Matrimonio entre personas del mismo sexo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Matrimonio igualitario»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Una pareja de hombres contrayendo matrimonio civil en los Países Bajos, primer Estado en legalizarlo en 2001.
Dos mujeres se casan en una ceremonia religiosa budista en Taiwán, país que legalizó el matrimonio igualitario en 2019.

El matrimonio entre personas del mismo sexo, matrimonio igualitario, matrimonio homosexual,[1]matrimonio gay,[2]matrimomio para todos[3]​ o simplemente matrimonio es una institución social de carácter civil o religioso que reconoce la unión conyugal concertada por dos personas del mismo sexo, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.[4]​ La definición legal y los derechos y obligaciones que genera esta institución varían entre cada país, puesto que las reformas en materia de derecho de familia difieren alrededor del mundo; por ejemplo, en la legislación de un país el derecho de adopción de los matrimonios entre personas del mismo sexo podría no ser reconocido o equiparado a los de los matrimonios entre personas del sexo opuesto, lo que contrasta con los Estados que permiten la adopción conjunta por parejas del mismo sexo sin pedir como requisito el matrimonio.[5][6]

Si bien las uniones del mismo sexo han existido en diversas culturas a lo largo del tiempo, como en la Antigua Roma o la provincia china de Fujian, la occidentalización del mundo llevó a su invisibilización y patologización en los siglos XIX y XX, resurgiendo con la despenalización de la homosexualidad y la revolución sexual. Las primeras leyes en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo fueron aprobadas durante la primera década del siglo XXI y los instrumentos jurídicos empleados según el caso fueron reformas legislativas de las normas de matrimonio civil, fallos judiciales basados en garantías constitucionales de igualdad o mecanismos de participación ciudadana, como las iniciativas populares o los referéndums. Junto a la institución del matrimonio y, en muchos casos, como alternativa, se han creado instituciones no matrimoniales de carácter civil propias cada país y comunidad y con denominaciones distintas, como parejas de hecho o uniones civiles, cada cual de una naturaleza, requisitos y efectos ad hoc de acuerdo a la realidad social, histórica, sociológica, jurídica y política de cada sociedad. Estas disposiciones alternativas son consideradas por movimientos de derechos humanos como instituciones apartheid y en muchos casos (especialmente cuando no otorgan los mismos derechos) son criticadas por fomentar la discriminación y crear ciudadanos de segunda.[7][8]

Hasta marzo de 2022, 31 países (Alemania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos,[nb 1]Finlandia, Francia, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, Malta, México,[nb 2]Noruega, Nueva Zelanda,[nb 3]Países Bajos,[nb 4]Portugal, Reino Unido,[nb 5]Sudáfrica, Suecia, Suiza, Taiwán y Uruguay) permiten casarse a las parejas del mismo sexo en todo su territorio, aunque en México solamente es legal, sin recurrir al amparo, en 27 de las 32 entidades federativas. El último país en legalizar el matrimonio igualitario a nivel nacional fue Chile el 02021-12-07 7 de diciembre de 2021.[9]​ En contraste, 35 países y 3 entidades subnacionales tienen definiciones constitucionales sobre el matrimonio que impiden el acceso igualitario a las parejas del mismo sexo, la mayoría promulgadas en las últimas décadas como medida «preventiva»;[10]​ asimismo, los países de mayoría musulmana aplican preceptos islámicos en sus leyes por mandato constitucional, lo que generalmente se interpreta como prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo.[11]​ En seis del primer grupo y en la mayoría del segundo se criminaliza todo acto homosexual.

El reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo se considera un derecho humano y un derecho civil, así como una cuestión política, social y religiosa del siglo xxi.[2][12][13]​ También constituye uno de los principales objetivos del movimiento por los derechos LGBT.[14][15][16]​ Entre los defensores más destacados del matrimonio igualitario están las organizaciones de derechos humanos y derechos civiles, así como las comunidades médicas y científicas y algunas congregaciones religiosas amigables que ofician matrimonios o bendiciones de las uniones LGBT, mientras que los opositores más importantes son los grupos religiosos fundamentalistas y políticos conservadores.[17][18]​ Las encuestas de opinión muestran un apoyo cada vez mayor de la población en todas las democracias desarrolladas y en algunas democracias en desarrollo.[19]

Historia[editar]

El término «homosexualidad» fue acuñado por Karl-Maria Kertbeny en el siglo XIX,[20]​ pero la historia de las parejas del mismo sexo, al igual que la homosexualidad en sí, se remonta a principios de la humanidad. La homosexualidad está ampliamente presente en la naturaleza, incluyendo, entre otros, a los primates no humanos. La evidencia más antigua de la homosexualidad en humanos data de la Italia prehistórica.[21][22]​ Asimismo, existen antecedentes de uniones entre personas del mismo sexo registrados en todo el mundo[23]​ y a lo largo de la historia de la humanidad se han identificado varios tipos de uniones, que van desde relaciones informales no autorizadas hasta uniones muy ritualizadas.[24]​ En ese sentido, la actitud social hacia las parejas del mismo sexo y las uniones formales de parejas del mismo sexo ha diferido en función de los tiempos y lugares —desde la plena aceptación e integración, pasando por una tolerancia neutral, hasta el rechazo, la discriminación, la persecución, la expulsión, la criminalización o el exterminio—.[25]​ En el área médica, cuando los modelos sociales dominantes justificaban la patologización,[26]​ la homosexualidad fue considerada «trastorno mental» por la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud entre 1977 y 1990 y por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría entre 1952 y 1973, aunque los diagnósticos análogos relacionados con la «angustia persistente y marcada por la propia orientación sexual» no fueron suprimidos hasta 2013,[27][28]​ cuando los avances científicos desafiaron la suposición de que las manifestaciones de la sexualidad diferentes a la heterosexualidad son condiciones patológicas.[29][30]

Viejo Mundo[editar]

Europa clásica, Oriente Próximo y China[editar]

Las uniones entre personas del mismo sexo eran conocidas en las antiguas Grecia y Roma,[23]​ la antigua Mesopotamia,[31]​ en algunas regiones de la antigua China, como la provincia de Fujian, y en ciertos momentos de la historia europea antigua.[32][nb 6]

Las prácticas y rituales matrimoniales entre personas del mismo sexo tenían mejor reconocimiento en Mesopotamia que en el antiguo Egipto. El Almanaque de Encantamientos, un texto religioso fundamental de la antigua Asiria, contenía oraciones que bendecían por igual el amor de un hombre por una mujer y el de un hombre por otro hombre.[33]​ Asimismo, existen numerosos documentos que atestiguan que fuera de Occidente, muchas culturas, particularmente africanas o asiáticas, aceptaban las relaciones entre personas del mismo sexo y, en algunos casos, también los casamientos homosexuales.[34]

En la provincia de Guangdong, en el sur de China, durante la dinastía Ming, las mujeres se unían en contratos con otras más jóvenes en elaboradas ceremonias.[35]:178 Los varones también celebraban compromisos similares. Las uniones durarían un número limitado de años, al cabo de los cuales el más viejo ayudaría al más joven a elegir a una esposa y crear una familia. Este tipo de uniones también se practicaba en la historia europea antigua.[35]:137 Un ejemplo de pareja reconocida masculina e igualitaria al principio de la dinastía Zhou de China se encuentra registrado en la historia de Pan Zhang y Wang Zhongxian. Si bien la relación era claramente aprobada por la comunidad en general y se comparó con un matrimonio heterosexual, la unión de la pareja no tuvo una ceremonia religiosa.[32]:24-25

Algunas sociedades occidentales primitivas integraban las relaciones entre personas del mismo sexo. La práctica del amor entre personas del mismo sexo en la antigua Grecia generalmente tomaba la forma de pederastia, que tenía una duración limitada y en muchos casos coexistía con el matrimonio.[36]​ Los casos documentados en esta región afirman que estas uniones eran relaciones pederastas temporales.[37][38][39][40][41][42][43]​ Estas uniones crearon un dilema moral entre los griegos y no eran aceptadas universalmente.[44]​ Por otro lado, se encuentran en escritos griegos antiguos numerosos ejemplos de uniones del mismo sexo entre pares, no jerarquizados por edad (como el caso de la pederastia). Entre las parejas de relaciones del mismo sexo más famosas de la antigua Grecia están Harmodio y Aristogitón,[45]Pelópidas y Epaminondas[46]:82 y Alejandro y Bagoas.[46]:79 Sin embargo, en ninguna de estas uniones del mismo sexo se utiliza la palabra griega para «matrimonio», por lo que algunos historiadores las han considerado como casi «equivalentes» a los matrimonios heterosexuales; entretanto, otros historiadores utilizan el término «matrimonio» para describir las relaciones homosexuales ritualizadas en Creta durante el mismo período. La académica italiana Eva Cantarella identifica algunas relaciones lésbicas en comunidades femeninas en la antigua Grecia como «matrimonios de imitación».[47]

Existen registros de matrimonios entre personas del mismo sexo que se remontan al siglo I.[48]​ Por lo general, estos se informaron de manera crítica o satírica.[49]Cicerón aludió al matrimonio (usando el verbo latino para «casarse», es decir, nubere) del hijo de Curio el Viejo con su enemigo Marco Antonio, aunque lo hace de forma metafórica para criticarlo. Cicerón afirma así que el joven Curio estaba «unido en un matrimonio estable y permanente» con Marco Antonio.[50][51][52]Marcial también mencionó una serie de matrimonios entre personas del mismo sexo, pero siempre en términos irrisorios contra las personas de las que quiere burlarse.[53]

El emperador Nerón estuvo casado con al menos dos hombres en diferentes ocasiones.

