyna
Especie: Mitragyna speciosa
(Korth.) Havil.
Vista de la planta
Hojas
Vista de la planta

Mitragyna speciosa,[1]​ también llamada kratom, es una especie de planta medicinal perteneciente a la familia de las rubiáceas (la misma familia de plantas que el café).

Distribución

[editar]

Se distribuye por el Sudeste asiático en regiones florísticas como Indochina y Malesia. La planta se ha utilizado tradicionalmente por sus propiedades medicinales. Es psicoactiva y las hojas se mastican para elevar el estado de ánimo y para tratar problemas de salud.[2]​ En la medicina tradicional se utiliza como estimulante (a dosis bajas), defatigante, sedativa (a altas dosis), anestésico para el dolor, ansiedad, insomnio, procesos diarreicos y como tratamiento de la adicción a los opiáceos.[3]M. speciosa es originaria de Tailandia y, a pesar de crecer de forma natural en el país, ha sido declarada ilegal por 70 años y fue prohibida originalmente porque producía la reducción de los ingresos fiscales del gobierno tailandés en la distribución de opio.[2][4][5][6]

El gobierno de Tailandia eliminó la prohibición del kratom en agosto de 2021, dando paso a una nueva industria en el país.[7]

Descripción

[editar]

Son árboles que suelen crecer de 3,7 hasta 9,1 m de altura y 4,6 m de ancho, aunque algunas especies pueden alcanzar los 12-30 m de altura. Mitragyna speciosa puede ser perenne o caduca, dependiendo del clima y el medio ambiente en el que se cultiva. El tallo es erecto y ramificado. Las hojas del árbol poseen un color verde oscuro y pueden crecer hasta más de 180 mm de largo y 100 mm de ancho, son ovadas-acuminadas en forma, y opuestas en el patrón de crecimiento. Las flores son de color amarillo y redondas, y tienden a crecer en racimos en el extremo de las ramas. Las hojas de M. speciosa son elípticas y más pequeñas en el extremo de las ramitas. Las hojas tienen forma de corazón en la base, con pecíolos de entre 2 a 4 centímetros de largo. Las flores se amontonan en un terminal de inflorescencias, que tienen entre 3 y 5 cm de largo. El cáliz es corto y en forma de copa, con lóbulos redondos. El tubo de la corola tiene alrededor de 5 mm de largo, con tres lóbulos.[8]

Utilización

[editar]

A partir de 2013. el kratom se ha estudiado en células y animales, pero no se han realizado ensayos clínicos en Estados Unidos. La US Drug Enforcement Administration (DEA) declaró en 2013 que el kratom no tiene usos médicos legítimos,[9]​ y en 2019, la U.S. Food and Drug Administration (FDA) declaró que no hay pruebas de que el kratom sea seguro o eficaz para el tratamiento de ninguna enfermedad, y que no hay usos clínicos aprobados para el kratom.[10]

Uso recreativo

[editar]

El kratom puede utilizarse con fines recreativos.[11]​ En dosis bajas, el kratom produce un efecto eufórico comparable al de la coca.[12]​ En dosis más altas, el kratom provoca efectos similares a los opiáceos. La acción suele comenzar en cinco o diez minutos y durar de dos a cinco horas. Algunos informes anecdóticos describen un mayor rendimiento, estado de alerta, locuacidad, sociabilidad, aumento del deseo sexual, estado de ánimo positivo y euforia tras el consumo de kratom.

Según la US DEA y la encuesta de 2020, el kratom se utiliza para aliviar el dolor, la ansiedad, la depresión o la abstinencia de opiáceos.

En Tailandia, una encuesta realizada en 2007 mostró que las tasas de consumo de kratom a lo largo de la vida, en el último año y en los últimos 30 días eran del 232%, el 0,81% y el 0,57%, respectivamente, entre los encuestados de 12 a 65 años de edad.[13]

Uso convencional

[editar]

En las culturas donde crece esta planta, el kratom se ha utilizado en la medicina tradicional.[14][15]​ Las hojas se mastican para aliviar el dolor musculoesquelético y aumentar la energía, el apetito y el deseo sexual de forma similar al khatu y la coca.[16]​ Las hojas o sus extractos se utilizan para curar heridas y como anestésico local. Los extractos y las hojas se han utilizado para tratar la tos, la diarrea y las infecciones intestinales. También se utilizan en Tailandia como antihelmínticos intestinales.

