Mecánica corporal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La mecánica corporal estudia el equilibrio y movimiento de los cuerpos aplicado a los seres humanos.

La mecánica automotriz corporal se encarga de estudiar el equilibrio y movimiento de los cuerpos aplicado a los seres humanos y se conceptualiza como la disciplina que trata del funcionamiento correcto y armónico del aparato musculo-esquelético en coordinación con el sistema nervioso.

El personal de enfermería aplicará la mecánica corporal en todas las acciones que realice consigo misma y con el paciente, esto reducirá los riesgos de lesión y evitará fatigas innecesarias.

Cabe mencionar que la realización de la mecánica corporal comprende normas fundamentales que deben respetarse al realizar movilización o transporte de un individuo por parte del profesional.

La finalidad de la mecánica corporal es aumentar o restablecer la capacidad corporal de un individuo o de cualquier parte de su cuerpo para realizar actividades funcionales, mejorar su aspecto físico, evitar o disminuir desequilibrios fisiopsicosociales y favorecer su independencia hasta donde sea posible, precisa de un trabajo en equipo para coordinar y dirigir no sólo la alineación corporal, sino también para lograr una estimulación neuromusculoesquelética mediante masaje; ejercicios con fines deportivos, de diagnóstico o terapéuticos; movilización para lograr descanso y efectos biológicos o psicológicos progresivos; transferencia o desplazamiento de un lugar a otro; y uso de elementos o dispositivos de apoyo y seguridad. La aplicación de la mecánica corporal al efectuar alineación del cuerpo, masaje, movilización y transferencia de pacientes, requiere de algunas normas las cuales pueden consultarse en el Manual de Procedimientos Generales de Enfermería.

Objetivos[editar]

Algunos de sus objetivos pueden ser:

  • Disminuir el gasto de energía muscular.
  • Mantener una actitud funcional y nerviosa.
  • Prevenir complicaciones musculoesqueléticas.

Estos objetivos se basan en los efectos que la mecánica corporal tienen en:

  • La piel (liberación de desechos, secreción sebácea y sudorípara, excitación nerviosa, estimulación del mecanismo vasomotriz cutáneo).
  • Aparato respiratorio (intercambio gaseoso, ventilación y rendimiento pulmonar)
  • Circulación sanguínea (transporte de oxígeno y bióxido de carbono, hormonas, enzimas, vitaminas y productos de desecho).
  • Generación de calor y nutrición celular, sistema musculoesquelético (crecimiento, volumen, fuerza muscular y ósea, recuperación de elasticidad y contractibilidad, evitar la formación de adherencias y falsos tejidos en caso de lesiones o fracturas).
  • Tejido Nervioso (efectos vigorizante y sedante) y tejido adiposo (reeabsorción de grasas).
  • Aumentar o restablecer la capacidad corporal de un individuo o de cualquier parte de su cuerpo para realizar actividades funcionales, mejorar su aspecto físico, evitar o disminuir desequilibrios fisiopsiccosociales y favorecer su independencia hasta donde sea posible, precisa de un trabajo en equipo para coordinar y dirigir no solo la alineación corporal, sino también para lograr una estimulación neuromusculoesquelética mediante masaje.
  • Ejercicios con fines deportivos, de diagnóstico o terapéuticos.
  • Movilización para lograr descanso y efectos biológicos o psicológicos progresivos.
  • Transferencia o desplazamiento de un lugar a otro.
  • Uso de elementos o dispositivos de apoyo y seguridad.

Normas Relativas a la Mecánica Corporal[editar]

Norma 1: Tener conocimiento sobre el aparato musculo esquelético.

Fundamentación:

  • La mecánica corporal trata del funcionamiento correcto y armónico del aparato musculo esquelético en coordinación con el sistema nervioso.
  • El esqueleto tiene la capacidad de crecimiento, remodelación y reparación mediante osteoblastos responsables de la síntesis de la matriz ósea; de los osteocitos que se incorporan al hueso durante la formación de matriz ósea y de los osteoblastos.
  • Los huesos se clasifican en tubulares, cuboides, planos e irregulares; tienen un sistema vascular aferente, eferente e intermedio (arteria nutricia central, vasos del periostio y vasos de la región metafisiaria).
  • Las articulaciones se clasifican en inmóviles o sinartrosis, semimoviles o anfiartrosis y móviles o diartrosis.
  • De acuerdo con sus funciones, los músculos esqueléticos son de flexión, extensión, rotación externa, interna, aducción y abducción.
  • El sistema nervioso coopera con los líquidos del organismo para coordinar las actividades del cuerpo humano. Está formado por tejido nervioso, el cual tiene propiedades de irritabilidad (capacidad para recibir estímulos) y conductividad (poder de trasmitir estímulos o impulsos nerviosos a otras células). sus órganos terminales son sensitivos y motores.

Norma 2: Conocer posiciones del personal y movimientos coordinados.

