Mit Fried und Freud ich fahr dahin, BWV 125

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Canción de alabanza de Simeón, de Aert de Gelder.

Mit Fried und Freud ich fahr dahin (Me voy con paz y alegría),[1]BWV 125, es una cantata de Johann Sebastian Bach para uso en una misa luterana. Esta cantata coral se compuso en Leipzig en 1725 para la fiesta de la Purificación de María que se celebra el 2 de febrero y que también se conoce como fiesta de la Candelaria. Está basada en el himno de 1524 de Martín Lutero «Mit Fried und Freud ich fahr dahin», y forma parte del ciclo de cantatas corales de Bach, escrito para proporcionar domingos y días de fiesta del año litúrgico con cantatas basadas en un himno luterano relacionado.

El evangelio para el día de fiesta, la presentación de Jesús en el Templo, incluye el cántico de Simeón Nunc dimittis, que Lutero había parafraseado en su himno, proporcionando una relación inusualmente estrecha entre el himno y la ocasión litúrgica. Bach había utilizado estrofas sueltas del himno en su cantata de funeral anterior Gottes Zeit ist die allerbeste Zeit, BWV 106, BWV 106, y en cantatas de su primer ciclo en Leipzig.

En el formato del ciclo de cantatas corales, un libretista desconocido mantuvo la primera y la última de las cuatro estrofas de Lutero, mientras él parafraseaba las estrofas interiores. En esta cantata también se utilizó el texto original de la segunda estrofa, intercalado con sus palabras, como el tercer movimiento, un recitado, después de que él parafraseara las mismas ideas para el segundo movimiento, un aria. El texto del libretista condujo a dos movimientos más de la tercera estrofa de Lutero. Bach estructuró la cantata en seis movimientos, enmarcando cuatro para solistas por una fantasía y un cierre coral. Instrumentó la obra para tres solistas vocales, un coro de cuatro partes, y un conjunto barroco compuesto por cuerno, flauta traversa, oboe, oboe d'amore, cuerdas y bajo continuo. El coro de apertura se ha comparado con el movimiento de apertura de la Pasión según San Mateo de Bach. En el tercer movimiento, Bach pone las líneas solas de la segunda estrofa del himno de manera diferente del comentario en palabras del libretista, pero unifica ambos elementos por un motivo «continuo de alegría» en el acompañamiento.

Antecedentes[editar]

Ciclo de cantatas corales[editar]

En 1723, Bach fue nombrado Thomaskantor (director de música de iglesia) en Leipzig. Fue empleado de la ciudad de Leipzig en este cargo, el cual le hizo responsable de la música en cuatro iglesias y para la formación y educación de los chicos que cantan en el coro de Santo Tomás. Se tuvo que proporcionar música de cantata para dos iglesias importantes: la de Santo Tomás y la de San Nicolás y música de iglesia más sencilla para otras dos, la Neue Kirche (Iglesia Nueva) y la iglesia de San Pedro.

Bach tomó posesión del cargo en medio del año litúrgico, en el primer domingo después del Domingo de Trinidad. En Leipzig, se esperaba música de cantata los domingos y en días de fiesta, excepto durante los «periodos silenciosos» (tempus clausum) de Adviento y Cuaresma. En sus primeros doce meses en el cargo, Bach decidió componer trabajos nuevos para casi todos los acontecimientos litúrgicos. Estos trabajos se conocían como su primer ciclo de cantatas. Un año después, continuó ese esfuerzo y compuso un ciclo de cantatas corales, cada una basada en un himno luterano, incluida Mit Fried und Freud ich fahr dahin, para estas ocasiones.[2][3]​ Es probable que la elección de los himnos utilizados en la serie de cantatas corales se haya llevado a cabo según los deseos de un ministro local, que la basó en las lecturas prescritas y sus planes para los sermones.[3]

Himnos de Lutero[editar]

Portrait of Luther by the painter Lucas Cranach the Elder, showing the face in detail, while hair, jacket and a barett are black and frame it
Martín Lutero, retrato de Lucas Cranach, 1528