Legalidad

[editar]

Actualmente, en España, su cultivo, venta y consumo son legales. En Estados Unidos se calcula que alrededor de 5 millones de usuarios han sustituido medicaciones contra el dolor por el uso de la planta y, con el impulso de la Asociación Americana del Kratom, se busca que todos los estados lo regularicen para mayores de edad, con el escopo de tratamiento para adicciones, dolores, ansiedad, mejora del rendimiento deportivo etc. El Kratom Consumer Protection Act propone que los estados de EE. UU. puedan abogar por las normas sanitarias y no adulteración del producto final por ley, ya adoptado por estados como Utah, Georgia y Arizona .[17][18][19]

Principal alcaloide

[editar]

El alcaloide mayoritario de la M. speciosa es la mitraginina, con una vida media de 24h.[20]​ Sus mecanismos de acción estudiados son:[21]

  • Se comporta como un agonista del receptor μ-opioide, como la morfina, aunque sea una agonista parcial de escasa eficacia en términos de euforia y efectos secundarios, sin depresión respiratoria y techo de efectos terapéuticos limitados, 13 veces inferior a la morfina en potencia, hablando de analgesia.[22][23]​ Su alta vida media, además de ser una agonista parcial, la hace menos adictiva que los opiáceos más débiles, como la codeína, la cual posee vida media de escasas 3 horas. Por lo tanto, el potencial de dependencia física es más bajo que el de la codeína, a la vez de no presentar depresión respiratoria, lo cual la hace viable para el tratamiento de dolor crónico, ansiedad, depresión, insomnio y adicción a opiáceos.[24]
  • Es un agonista adrenérgico del receptor alfa2a postsináptico,[25]​ produciendo hipertensión pasajera en dosis bajas, pasando a ser hipotensiva, como la clonidina. Este mecanismo es el que se especula que funcionaría para producir el efecto antidepresivo de la desipramina.[26]​ Una medicación que actúa como agonista alfa2a postsinaptico clásico es la guanfacina, usada para TDAH y como antihipertensivo, además de promover la analgesia y mitigar la abstinencia de opiáceos y cannabinoides, así como eliminar los efectos psicológicos de la adicción a la nicotina y alcohol.[27][28][29]
  • Es una antagonista del receptor 5-ht2a, uno de los mecanismos de acción de los antidepresivos fluoxetina y trazodona,[30]​ y a su vez mecanismo propio de los nuevos antipsicóticos que mitigarían sus efectos secundarios clásicos, ya que estos últimos tienen mecanismos de acción de bloqueo dopaminérgico. El antagonismo del receptor 5-ht2a produce estimulación dopaminérgica en ciertas áreas, promoviendo un efecto antidepresivo y antiadictivo.[31]​ Fuentes científicas muestran este mecanismo de acción como posible futuro instrumento contra el insomnio.[32]
  • Es antagonista del receptor 5-ht7, mecanismo involucrado en diversas investigaciones, tal como el potencial para tratar el abuso de alcohol.[33]

Por lo tanto, la mitraginina tendría propiedades analgésicas levemente eufóricas, no comparables a los opiáceos, aunque sí eliminando el clásico síndrome de abstinencia de estos; propiedades estimulantes, hipo e hipertensivo, efectos que serían positivos para el TDAH; antidepresivo adrenérgico; alternativa a síndromes de abstinencia de cannabis, alcohol y opiáceos; antidepresivo mediante el receptor de serotonina 5-ht2a, siendo estimulante pero levemente antipsicótico a la vez; y antiadictivo contra alcohol y cocaína, con investigaciones en marcha.[24]

Propiedades

[editar]

La planta suele ser utilizada según su variedad, ya que varía la proporción de los más de 40 alcaloides que contiene (siendo siempre el prevaleciente la mitraginina, hasta en un 60% del total de alcaloides), y se utiliza clásicamente en el tratamiento del dolor crónico, insomnio, ansiedad, diarrea, levemente euforizante, estimulante y a la vez sedativa y analgésica en dosis más altas. Su uso no se detecta mediante pruebas de cribado de fármacos típicos, pero sus metabolitos pueden ser detectados por pruebas más especializadas.[34][35]

