Miércoles de Ceniza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Miércoles de Ceniza
US Navy 080206-N-7869M-057 Electronics Technician 3rd Class Leila Tardieu receives the sacramental ashes during an Ash Wednesday celebration.jpg
Rito de imposición de la ceniza, parte integral de la celebración litúrgica del Miércoles de Ceniza con que se inicia la Cuaresma en el rito romano. Se observa al celebrante con vestimenta de color morado, típica de este tiempo litúrgico, que simboliza la actitud penitencial.
Tipo festividad cristiana
Celebrada por Cristianos
Fecha Entre el 4 de febrero y el 10 de marzo según el computus
Significado Inicio de la cuaresma
Costumbres Imposición de ceniza
Martes de carnaval Miércoles de Ceniza

El Miércoles de Ceniza es un día santo cristiano de oración y ayuno. Está precedido por el Martes de Carnaval y es el primer día de Cuaresma,[1]​ que son las seis semanas de penitencia antes de Pascua. Es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico y anglicano, como así también de diversas denominaciones protestantes, luterana, metodista, presbiterana y algunas bautistas.[2]

Se celebra cuarenta días antes del domingo de ramos, día tras el que comienza la Semana Santa. La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de esta celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior. [3]

Miércoles de Ceniza de Carl Spitzweg.

El Miércoles de Ceniza es una celebración litúrgica móvil, ya que tiene lugar en diferente fecha cada año, siempre relacionada con la también móvil celebración de la Pascua. Puede acontecer entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.[Nota 1]

¿Por qué miércoles?[editar]

En el siglo IV se fijó la duración de la Cuaresma en cuarenta días, esta comenzaba seis semanas antes de la Pascua —para calcular la fecha de la Pascua se usaba el Computus— en domingo, el llamado domingo de "cuadragésima". Pero en los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal. Entonces surgió un inconveniente: desde los orígenes de la liturgia cristiana nunca se ayunó en día domingo por ser "día de fiesta", la celebración del día del Señor. Entonces, se movió el comienzo de la Cuaresma al miércoles previo al primer sábado del mes.

Santa Misa, bendición e imposición de la ceniza[editar]

Rito de la imposición de la ceniza durante la misa de Miércoles de Ceniza, el 5 de marzo de 2014 en la iglesia de san Pedro el Joven, en Estrasburgo.

Este día, que es para los católicos día de ayuno y abstinencia, igual que el Viernes Santo,[4]​ se realiza la imposición de la ceniza a los fieles que asisten a misa. Estas cenizas se elaboran a partir de la quema de los ramos del Domingo de Ramos del año anterior, y son bendecidas y colocadas sobre la cabeza de los fieles

  • Como signo de la caducidad de la condición humana;
  • Como signo penitencial, ya usado desde el Antiguo Testamento, y
  • Como signo de conversión, que debe ser la nota dominante durante toda la Cuaresma.[5]

La celebración de este día puede iniciarse con una procesión penitencial desde el exterior del templo, desde una capilla vecina, o por lo menos una entrada procesional del sacerdote celebrante y los ministros sagrados. Mientras ocurre esta procesión se cantan las letanías de los santos.

Una vez llegados al altar, omitiendo los ritos iniciales y el rito penitencial, el celebrante reza inmediatamente la oración colecta.[6]​ En seguida se proclaman las lecturas (Joel 2, 12-18; Salmo 50, 3-6.12-14.17; 2 Corintios 5,20 - 6,2) que recuerdan el sentido de penitencia, conversión y arrepentimiento de los pecados. El evangelio, proclamado por el diácono o el sacerdote celebrante (S. Mateo 6, 1-6. 16-18), recuerda cómo debe ser la penitencia, la oración y el ayuno agradable a Dios.

Luego de la homilía, se procede a la bendición de la ceniza con una breve oración pronunciada por el sacerdote celebrante, quien asperja las vasijas que contienen la ceniza. Seguidamente, el sacerdote, que puede ser ayudado por sus ministros, realiza la imposición de la ceniza sobre los fieles. El sacerdote deja caer la ceniza en su cabeza, o bien traza una cruz de ceniza en la frente de quien la recibe, según la costumbre. Mientras lo hace, dice una de las siguientes frases extraídas de las Escrituras:

  1. Convertíos y creed en el Evangelio (Mc. 1,15)
  2. Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás (Gn. 3,19)[7]

Mientras se impone la ceniza, el coro entona el salmo 50 u otros cantos apropiados. El resto de la Misa se celebra conforme a la manera habitual.

Es costumbre (no obligatoria) dejar y no lavar la ceniza hasta que esta desaparezca por sí misma.