En el siglo XVI, Martín Lutero, el reformista protestante, hizo hincapié en la importancia del canto de himno en las misas de la iglesia y en casa y compuso muchos himnos, incluido «Mit Fried und Freud ich fahr dahin».[3]

Bach compuso una primera cantata coral en un himno de Lutero, Christ lag in Todes Banden, BWV 4, probablemente en 1707. Durante su ciclo de cantatas corales, Bach utilizó un himno de Lutero como base para una cantata en nueve ocasiones. Además, la volvió a interpretar durante ese ciclo.[4]

La tabla siguiente muestra las cantatas que Bach interpretó en los himnos de Lutero durante el ciclo de cantatas corales, que comprende nueve composiciones nuevas y la interpretación repetida de la cantata de Pascua. La primera columna contiene el número de cantata, con un enlace al artículo sobre ella; la siguiente, el himno del mismo nombre en la que se basa. La tercera columna muestra la ocasión litúrgica, y la cuarta, la fecha de interpretación, que es la primera para todas excepto la cantata de Pascua.

Núm. Himno Ocasión litúrgica Fecha
2 «Ach Gott, vom Himmel sieh darein» Segundo domingo posterior al de Trinidad 18 de junio de 1724 [5]
7 «Christ unser Herr zum Jordan kam» Día de San Juan 24 de junio de 1724 [6]
10 «Meine Seel erhebt den Herren» Visitación 2 de julio de 1724 [7]
38 «Aus tiefer No schrei ich zu dir» 21.º domingo posterior al de Trinidad 29 de octubre de 1724 [8]
62 «Nun komm, der Heiden Heiland» Primer domingo de Adviento 3 de diciembre de 1724 [9]
91 «Gelobet seist du, Jesu Christ» Navidad 25 de diciembre de 1724 [10]
121 «Christum wir sollen loben schon» Segundo Día de Navidad 26 de diciembre de 1724 [11]
125 «Mit Fried und Freud ich fahr dahin» Purificación 2 de febrero de 1725
126 «Erhalt uns, Herr, bei deinem Wort» Sexagésima 4 de febrero de 1725 [12]
4 «Christ lag in Todesbanden» Pascua 1 de abril de 1725


1725 (repetida)

[4]

Durante su trayectoria, Bach utilizó los himnos de Lutero en otros trabajos. Antes, había incluido «Ein feste Burg ist unser Gott» en una cantata de Adviento, Alles, was von Gott geboren, BWV 80a, que rehízo como cantata coral para el Día de la Reforma (BWV 80).[13]​ Por último, compuso Wär Gott nicht mit uns diese Zeit, BWV 14, BWV 14, para el cuarto domingo posterior al de Epifanía en 1735.[14]

Estructura de las cantatas corales de Bach[editar]

Bach siguió una estructura concreta en la mayoría de las cantatas de este ciclo. Se desvió de utilizar el texto de la estrofas del himno y la tonada en todas las estrofas (por omnes versus), como lo hizo en Christ lag in Todes Banden. Sin embargo, retuvo el texto original y melodía solo en las estrofas exteriores, que generalmente trataban la primera como fantasía coral y el último como arreglo coral de cuatro partes, mientras que las estrofas interiores fueron rehechas por un libretista como base para los recitados y arias, a menudo con la música independiente de la tonada de himno.[3]​ Andreas Stübel (1653–1725), exdirector de la Escuela de Santo Tomás, pudo haber sido este libretista.[3]

Lecturas, himno y texto de la cantata[editar]

a page of Gregorian chant notation for Nunc dimittis
Nunc dimittis, canto gregoriano

Durante el tiempo de Bach en Leipzig, se observaron y celebraron tres fiestas marianas: la Anunciación (25 de marzo), la Visitación y la Purificación (2 de febrero).[15]​ Las lecturas prescritas para la Fiesta de la Purificación, (alemán: Mariae Reinigung),[16]​ fueron las del Libro de Malaquías: «vendrá a su templo el Señor» (Malaquías 3:1), y la versión del Evangelio de Lucas de la purificación de María y la presentación de Jesús en el Templo, que incluye el cántico de Simeón Nunc dimittis (Lucas 2:22).[2]

