Medio de comunicación especializado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un medio de comunicación especializado o de nicho es un medio de comunicación que se dedica a una temática específica, o bien que pretende atraer a un segmento de mercado reducido. Lo opuesto es un medio de comunicación generalista.

Desde el punto de vista del receptor, los medios de comunicación especializados permiten acceder a contenido con mayor profundidad y precisión. También evita el problema de tener que buscar la información deseada, sino que basta con elegir el medio que se dedique al tema deseado para asegurarse de filtrar la información. Desde un punto de vista económico, un medio especializado tiene un rendimiento mayor para el comprador, ya que no se paga por contenido que no interesa.

Desde el punto de vista del emisor, brindar información especializada requiere de empleados familiarizados con la temática concreta, para ofrecer contenido de calidad. Los emisores requieren dar contenido de mayor calidad, tanto porque el mercado más reducido busca productos más ajustados a su medida, como porque una variación de la clientela en términos absolutos tiene un mayor impacto relativo que en un medio generalista. Además, se puede cobrar más dinero por un producto especializado que por uno generalista, porque el público está dispuesto a pagar más por obtener un mejor contenido.

El crecimiento de las telecomunicaciones que ocurre desde la segunda mitad del siglo XX ha hecho que los medios de comunicación se hayan ido especializando cada vez más. Esto es así entre otras razones porque los clientes específicos son más fáciles de ubicar y convocar. Asimismo, el crecimiento de la cantidad de consumidores de medios de comunicación ha hecho que medios muy especializados se vuelvan rentables, por la mayor oferta y por el menor costo de comunicación. Varios medios generalistas han enfrentado esta situación formando multimedios, sea creando sus propios medios especializados o comprando otros ya existentes.

Dos ejemplos de mercados con gran cantidad de medios de comunicación especializados son las revistas, la televisión para abonados (por satélite y por cable) e Internet.

Véase también[editar]