Los efectos farmacológicos en los seres humanos, incluyendo su eficacia y seguridad, no están bien estudiados.[36]​ La mayoría de los efectos secundarios son leves, aunque los efectos adversos graves aislados, como psicosis, convulsiones, alucinaciones y confusión se han reportado en raras ocasiones.[2]​ Se ha reportado un caso en el que el uso crónico de M. speciosa se asoció con la obstrucción del intestino, así como informes anecdóticos que indican que la planta conlleva el potencial para la adicción y puede conducir a síntomas de abstinencia, aunque mucho más leves que los opiáceos convencionales.[2]

Se recomienda, por tanto, seguir las recomendaciones de la fitoterapia moderna de la Asociación Americana del Kratom,[37]​ con una dosis máxima de 7 gramos por día para evitar posibles efectos de baja energía, motivación, y dolor de rebote al cortar el tratamiento de golpe. Según estudios recientes de la Asociación Americana del Kratom, formada por millones de usuarios, en un uso correcto, M. speciosa no es más adictiva que la cafeína.[38]​ Ingerir más dosis requiere de un fitoterapeuta o médico adecuado para hacer un descenso apropiado en 1 semana, y mitigar el efecto rebote.

Más de 15 gramos a la vez podría ser tóxico. Ha habido informes de casos de muertes de personas que han combinado kratom con otros fármacos o sustancias, pero la planta en sí no ha sido identificada por ser causa de muerte en cualquiera de estos casos.[4][5][6][39][40][41][42][43][44]

Toxicidad

[editar]

Todas las partes de la planta Mitragyna speciosa contienen alcaloides, tales como la mitraginina, cuya ingestión puede suponer un riesgo para la salud, como cualquier planta medicinal.[45]

Taxonomía

[editar]

Mitragyna speciosa fue descrita por (Korth.) Havil., y publicado en Journal of the Linnean Society, Botany 33: 69. 1897.[46]

Etimología

[editar]

Mitragyna: nombre genérico que fue utilizado por Korthals porque los estigmas de la primera especie que examinó se parecían a la forma de una mitra de obispo.

Speciosa: epíteto latino que significa "bella"[47]

Sinonimia

[editar]
  • Nauclea korthalsii Steud. nom. inval.
  • Nauclea luzoniensis Blanco
  • Nauclea speciosa (Korth.) Miq.
  • Stephegyne speciosa Korth.[48][49]

Véase también

[editar]