Cuando Lutero escribió su himno en el cántico de Simeón («Con paz y alegría me voy en la voluntad de Dios»),[17]​ dedicó una estrofa a cada uno de los cuatro versículos del texto bíblico. El primero habla de la aceptación pacífica de la muerte (Lucas 2:29), el segundo da como razón para ella la reunión con el Salvador (Lucas 2:30), el tercero se centra en el regreso de Cristo por sobre todas las personas (Lucas 2:31), el cuarto ve la Segunda Mayoría como una luz para el pagano y la gloria para Israel (Lucas 2:31). Las líneas son de longitud diferente, con una métrica de 8.4.8.4.7.7, acentuando las declaraciones sencillas en las líneas cortas.[18]

La primera tonada apareció en 1524 en el himnario coral de Johann Walter Eyn geystlich Gesangk Buchleyn Buchleyn.[19]​ Lutero escribió un comentario sobre su himno:

Como piensa [Simeón], alabado sea Dios, que he vivido para ver este día, con mucho gusto moriré, mi muerte será preciosa, porque Dios ha realizado lo que Él me llamó a hacer. ¿Por qué morirás con tanto gusto, querido Simeón? 'Porque han visto mis ojos tu salvación'.[20]​ (Als wolt er [Simeon] sagen / Gott sey lob und danck / daß ich diesen Tag erlebet habe / ich will nun gerne sterben / nun soll mir der Tod lieblich seyn / denn es ist erfüllet / das mir verheissen war. Warum wiltu aber so gerne sterben / lieber Simeon? 'Denn meine Augen haben deinen Heyland gesehen.')[21]

Bach utilizó primero el himno como parte de su primera cantata de funeral Gottes Zeit ist die allerbeste Zeit, BWV 106, BWV 106 (Actus tragicus), el alto que cantaba la primera estrofa, yuxtapuesto a unos graves ariosos, «Heute wirst du mit mir im Paradies sein».[22]​ Regresó a este dos veces para su primer ciclo de cantata en Leipzig. La primera estrofa fue la base de su cantata para el 16.º domingo posterior al de Trinidad de 1723, Christus, der ist mein Leben, BWV 95, junto con la primera estrofa del himno fúnebre «Christus, der ist mein Leben» en el movimiento de apertura para tenor. La segunda ocasión fue en 1724, en la cantata de Purificación, Erfreute Zeit im neuen Bunde, BWV 83, BWV 83, el cual cerró con la cuarta y última estrofa, Es ist das Heil und selig Licht».[19][23]

Para Mit Fried und Freud ich fahr dahin, un libretista retuvo la primera y la última estrofa y parafraseó las dos estrofas interiores a cuatro movimientos. El segundo movimiento, basado en la segunda estrofa de Lutero, está centrado en la perspectiva de Simeón como manera de anticipar su propia muerte. El tercer movimiento entreteje el texto completo de Lutero con un recitado libre. El becario de Bach, Klaus Hofmann, observó que el libretista tenía espacio para añadir su propio texto porque el himno de Lutero era bastante corto.[24]​ La alusión a la «luz para el pagano» del evangelio y el himno remite a «el que creyere y fuere bautizado, será salvo» (Marcos 16:16). La tercera estrofa de Lutero forma la base para el cuarto y quintos movimientos. El cuarto movimiento remite a la enseñanza de Pablo sobre la gracia de Dios: («a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados») (Romanos 3:25). Declara la enseñanza de la justificación luterana «por gracia a través de fe solo por Cristo» con aún mayor claridad que en la canción de Lutero.[25]

Bach encabezó la primera interpretación de la cantata con el coro de Santo Tomás en la misa matinal de la iglesia de San Nicolás el 2 de febrero de 1725 y la repitió en la misa de vísperas de la iglesia de Santo Tomás de Leipzig, como era habitual en la temporada alta.[26]​ Bach la interpretó al menos una vez más después de 1735.[27]

Música[editar]

Estructura y orquestación[editar]