Ayuno y abstinencia[editar]

Muchas denominaciones cristianas enfatizan el ayuno, así como la abstinencia durante la temporada de Cuaresma y, en particular, en su primer día, Miércoles de Ceniza. El Primer Concilio de Nicea habló de la Cuaresma como un período de ayuno de cuarenta días, en preparación para la Semana Santa.[8]​ En muchos lugares, los cristianos históricamente se abstuvieron de comer durante todo un día hasta la noche y, al atardecer, los cristianos occidentales tradicionalmente rompían el ayuno cuaresmal, que a menudo se conoce como el «ayuno negro» o «ayuno rápido».[9][10]​ En India y Pakistán, muchos cristianos continúan esta práctica de ayuno hasta el atardecer del Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo, y algunos ayunan de esta manera durante toda la temporada de Cuaresma.[11]

En la Iglesia católica, el Miércoles de Ceniza se observa mediante el ayuno, la abstinencia de la carne y el arrepentimiento; en concreto, es un día de contemplación de las transgresiones. El Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo , los católicos de entre 18 y 59 años pueden consumir una comida completa, junto con dos comidas más pequeñas, que juntas no deberían ser iguales a la comida completa, si su salud les permite hacerlo. Algunos católicos van más allá de las obligaciones mínimas establecidas por la Iglesia y emprenderán un ayuno completo o un ayuno de pan y agua hasta el atardecer. El Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo también son días de abstinencia de carne —mamíferos y aves—, como todos los viernes durante la Cuaresma.[12]​ Algunos católicos continúan ayunando durante la Cuaresma, como era el requisito tradicional de la Iglesia, [13]​ concluyendo solo después de la celebración de la Vigilia Pascual. Donde se observa el Rito Ambrosiano, el día de ayuno y abstinencia se pospone al primer viernes en la Cuaresma Ambrosiana, nueve días después.[14]

Simbolismo y origen de la costumbre[editar]

Urna cineraria romana de alabastro, datada de 90-100 d. C. La base incorporada es contemporánea. En la mayoría de las culturas, las cenizas son símbolo de la muerte y de la precariedad de la vida.

El simbolismo de la ceniza se relaciona con el hecho de ser el residuo frío y pulverulento de la combustión, lo que persiste luego de la extinción del fuego.[15][16]​ La ceniza simboliza la muerte, la conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas, la nulidad de las criaturas frente a su Creador, el arrepentimiento y la penitencia.[15][16]​ De allí las palabras que Abraham pronuncia en el Génesis:

Aunque soy polvo y ceniza me atrevo a hablar a mi Señor.
Génesis 18:27

Los griegos, los egipcios, los judíos y los árabes, entre otros pueblos de Oriente Próximo, acostumbraban a cubrirse la cabeza de ceniza en señal de luto o duelo.[16]​ En la Biblia es un símbolo característico de penitencia interior o duelo.[17]​ Los ninivitas usaban la ceniza como gesto de arrepentimiento profundo. Los mensajeros de malas noticias solían cubrir de ceniza su cabeza.[18]

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el sacramento de la reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un "hábito penitencial". Esto representaba su voluntad de convertirse.

En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma solía poner las cenizas al iniciar los cuarenta días de penitencia y conversión.

También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus cuarenta días de ayuno.

La imposición de ceniza es una costumbre que recuerda a los que la practican que algún día vamos a morir y que el cuerpo se va a convertir en polvo.

A diferencia de su disciplina con respecto a los sacramentos, la Iglesia Católica no excluye recibir sacramentales, como la colocación de cenizas en la cabeza, aquellos que no son católicos y ni siquiera bautizados.[19]​Incluso aquellos que han sido excomulgados y, por lo tanto, tienen prohibido celebrar sacramentales, no tienen prohibido recibirlos.[20]

Observaciones de las distintas confesiones[editar]

El miércoles de ceniza es observado por la Cristiandad occidental.[21]​La mayoría de los católicos de ritos latinos lo observan pero no todos los católicos observan el Miércoles de Ceniza. Las Iglesias católicas orientales, que no cuentan la Semana Santa como parte de la Cuaresma, comienzan la temporada de penitencia el « Lunes Limpio», el lunes antes del Miércoles de Ceniza, y los católicos que siguen el Rito Ambrosiano, lo comienzan el primer domingo de Cuaresma. Las cenizas se bendicen y se distribuyen ceremoniosamente al comienzo de la Cuaresma en la Iglesia Latina, en la Iglesia Católica Maronita y la Iglesia Católica Siro-Malabar. En el Rito Ambrosiano, esto se hace al final de la misa dominical o al día siguiente.[22][23]​ junto con ciertos Protestantes como Luteranos, Anglicanos,[21]​ algunas Iglesias reformadas,[24]Baptistas,[25]Nazarenos,[26]Metodistas,[27] Evangélicos,[28]​ y Menonitas.[29][30]

