Mensaje de Chilbolton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El mensaje de Chilbolton es un dibujo o impresión aparecido el 21 de agosto de 2001 en un campo de trigo contiguo al radiotelescopio de Chilbolton, en Hampshire (Reino Unido), compuesto a manera de contestación al mensaje de Arecibo que enviaron Carl Sagan y Frank Drake el 16 de noviembre de 1974.

Según los ufólogos (personas que estudian el fenómeno de los ovnis) el mensaje habría sido escrito por extraterrestres. Según otros habría sido producido por artistas anónimos, muy posiblemente por el personal científico que trabaja en el radiotelescopio.[1]

Aparecieron dos "círculos en los cultivos", uno de ellos era un rectángulo con el mismo código binario, pero con distinta información que la utilizada por Carl Sagan para el mensaje de Arecibo, el otro era un cuadrado con una imagen pixelada que parecía contener el rostro de un supuesto extraterrestre.[2]

Análisis de los dibujos[editar]

Para el análisis de los dibujos consideramos los siguientes puntos:[3]

  • El ser humano promedio fue remplazado por un ser de cabeza gigantesca ―macrocéfalo, muy similar a los extraterrestres tan recurridos por Hollywood, los grises.[1]
  • En la indicación de los átomos que componen la vida sobre la Tierra (carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno), los dibujos agregaron el silicio.[1]
  • Otra diferencia es una línea extra en el lado izquierdo del ADN de doble hélice y un cambio de nucleótidos del ADN en sí mismo (la línea central del gráfico).[1]
  • También parece describir otro sistema solar: en el mensaje de Arecibo el humano estaba sobre el tercer planeta (la Tierra), en cambio en este mensaje se destacan el cuarto y quinto planeta.[1]

Referencias[editar]

  1. a b c d e «El mensaje de Arecibo y su singular “respuesta”», artículo de 4 de diciembre de 2008 en el sitio web Anfrix. Presenta un pequeño análisis del mensaje desde un punto de vista escéptico. Consultado el 1 de abril de 2014.

    No por nada el mensaje aparece a metros de un poderoso radiotelescopio, lo que hace a los autores más que evidentes: personal del mismo radiotelescopio, que deseaban jugarle una broma al mundo.



  2. Silva, Freddy (2008): Diseños misteriosos. Málaga (España): Sirio, 2008. ISBN 978-84-7808-562-0.
  3. Andrews, Colin; y Delgado, Pat: Circular evidence. Nueva York: Bloomsbury, 1989.
    Hay traducción al español: Testimonios circulares. Madrid (España): Tikal, 1994.

Véase también[editar]