Bach estructuró la cantata en seis movimientos. El primero y último se arreglaron para el coro como fantasía y cierre de los corales. Enmarcan los recitados y arias alternos con el texto arreglado por el libretista. Bach orquestó el trabajo para tres solistas vocales (alto, tenor y graves), un coro de cuatro partes y un conjunto instrumental barroco: cuerno para apoyar la tonada coral cantada por el soprano con los movimientos exteriores, flauta travesera, oboe, oboe d'amore, dos violines, viola y bajo continuo.[28][29]​ La página de título de las partes originales dice: «Festo Purificat: Mari[ae] / Mit Fried und Freud ich fahr dahin etc. / â / 4 Voc: / Travers: / Hautbois d' Amor / 2 Violini / Viola / con / Continuo / di / Sign: / JS. Bach».[30]​ La duración de la cantata se determinó en alrededor de 24 minutos.[31]

Movimientos[editar]

1[editar]

two pages from a historic hymnal from 1548, on the left page an illustration of the Presentation of Jesus at the Temple with a header, on the right page the sheet music of the tune with the text of the first stanza under the notes and also below
La primera estrofa del coral en el himnario Babstsches Gesangbuch de 1545, con una ilustración de la Presentación en el Templo

El coro de apertura, «Mit Fried und Freud ich fahr dahin in Gottes Willen» (Con paz y alegría me voy en la voluntad del Dios),[1]​ empieza con un ritornello de concierto, en el que se tocan la flauta y oboe en vez de las cuerdas. Un motivo en tresillos tiene primero un salto de un quinto, relacionado con el primer intervalo de la tonada coral.[16][19]​ El quinto movimiento y el tresillo dominan todo el movimiento.[24]

El soprano canta el cantus firmus con notas largas.[32]​ Hofmann nota que el modo dórico dentro del concierto instrumental en mi menor añade un "sabor ligeramente arcaico".[24]​ Las voces más bajas participan en los motivos instrumentales para líneas las 1, 2, 3 y 5, pero las líneas 4 y 6 se trata de manera diferente. De acuerdo con el texto, «sanft und stille» (tranquilo y suave) y «der Tod ist mein Schlaf worden» (la muerte se ha convertido en mi sueño), se interpretan suavemente (piano), en homofonía, cromático, y modulación en claves distantes.[33]​ Dürr nota que el movimiento es «extremadamente denso y con una textura muy expresiva»[33]​ con los motivos independientes de la tonada de himno pero derivado de su principio.[33]​ El especialista en Bach, Richard D. P. Jones, observa que el movimiento presagia Kommt, ihr Töchter, helft mir klagen, el coro de apertura de la Pasión de San Mateo de Bach, en la clave, la métrica de 12/8 y «mucho más».[34]

2[editar]

El aria en alto, «Ich auch mit gebrochne Augen nach dir, mein treuer Heiland, sehn» (Incluso con los ojos rotos, te buscaré, mi querido Salvador),[1]​ es una zarabanda con ritmos esparcidos lentos.[34]​ La línea vocal está acompañada de la flauta y oboe d'amore, en base de notas repetidas en el continuo, marcadas «legato».[25]​ La frase «gebrochne Augen» (ojos rotos) es representada por una ritmo esparcido de obra de línea vocal rota, flauta y oboe d'amore o a la «declamación casi temblorosa» de la voz.[32]​ Hofmann nota las emociones del «movimiento de dolor y lamentación»,[24]​ mientras que Dürr escribe: «Las suspensiones ricas en apoyaturas y otros ornamentos revelan que una interpretación expresiva de este movimiento se acercan particularmente al corazón del compositor».[33]

3[editar]

Los recitados de graves empiezan con un pensamiento del libretista: «O Wunder, daß ein Herz vor der dem Fleisch verhaßdiez Gruft und gar des Todes Schmerz sich nicht entsetzet!» (¡Oh, maravilla, ese corazón ante de la tumba aborrecida por la carne, e incluso el dolor de muerte no retroceden!).[1]​ El texto continúa con el principio de la segunda estrofa del himno. «Das macht Christus, wahr' Gottes Sohn, der treue Heiland» (Cristo, el hijo cierto del dios, es decir, el Salvador amoroso).[1]​ El patrón del comentario y original se conservan durante el movimiento en un texto híbrido que contiene en líneas sencillas el texto completo de la segunda estrofa.