Fundamentación:

  • Una posición correcta permite la realización optima de la exploración física y la aplicación de tratamientos.
  • Los siguientes son principios básicos de funcionamiento de la mecánica corporal _ conservar bajo el centro de gravedad, apoya el cuerpo sobre una base de sustentación y alinear las reacciones corporales.
  • El centro de gravedad de un cuerpo es el punto en el que está centrada la masa corporal.
  • La base de sustentación, centro y línea de gravedad, son elementos que intervienen en la estabilidad del cuerpo.
  • La comprensión de objetivos relativos a la movilización y traslado, evitan y disminuyen lesiones musculo esqueléticas y nerviosas, tanto para el personal de salud como para el paciente.

Norma 3: Ofrecer un ambiente terapéutico

Fundamentación:

  • Un ambiente terapéutico precisa de recurso humanos o físicos adecuados a cada situación.
  • La aplicación de adaptaciones es conveniente cuando los factores físico funcionales son temporales, aprovechadas e indispensables.

Norma 4: Explicar al paciente la posición que debe adquirir

Fundamentación:

  • El estado mental o emocional del individuo, influye en su comportamiento.
  • El equilibrio psicológico del individuo requiere de un medio adecuado para comunicarse
  • El conocimiento de la personalidad del paciente y familiares facilitan la realización de ejercicio, movilización y traslado.
  • La repetición, estimulación, incentivación, información y ejecución, son técnicas de aprendizaje que conllevan a la motivación.
  • La flexión- extensión, abducción-aducción y rotación interna-externa son modelos de movimiento.

Norma 5: Explorar al paciente

Fundamentación:

  • Una evaluación integral determina el tipo de estimulación neuromuscular a realizar en el individuo para obtener, conservar y recobrar la locomoción posible.
  • La exploración física, es tapa del examen clínico, detecta alteraciones de locomoción potenciales o reales.

Norma 6: Alinea segmentos corporales cada 2 o 3 horas para prevenir ulceras por presión.

Fundamentación

  • El aparato musculo esquelético es un medio de locomoción que sirve de sostén y protección para los elementos anatómicos.
  • La valoración para el desarrollo de ulceras por presión e instauración del tratamiento, abarca estado físico general, estado mental, deambulación, movilidad corporal, y control de la eliminación urinaria e intestinal.
  • La inmovilización articular origina reducción circulatoria y estasis del líquido sinovial.
  • La columna vertebral soporta el peso corporal, protege la medula espinal y facilita la rotación.
  • Una presión de más de 2 horas sobre cualquier área cutánea o, prominencia ósea disminuye el aporte sanguíneo y causa isquemia tisular.

Norma 7: Ofrecer comodidad y seguridad

Fundamentación

  • La movilización frecuente y de una posición correcta previenen lesiones neuromusculoesqueléticas y formación de ulceras por presión.
  • La tracción combate el espasmo muscular doloroso.

Norma 8: Evitar lesiones mecánicas del aparato musculo esquelético.

Fundamentación

  • La identificación oportuna de las necesidades y problemas del paciente en relación con la mecánica corporal, permite trazar un plan efectivo de atención de enfermería.
  • La movilización periódica influye en la circulación, respiración, eliminación, apetito y estado anímico.
  • La ausencia u o deficiencia de movilización, alineación incorrecta de segmentos corporales, inadecuado uso de aparatos de sujeción y deficiencia en la aplicación de ejercicios, movilización y traslado, son factores de riesgo de lesiones mecánicas.

Alineación Corporal[editar]

La alineación corporal es determinante en toda actividad funcional tanto del personal de salud como del paciente a su cuidado, para evitar lesiones neuromusculosqueléticas. La postura es la alineación corporal que se adopta espontáneamente en forma correcta o incorrecta. La posición es la alineación de segmentos orgánicos que se adecua intencionalmente con fines de comodidad, diagnósticos o terapéuticos. Los objetivos de las posiciones son:

  • Mantener el funcionamiento corporal en equilibrio de los sistemas circulatorio, respiratorio, urinario y musculosquelético.
  • Contribuir a la exploración física.
  • Apoyar en la aplicación de algunos tratamientos.
  • Favorecer el estado anímico del individuo.

Mecánica Corporal Intrahospitalaria[editar]

Posición Erguida o Anatómica: Alineación de segmentos corporales en sentido vertical con extremidades superiores a los lados del cuerpo, manos en pronación, cabeza recta y pies dirigidos hacia adelante. Los pies pueden tener diferente separación, según el caso.

Indicaciones:

  • Valoración de conformación exterior.
  • Definición de planos corporales.
  • Reducción de tensión excesiva sobre articulaciones que soportan el peso corporal.

Posiciones Sedentes

Fowler elevada: Paciente sentado en silla o cama con el tronco en posición vertical y extremidades inferiores apoyados sobre un plano resistente.

Indicaciones:

  • Exploración física de región anterior del cuerpo.
  • Alimentación.
  • Favorecer exhalación respiratoria adicional.
  • Disminuir tensión muscular abdominal y lumbar.
  • Aplicación de algunos tratamientos o intervenciones quirúrgicas en cabeza o cara.
  • Descanso.

Fowler: Paciente sentado en cama con elevación de la cabecera a 45° y ligera flexión de extremidades inferiores.