Fechas[editar]

El Miércoles de Ceniza y otros días con nombre y rango alrededor de la Cuaresma y la Pascua en el cristianismo occidental, con los días de ayuno de la Cuaresma numerados

Galería[editar]

Notas[editar]

  1. La fecha más temprana en que puede ocurrir el Miércoles de Ceniza es el 4 de febrero, en un año en que la Pascua tiene lugar el 22 de marzo. Eso ocurrió en 1573, 1668, 1761 y 1818, y ocurrirá nuevamente en 2285.
    La fecha más tardía para el Miércoles de Ceniza es el 10 de marzo, cuando la Pascua es el 25 de abril. Eso sucedió en 1546, 1641, 1736, 1886 y 1943, y ocurrirá nuevamente en 2038.
    El Miércoles de Ceniza nunca tuvo lugar el 29 de febrero de un año bisiesto, y eso no ocurrirá hasta 2096. El 25 de febrero del 2004 fue miércoles de ceniza, siendo el primer domingo de cuaresma el 29 de febrero del 2004, esto volverá a suceder hasta 2284. En el tercer milenio, eso sucederá además en 2468, 2688, 2840 y 2992. Para que eso ocurra, la Pascua debe tener lugar el 15 de abril de un año bisiesto.
    Cuando la Pascua tiene lugar el 1 de abril, el Miércoles de Ceniza ocurre el 14 de febrero en coincidencia con el día de San Valentín. Las últimas veces que ocurrió eso fue en 1945 y en 2018, y sucederá nuevamente en 2024 y en 2029.

Referencias[editar]

