Metabolismo del calcio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El metabolismo del calcio u homestasis del calcio es el mecanismo por el cual el organismo mantiene adecuados niveles de calcio. Alteraciones en este metabolismo conducen a hipercalcemia o hipocalcemia, que pueden tener importantes consecuencias para la salud.

Localización y cantidad[editar]

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano. Un adulto por término medio tiene alrededor de 1 kg, 99% de él en el esqueleto en forma cristales de hidroxiapatita. El fluido extracelular contiene alrededor de 22,5 mmol, de los cuales alrededor de 9 mmol están en el suero. Aproximadamente 500 mmol de calcio son intercambiados entre el hueso y el líquido extracelular en un día[1]

Valores normales[editar]

La calcemia (nivel de calcio en sangre) está estrechamente regulada con unos valores de calcio total entre 2,2-2,6 mmol/L (9 - 10,5 mg/dl), y una calcio ionizado de 1,1-1,4 mmol/l (4,5-5,6 mg/dl). La cantidad de calcio total varía con el nivel de albúmina, proteína a la que el calcio está unida. El efecto biológico del calcio está determinado por el calcio ionizado, más que por el calcio total. EL calcio ionizado no varía con el nivel de albumina


Nivel de calcio corregido[editar]

Se puede derivar un nivel correcto de calcio, cuando la albumina es anormal. da un nivel estimado del nivel de calcio correcto si la albumina fuera normal. Según esta fórmula, se debe aumentar el Calcio total en 0.8 mg por cada g de albúmina que falta para llegar al nivel medio de albúmina por dL de suero.

Calcio corregido (mg/dL) = (4.0 - Albumina serica [g/dl]) x 0.8 + Ca total (mg/dL), donde 4.0 representa la media del nivel de albumina.

Cuando hay una hipoalbuminemia (nivel bajo de albumina), el calcio corregido es más alto que el calcio total.

Efectos sobre el organismo[editar]

Fuentes[editar]

Alrededor de 25 mmol de calcio entra en el organismo en una dieta normal. Puede estar disminuida si la dieta es escasa en derivados lácteos. De estos, alrededor del 40% (10 mmol) es absorbido por el intestino, 5 mmol son excretados a través de las heces, quedando una cantidad neta de 5 mmol de calcio al día. La vitamina D es una importante co-factor en la absorción intestinal de calcio.

Eliminación[editar]

El riñón filtra alrededor de 250 mmol/día, y reabsorbe 245 mmol, lo que da una pérdida total neta de aproximadamente 5 mmol/l. Además el riñón metaboliza la vitamina D a la forma activa calcitriol, que es más efectiva en la absorción intestinal. Ambos procesos están estimulados por la Parathormona (PTH)

Papel del hueso[editar]

Aunque el flujo de calcio desde y hacia el hueso es neutral, alrededor de 5 mmol de tiene un turn over diario. El hueso sirve como un importante punto de partida para el almacenamiento de calcio, ya que contiene el 99% del calcio del cuerpo. El calcio es liberado del hueso por la hormona paratiroidea. La calcitonina estimula la incorporación de calcio en los huesos, si bien este proceso es en gran medida independiente de la calcitonina.

El bajo consumo de calcio también puede ser un factor de riesgo en el desarrollo de la osteoporosis. En un metanálisis, los autores encontraron que sólo dos de los 52 estudios que examinaron mostraron que la ingesta de calcio no promueve un mejor equilibrio óseo.[2] Con un buen balance de calcio óseo, el riesgo de osteoporosis es bajo.

Órganos reguladores[editar]

El calcio está regulado principalmente por las acciones de la vitamina D, la hormona paratiroidea y la calcitonina. El único verdadero órgano regulador es la glándula paratiroidea. Las glándulas paratiroides están ubicadas detrás del tiroides, y producen la hormona paratiroidea en respuesta a los bajos niveles de calcio.

Las células parafoliculares de la tiroides producen calcitonina en respuesta a los elevados niveles de calcio, pero su importancia es mucho menor que el de PTH.

Patología[editar]

Hipocalcemia e hipercalcemia son a la vez graves trastornos médicos.

Osteodistrofia renal es una consecuencia de la insuficiencia renal crónica relacionadas con el metabolismo del calcio.

Osteoporosis y la osteomalacia se han vinculado a los trastornos en el metabolismo del calcio.

Investigación en la prevención del cáncer[editar]

El papel que el calcio podría tener en la reducción de las tasas de cáncer colorrectal ha sido objeto de muchos estudios. Sin embargo, habida cuenta de su modesta eficacia, actualmente no hay una recomendación médica para el uso de calcio para la reducción del cáncer . Varios estudios epidemiológicos sugieren que las personas con alta ingesta de calcio tienen un menor riesgo de cáncer colorrectal. Estas observaciones han sido confirmadas por los estudios experimentales realizados en voluntarios sanos y en los roedores. Un ensayo clínico a gran escala muestra que 1,2 g de calcio reduce cada día, modestamente, en la recurrencia de pólipos intestinales en voluntarios[3] Datos de los cuatro ensayos clínicos están disponibles en.[4]

Referencias[editar]

  1. Marshall, W. J. 1995. Clinical Chemistry, 3rd ed. Mosby, London.
  2. Heaney, R. P., et al. Calcium, dairy products and osteoporosis. J Am Coll Nutr. 2000 Apr;19(2 Suppl):83S-99S.
  3. Baron J, Beach M, Mandel J, van Stolk R, Haile R, Sandler R, Rothstein R, Summers R, Snover D, Beck G, Bond J, Greenberg E (1999). «Calcium supplements for the prevention of colorectal adenomas. Calcium Polyp Prevention Study Group». N Engl J Med 340 (2):  pp. 101-7. PMID 9887161. 
  4. Potency-Man