Al menos dos de los emperadores romanos se comprometieron en uniones del mismo sexo;[54]​ asimismo, se considera que trece de los primeros catorce emperadores romanos eran bisexuales o exclusivamente homosexuales.[32]:35-36 El primer emperador romano que se casó con un hombre fue Nerón, de quien se reporta que estuvo casado con otros dos hombres en diferentes ocasiones. Primero con uno de sus libertos, Pitágoras, con quien Nerón asumió el rol de esposa, y, más tarde, como esposo, el emperador se casó con un joven llamado Esporo para reemplazar a su difunta esposa Popea Sabina a quien él había matado estando borracho.[55]​ En esta segunda ocasión, previa castración de Esporo, Nerón celebró la unión en una ceremonia pública, con todas las solemnidades del matrimonio, y convivió con él como su esposa; también uno de sus amigos entregó a la «novia» según «lo exige la ley». El matrimonio se celebró por separado tanto en Grecia como en Roma en extravagantes ceremonias públicas.[55]​ El joven emperador Heliogábalo se refirió a su conductor de carro, un esclavo rubio de Caria llamado Hierocles, como su esposo.[56]​ También se casó con un atleta llamado Zótico en una fastuosa ceremonia pública en Roma en medio del regocijo de los ciudadanos.[57][58]

Pese a que los romanos parecen haber sido los primeros en celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo,[52]​ el connubium solamente era posible entre un civis Romanus y una civis Romana (es decir, entre un ciudadano romano y una ciudadana romana), por lo que un matrimonio entre dos hombres romanos (o con un esclavo) no tendría validez legal en el derecho romano (aparte, presumiblemente, de la voluntad arbitraria del emperador en los dos casos arriba mencionados).[59]​ Además, según Susan Treggiari, «el matrimonium era entonces una institución que involucraba a una madre, mater. La idea implícita en la palabra es que un hombre toma a una mujer en matrimonio, in matrimonium ducere, para que pueda tener hijos con ella».[60]

El surgimiento del cristianismo hizo retroceder estas prácticas, lo que se acentuó cada vez más con la decadencia del Imperio. Los matrimonios entre personas del mismo sexo continuaron hasta que el cristianismo niceno fue proclamado como la religión estatal del Imperio romano.[61]​ Dichas uniones fueron prohibidas definitivamente el 16 de diciembre del 342 por los emperadores cristianos Constancio II y Constante. Este mandato vetaba específicamente los matrimonios entre hombres y ordenaba la ejecución de los ya casados:[62][63]

Cuando un hombre «se casa» a la manera de una mujer, una «mujer» a punto de renunciar a los hombres, ¿qué desea, cuando el sexo ha perdido su significado; cuando el delito es uno que no conviene conocer; cuando Venus cambia a otra forma; cuando el amor se busca y no se encuentra? Ordenamos que surjan los estatutos, que se armen las leyes con una espada vengativa, para que aquellos infames que son ahora, o que en el futuro sean, culpables sean sometidos a un castigo exquisito.
C. Th. 9.7.3

Michael Fontaine, del Departamento de Clásicos de la Universidad de Cornell, ha señalado que no existía ninguna disposición sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en el derecho romano y que el texto de la ley de 342 está corrupto: «casarse con una mujer» (nubit feminam) en lugar de «acostarse de manera deshonrosa con un hombre» (cubit infamen) como una condena del comportamiento homosexual entre hombres, no al matrimonio.[64]

Según Robin Lane Fox, entre las costumbres inusuales del aislado oasis de Siwa (hoy Egipto, alguna vez Libia), uno de gran antigüedad que sobrevivió hasta el siglo XX fue la homosexualidad masculina y el matrimonio entre personas del mismo sexo.[65]​ El egiptólogo alemán George Steindorff exploró el oasis en 1900 e informó que las relaciones homosexuales eran comunes y, con frecuencia, se extendían a una forma de matrimonio.[66]

Normas de la Iglesia cristiana primitiva y la Edad Media[editar]

Como hicieron otras filosofías y religiones de la época (como el estoicismo, el neoplatonismo y el maniqueísmo), el cristianismo cada vez más influyente promovió el matrimonio con fines procreativos.[67]​ Se consideraba que las enseñanzas del Talmud, la Torá y la Biblia prohibían específicamente estas prácticas como contrarias a la naturaleza y la voluntad del Creador y eran vistas como una deficiencia moral o que se sale de lo establecido. Incluso después de la aprobación del Código Teodosiano, los emperadores cristianos continuaron recaudando impuestos sobre los prostitutos hasta el reinado de Anastasio (r. 491-518). En 390, los emperadores cristianos Valentiniano II, Teodosio I y Arcadio declararon ilegal el sexo homosexual y los culpables de ello eran condenados a morir quemados vivos frente al pueblo.[68]​ El emperador cristiano Justiniano I (r. 527-565) usó a los homosexuales como chivo expiatorio de problemas como «hambrunas, terremotos y pestilencias».[69]​ Si bien la homosexualidad era tolerada en la Roma precristiana, seguía siendo controvertida. Por ejemplo, se incluyeron argumentos en contra de las relaciones entre personas del mismo sexo en la Moralia de Plutarco.[70]​ En la Roma y Grecia precristianas se había debatido sobre qué forma de sexualidad era preferible. Si bien muchos parecían no oponerse a la bisexualidad, había quienes preferían ser exclusivamente heterosexuales u homosexuales. En la citada obra de Plutarco se registra un debate entre el amor homosexual y el heterosexual.[70]

El historiador John Boswell afirmó que los mártires cristianos del siglo IV Sergio y Baco estaban unidos en el ritual de la adelfopoiesis, que él llama una forma temprana de matrimonio religioso entre personas del mismo sexo. Aunque de manera no oficial, son vistos como «santos patronos de las relaciones entre hombres» por comunidades homosexuales de cristianos católicos y ortodoxos griegos.[71][72]

Después de la Edad Media en Europa, las relaciones entre personas del mismo sexo fueron cada vez más mal vistas y prohibidas en muchos países por la Iglesia o el Estado.[73]​ Sin embargo, tras la caída del Imperio romano, la Iglesia mantuvo una cierta vaguedad: si bien, en teoría, condenaba las relaciones entre personas del mismo sexo porque no procrean hijos, toleraba las uniones homosexuales dentro de su propio clero o entre profesores y estudiantes de quienes era responsable.[74]​ Algunas fuentes que han sobrevivido atestiguan que la Iglesia participó activamente en determinadas ceremonias, cuyo objeto era la unión espiritual de dos personas del mismo sexo, que el académico estadounidense John Boswell consideró verdaderos matrimonios homosexuales reconocidos por la autoridad religiosa.[75]​ Este es el caso de la adelfopoiesis (en griego, literalmente «hacer hermanos»), que según Boswell representaba una forma temprana de matrimonio religioso entre personas del mismo sexo en la Iglesia ortodoxa.[76]​ (Sin embargo, la historicidad de esta interpretación es impugnada por la Iglesia ortodoxa griega,[77]​ mientras que la erudición de Boswell es criticada como de dudosa calidad por el teólogo Robin Darling Young,[78]​ interpretándolo en cambio como una «adopción entre hermanos» o «hermanos de sangre».) Alan Bray consideró que el rito croata de ordo ad fratres faciendum («orden para la formación de hermanos») tenía el mismo propósito en la Iglesia católica medieval y practicado hasta finales del siglo XIX.[79]​ No obstante, la ortodoxia católica siempre ha sostenido que el matrimonio es un sacramento instituido «por Cristo» entre un hombre y una mujer bautizados.[80][81]

En la Francia medieval tardía, es posible que la práctica de celebrar un contrato legal de «hermanamiento» (affrèrement) proporcionara un medio para las uniones civiles entre hombres adultos no emparentados que se comprometían a vivir juntos compartiendo un pain, un vin, et une bourse («un pan, un vino y una bolsa»). Esta categoría legal puede representar una de las primeras formas de uniones del mismo sexo autorizadas.[82]

