Misterio de la Fobos 2

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La Fobos 2, sonda del Programa Fobos enviada por la Unión Soviética a Marte para estudiar el planeta y su satélite Fobos, desapareció en septiembre de 1989. Algunas personas, tras la pérdida de la sonda, manifestaron que ésta había transmitido datos que podrían indicar la presencia de una civilización extraterrestre, lo cual se ha denominado en ocasiones el incidente o misterio de la Fobos 2. Sin embargo, la comunidad científica considera estas especulaciones carentes de fundamento y no ve en los datos de la misión anomalías que sugieran presencia alienígena.

Versión de quienes defienden la existencia de anomalías[editar]

Introducción[editar]

Los defensores de la existencia de anomalías en los datos de la Fobos 2 defienden que Marte es un planeta en el que se han encontrado otras pruebas de presencia alienígena. Según ellos la cara de Marte sería una de esas pruebas, así como las ruinas de una ciudad en la región de Cydonia Mensae.

El hecho de que se haya perdido una gran proporción de sondas hacia Marte es interpretado también como algo anómalo y, para algunos, señal de que algo (terrestre o extraterrestre) está boicoteando el estudio del planeta.

Fobos, satélite natural de Marte y uno de los objetivos principales de la sonda Fobos 2, presenta diversas anomalías que, según sus defensores, la ciencia no explica de forma convincente:

  1. Su órbita es extraña, por debajo del límite de Roche y gira sobre Marte más rápido de lo que el planeta gira sobre sí mismo. Además, su órbita está perturbada por motivos no aclarados.
  2. Presenta características superficiales extrañas como cadenas de cráteres y estrías, que carecen de explicación satisfactoria.
  3. El origen del satélite no está bien esclarecido.

Esto llevó a algunos, como el astrofísico soviético I. S. Sklovsky, a especular sobre un origen artificial de Fobos. En una alocución radiofónica en 1959 comentó que "en función de recientes observaciones, hemos de concluir que muy probablemente Fobos y Deimos son satélites artificiales puestos en órbita por una especie desconocida que habitó Marte hace dos o tres mil millones de años".

Según las personas que defienden que la desaparición de la Fobos 2 fue anómala, ésta lo hizo de forma súbita y justo cuando se disponía a sobrevolar el satélite homónimo.

Los defensores de la hipótesis de la existencia de anomalías sugieren que todos estos hechos podrían estar relacionados con la pérdida de la sonda. Muchas de estas personas alegan que los datos han sido deliberadamente ocultados por las agencias espaciales para negar la existencia de extraterrestres. A este respecto, se acusa a la Unión Soviética de haber ocultado estos hechos hasta que, gracias a la presión internacional (hay que recordar que en la Fobos 2 colaboraban 14 países) se empezaron a difundir los datos.

Sombra alargada en la superficie de Marte[editar]

La Fobos 2 detectó una extraña sombra en la superficie de Marte. Los dos satélites de Marte producen sombras en su superficie, pero ésta es demasiado estirada para tener este origen, especialmente desde el punto de vista de la Fobos 2, que tomó sus últimas imágenes muy cerca de Fobos, por lo que la sombra de éste debería parecer circular. El Dr. Becklake lo describió como "algo que está entre la sonda y Marte, porque podemos ver la superficie marciana detrás" y apuntó que el objeto fue visto tanto por la cámara óptica como por la infrarroja.

Objeto cilíndrico cercano a Fobos[editar]

La sonda fotografió junto a Fobos un extraño objeto de forma aproximadamente cilíndrica de grandes dimensiones (20 km de largo y 1,5 km de diámetro). Ningún objeto natural puede tener esta forma. Sin embargo, la figura recuerda a muchos ovnis de forma cilíndrica que, según los partidarios de su procedencia extraterrestre, son naves nodriza.

La fotografía fue divulgada en 1991 por la coronel Marina Popovich, ex cosmonauta soviética (piloto de reserva de la Vostok 6, que fue finalmente tripulada por Valentina Tereshkova), piloto de pruebas (batió 13 records) y, tras su retiro del ejército, reconocida experta en ovnis. Según ella, la fotografía le fue entregada clandestinamente por Alexei Leonov (cosmonauta de la Vosjod 2 y Apollo-Soyuz) y representa "el primer informe filtrado de una nave nodriza alienígena en el Sistema Solar". Añade que esta fue aparentemente la causa de la desaparición de la Fobos 2 y sugiere que fue posiblemente un flash de radiación proveniente de ese objeto lo le causó las averías que la hicieron perderse en el espacio.

Los partidarios de la existencia de anomalías en la misión Fobos 2 alegan que este objeto podría ser el causante de la sombra mencionada anteriormente.

Extraños patrones en la superficie de Marte[editar]

Una de las imágenes de la Fobos 2, transmitida a la Tierra sólo dos horas antes de que se perdiera comunicación con la sonda, muestra extraños patrones en la superficie de Marte. Estos patrones, de forma aproximadamente rectangular, recuerdan a algunos el trazado de una ciudad.