Referencias

[editar]
  1. Mitragyna speciosa information from NPGS/GRIN Archivado el 27 de diciembre de 2013 en Wayback Machine.. Ars-grin.gov. Retrieved 2013-12-26.
  2. a b c d Tanguayn, Pascal (April 2011) Kratom in Thailand. Decriminalisation and Community Control? Legislative Reform of Drug Policies. tni.org
  3. http://www.sagewisdom.org/kratomguide.html Kratom user guide
  4. a b Neerman MF, Frost RE, Deking J; Frost; Deking (2013). «A drug fatality involving Kratom». J Forensic Sci. 58 Suppl 1: S278-9. PMID 23082895. doi:10.1111/1556-4029.12009. 
  5. a b Holler JM, Vorce SP, McDonough-Bender PC, Magluilo J, Solomon CJ, Levine B; Vorce; McDonough-Bender; Magluilo Jr; Solomon; Levine (2011). «A drug toxicity death involving propylhexedrine and mitragynine». J Anal Toxicol 35 (1): 54-9. PMID 21219704. doi:10.1093/anatox/35.1.54. 
  6. a b Kronstrand R, Roman M, Thelander G, Eriksson A; Roman; Thelander; Eriksson (2011). «Unintentional fatal intoxications with mitragynine and O-desmethyltramadol from the herbal blend Krypton». J Anal Toxicol 35 (4): 242-7. PMID 21513619. doi:10.1093/anatox/35.4.242. 
  7. «Kratom legalizado». 
  8. «Kratom, the tree». Mitragyna.com. Archivado desde el original el 13 de enero de 2012. 
  9. «Kratom (Mitragyna speciosa korth) (Street Names: Thang, Kakuam, Thom, Ketum, Biak)». www.deadiversion.usdoj.gov. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  10. «FDA and Kratom». www.fda.gov. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  11. «Welcome to the World of Kratom: Unveiling Nature's Hidden Gem». kratomsmokeshop.com. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  12. «Opioid receptors and legal highs: Salvia divinorum and Kratom». www.tandfonline.com. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  13. «Kratom drug profile». www.euda.europa.eu. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  14. «Types of Kratom and Their Uses». www.publichealth.com.ng. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  15. «What Is Kratom?». landmarkrecovery.com. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  16. «Kratom Addiction & Abuse». www.confirmbiosciences.com. Consultado el 22 de julio de 2024. 
  17. «Home». American Kratom Association (en inglés británico). Consultado el 2 de enero de 2020. 
  18. «The Kratom Consumer Protection Act & Why We Support It». krakenkratom.com. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  19. «Gov. Ducey signs bill regulating the sale of kratom products in Arizona». KTAR.com. 1 de mayo de 2019. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4425236/
  21. «Afinidad de receptores de la mitraginina». 
  22. https://www.kratomscience.com/forums/topic/list-alkaloids-identified-mitragyna-speciosa-kratom/
  23. Ward J, Rosenbaum C, Hernon C, McCurdy CR, Boyer EW; Rosenbaum; Hernon; McCurdy; Boyer (diciembre 2011). "Herbal medicines for the management of opioid addiction: safe and effective alternatives to conventional pharmacotherapy?". CNS Drugs 25 (12): 999–1007. doi:10.2165/11596830-000000000-00000. PMID 22133323
  24. a b Raffa, Robert B. (29 de octubre de 2014). Kratom and Other Mitragynines: The Chemistry and Pharmacology of Opioids from a Non-Opium Source (en inglés). CRC Press. ISBN 978-1-4822-2518-1. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  25. Prozialeck, Walter C.; Jivan, Jateen K.; Andurkar, Shridhar V. (1 de diciembre de 2012). «Pharmacology of Kratom: An Emerging Botanical Agent With Stimulant, Analgesic and Opioid-Like Effects». The Journal of the American Osteopathic Association (en inglés) 112 (12): 792-799. ISSN 0098-6151. doi:10.7556/jaoa.2012.112.12.792. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  26. Zhang, Han-Ting; Whisler, Lisa R.; Huang, Ying; Xiang, Yang; O'Donnell, James M. (2009-03). «Postsynaptic α -2 Adrenergic Receptors are Critical for the Antidepressant-Like Effects of Desipramine on Behavior». Neuropsychopharmacology (en inglés) 34 (4): 1067-1077. ISSN 1740-634X. doi:10.1038/npp.2008.184. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  27. «Guanfacine for treating ADHD: Effectiveness, dosage, and side effects». Medical News Today (en inglés). Consultado el 2 de enero de 2020. 