En la Europa Medieval, las relaciones homosexuales eran menos aceptadas que en el mundo clásico. Con todo, al igual que el amor cortés que un caballero sentía por su señora, la amistad profunda y apasionada entre personas del mismo sexo era no solo posible, sino celebrada. El amor en tales relaciones se ha asumido tradicionalmente como platónico;[83][84][85]​ aunque los eruditos modernos cuestionan esta interpretación.[86][87]​ El 16 de abril de 1061 se produjo un matrimonio entre personas del mismo sexo entre dos hombres, Pedro Díaz y Muño Vandilaz, en el municipio gallego de Rairiz de Veiga, donde un sacerdote les casó en una pequeña capilla. Los documentos históricos sobre la boda en la iglesia fueron encontrados en el monasterio de San Salvador de Celanova.[88]​ En las ruinas de una iglesia de padres dominicos en Estambul se encontró el sepulcro conjunto de dos caballeros de la Cámara Real de Ricardo IIsir William Neville y sir John Clanvowe—,[89]​ quienes murieron en octubre de 1391. El sepulcro tiene un estilo monumental usualmente reservado para las tumbas conjuntas de las parejas casadas (con armas enclavadas), por lo que un autor (Bowers) especula que mantuvieron vínculos homosexuales.[90][91][92]​ El historiador Alan Bray en su libro The Friend insiste que estos sacramentos no tenían connotación sexual,[90]​ pero, en otro libro llamado Same Sex Unions & The Churches of Europe, Edouard de Santerre expone el punto de vista de que los homosexuales de la época serían los primeros en suscribir a estos sacramentos, ya que era una forma de oficializar sus relaciones e incluso garantizar derechos de herencia.[cita requerida]

Período moderno temprano[editar]

En la Europa cristiana existen varios casos de mujeres que se disfrazaron de hombres y se casaron con otras mujeres; este es el caso, por ejemplo, del cirujano Eleno de Céspedes (probable transgénero, considerado por la Inquisición como lesbiana), las soldados Catharina Margaretha Linck y Maria van Antwerpen y el médico charlatán Charles Hamilton (inspiración de la heroína de The Female Husband por Henry Fielding).[93]Michel de Montaigne, un filósofo francés del siglo XVI y destacado ensayista, informa haber escuchado una descripción de un tercero de una boda entre personas del mismo sexo que tuvo lugar algunos años antes utilizando las habituales ceremonias matrimoniales tridentinas de la Iglesia católica. Se dice que la ceremonia tuvo lugar unos años antes de 1581, en la basílica de San Giovanni a Porta Latina en Roma.[94]

Los matrimonios entre personas del mismo sexo existían en el África precolonial. El antropólogo británico Edward Evan Evans-Pritchard informó que los matrimonios transgeneracionales del mismo sexo se practicaban en la tribu de los azande (en lo que ahora es Sudán), entre hombres y niños, considerados verdaderas «esposas»; los hombres compensaban económicamente a la familia del niño, que le ayudaban de vez en cuando como habría hecho con sus suegros, llamaban al niño «mi esposa» y a cambio eran correspondidos como «mi esposo»; si otro hombre tenía una relación con el niño, el esposo engañado podía emprender acusarlo de adulterio.[95]​ El códice Boxer, fechado en 1590, registra la normalidad y aceptación del matrimonio entre personas del mismo sexo en las culturas nativas de Filipinas antes de la colonización.[96]

Entre los bucaneros y piratas de los siglos XVI y XVII se conocen uniones homosexuales entre hombres, llamadas matelotage, que consistía de una sociedad económica donde la pareja estaría de acuerdo en compartir sus ingresos y heredar la propiedad de su socio en caso de muerte.[97]​ Un ejemplo muy citado de matelotage como unión romántica más que económica es el de John Swann y Robert Culliford, piratas del océano Índico a finales del siglo XVII. Su mención en los registros británicos representa una de las pocas fuentes escritas de esta práctica. Más allá de la documentación sobre esta relación, Swann era referido como «un gran consorte de Culliford, con quien vive».[98]

Un escritor chino del siglo XVII, Li Yu, da fe de los matrimonios entre personas del mismo sexo en China en su período. Pudo ser un intento de mitificar un sistema de matrimonios masculinos en Fujian atestiguado por el académico-burócrata Shen Defu. En la ceremonia el hombre mayor en la unión desempeñaría el rol masculino como un qixiong o «hermano mayor adoptivo», pagando un «precio de la novia» a la familia del hombre más joven —se decía que los vírgenes obtenían precios más altos—, el cual se convertía en el qidi o «hermano menor adoptivo». Al describir la ceremonia, Li Yu detalló: «No omiten las tres tazas de té o los seis rituales de la boda; es como un matrimonio adecuado con una boda formal».[35]:127 Luego, el qidi se muda a la casa del qixiong, donde sería completamente dependiente de él. Los padres del qixiong lo tratarían como su yerno y posiblemente incluso les ayudarían a criar a los hijos adoptados por el qixiong. Estos matrimonios podían durar hasta veinte años, antes de que ambos hombres se casaran con mujeres para procrear.[35]:131-132

Tiempos modernos[editar]

Portada de El Suceso Ilustrado del 14 de julio de 1901 en la que aparecen Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga, protagonistas del primer intento de matrimonio homosexual de España del que se tiene constancia registral.

El primer matrimonio entre mujeres en España fue el de Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga, quienes se casaron en 1901 en La Coruña, fingiendo ser un hombre la segunda; Elisa se convirtió en Mario y el padre Víctor Cortiella santificó la unión de la pareja. Ambas se conocieron en la Escuela Normal de Maestras de La Coruña; años más tarde se reencontraron cuando ejercían su profesión como maestras. En 1901 Elisa masculinizó su aspecto, inventó un pasado y se convirtió en Mario. El padre Cortiella, párroco de San Jorge, bautizó a Mario y casó a la pareja en la iglesia parroquial de San Jorge en La Coruña. Fueron descubiertas y acabaron huyendo de España. Este matrimonio fue recogido en periódicos y partes de Europa. El sistema judicial trató de buscarlas para castigarlas por su matrimonio, así que ellas huyeron por causa de la homofobia del pueblo y las burlas y terminaron en Argentina. Ahí fue posible que Marcela se volviera a casar después de que Mario falleciera como un «hombre de verdad».[99]

La generalización de un movimiento organizado con objetivo de buscar un reconocimiento legal surge en el siglo XX, especialmente tras la revolución sexual de los años 1960. El matrimonio fue defendido como la suscripción a un contrato jurídico representante de la relación y convivencia de pareja, basada en el afecto y un proyecto de vida en común, cuando la pareja desea comunicar formalmente sus preferencias ante el resto de los miembros de su comunidad, adquiriendo los derechos y deberes pertinentes a la formulación jurídica vigente. Bajo esa interpretación, la unión homosexual estable encaja en la definición de matrimonio en la cual los dos contratantes tienen iguales derechos y deberes.[cita requerida]

En los siglos XX y XXI se han legalizado varios tipos de uniones entre personas del mismo sexo. En 1989, Dinamarca se convirtió en el primer país en reconocer legalmente una relación para parejas del mismo sexo, estableciendo uniones registradas, lo que les dio a quienes tenían relaciones del mismo sexo «la mayoría de los derechos de los heterosexuales casados, pero no el derecho a adoptar u obtener la custodia compartida de un niño».[100]​ En 2001, los Países Bajos metropolitanos se convirtió en el primer país en establecer el matrimonio entre personas del mismo sexo por ley. Para diciembre de 2021, el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en dieciséis países europeos: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Islandia, Irlanda, Luxemburgo, Malta, los Países Bajos, Noruega, Portugal, el Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte, Guernsey, Isla de Man y Jersey), Suecia y Suiza.[9]​ Otros tipos de reconocimiento para uniones del mismo sexo (uniones civiles o uniones registradas) en catorce países europeos adicionales son legales en: Andorra, Croacia, Chipre, Estonia, Eslovenia, Grecia, Hungría, Italia, Liechtenstein, Mónaco, Montenegro, República Checa y San Marino. El 22 de mayo de 2015 se celebró un referéndum para modificar la Constitución de la República de Irlanda y permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo. Se aprobó la propuesta de añadir la siguiente declaración a la carta magna: «El matrimonio puede ser contraído de conformidad con la ley por dos personas sin distinción de a su sexo».[101]

El 22 de octubre de 2009, la asamblea de la Iglesia de Suecia votó enérgicamente a favor de dar su bendición a las parejas homosexuales,[102]​ incluido el uso del término matrimonio.

Legalización de la actividad sexual LGBT, uniones civiles y matrimonios igualitarios en Europa desde 1900.

