Medialuna (infraestructura deportiva)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Imagen de una medialuna (Medialuna de La Estrella).

La medialuna es la infraestructura deportiva que alberga el rodeo, deporte nacional de Chile. Su forma es circular con un radio de 20 a 25 metros. En su costado oeste se ubica el apiñadero que es el lugar donde se inicia la carrera y tiene de 18 a 22 metros de radio. En los costados norte y sur se ubican frente a frente las atajadas, una zona de 12 metros de sacos acolchados, donde se tiene que atajar al novillo.[1]

La distancia entre cada atajada es de 64 a 66 metros. Esta distancia, jinetes y caballos la recorren cuatro veces, tres para atajar y la última para echar al novillo fuera de la medialuna. Toda esta acción se conoce como carrera corrida. Antes de cada atajada existe una señal, llamada línea de postura, ubicada a 10 metros de esta, en la que se obliga al caballo que va a atajar debe ir, al menos, con uno de sus pechos en contacto sobre el novillo.

Actualmente en Chile existen más de 500 medialunas, municipales y particulares. Pero la gran mayoría son antiguas y están en muy mal estado, casi todas están construidas de madera y necesitan ser reparadas frecuentemente. Dentro de las pocas medialunas de buen nivel que hay en Chile se destaca la medialuna techada de Osorno y la Medialuna Monumental de Rancagua, que es uno de los mejores centros deportivos del país.[2]

Historia[editar]

Los primeros rodeos se realizaban al campo libre bajo el mandato del gobernador García Hurtado de Mendoza, juntando el ganado en la Plaza de Armas de Santiago, pero gran parte del ganado se perdía por lo tanto se necesitó construir un sitio rectangular para contar el ganado.

A fines del siglo XVII se escribieron los primeros reglamentos del rodeo, la pista en que se separaba el ganado tomó la forma rectangular y tenía una longitud de 75 metros.

En 1860 se impuso definitivamente la medialuna. El corral cambió su forma rectangular dándole paso a la circunferencia que hoy conocemos, la que en su interior posee un apiñadero en donde se encerraban 30 cabezas de ganado y desde el cual cada pareja debía sacar el animal de sus marcas sin más ayuda que su habilidad. Con el tiempo surgieron las quinchas donde debía realizarse la atajada y junto con ello los puntajes premiándose la labor con puntos buenos y malos.

A fines del siglo XX el rodeo se comenzó a practicar en Argentina y se construyó una medialuna en Mendoza.

Medidas de una medialuna[editar]

Estas son las medidas oficiales de una medialuna dispuestas por la Federación del Rodeo Chileno:

  • Diámetro: 43 a 44 metros
  • Altura en la carrera: 1.90 metros
  • Inclinación en la carrera: 0.35 metros
  • Altura en la atajada: 2.00 metros
  • Inclinación en la atajada: 0.50 a 0.55 metros
  • Puertas del apiñadero: 5.50 metros
  • Apiñadero: Debe tener una curvatura mínima y medir máximo 13 metros
  • Piso: El caballo debe enterrar la mitad de la uña en la arena.

Principales medialunas de Chile[editar]

Las principales medialunas de Chile, en orden de capacidad para espectadores, son:[3]

Referencias[editar]

  1. Federación del Rodeo Chileno (2003). «La Medialuna». Consultado el 25 de septiembre de 2009. 
  2. Icarito (s/f). «Región del Libertador General Bernardo O'Higgins: Atractivos turísticos». Archivado desde el original el 26 de marzo de 2009. Consultado el 25 de septiembre de 2009. 
  3. Diario El Mercurio, edición del 1 de abril de 2007.

Enlaces externos[editar]