Bach pone los elementos recitados y corales de manera diferente y deja el texto del libretista «una dicción rítmicamente libre de recitado»,[24]​ y el coral como arioso. Unifica el movimiento con un motivo continuo en cuerdas, llamado Freudenmotiv por Dürr, que «siempre indica un humor subyacente de felicidad».[24][35]​ La tonada del coral es sencilla excepto en la última línea, «im Tod und auch im Sterben» (en muerte y también en agonía), donde la música está extendida por dos métricas y pintados de ornamentación cromática y rica y las cuerdas cesan de interpretar el motivo constante y acompañan con «notas tranquilas».[33]

4[editar]

El dúo de tenor y graves «Ein unbegreiflich Licht erfüllt den ganzen Kreis der Erden» (Un luz insondable llena toda la esfera de la tierra),[1]​ se centra en el luz mencionada por Simeón, expresada con un humor feliz.[1]​ Hofmann observa: «El carácter alegre se demuestra por la coloratura extendida y circundante sobre la palabra «Kreis» ('círculo' o 'esfera'), y el efecto de sonido barroco del alegato y respuesta revela las palabras 'Es schallet kräftig fort und fort' (Poderosamente allí los anillos se habían cronometrado después de tiempo)».[16]​ Jones comenta que la sonata a trío de dos violines y continuo que acompañan las voces «quizás, en su vigor y la fluidez, representen el sonido potente y continuo al que se refiere el texto»".[34]

5[editar]

El alto se expresa con un recitado de secco «O unerschöpfter Schatz der Güte» (Oh, tesoro no encarnado de bondad),[1]​ que Hofmann lo llama un «análisis teológico conciso».[24]

6[editar]

El coral final, «Er ist das Heil und selig Licht» (Es la salvación y la luz bendita),[1]​ es un arreglo de cuatro partes de la tonada de himno.[36]

El cuerno, la flauta (una octava más alta), el oboe y el primer violín refuerzan la parte del soprano; el segundo violín, el alto, y la viola, el tenor.[29]

Jones lo resume en su libro The creative development of Johann Sebastian Bach: «La calidad excepcionalmente alta de la música puede reflejar la respuesta de Bach a la autoridad divina del Nunc dimittis, mediada por el fundador venerado de la Iglesia Luterana».[34]

Manuscritos y publicación[editar]

La orquestación del autógrafo se ha perdido y su último dueño documentado fue Christian Friedrich Penzel,[26]​ uno de los últimos alumnados Bach y un copista de sus obras. Las partes originales se conservan en el Bach-Archiv Leipzig. Fueron copiadas de la orquestación del autógrafo perdida por cuatro escribas, tres de ellos conocidos por nombre, incluido el compositor.[37]​ Se conserva un conjunto de tres partes duplicadas en la Biblioteca Estatal de Berlín – Preußischer Kulturbesitz como D-B Mus. ms. Bach St 384, Faszikel 1. Fue copiado por cinco escribas, de los cuales tres se conocen por su nombre: Christ Gottlob Meißner, Wilhelm Friedemann Bach y Johann Andreas Kuhnau. El conjunto tiene una página de título y partes para violín I y II y continuo.[38]

La orquestación del primer movimiento fue publicada por primera vez por Anton Diabelli alrededor de 1835 con un texto en latín, Da pacem nobis Domine.[39]​ La cantata se publicó originalmente en 1878 como N.º 4 en el volumen 26 del Bach-Gesellschaft Ausgabe (BGA), editado por Alfred Dörffel.[26]​ La Nueva Edición Bach (Neue Bach-Ausgabe, NBA) publicó la orquestación en 1994, editada por Uwe Wolf, y ese mismo año se publicó una reseña crítica.[27]

Breitkopf publicó una edición crítica, editada por Eva-Maria Hodel.[40]​ Carus publicó otra en 2008, editada por Wolfram Enßlin, que también proporcionaba una versión cantable en inglés.[41]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Revistas

Enlaces externos[editar]