En el Parlamento Europeo se produjo cierto debate sobre cómo exigir a sus Estados miembro que reconozcan los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en otros Estados miembro, así como las uniones civiles o uniones registradas de ciudadanos europeos, a fin de garantizar el derecho a la libertad de movimiento de los miembros de la familia de sus ciudadanos.[103]​ Aunque no reconocen las uniones entre personas del mismo sexo, Bulgaria, Letonia, Lituania y Rumania están obligados por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea a reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados dentro de la Unión Europea y los derechos de residencia en el espacio comunitario para las parejas de ciudadanos europeos,[104]​ aunque esta sentencia no siempre se respeta en la práctica, como en el caso de Rumania, que no la ha implementado.[105]​ Sin embargo, la corte internacional confirmó que aún dependerá de los Estados miembro si autorizan el matrimonio entre personas del mismo sexo en sus ordenamientos jurídicos.[106]

En 2006, Sudáfrica se convirtió en la primera nación africana en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo y sigue siendo el único país de ese continente donde es legal.[9]​ Pese a este aumento en la tolerancia de la comunidad LGBT en Sudáfrica, en respuesta las «violaciones correctivas» se han vuelto frecuentes, dirigidas principalmente contra mujeres pobres de los townships y que no tienen recursos para enfrentar a estos crímenes debido a la notable falta de presencia policial y los prejuicios que pueden enfrentar por denunciar las agresiones.[107]

América[editar]

Tiempos antiguos[editar]

En la América precolombina se han reportado uniones de hombres o mujeres con personas dos espíritus en las sociedades indígenas de América del Norte, aunque no existe respaldo escrito o evidencia de matrimonios como tales. En esas uniones un hombre o mujer de la tribu, que de joven demostraba características del género opuesto, asumía las obligaciones de este sexo con todas sus responsabilidades; así, formaba parte de un tercer género (ni hombre ni mujer) y tratado como esposa/esposo por el hombre o la mujer en la tribu que elegía unirse a esa persona en una ceremonia similar a las uniones heterosexuales celebradas en estas sociedades.[108][109][110]​ Según Will Roscoe, los dos espíritus masculino y femenino han sido «documentados en más de 130 tribus de América del Norte, en todas las regiones del continente».[108]​ Los hombres que se casaban con dos espíritus generalmente también se sentían atraídos por mujeres,[111]​ mientras que las mujeres asignadas al nacer como dos espíritus solían tener relaciones sexuales o matrimonios solo con mujeres.[112]​ «En muchas tribus, las personas que entablaban relaciones entre personas del mismo sexo eran consideradas sagradas y tratadas con el mayor respeto y aceptación», según el antropólogo Brian Gilley.[113]​ Sin embargo, en la mayoría de las tribus una relación entre dos espíritus y no dos espíritus no era vista como heterosexual ni homosexual (en términos modernos), sino más heteronormativa; las parejas de los dos espíritus no se veían a sí mismos como homosexuales y, además, se trazó una línea conceptual clara entre ellos y los dos espíritus.[112][nb 7]

Los exploradores europeos, especialmente los españoles, informaron en sus relatos de viajes que existían casamientos entre personas del mismo sexo en las culturas amerindias, ya que la homosexualidad estaba estrechamente vinculada con la vida religiosa,[119][120]​ como en el caso de los mapuches, zapotecas y guaicurúes.[121][122][nb 8]​ Los conquistadores españoles, horrorizados al descubrir que la «sodomía» se practicaba abiertamente entre los pueblos indígenas de sus colonias, intentaron acabar con ella sometiendo a los berdaches (como los llamaban los españoles) a través de penas graves, como la ejecución pública, la quema y el despedazamiento por perros.[125]​ Con la expansión de las religiones monoteístas el concepto matrimonial de las uniones entre personas del mismo sexo desapareció entre los pueblos indígenas en el siglo XIX y principios del siglo XX.[119][121]

Tiempos modernos[editar]

En los Estados Unidos, durante el siglo XIX, existía el reconocimiento a la unión de dos mujeres que hacían un acuerdo de cohabitación, lo que en ese momento se denominó «matrimonio de Boston»; sin embargo, el público en general en ese momento probablemente no asumió que las actividades sexuales fueran parte de la relación.[126]

Los historiadores rastrean de diversas formas el comienzo del movimiento moderno en apoyo del matrimonio entre personas del mismo sexo desde alrededor de la década de 1980 hasta la de 1990. En los Estados Unidos, el matrimonio entre personas del mismo sexo se convirtió en una solicitud oficial del movimiento por los derechos de los homosexuales después de la segunda marcha nacional sobre Washington por los derechos de lesbianas y gais en 1987.[127][128]

Jack Baker y Michael McConnell (d), en su casa de Minneapolis, en 1970. Son la primera pareja del mismo sexo legalmente casada en la historia de los Estados Unidos.

En 1970, James Michael McConnell, bibliotecario, y Richard John Baker, estudiante de derecho, solicitaron una licencia de matrimonio al secretario del Tribunal de Distrito del condado de Hennepin (Minnesota), Gerald Nelson, quien la negó porque ambos solicitantes eran hombres. Baker demandó a Nelson, insistiendo en que no estaba prohibido, aunque el tribunal de primera instancia desestimó las afirmaciones de la pareja y ordenó al secretario no emitir la licencia.[129]​ McConnell volvió a aplicar en el condado de Blue Earth, donde pudo recibir una licencia, después de que Baker cambiara su nombre a Pat Lyn McConnell para hacer creer a los funcionarios del condado que eran una pareja de hombre y mujer. McConnell y Baker se casaron en Mineápolis en una ceremonia oficiada por un ministro de la Iglesia Metodista Unida de Hennepin Avenue.[130]​ Fueron proclamados como la primera pareja registrada del mismo sexo en la historia moderna en casarse legalmente.[131]:5-33 En octubre de 1971, la Corte Suprema de Minnesota falló que la negativa a emitir una licencia de matrimonio a McConnell y Baker «no viola» la Constitución de los Estados Unidos, dictaminando que las leyes estatales prohíben los matrimonios entre parejas del mismo sexo. Los historiadores argumentaron que la opinión de la corte suprema estatal no se aplicaba, retroactivamente, a McConnell y Baker.[131]:752[132]​ El 10 de octubre de 1972, la Corte Suprema de los Estados Unidos, negándose a escuchar el caso en apelación, emitió una orden de una sola oración que decía: «La apelación se desestima por falta de una cuestión federal sustancial».[133]​ El matrimonio entre personas del mismo sexo en Minnesota no fue reconocido hasta 2013.[134]​ El Servicio de Impuestos Internos finalmente reconoció a la pareja hasta 2019,[135]​ cuando por orden judicial les permitió compartir los beneficios del seguro social.[136]

El reverendo Troy Perry realizó la primera boda pública gay en los Estados Unidos en 1968, que no fue reconocida legalmente,[137][138]​ y, en 1970, la Iglesia de la Comunidad Metropolitana presentó la primera demanda en busca del reconocimiento legal de matrimonios entre personas del mismo sexo, sin éxito.[138]​ En marzo de 2005, dos ministros unitarios universalistas, Kay Greenleaf y Dawn Sangrey, fueron acusados de varios cargos de solemnizar un matrimonio sin licencia en el estado de Nueva York. Fue la primera vez que se presentó una denuncia contra el clero por realizar uniones del mismo sexo en América del Norte, según Human Rights Campaign, un grupo de derechos de los homosexuales con sede en Washington, D. C.[139]

El primer uso de la frase «ceremonia de compromiso» (commitment ceremony), como término alternativo para «boda gay», aparentemente se atribuya al periodista australiano Bill Woods, quien, en 1990, intentó organizar una «ceremonia de compromiso» masiva para el primer desfile del orgullo gay de Hawái. De manera similar, el reverendo Jimmy Creech, de la Primera Iglesia Metodista Unida, realizó su primera «ceremonia de compromiso» de una pareja del mismo sexo en 1990 en Carolina del Norte. En enero de 1987, la reunión mensual de Morningside de la Sociedad Religiosa de los Amigos se convirtió en la primera congregación cuáquera en oficiar un matrimonio entre personas del mismo sexo (usando la palabra matrimonio, en lugar de «ceremonia de compromiso») bajo su jurisdicción el 30 de mayo de 1987 con el matrimonio de Reyson Ame y William McCann.[140]​ Aunque otras congregaciones celebraron «ceremonias de compromiso», Morningside fue la primera en referirse a la relación como un matrimonio y otorgarle el mismo estatus.[141]

El 26 de junio de 2015, la Corte Suprema de los Estados Unidos falló en Obergefell v. Hodges que el matrimonio es un derecho fundamental y debe extenderse a las parejas del mismo sexo.[13]​ Antes de esta sentencia, las decisiones de los tribunales inferiores, la legislación estatal y los referendos populares ya habían legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo hasta cierto punto en 38 de los 50 estados de los Estados Unidos, que comprenden aproximadamente el 70 % de la población del país. Los beneficios federales a parejas del mismo sexo legalmente casadas ya se habían extendido en junio de 2013 luego de la decisión de la Corte Suprema en United States v. Windsor.[142]

El 20 de julio de 2005, Canadá se convirtió en el cuarto país del mundo y el primero del continente americano en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país por medio de la promulgación de la Ley de Matrimonio Civil, que proporcionó una definición neutra de matrimonio en cuanto al género.[143][144]​ Los fallos judiciales, a partir de 2003, ya habían legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo en ocho de las diez provincias y uno de los tres territorios, cuyos residentes comprendían aproximadamente el 90 % de la población del Canadá. Antes de la aprobación de la ley, más de 3000 parejas del mismo sexo ya se habían casado en esas áreas. La mayoría de los beneficios legales comúnmente asociados con el matrimonio se han extendido a las parejas del mismo sexo que cohabitan desde 1999.[145]

Casamiento del cantante argentino Carlos Morell. Argentina se convirtió en 2010 en el primer país de América Latina en legalizar el matrimonio igualitario.

