Matthias Sindelar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sindelar
Sindelar-aut.jpg
Datos personales
Nombre completo Matthias Sindelar
Nombre de nacimiento Matěj Šindelář
Apodo(s) Motzl, Mozart del fútbol
Nacimiento Viena, Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg Imperio austrohúngaro
10 de febrero de 1903
Nacionalidad(es) Bandera de Austria Austríaco
Fallecimiento Viena, Bandera de Alemania nazi Ostmark
23 de enero de 1939 (35 años)
Altura 1.75 metros
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo
(FK Austria Viena)
Posición Delantero
[editar datos en Wikidata]

Matthias Sindelar (10 de febrero de 190323 de enero de 1939) es considerado por muchos como el más grande futbolista austriaco de todos los tiempos. Fue apodado «El Mozart del fútbol» por su elegancia en el juego.

El hombre que décadas más tarde sería votado como el deportista austriaco del siglo nació en la localidad bohemia de Jihlava, incorporada entonces al Imperio Austrohúngaro. Pese a distintas fuentes que señalan su origen judío, provenía de una familia católica [1] que se trasladó a Viena en 1906 en busca de un mejor trabajo para el padre de Matthias, un empobrecido fundidor y herrero. Sindelar vivió con su familia en el barrio obrero vienés de Favoriten y allí comenzó a jugar al fútbol en las calles, donde se ganaría el apodo de «Hombre de Papel» por su extraordinaria habilidad para pasar entre los defensores rivales.

Carrera[editar]

A los 15 años Sindelar fichó por el Hertha Viena, antes de entrar al primer equipo del Austria Viena, equipo al que guió a la conquista de tres Copas de Austria en sus primeras temporadas en el club.

En 1926 Sindelar debutó con la selección austriaca, convirtiendo el gol de la victoria en el triunfo por 2-1 sobre la de Checoslovaquia. A inicios de la década de 1930 marcaría por partida doble en la goleada (7-1) sobre Suiza. Con Sindelar en el campo, Austria venció a la selección de fútbol de Alemania dos veces, por aplastantes goleadas: 5-0 en Viena (con una tripleta de Sindelar) y 6-0 en Berlín. Siguieron triunfos sobre la selección de Suiza (por otra goleada de 8-1 en Basilea), a la selección de Francia (triunfo por goleada de 4-0 en París), y Sindelar anotaría también en el triunfo austriaco sobre la selección de Hungría por 8-2 (con otra tripleta). En total, Sindelar jugó 44 veces por su país, anotando 27 goles.

Sindelar jugó como delantero centro, ganó fama no sólo por sus numerosos goles, sino por su control de balón, su habilidad extrema para el driblear, y sus extraordinarios pases, destacando nítidamente sobre otros futbolistas europeos de su tiempo. Durante su época dorada en el Austria Viena fue pretendido vanamente por el Manchester United de Inglaterra y fue uno de los primeros futbolistas del mundo en aparecer en anuncios publicitarios. Participó en la Copa Mundial de Fútbol de 1934 desarrollada en Italia y allí la selección austriaca fue eliminada en semifinales por Italia, en un juego tachado como "parcializado" en favor de los jugadores locales. Posteriormente, en los Juegos Olímpicos de Berlín la selección austriaca, sin Sindelar, ganó la medalla de plata.

Participaciones en Copas del Mundo[editar]

Mundial Sede Resultado Partidos Goles
Copa Mundial de Fútbol de 1934 Flag of Italy.svg Italia Cuarto lugar 4 1

Oposición al nazismo[editar]

Tumba de Sindelar en el cementerio vienés de Zentralfriedhof.

Sindelar fue convocado al "partido final" de la selección austriaca de fútbol contra Alemania tras la anexión de Austria a la Alemania nazi en 1938, siendo que dicho encuentro fue planeado por las nuevas autoridades nazis como un juego amistoso de "bienvenida" de los futbolistas austriacos a su integración en el equipo del Tercer Reich. El partido se disputó el 3 de abril de 1938 en el Estadio Prater de Viena y, pese a que se esperaba que los futbolistas austriacos permitieran un fácil triunfo alemán, Austria venció por 2-0 con goles de Sindelar y Karl Sesta.[2] La leyenda indica que Sindela celebró el gol de Karl Sesta con una danza burlona frente al palco de Hitler, en una clara manifestación de repudio a las políticas de nuevo régimen.[3]

La vida en la clandestinidad tras la Anexión y el abandono de su carrera van de la mano. Estas son, quizás, las aseveraciones más fáciles de rebatir. Por un lado, si cualquiera escribe “Matthias Sindelar” en Google y revisa las fotografías va a encontrar un retrato en el que está caminando por una calle vienesa, embanderada con cruces esvásticas, con Johann Mock, su compañero en el Austria y nacionalsocialista confeso. No es más que una demostración de que Sindelar no tuvo restricciones. Después del encuentro del 3 de abril, disputó 17 partidos oficiales (6 correspondientes a la temporada 1937/38 y 11 a la 1938/39) de los 19 que jugó el Austria hasta el día de su fallecimiento, el 23 de enero de 1939. Su última presencia se registró el 26 de diciembre de 1938.

Sindelar no era judío ni le refregó su antipatía a Hitler, tampoco pertenecía al movimiento de resistencia y su fama era vista por los nazis como un “aliada” que querían utilizar a su favor. El producto: no había motivos para deshacerse de Sindelar, envenenarlo ni mandarlo a matar. En contraposición, la autopsia del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Viena probó que una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono se llevó al mejor futbolista austríaco de la historia. En otras palabras, un accidente doméstico por el defectuoso funcionamiento de una estufa.

Al funeral de Sindelar acudieron cerca de 15 000 aficionados en las calles de Viena. Le otorgaron una tumba de honor, que era atribuida a personalidades que fueron importantes para la ciudad. En 2004, el Consejo Municipal de Cultura y Ciencia de Viena creó una comisión especializada para determinar si las tumbas de honor asignadas durante los años del nazismo en Austria debían ser revocadas o no. Aquí está lo más importante de la resolución: “La Comisión recomienda mantener la dedicación de honor para Matthias Sindelar, que explícitamente debe basarse en Matthias Sindelar como representante del fútbol austríaco en la década de 1930 y a todos los miembros del Wunderteam (…)”. Además, subraya que Sindelar no era nazi y que el “homenaje no fue por su contribución al NSDAP”.

Referencias[editar]

  1. Francka, Camilo (31 de octubre de 2016). «Matthias Sindelar. Una historia de fútbol, nazismo y misterios». Revista Un Caño (en español de España). Consultado el 8 de marzo de 2017. 
  2. «Austria - International Results». www.rsssf.com. Consultado el 8 de marzo de 2017. 
  3. «Entre mitos y realidades - Revista Un Caño». Revista Un Caño (en español de España). 31 de octubre de 2016. Consultado el 8 de marzo de 2017. 

Enlaces externos[editar]

Estadísticas
Artículos