El comentario del Dr. John Beclake del Museo de Ciencias de Londres fue "La estructura similar a una ciudad es particularmente fascinante. Tiene una amplitud de unos 60 km y podría fácilmente confundirse con un área como Los Ángeles (...), las líneas que se ven tienen un largo de unos 4 km y aparecen también un infrarrojo, lo que significa que emiten calor". Sobre su origen, el científico afirmó que "ciertamente no lo sé".

Versión de quienes niegan la existencia de anomalías[editar]

Introducción[editar]

Imagen de la sombra de Fobos sobre la superficie de Marte, tomada por la Mars Global Surveyor.

Las dos sondas Fobos arrastraron multitud de problemas técnicos. De hecho, su gemela Fobos 1 se perdió a mitad de camino de Marte debido a una instrucción errónea transmitida desde tierra y para cuando la Fobos 2 llegó a Marte sufría diversas anomalías técnicas, entre ellas el fallo de su sistema de transmisión y un sobrecalentamiento del experimento de plasma.

Teniendo en cuenta el historial de la sonda, los escépticos consideran que la desaparición de la Fobos 2 no se debió a ningún hecho anormal. Además, las explicaciones que se han venido dando han sido suficientes para desmentir la existencia de las supuestas anomalías. Inicialmente algunos científicos especularon con la posibilidad de que un objeto impactara contra la sonda, sin embargo análisis posteriores apuntaron a un fallo informático. También niegan que la sonda se perdiera "poco después" de tomar las imágenes. En realidad, se contactó con la sonda el 25 de marzo y en la siguiente sesión (27 de marzo) sólo se obtuvo una señal ininteligible.

El hecho de que dos tercios de las sondas lanzadas hacia Marte no hayan cumplido su cometido (la proporción de fracasos es aún mayor entre las sondas soviéticas/rusas) hace que el fallo de la Fobos 2 se vea como algo normal.

Finalmente, según esta visión, ni Marte ni Fobos muestran indicios de haber sido cuna o haber sido visitados por civilizaciones extraterrestres. Aunque existen anomalías y enigmas, éstos son habituales en ciencia: por eso se investiga. Pero para resolver estos enigmas no es necesario recurrir a la hipótesis extraterrestre.

Sombra alargada en la superficie de Marte[editar]

Los científicos de la misión Aleksander Selivanov y U.M. Gektin explicaron en la revista The Planetary Report de enero/febrero de 1993 que el satélite Fobos era el origen de esta sombra. El motivo de que la sombra no aparezca circular obedece a diversos factores menores:

  1. Fobos tiene una forma irregular.
  2. La Fobos 2 estaba a unos 200 km de Fobos, por lo que había una ligera distorsión de la imagen producida por la inclinación de la superficie marciana.
  3. Efectos atmosféricos.

Pero, sobre todo, el factor principal que produjo la distorsión de la imagen fue el hecho de que la Fobos 2 no llevaba realmente una cámara sino un radiómetro de escaneo. La diferencia estriba en que la cámara toma la imagen mediante una sola toma, mientras que el sistema de escaneo va tomando "rodajas" de imagen en sucesivas tomas. Sin embargo, como la sonda presentaba un ligero balanceo de unos 40 minutos de arco en cada fotografía, eso produjo que la imagen resultara estirada hasta unos 250-300 kilómetros. Además, la sombra está alineada con el movimiento orbital de la Fobos 2, lo que apunta a que este alineamiento tiene su origen en la propia sonda y no en algún otro objeto en órbita de Marte.

Objeto cilíndrico cercano a Fobos[editar]

Según los que niegan existencia de anomalías en la misión Fobos 2, el supuesto objeto cilíndrico cercano a Fobos tiene una explicación natural. En primer lugar, el cilindro no muestra ninguna señal que permita identificarlo como una nave alienígena (motores, antenas, etc.) y fue detectado dos días antes de la pérdida de la sonda (y no inmediatamente antes, tal y como se sostiene desde la versión opuesta). Para explicar su presencia en la imagen se han sugerido dos hipótesis:

  1. La primera (que fue defendida entre otros por el astrónomo Tom Van Flandern) es que la imagen sólo era la estela dejada por un pequeño satélite o residuo que esté en una órbita de Marte levemente diferente que las de Fobos y Fobos 2. Teniendo en cuenta que el tiempo de exposición de dicha fotografía fue de ocho segundos, dicho objeto habría aparecido "corrido" en la imagen.
  2. La segunda hipótesis afirma que el objeto no existe realmente y sólo es un efecto de la cámara. Así lo defendió el científico de la misión Sagdeev en la revista Sky&Telescope de febrero de 1990. También apoyan esta teoría el astrónomo Tom Van Flandern (que anteriormente había defendido la hipótesis anterior) y el experto en temas espaciales James Oberg. Según alegan éstos el objeto cilíndrico no es más que un dispositivo incluido dentro de la cámara para su calibración. Dos hechos sostienen esta hipótesis:
    1. otras imágenes de la sonda Fobos 2 muestran "objetos" similares.
    2. el cilindro está orientado exactamente en el eje de la dirección de escaneo de la cámara.

Véase también[editar]

Fuentes[editar]

A favor de la existencia de anomalías

Neutrales

En contra de la existencia de anomalías