Para diciembre de 2021, los matrimonios entre personas del mismo sexo son legales en Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Estados Unidos y Uruguay. En México, los matrimonios entre personas del mismo sexo se reconocen a nivel nacional por mandato de la Tesis jurisprudencial 43/2015 (10a.) de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero solo 27 de las 32 entidades federativas, su capital y algunos municipios de cientos estados han modificado sus leyes para el reconocimiento.[9]​ Entre los Estados no independientes, el matrimonio entre personas del mismo sexo también es legal en Groenlandia, los territorios británicos de ultramar de Islas Malvinas e Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur, los territorios franceses de ultramar (Guadalupe, Martinica, San Bartolomé, Guayana Francesa, San Martín y San Pedro y Miquelón) y el Caribe Neerlandés, mientras que los matrimonios celebrados en los Países Bajos son reconocidos por orden judicial en Aruba, Curazao y San Martín.[146][147]

Reconocimiento[editar]

Cronología de legalización a nivel nacional[editar]

Reconocimiento de uniones entre personas del mismo sexo

  Anillos y franjas: jurisdicción mixta de matrimonio (p. ej., Estados Unidos)
  Anillos y franjas: casos puntuales de uniones civiles (p. ej., Bolivia)
  Ley o sentencia judicial local que habilita el matrimonio, pero aún no entra en vigencia
  Matrimonio con plenos derechos cuando se realiza en jurisdicciones específicas
  Reconocimiento legal limitado (convivencia no registrada, tutela legal)
  Franjas: jurisdicción mixta o certificados no vinculantes (p. ej., Japón)
  Matrimonio celebrado en ciertas otras jurisdicciones con reconocimiento limitado, como derechos de residencia para los cónyuges
  Franjas: casos puntuales de matrimonio en el extranjero (p. ej., Corea del Sur)
  País sujeto a sentencia judicial internacional que mandata el reconocimiento del matrimonio entre persona del mismo sexo
  Sin reconocimiento legal

N.º País Método efectivo Entrada en vigor
1 Bandera de los Países Bajos Países Bajos Aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado y promulgado por la jefa de Estado[i] 02001-04-01 1 de abril de 2001
2 Bandera de Bélgica Bélgica Aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado y promulgado por el jefe de Estado 02003-06-01 1 de junio de 2003
3 Bandera de España España Aprobado por el Congreso de los Diputados, tras superar el veto del Senado, y promulgado por el jefe de Estado 02005-07-03 3 de julio de 2005
4 Bandera de Canadá Canadá Aprobado por la Cámara de los Comunes y el Senado y promulgado por una delegada de la representante de la Corona[ii] 02005-07-20 20 de julio de 2005
5 Bandera de Sudáfrica Sudáfrica Sentencia del Tribunal Constitucional, aprobado por la Asamblea Nacional y el Consejo Nacional de las Provincias y promulgado por la vicejefa de Estado[iii] 02006-11-30 30 de noviembre de 2006
6 Bandera de Noruega Noruega Aprobado por el Parlamento y promulgado por el jefe de Estado 02009-01-01 1 de enero de 2009
7 Bandera de Suecia Suecia Aprobado por el Parlamento 02009-05-01 1 de mayo de 2009
8 Bandera de Portugal Portugal Aprobado por la Asamblea de la República y promulgado por el jefe de Estado 02010-06-05 5 de junio de 2010
9 Bandera de Islandia Islandia Aprobado por el Parlamento y promulgado por el jefe de Estado 02010-06-27 27 de junio de 2010
10 Bandera de Argentina Argentina Aprobado por la Cámara de Diputados y el Senado y promulgado por la jefa de Estado 02010-07-15 15 de julio de 2010
11 Bandera de Dinamarca Dinamarca Aprobado por el Parlamento y promulgado por la jefa de Estado[iv] 02012-06-15 15 de junio de 2012
12 Bandera de Brasil Brasil Resolución del Consejo Nacional de Justicia del Supremo Tribunal Federal[v] 02013-05-16 16 de mayo de 2013
13 Bandera de Francia Francia Aprobado por la Asamblea Nacional y el Senado y promulgado por el jefe de Estado[vi] 02013-05-18 18 de mayo de 2013
14 Bandera de Uruguay Uruguay Aprobado por la Cámara de Representantes y la Cámara de Senadores y promulgado por el jefe de Estado 02013-08-05 5 de agosto de 2013
15 Bandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda Aprobado por la Cámara de Representantes y promulgado por el representante de la Corona[vii] 02013-08-19 19 de agosto de 2013
16 Bandera de Luxemburgo Luxemburgo Aprobado por la Cámara de Diputados y promulgado por el jefe de Estado 02015-01-01 1 de enero de 2015
17 Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Sentencia de la Corte Suprema[viii] 02015-06-26 26 de junio de 2015
18 Bandera de Irlanda Irlanda Autorizado en referéndum (62.07 %) y promulgado por el jefe de Estado, con regulaciones aprobadas por la Asamblea y el Senado y promulgadas por la Comisión Presidencial en ausencia del jefe de Estado 02015-11-16 16 de noviembre de 2015
19 Bandera de Colombia Colombia Sentencia de la Corte Constitucional[ix] 02016-04-28 28 de abril de 2016
20 Bandera de Finlandia Finlandia Aprobado por el Parlamento y promulgado por el jefe de Estado 02017-03-01 1 de marzo de 2017
21 Bandera de Malta Malta Aprobado por el Parlamento y promulgado por la jefa de Estado 02017-09-01 1 de septiembre de 2017
22 Bandera de Alemania Alemania Aprobado por el Parlamento Federal y el Consejo Federal y promulgado por el jefe de Estado 02017-10-01 1 de octubre de 2017
23 Bandera de Australia Australia Aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado y promulgado por el representante de la Corona[x] 02017-12-09 9 de diciembre de 2017
24 Bandera de Austria Austria Sentencia del Tribunal Constitucional[xi] 02019-01-01 1 de enero de 2019
25 Bandera de Taiwán República de China (Taiwán) Sentencia del Tribunal Constitucional, aprobado por el Parlamento y promulgado por la jefa de Estado[xii] 02019-05-24 24 de mayo de 2019
26 Bandera de Ecuador Ecuador Sentencia de la Corte Constitucional[xiii][xiv] 02019-07-08 8 de julio de 2019
27 Bandera de Reino Unido Reino Unido Aprobado por la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores (sobre tres países constituyentes en ese momento) y el Parlamento Escocés y promulgado de la jefa de Estado[xv] 02020-01-13 13 de enero de 2020
28 Bandera de Costa Rica Costa Rica Sentencia de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia[xiii][xvi] 02020-05-26 26 de mayo de 2020
29 Bandera de Chile Chile Aprobado por la Cámara de Diputados y el Senado y promulgado por el jefe de Estado 02022-03-10 10 de marzo de 2022
30 Bandera de Suiza Suiza Aprobado por el Consejo Nacional y el Consejo de los Estados y ratificado en referéndum (64.10 %)[xvii] 02022-07-01 1 de julio de 2022
Bandera de México México Resolución de la Suprema Corte de Justicia, requiriendo amparo en tribunales locales[xviii] Pendiente en cinco estados
  1. Legal en la metrópoli desde 2001. Legal en los municipios especiales de Bonaire, San Eustaquio y Saba desde el 02012-10-10 10 de octubre de 2012. No legal en los países constituyentes (landen) de Aruba, Curazao y San Martín, pero se reconocen las uniones celebradas en los territorios antes mencionados.
  2. Preliminarmente, legal en algunas provincias y territorios desde 2003 (el primero fue Ontario el 10 de junio).
  3. En la resolución de Minister of Home Affairs v Fourie, del 02005-12-01 1 de diciembre de 2005, el Tribunal Constitucional amplió la definición de matrimonio en el common law para incluir a los cónyuges de uniones del mismo sexo, ya que la Constitución garantiza la misma protección ante la ley a todos los ciudadanos independientemente de su orientación sexual; también otorgó al Legislativo un año para rectificar la desigualdad en los estatutos que regulan el matrimonio.
  4. Legal en la metrópoli desde 2012. Legal en los países constituyentes (landerne) de Groenlandia desde el 02016-04-01 1 de abril de 2016 e Islas Feroe el 02017-07-01 1 de julio de 2017.
  5. Preliminarmente, legal en algunos estados desde 2012 (el primero fue Alagoas el 6 de enero).
  6. La legislación se aplicó simultáneamente tanto en la Francia metropolitana como en todos los departamentos y territorios de ultramar.
  7. No legal en los estados asociados de Niue e Islas Cook y el territorio dependiente de Tokelau.
  8. Preliminarmente, legal en algunos estados desde 2004 (el primero fue Massachusetts el 14 de mayo). No legal en algunas reservas indígenas soberanas o Samoa Americana.
  9. La Sentencia SU214/16 de la Corte Constitucional, del 02016-04-07 7 de abril de 2016, estableció que todo «contrato solemne» celebrado por parejas del mismo sexo desde el 20 de junio de 2013, según lo dispuesto en el fallo del caso C-577/2011, es legalmente válido y debe ser reconocido como matrimonio, es decir, sin necesidad de volver a casarse.
  10. Previa encuesta postal voluntaria y no vinculante entre el 12 de septiembre y el 7 de de noviembre de 2017, con resultado favorable (61.60 %).
  11. En la resolución G258/2017 ua (G258-259/2017-9), del 02017-12-04 4 de diciembre de 2017, el Tribunal Constitucional determinó que la prohibición del matrimonio igualitario es inconstitucional, pero suspendió los efectos del fallo hasta el 02019-01-01 1 de enero de 2019, si bien el Legislativo tenía la opción de modificar la ley antes, lo cual no hizo. Las parejas involucradas en el fallo podían casarse de inmediato si lo solicitaban, aunque solamente una lo hizo antes de la entrada en vigor de la sentencia.
  12. La Interpretación judicial No. 748 (釋字第748號【同性二人婚姻自由案】), del 02017-05-24 24 de mayo de 2017, dio un plazo de dos años para la entrada en vigor de la inconstitucionalidad de las normas que prohíben el matrimonio igualitario y urgió al Legislativo a modificar las leyes acordemente al fallo emitido. En noviembre de 2018, el electorado aprobó referendos para evitar el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo en el Código Civil y restringir la enseñanza de cuestiones LGBT en la educación sexual. El gobierno respondió confirmando que no modificará los artículos sobre matrimonio en el Código Civil, sino que presentó una ley separada para parejas del mismo sexo el 02019-02-20 20 de febrero de 2019, aprobándose el 17 de mayo.
  13. a b El fallo se basó o aplicó las interpretaciones de la Opinión consultiva sobre identidad de género, e igualdad y no discriminación a parejas del mismo sexo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (02018-01-09 9 de enero de 2018).
  14. La resolución del Caso No. 10-18-CN (Matrimonio entre personas del mismo sexo) de la Corte Constitucional, del 02019-06-12 12 de junio de 2019, no habilitó la adopción homoparental, prohibida por el artículo 68 de la ley fundamental, requiriéndose reforma constitucional para tal efecto.
  15. Legal en Inglaterra y Gales desde el 02014-03-13 13 de marzo de 2014, en Escocia el 02014-12-16 16 de diciembre de 2014 e Irlanda del Norte el 02020-01-13 13 de enero de 2020. Legal en las cuatro dependencias de la Corona: Isla de Man desde el 02016-07-22 22 de julio de 2016, Guernsey el 02017-05-02 2 de mayo de 2017 —aunque la legislación no se extiende a sus dependencias Alderney y Sark, que lo legalizaron de forma separada el 02018-06-14 14 de junio de 2018 y el 02020-04-23 23 de abril de 2020, respectivamente— y Jersey el 02018-07-01 1 de julio de 2018. Legal en nueve de los catorce territorios británicos de ultramar: Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur desde el 02014-03-14 14 de marzo de 2014, Akrotiri y Dekelia y Territorio Británico del Océano Índico —solo para personal militar del Reino Unido— el 02014-06-03 3 de junio de 2014, Islas Pitcairn el 02015-05-14 14 de mayo de 2015, Territorio Antártico Británico el 02016-10-13 13 de octubre de 2016, Gibraltar desde 02016-12-14 14 de diciembre de 2016, Islas Malvinas el 02017-04-29 29 de abril de 2017 y Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña el 02017-12-20 20 de diciembre de 2017 —de manera progresiva, porque Isla Ascensión lo legalizó el 02017-01-01 1 de enero de 2017, Tristán de Acuña el 4 de agosto y Santa Elena el 20 de diciembre—; no legal en Anguila, Bermudas, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat, todos en el Caribe británico.
  16. La Resolución N.º 2018012782 de la Sala Constitucional, del 02018-08-08 8 de agosto de 2018, dio un plazo de dieciocho meses para la entrada en vigor de la inconstitucionalidad de las normas que prohíben el matrimonio igualitario y urgió al Legislativo a modificar las leyes acordemente al fallo emitido, lo que a la postre no se cumplió.
  17. En el sistema de democracia semidirecta suizo, no es requisito que todos los proyectos de ley aprobados por el Legislativo sean sometidos a referéndum, salvo circunstancias excepcionales; sin embargo, un estatuto puede ser sujeto a consulta popular si sus oponentes recogen 50 000 firmas exigiendo una en un plazo de tres meses, contados desde su aprobación en el Legislativo. La Cancillería Federal validó las firmas presentadas por las plataformas opositoras el 27 de abril de 2021, celebrándose el referéndum el 26 de septiembre.
  18. La Tesis jurisprudencial 43/2015 (10a.) de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia, del 02015-06-12 12 de junio de 2015, no deroga ninguna ley estatal, pero estandarizó los procedimientos al requerir que los jueces y tribunales de todo el país concedan vía amparo las solicitudes de matrimonios entre personas del mismo sexo. Desde 2010, 27 de las 32 entidades federativas han aprobado cambios en sus legislaciones por distintos métodos (el primero fue México, D. F., hoy Ciudad de México, el 4 de marzo).

