Miquel Baptista Gran

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bonaventura Gran
Altar Beat Bonaventura - Riudoms 2.jpg
Beato
Nacimiento 24 de noviembre de 1620
Riudoms
Fallecimiento 11 de septiembre de 1684
Roma
Beatificación 1906
[editar datos en Wikidata]

Miquel Baptista Gran Peris, también conocido como Beato Bonaventura Gran o fray Bonaventura de Barcelona (Riudoms, 24 de noviembre de 1620Roma, 11 de septiembre de 1684), fue un fraile franciscano español, fundador de la Riformella (1622), proclamado beato por la Iglesia católica.

Biografía[editar]

Nació en 1620 en una modesta casa de la calle Butxaca de Riudoms que hoy lleva su nombre. Se casó a los 18 años por expreso deseo de su padre pero quedó viudo a los pocos meses. Tras la muerte de su esposa, ingresó en el convento de franciscanos de Escornalbou y procesó como religioso el 14 de julio de 1641, cambiando su nombre por el de Bonaventura. Los años siguientes fue destinado en Mora de Ebro, Figueras, la Bisbal del Ampurdán y Tarrasa.

En 1658 fue enviado a Roma donde fundó el Santo Retiro, cuatro conventos entre los que se encuentra el de Sant Bonaventura en el monte Palatino. Fue consejero de cuatro Papas: Alejandro VII, Clemente IX, Clemente X e Inocencio XI. En 1662 fundó en Roma la Riformella, un movimiento de reforma dentro del Orden de los Hermanos Menores Reformados de la Estricta Observancia, para que los frailes y sacerdotes franciscanos que se dedicaban al apostolado popular pudiesen recogerse en casas de recogimiento y retiro espiritual, viviendo así el espíritu fundacional del orden franciscano.

En 1679, a petición de los jurados riudomenses, envió desde Roma las reliquias de San Bonifacio, San Julián y San Vicente. Des de entonces, el segundo domingo de mayo se celebra en Riudoms la fiesta de las Santas Reliquias.

Murió en Roma en 1684.

Veneración[editar]

En 1775 fue declarado venerable y en 1906 fue beatificado por el Papa Pío X, después de que se dieran por probadas dos curaciones consideradas milagrosas. Una de ellas se produjo en 1790 cuando una mujer, que estaba en estado muy grave tras una caída de caballo, se curó al ser tocada por la reliquia del beato. La otra curación ocurrió en 1818 cuando otra mujer, que había quedado inconsciente durante tres días después de un parto, se recuperó al ser tocada por unas reliquias del venerable.

En Riudoms se conservan sus restos mortales desde 1972, cuando fueron trasladados desde Roma. Actualmente se encuentran en la capilla del Santísimo de la iglesia de San Jaime. En Riudoms existe una gran devoción por el beato y se celebra una fiesta en honor suyo cada 24 de noviembre, en la que se sacan sus restos en procesión por el pueblo.

Enlaces externos[editar]