Indicaciones:

  • Similares a la anterior a excepción de la tercera indicación.
  • Favorecer la respiración.

Semifowler: Paciente sentado en cama con elevación de a cabecera a 30° y liger a flexión de extremidades inferiores.

Indicaciones:

  • Similares a la posición de Fowler.

Yacente o en Decúbito

Dorsal con piernas elevadas: Paciente en decúbito dorsal o supina con extremidades inferiores elevadas sobre almohadas o piecera de la cama.

Indicaciones:

  • Favorecer relajación muscular.
  • Disminuir edema de extremidades inferiores.

Decúbito Dorsal o Supina: Paciente acostado sobre su región posterior, extremidades superiores a los lados del cuerpo y las inferiores ligeramente flexionadas.

Indicaciones:

  • Exploración física de región anterior del cuerpo.
  • Relajación muscular.
  • Aplicación de tratamientos específicos en región anterior del cuerpo.
  • En laparatomías.

Dorsosacra: Paciente en decúbito dorsal o supina con separación de rodillas y pies apoyados sobre un plano resistente.

Indicaciones:

  • Similares a las anteriores.

Ginecológica o litotomía: Paciente en decúbito dorsal con región glútea apoyada en el borde de la mesa de exploración, extremidades inferiores flexionadas y separadas por medio de pierneras.

Indicaciones:

  • Atención al parto.
  • En intervenciones médicas y quirúrgicas de órganos pélvicos.

Rossier: Paciente en decúbito dorsal con almohada por debajo de los hombros para producir hiperextensión de cuello.

Indicaciones:

  • Favorecer la ventilación pulmonar.
  • Exploración e intervenciones quirúrgicas en el cuello.

Trendelenburg: Paciente en decúbito dorsal con elevación de piecera de cama entre 30 a 45°, de tal manera que la cabeza se encuentre en un plano más bajo que los pies.

Indicaciones:

  • Favorecer drenaje postural.
  • Incrementar riego sanguíneo cerebral.
  • Intervenciones quirúrgicas de vejiga y colon.
  • Favorecer retorno venoso.

Decúbito ventral o Prona: Decúbito ventral o Prona: Paciente acostado sobre región anterior del cuerpo, cabeza de lado, extremidades superiores en extensión a los lados del cuerpo y las inferiores en extensión.

Indicaciones:

  • Exploración de región posterior del cuerpo.
  • Aplicación de tratamientos en región posterior del cuerpo.
  • Recuperación posanestésica.

Prona de Urgencia: Paciente en decúbito ventral con cabeza fuera del borde de la cama y extremidad superior correspondiente sobre un banco de altura.

Indicaciones:

  • Evitar la broncoaspiración por expulsión de vómito en proyectil o secreciones de vías respiratorias.
  • Favorecer drenaje postural.

Genucubital: A partir de la posición prona, el paciente descansa sobre brazos y rodillas, con la cabeza de lado.

Indicaciones:

  • Exploración de región pélvica.
  • Exploración sigmoidoscópica.
  • En tratamientos rectosigmoideos.

Genupectoral o de Bozeman: A partir de la posición prona, el paciente descansa sobre la cara anterior del tórax y rodillas; cabeza lateral y las extremidades superiores alrededor de ésta.

Indicaciones:

  • Similares a la genucubital.

De Kraske o navaja sevillana: Paciente en decúbito ventral con inclinación de muslos formando un ángulo de 90° y piernas apoyadas sobre la parte inferior de la mesa de exploración. Inclinar parte superior de la mesa o cama, de tal forma que las caderas queden más elevadas que el cuerpo.

Indicaciones:

  • Exploración e intervenciones quirúrgicas en recto.
  • Aplicación de tratamientos en recto.

Decúbito Lateral: Paciente acostada sobre el lado derecho o izquierdo, extremidades superiores en ligera flexión y la inferior del lado opuesto ligeramente flexionada sobre la otra.

Indicaciones:

  • Favorecer la relajación muscular.
  • Recuperación posanestésica.
  • Aplicación de varios tratamientos.

De Sims: Paciente en decúbito lateral izquierdo con extremidades superiores ligeramente flexionadas, extremidad inferior izquierda ligeramente flexionada y la derecha flexionada hasta casi tocar el abdomen.

Indicaciones:

  • Aplicación de enemas.
  • Exploración de recto.
  • Relajación muscular.

Referencias[editar]

Barrera Rosales, Susana, Gomez Reyes Eva. (2004). Fundamentos de Enfermería. Edición 3era. Editorial El Manual Moderno. México D.F. 2004. ISBM: 978-448-385-7. Páginas: 625.

Enlaces externos[editar]

http://www.mexfam.org.mx/attachments/article/409/GSM-ENF002%20Bolet%C3%ADn%207%20Mec%C3%A1nica%20Corporal.pdf https://elenfermerodelpendiente.files.wordpress.com/2014/01/manual-de-procedimientos_generales_enfermeria_huvr.pdf http://www.ape.org.py/Documentos/manualprotocolos.pdf