Fallos de tribunales internacionales[editar]

Tribunal Europeo de Derechos Humanos[editar]

A lo largo de los años, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha recibido casos que cuestionan la falta de reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo en ciertos Estados miembro del Consejo de Europa, aunque ha sostenido que, si bien la Convención Europea de Derechos Humanos (CEDH) requiere que estos proporcionen reconocimiento legal, no hay obligación para que el matrimonio sea habilitado a parejas del mismo sexo en su ámbito de aplicación. En Schalk and Kopf v Austria (24 de junio de 2010), el TEDH falló que la CEDH no obliga a los Estados miembro a legislar o reconocer legalmente los matrimonios entre personas del mismo sexo. Sin embargo, esta corte internacional, por primera vez, admitió las relaciones entre personas del mismo sexo como una forma de «vida familiar». Se trataba de un caso un caso que involucraba a una pareja austríaca del mismo sexo a la que se le negó el derecho a contraer matrimonio.[148]​ El TEDH determinó, por 4 votos contra 3, que sus derechos humanos no habían sido violados.[149]​ Además declaró que las uniones entre personas del mismo sexo no están protegidas por el artículo 12 de la CEDH («Derecho a contraer matrimonio»), que protege exclusivamente el derecho a contraer matrimonio de las parejas del sexo opuesto (sin importar si el sexo de la pareja es resultado del nacimiento o del cambio de sexo), pero están protegidos por el artículo 8 («Derecho al respeto de la vida privada y familiar») y art. 14 del CEDH («Prohibición de la discriminación»). Además, según la CEDH, los Estados no están obligados a permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo:[150]

The Court acknowledged that a number of Contracting States had extended marriage to same-sex partners, but went on to say that this reflected their own vision of the role of marriage in their societies and did not flow from an interpretation of the fundamental right as laid down by the Contracting States in the Convention in 1950. The Court concluded that it fell within the State’s margin of appreciation as to how to regulate the effects of the change of gender on pre-existing marriages.
El Tribunal reconoce que varios Estados contratantes han extendido el matrimonio a las parejas del mismo sexo, pero continúa diciendo que esto reflejaba su propia visión del rol del matrimonio en sus sociedades y no se derivaba de una interpretación del derecho fundamental tal como se estableció por los Estados firmantes en el Convenio en 1950. El Tribunal concluye que está dentro del margen de apreciación del Estado en cuanto a cómo regular los efectos del cambio de género en los matrimonios preexistentes.
Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Schalk and Kopf v Austria[148]

El juez británico sir Nicolas Bratza, entonces presidente del TEDH, pronunció un discurso en 2012 en el que señaló que el TEDH estaba listo para declarar el matrimonio entre personas del mismo sexo como un «derecho humano», tan pronto como suficientes países se pusiesen de acuerdo.[151][152][153]

En Vallianatos and Others v Greece (7 de noviembre de 2013), el TEDH sostuvo que la exclusión de las parejas del mismo sexo del registro de una unión civil —una forma legal de unión disponible para las parejas del sexo opuesto— viola la Convención.[154]​ Grecia había promulgado una ley en 2008 que establecía uniones civiles solo para parejas del sexo opuesto, pero una nueva ley de 2015 amplió los derechos de asociación a parejas del mismo sexo.[155]Oliari and Others v Italy (21 de julio de 2015) fue más allá y estableció una obligación positiva para los Estados miembro otorgaran reconocimiento legal a las parejas del mismo sexo.[156]​ Italia violó así la Convención y finalmente implementó las uniones civiles en 2016.[157]​ La decisión sentó un precedente para posibles casos futuros con respecto a los Estados miembro, ciertos territorios británicos y neerlandeses y Estados con reconocimiento limitado (excepto Kosovo), que actualmente no reconocen el derecho a la vida familiar de las parejas del mismo sexo.[158]Chapin and Charpentier v France (9 de junio de 2016) reafirmó en gran medida a Schalk and Kopf v Austria, sosteniendo que negar el acceso al matrimonio a una pareja del mismo sexo no viola la Convención.[159][160]​ En el momento de la sentencia, Francia ya permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque el caso se había originado en 2004, cuando solo el pacto civil de solidaridad (pacs) estaba disponible para las parejas del mismo sexo en Francia.[161]​ La sentencia de Chapin and Charpentier v France fue utilizada por algunos grupos anti-LGBT para esparcir la fake news «el TEDH declaró por unanimidad que el matrimonio gay no es un derecho».[162]