  28. Gowing, Linda R.; Farrell, Michael; Ali, Robert L.; White, Jason M. (2002-01). «Alpha2-adrenergic agonists in opioid withdrawal». Addiction (Abingdon, England) 97 (1): 49-58. ISSN 0965-2140. PMID 11895270. doi:10.1046/j.1360-0443.2002.00037.x. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  29. Erb, Suzanne; Hitchcott, Paul K.; Rajabi, Heshmat; Mueller, Devin; Shaham, Yavin; Stewart, Jane (2000-08). «Alpha -2 Adrenergic Receptor Agonists Block Stress-Induced Reinstatement of Cocaine Seeking». Neuropsychopharmacology (en inglés) 23 (2): 138-150. ISSN 1740-634X. doi:10.1016/S0893-133X(99)00158-X. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  30. «Mecanismos de la Trazodona». 
  31. de Angelis, Luisa (2002-01). «5-HT2A antagonists in psychiatric disorders». Current Opinion in Investigational Drugs (London, England: 2000) 3 (1): 106-112. ISSN 1472-4472. PMID 12054060. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  32. Vanover, Kimberly E; Davis, Robert E (28 de julio de 2010). «Role of 5-HT2A receptor antagonists in the treatment of insomnia». Nature and Science of Sleep 2: 139-150. ISSN 1179-1608. PMC 3630942. PMID 23616706. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  33. Hauser, Sheketha R.; Hedlund, Peter B.; Roberts, Amanda J.; Sari, Youssef; Bell, Richard L.; Engleman, Eric A. (2015). «The 5-HT7 receptor as a potential target for treating drug and alcohol abuse». Frontiers in Neuroscience (en inglés) 8. ISSN 1662-453X. doi:10.3389/fnins.2014.00448. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  34. Le D, Goggin MM, Janis GC; Goggin; Janis (2012). «Analysis of mitragynine and metabolites in human urine for detecting the use of the psychoactive plant kratom». J Anal Toxicol 36 (9): 616-25. PMID 23024321. doi:10.1093/jat/bks073. 
  35. Rosenbaum CD, Carreiro SP, Babu KM; Carreiro; Babu (2012). "Here today, gone tomorrow…and back again? A review of herbal marijuana alternatives (K2, Spice), synthetic cathinones (bath salts), kratom, Salvia divinorum, methoxetamine, and piperazines". J Med Toxicol 8 (1): 15–32. doi:10.1007/s13181-011-0202-2. PMC 3550220. PMID 22271566.
  36. Ward J, Rosenbaum C, Hernon C, McCurdy CR, Boyer EW; Rosenbaum; Hernon; McCurdy; Boyer (December 2011). "Herbal medicines for the management of opioid addiction: safe and effective alternatives to conventional pharmacotherapy?". CNS Drugs 25 (12): 999–1007. doi:10.2165/11596830-000000000-00000. PMID 22133323.
  37. «HOME». americankratom (en inglés). Consultado el 2 de enero de 2020. 
  38. https://d3n8a8pro7vhmx.cloudfront.net/americankratomassociation/pages/21/attachments/original/1485630505/Henningfield_Eight_Factor_Analysis.pdf?1485630505.  Falta el |título= (ayuda)
  39. Chittrakarn, S; Keawpradub, N; Sawangjaroen, K; Kansenalak, S; Janchawee, B (2010). «The neuromuscular blockade produced by pure alkaloid, mitragynine and methanol extract of kratom leaves (Mitragyna speciosa Korth.)». Journal of Ethnopharmacology 129 (3): 344-349. PMID 20371282. doi:10.1016/j.jep.2010.03.035. 
  40. Prozialeck, WC; Jivan, JK; Andurkar, SV (2012). «Pharmacology of kratom: an emerging botanical agent with stimulant, analgesic, and opioid-like effects». The Journal of the American Osteopathic Association 112 (12): 792-799. PMID 23212430. 
  41. «Kratom Mitragyna speciosa». Microgram Bulletin – Department of Justice XXXIX (3): 30. marzo de 2006. 
  42. Hendrickson, James B.; Sims, James J. (1963). «Mitragyna alkaloids: The structure of stipulatine». Tetrahedron Letters 4 (14): 929. doi:10.1016/S0040-4039(01)90746-4. 
  43. Suwanlert, Sangun (1975). «A Study of Kratom Eaters in Thailand». Bulletin on Narcotics 27 (3): 21-27. PMID 1041694. 
  44. Jansen, Karl L.R.; Colin J. Prast (4 de enero de 1988). «Ethnopharmacology of Kratom and the Mitragyna Alkaloids». Journal of Ethnophamacology 23 (1): 115-119. ISSN 0378-8741. PMID 3419199. doi:10.1016/0378-8741(88)90121-3. 
  45. European Food Safety Authority (EFSA) (2012). «Compendium of botanicals reported to contain naturally occuring substances of possible concern for human health when used in food and food supplements». EFSA Journal 10 (5): 2663. doi:10.2903/j.efsa.2012.2663. 
  46. «Mitragyna speciosa». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 14 de diciembre de 2014. 
  47. En Epítetos Botánicos
  48. Mitragyna speciosa (Korth.) Havil. is an accepted name Archivado el 16 de julio de 2013 en Wayback Machine.. Theplantlist.org. Retrieved 2013-12-26.
  49. Authentic kratom. Authentickratom.com. Retrieved 2013-12-26.

Enlaces externos

[editar]