  1. Walker, Katie (7 de marzo de 2011). «Shrove Tuesday inspires unique church traditions» (en inglés). Daily American Reporter. Archivado desde el original el 14 de febrero de 2016. Consultado el 13 de marzo de 2018.  |archive-url= y |urlarchivo= redundantes (ayuda); |archive-date= y |fechaarchivo= redundantes (ayuda)
  2. Koonse, Emma (5 de marzo de 2014). «Ash Wednesday Today, Christians Observe First Day of Lent» (en inglés). The Christian Post. Consultado el 17 de febrero de 2015. «Although some denominations do not practice the application of ashes to the forehead as a mark of public commitment on Ash Wednesday, those that do include Catholics, Anglicans, Lutherans, Methodists, Presbyterians, and some Baptist followers.» 
  3. Pimentel, Guadalupe (1989). «Miércoles de Ceniza». Diccionario litúrgico (5ª edición). México, D. F.: Publicaciones Paulinas. p. 128. ISBN 978-968-437-121-7. Consultado el 8 de febrero de 2015. 
  4. La obligación de guardar ayuno y abstinencia los días de penitencia en Iuscanonicum.org
  5. Ardalani, Elvia (2007). Miércoles de ceniza. Estados Unidos: Miguel Ángel Porrúa. p. 9. ISBN 978-970-701-965-2. «[...] la tradición que este día acarrea, y específicamente [...] el significado de la ceniza —el uso de ella en la cabeza era señal de duelo, de arrepentimiento, de penitencia— [...]». 
  6. Lligadas, J. (2003). «Moniciones y plegarias». En Lligadas, Josep, ed. Cuaresma: sugerencias y materiales. Dossiers CPL, 96. Barcelona: Centre de Pastoral Litúrgica. p. 110. ISBN 84-7467-869-2. 
  7. Abad, José Antonio; Gutiérrez, José Luis (1995). Nuevo misal popular iberoamericano. Vol. 1. Navarra: Ediciones Universidad de Navarra. p. 410. ISBN 978-84-313-1321-0. Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  8. Gassmann, Günther; Oldenburg, Mark W. (10 de octubre de 2011). Historical Dictionary of Lutheranism (en inglés). Scarecrow Press. p. 229. ISBN 9780810874824. «The Council of Nicea (325) mentions for the first time Lent as a period of 40 days of fasting in preparation for Easter.» 
  9. Cléir, Síle de (5 de octubre de 2017). Popular Catholicism in 20th-Century Ireland: Locality, Identity and Culture (en inglés). Bloomsbury Publishing. p. 101. ISBN 9781350020603. «Catherine Bell outlines the details of fasting and abstinence in a historical context, stating that the Advent fast was usually less severe than that carried out in Lent, which originally involved just one meal a day, not to be eaten until after sunset.» 
  10. Guéranger, Prosper; Fromage, Lucien (1912). The Liturgical Year: Lent (en inglés). Burns, Oates & Washbourne. p. 8. «St. Benedict's rule prescribed a great many fasts, over and above the ecclesiastical fast of Lent; but it made this great distinction between the two: that whilst Lent obliged the monks, as well as the rest of the faithful, to abstain from food till sunset, these monastic fasts allowed the repast to be taken at the hour of None.» 
  11. «Some Christians observe Lenten fast the Islamic way» (en inglés). Union of Catholic Asian News. 27 de febrero de 2002. Consultado el 28 de febrero de 2018. 
  12. 1983 Code of Canon Law, canon 1251
  13. 1917 Code of Canon Law, canon 1252 §§2–3
  14. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Thouret
  15. a b Gheerbrant, Alain (1986). «Ceniza». En Chevalier, Jean; Gheerbrant, Alain, ed. Diccionario de los símbolos. Barcelona: Herder. pp. 270-271. ISBN 978-84-254-2642-1. 
  16. a b c Becker, Udo (2003). «Ceniza». Enciclopedia de los símbolos. Barcelona: Ediciones Robin Book. p. 71. ISBN 84-7927-675-4. 
  17. Mt 11:21)
  18. Pimentel, Guadalupe (2003). Signos y símbolos litúrgicos. México, D. F.: Publicaciones Paulinas. p. 37. ISBN 968-437-263-9. 
  19. «Responses to frequently asked questions regarding Lenten practices». Catholics United for the Faith. Archivado desde el original el 7 de abril de 2014. 
  20. «Code of Canon Law, canon 1331 §1 2°». Archivado desde el original el 29 de marzo de 2008. Consultado el 20 de febrero de 2020. 
  21. a b Melton, J. Gordon editor-último=Melton editor-primero=J. Gordon (2011). «Ash Wednesday». Celebraciones religiosas: Una Enciclopedia de Fiestas, Festivales, Observancias Solemnes, y Conmemoraciones Espirituales 1. Santa Barbara: ABC-CLIO. pp. 49-50. ISBN 978-1-59884-206-7. 
  22. «Il Sussidiario, Giorno delle Ceneri: Cos'è il rito delle Ceneri». Archivado desde el original el 14 de julio de 2014. Consultado el 20 de febrero de 2020. 
  23. «Sapere, Perché il Carnevale ambrosiano si festeggia in ritardo rispetto al resto d'Italia?». Archivado desde el original el 24 de mayo de 2014. Consultado el 20 de febrero de 2020. 
  24. Scanlon, Leslie (7 de febrero de 2005). «Miércoles de San Juan: ¿Qué hacen los presbiterianos?». The Presbyterian Outlook (en inglés estadounidense). Archivado desde el original el 22 de abril de 2017. Consultado el 14 de febrero de 2018. 
  25. Koonse, Emma (5 de marzo de 2014). «Hoy miércoles de cuaresma, los cristianos observan el primer día de cuaresma». The Christian Post. Archivado desde cristianos observan-el-primer-día-de-cuaresma-115628/ el original el 5 de marzo de 2014. Consultado el 19 de abril de 2014. «Aunque algunas denominaciones no practican la aplicación de cenizas en la frente como marca de compromiso público en el miércoles de ceniza, los que sí incluyen a católicos, anglicanos, luteranos, metodistas, presbiterianos y algunos seguidores de los bautistas.» 
  26. «Cuaresma: Preparación para la Pascua. HOLINESS TODAVÍA». www.holinesstoday.org. Consultado el 11 de marzo de 2019. 
  27. Bartlett, David L.; Taylor, Barbara Brown (12 de octubre de 2009). Feasting on the Word: Año C, Volumen 2: Cuaresma a través de la Pascua. Presbyterian Publishing Corporation. p. 22. ISBN 9781611641189. Consultado el 12 de febrero de 2018. 
  28. «Primer Día de Cuaresma, Miércoles de Ceniza». The Evangelical Covenant Church of Canada (en inglés canadiense). Consultado el 14 de febrero de 2018. 
  29. Ahlgrim, Ryan (13 de febrero de 2018). remember-that-you-are-dust/ «Recordar que eres polvo». Mennonite World Review. Consultado el 14 de febrero de 2018. 
  30. Harader, Joanna (18 de febrero de 2015). «Preparándose para entrar en la Cuaresma Thoughts on Ash Wednesday». Mennonite World Review. Archivado desde Thoughts on-ash-wnesday/ el original el 29 de noviembre de 2017. Consultado el 14 de febrero de 2018. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]