El artículo 12 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950) establece que: «A partir de la edad núbil, el hombre y la mujer tienen derecho a casarse y a fundar una familia según las leyes nacionales que rijan el ejercicio de este derecho»,[163]​ sin limitar el matrimonio a aquellos en una relación heterosexual. Sin embargo, el TEDH declaró en Schalk and Kopf v Austria que esta disposición tenía por objeto limitar el matrimonio a las relaciones heterosexuales, ya que utilizaba los términos «el hombre y la mujer» en lugar de «todos» o «cualquiera».[148]

Tribunal de Justicia de la Unión Europea[editar]

El 5 de junio de 2018, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó, en un caso de Rumania, que, en las condiciones específicas de la pareja en cuestión, los casados del mismo sexo tienen los mismos derechos de residencia que otras parejas casadas en un país de la Unión Europea, incluso si ese país no permite o reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo.[164][165]​ Sin embargo, el fallo no se implementó en Rumania y el 14 de septiembre de 2021 el Parlamento Europeo aprobó una resolución pidiendo a la Comisión Europea que garantice que el fallo se respete en toda la UE.[166][167]

Corte Interamericana de Derechos Humanos[editar]

El 11 de enero de 2018, una opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), solicitada por la República de Costa Rica, dictaminó que los artículos 2, 11.2, 17 y 24 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo como un derecho humano. Según la opinión de este tribunal internacional, los Estados parte del Pacto de San José deben garantizar el acceso de las parejas homosexuales a las figuras ya existentes, incluyendo el matrimonio:[12][168]

El Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se derivan de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo de conformidad con lo establecido en los artículos 11.2 y 17.1 de la Convención Americana [...] De acuerdo a los artículos 1.1, 2, 11.2, 17 y 24 de la Convención es necesario que los Estados garanticen el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, incluyendo el derecho al matrimonio, para asegurar la protección de todos los derechos de las familias conformadas por parejas del mismo sexo, sin discriminación con respecto a las que están constituidas por parejas heterosexuales [...]

Reconociendo la dificultad de aprobar leyes de este tipo en países donde existe una fuerte oposición al matrimonio igualitario, la CIDH recomendó que los Gobiernos aprueben decretos temporales hasta que se promulgue una nueva legislación. También concluyó que era inadmisible y discriminatorio que para las parejas del mismo sexo se estableciera una disposición legal separada (como uniones civiles) en lugar del matrimonio.[169]

Aunque de carácter no vinculante, la resolución sirve de base jurídica en los demás Estados parte del Pacto de San José: Barbados, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, la República Dominicana (aunque la adhesión de este país fue derogada en 2014)[170]​ y Surinam. Si bien Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay también se encuentran bajo la jurisdicción de este tribunal internacional, ya habían aprobado el matrimonio igualitario antes de que se diese el fallo.[171]​ Hasta 2021, solamente Costa Rica (2018)[172]​ y Ecuador (2019)[173]​ han reconocido la competencia contenciosa de la CIDH y han ampliado el derecho de matrimonio a las parejas del mismo sexo. A raíz de la sentencia, también se han presentado demandas ante instancias judiciales o constitucionales en Bolivia, Honduras,[174]​ Panamá,[175]​ Paraguay (para reconocer los matrimonios celebrados en el extranjero)[176]​ y Perú.[177]

Comité Judicial del Consejo Privado[editar]

El 14 de marzo de 2022, el Comité Judicial del Consejo Privado, que sirve como tribunal de apelación de última instancia en algunos territorios británicos, países de la Mancomunidad de Naciones y organismos del Reino Unido, publicó su sentencia sobre tres casos de apelación de Bermudas e Islas Caimán en las que se impugaban decisiones judiciales definitivas de sus respectivas jurisdicciones:[178][179][180]

  • En el caso bermudeño,[181]​ se dictaminó que una ley aprobada por el Parlamento de las Bermudas en 2018, que prohíbe el matrimonio igualitario en el territorio británico de ultramar, es constitucional. Anteriormente, la Corte Suprema de las Bermudas había sentenciado que la sección 53 de la Ley de Emparejamiento Doméstico (Domestic Partnership Act) de 2018, que había surgido como respuesta al fallido referéndum de 2016 y que permite a las parejas del mismo sexo formar parejas de hecho, pero les niega el matrimonio, viola la libertad de conciencia en la Constitución y ordenó la suspensión de la prohibición, habilitando el acceso igualitario al matrimonio en dos ocasiones,[182]​ pero el Gobierno recurrió al Tribunal de Apelaciones, que desestimó su reclamo en 2019.[179]​ Sin embargo, en opinión del Comité Judicial, la Constitución de las Bermudas no exige que el Estado reconozca los matrimonios entre personas del mismo sexo. Por otro lado, en el fallo los magistrados de este alto tribunal reconocen que el trasfondo histórico del matrimonio es «uno de estigmatización, denigración y victimización de las personas homosexuales y que la restricción del matrimonio a parejas del sexo opuesto puede crear entre las personas homosexuales una sensación de exclusión y estigma», pero que «los instrumentos internacionales y las constituciones de otros países no pueden usarse para interpretar (en la Constitución de las Bermudas) el derecho al reconocimiento legal del matrimonio entre personas del mismo sexo».[178]​ Bermudas se convierte en el primer y único caso donde el matrimonio igualitario es legalizado y después abolido,[183]​ lo que deja en el limbo jurídico a los matrimonios concertados antes del fallo del Comité Judicial.[184]
  • En el caso caimanés,[185]​ el alto tribunal resolvió que no existía el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo en la Constitución y que se trata de un «asunto de elección» de la Asamblea Legislativa si desea aprobarlo en el futuro. La apelación se había producido después de que el Gobierno negara a dos mujeres un certificado de matrimonio en 2018. La pareja presentó una demanda y en 2019 el Gran Tribunal de las Islas Caimán falló a su favor, pero dicha sentencia fue anulada por el Tribunal de Apelaciones ya que la Constitución de las Islas Caimán prohíbe explícitamente el matrimonio entre personas del mismo sexo, por lo que el caso escaló hasta el Comité Judicial. Aunque la Justicia ordenó otorgar a la pareja un estatus equivalente al de matrimonio, el Gobierno rehusó aplicar la decisión de la instancia local.[178][180]

En los argumentos generales del fallo, los magistrados indicaron: «No se impone ninguna restricción al culto, la enseñanza, la práctica y la observancia de los demandantes que manifiesten su creencia en la validez del matrimonio entre personas del mismo sexo. La protección de una “práctica” no se extiende al requisito de que el Estado otorgue reconocimiento legal a un matrimonio celebrado de conformidad con esa práctica». Además, la exclusión de las parejas del mismo sexo de la institución del matrimonio no era atribuible, como habían argumentado los demandantes, a sus creencias sino a que eran del mismo sexo. En su voto disidente, lord Philip Sales dijo que los argumentos del fiscal general no valoraron al texto constitucional como un instrumento legal «que contiene una protección general para la libertad de conciencia y el derecho a manifestar las propias creencias conscientes para vivir según esas creencias (sujeto a un poder por parte del Estado para interferir con ese derecho cuando esté justificado por razones sociales, cuyo alegato está ausente en este caso)».[184]​ Según el common law, los fallos del Comité Judicial pueden considerarse precedentes en los territorios y países que lo reconocen como tribunal de apelación de última instancia.[186]

Organizaciones internacionales[editar]

Las condiciones de empleo del personal de organizaciones internacionales (no comerciales) en la mayoría de los casos no se rigen por las leyes del país donde se encuentran ubicadas sus oficinas. Los acuerdos con el país anfitrión salvaguardan la imparcialidad de estas organizaciones.

A pesar de su relativa independencia, pocas organizaciones reconocen las parejas del mismo sexo sin condiciones. Las agencias de las Naciones Unidas reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo si el país de ciudadanía de los empleados en cuestión lo admite.[187]​ En algunos casos, estas organizaciones ofrecen una selección limitada de beneficios que normalmente se brindan a las parejas casadas mixtas a las parejas de hecho o uniones registradas de su personal, pero incluso las personas con unión civil mixta reconocida en su país de origen no se les garantiza el pleno reconocimiento de esta relación en todas las organizaciones. Sin embargo, el Banco Mundial reconoce las uniones registradas.[188]

Otras disposiciones[editar]

Uniones civiles[editar]

Muchos defensores, como esta manifestante contra la Proposición 8 de California de 2008, rechazan la noción de uniones civiles y las describen como inferiores al reconocimiento legal del matrimonio igualitario.[189]

Los estatus de unión civil, sociedad de convidencia, pareja de hecho, pareja registrada o no registrada y cohabitación no registrada ofrecen diversos beneficios legales del matrimonio. En 2022, los países que tienen una forma alternativa de reconocimiento legal diferente al matrimonio a nivel nacional son: Andorra, Croacia, Chipre, República Checa, Estonia, Grecia, Hungría, Israel, Italia, Liechtenstein, San Marino., Eslovenia y Suiza.[190][191]Polonia y Eslovaquia ofrecen derechos más limitados. A nivel subnacional, el país constituyente neerlandés de Aruba permiten que las parejas del mismo sexo accedan a uniones civiles o parejas reconocidas, pero restringen el matrimonio a las relaciones del sexo opuesto. Además, varias ciudades y condados de Camboya y Japón ofrecen a las parejas del mismo sexo distintos niveles de beneficios, que incluyen derechos de visita en el hospital y otros.

Además, diecisiete países que han reconocido legalmente el matrimonio igualitario tienen una forma alternativa de reconocimiento para parejas del mismo sexo, generalmente disponible también para parejas heterosexuales: Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Francia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Sudáfrica, España, Reino Unido y Uruguay.[192][193][194][195]

También están disponibles en partes de los Estados Unidos (Arizona,[nb 9]California, Colorado, Hawái, Illinois, Nueva Jersey, Nevada y Oregón) y Canadá.[196][197]

Matrimonio no sexual entre personas del mismo sexo[editar]

En Kenia, el matrimonio entre mujeres del mismo sexo se practica entre los gĩkũyũ, nandi, kamba, kipsigis y, en menor medida, los pueblos vecinos. Aproximadamente entre el 5 y el 10 % de las mujeres están en este tipo de casamiento. Sin embargo, esto no se ve como homosexual, sino que es una forma de que las familias sin hijos varones mantengan su herencia dentro de la familia.[198]

Entre los igbo y probablemente otros pueblos del sur de Nigeria, existen circunstancias en las que un matrimonio entre mujeres se considera apropiado, como cuando una no tiene hijos y su esposo muere, haciendo que ella tome una esposa para perpetuar su herencia y linaje familiar.[199]

Prohibición constitucional[editar]

Prohibición de uniones entre personas del mismo sexo por país o territorio
  Prohibidas en la Constitución secular
  Prohibidas por la ley o la moral islámicas establecidas por mandato constitucional
  Prohibidas para los musulmanes
  Sin prohibición constitucional

En respuesta a la expansión internacional del matrimonio entre personas del mismo sexo, varios países han promulgado prohibiciones constitucionales «preventivas», siendo las más recientes Georgia en 2018 y Rusia en 2020.[10]​ En otros países, se han adoptado constituciones que tienen una redacción que especifica que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, aunque, especialmente con las constituciones más antiguas, no se redactaron necesariamente con la intención de prohibir el matrimonio igualitario.[200][201]​ Hasta julio de 2020, 35 Estados independientes (incluyendo Artsaj) y 3 dependientes han aprobado enmiendas que prohíben explícitamente el reconocimiento legal del matrimonio entre personas del mismo sexo, limitando este tipo de unión a un hombre y una mujer.

Desde 2014, Nigeria tipifica como delito todas las formas de unión entre personas del mismo sexo luego de la aprobación de Ley de Prohibición del Matrimonio del Mismo Sexo (Same Sex Marriage (Prohibition) Bill, 2011).[202]

Estudios[editar]

El consenso académico mayoritario apunta a que la homosexualidad es una manifestación normal y natural de la sexualidad humana, que la orientación sexual no se puede elegir y que los hijos parejas del mismo sexo pueden recibir una crianza igual o incluso mejor que los hijos de parejas del sexo opuesto.[203][204][205][206][207][208][209]​ Esto con base en resultados de investigaciones entre 1998-2015 de la Universidad de Virginia, la Universidad Estatal de Míchigan, la Universidad Estatal de Florida, la Universidad de Ámsterdam, el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, la Universidad Stanford, la Universidad de California en San Francisco, la Universidad de California en Los Ángeles, la Universidad Tufts, el Centro Médico de Boston, el Comité de Aspectos Psicosociales de la Salud Infantil y Familiar e investigadores independientes.[210]​ En 2004, la Asociación Estadounidense de Antropología afirmó:[204]

Los resultados de más de un siglo de investigación antropológica sobre los hogares, las relaciones de parentesco, y las familias, en todas las culturas y en todas las épocas, no acreditan la idea de que la civilización o los órdenes sociales viables dependen del matrimonio como una institución exclusivamente heterosexual. Al contrario, la investigación antropológica apoya la conclusión de que una amplia gama de tipos de familia, incluyendo a las familias construidas entre parejas del mismo sexo, puede contribuir a las sociedades estables y humanas.

Sin embargo, algunos investigadores cuestionan el carácter definitivo de la evidencia[211]​ y otros señalan que, si bien la investigación ha encontrado que las familias encabezadas por (al menos) dos padres del mismo sexo son generalmente mejores para sus hijos, hace falta abordar los casos de familias de más de dos padres del mismo sexo, como en algunas familias reconstituidas colaborativas, familias intergeneracionales y acuerdos de crianza compartida entre mujeres lesbianas y hombres gais.[212]

Crianza[editar]

Pareja de lesbianas con sus hijos.

Las organizaciones profesionales de psicólogos han llegado a la conclusión de que los niños pueden beneficiarse del bienestar que resulta cuando la relación de sus padres es reconocida y apoyada por las instituciones de la sociedad, por ejemplo, a través del matrimonio civil. Por ejemplo, la Asociación Canadiense de Psicología (CPA) declaró en 2006:[213]

Los estudios (incluyendo aquellos en los que los opositores al matrimonio de parejas del mismo sexo parece que dependen) indican que el bienestar financiero , físico y psicológico de los padres se ve reforzada por el matrimonio y que los niños se benefician de ser criado por dos padres dentro una unión legalmente reconocida. Como ya afirmó en 2003 la CPA, los factores de estrés que se puedan encontrar entre los padres gays y lesbianas y sus hijos son más que probables el resultado de la forma en que la sociedad los trata que deficiencias en su aptitud como padres. La CPA reconoce y aprecia que las personas y las instituciones tienen derecho a sus opiniones y posiciones sobre esta cuestión. Sin embargo, a la CPA le preocupa que algunos están desvirtuando los resultados de investigaciones psicológicas para apoyar sus posiciones, cuando estas, en realidad, se basan en otros sistemas de creencias o valores. La CPA afirma que los niños se benefician del bienestar que se produce cuando se reconoce la relación de sus padres y del apoyo de las instituciones de la sociedad.

La CPA ha declarado que el estrés que enfrentan los padres gais y madres lesbianas y sus hijos es más probable que sea el resultado de la forma en que la sociedad los trata que de cualquier deficiencia en la aptitud para ser padres o madres.[213]

La Academia Estadounidense de Pediatría concluyó en un análisis publicado en Pediatrics en 2006 que:[214]

Hay numerosas pruebas que demuestran que los niños criados por padres del mismo sexo evolucionan tan bien como aquellos criados por padres heterosexuales. Más de 25 años de investigación documentan que no existe una relación entre la orientación sexual de los padres y cualquier medida de adaptación emocional, psicosocial y conductual del niño. Estos datos han demostrado que no hay riesgo para los niños, que resulte de haber crecido en una familia con uno o más padres gay. Adultos conscientes y con disposición hacia la crianza, ya sean hombres o mujeres, heterosexuales u homosexuales, pueden ser excelentes padres. Los derechos, beneficios y protecciones del matrimonio civil pueden fortalecer aún más a estas familias.

Adolescencia[editar]

Un estudio de datos a nivel nacional de los Estados Unidos desde enero de 1999 hasta diciembre de 2015 reveló que la tasa de intentos de suicidio en estudiantes de primaria y secundaria (entre los grados 9 a 12) en general se redujo en un 7 % y en aquellos con una orientación sexual minoritaria dentro del mismo grado académico disminuyó un 14 % en los estados que habilitaron el matrimonio igualitario, lo que resultó en aproximadamente 134 000 intentos menos de suicidio cada año en los Estados Unidos. Los investigadores aprovecharon la manera gradual en la que se estableció el matrimonio entre personas del mismo sexo en los Estados Unidos (que se expandió de uno en 2004 a los cincuenta estados en 2015) para comparar la tasa de intentos de suicidio entre los jóvenes en cada estado durante el período estudiado. Cuando se aprobaba el matrimonio igualitario en un estado en particular, la reducción en la tasa de intentos de suicidio entre los jóvenes en esa entidad subnacional se volvió permanente. No hubo reducción en la tasa de intentos de suicidio entre adolescentes en un estado en particular hasta que ese estado reconoció el matrimonio entre personas del mismo sexo.[215][216]​ El investigador principal del estudio señaló que «las leyes que tienen el mayor impacto en los adultos homosexuales pueden hacer que los niños homosexuales se sientan más esperanzados en el futuro».[217][218][219]

Salud[editar]

Ceremonia de un matrimonio entre dos hombres celebrada en una playa de Estados Unidos en junio de 2006.

Los datos de estudios psicológicos y de otras ciencias sociales hasta 2006 sobre el matrimonio LGBT en comparación con el matrimonio heterosexual indican que las relaciones entre personas del mismo sexo y de distinto sexo no difieren en sus dimensiones psicosociales esenciales, que la orientación sexual de los padres no está relacionada con su capacidad para proporcionar un entorno familiar saludable y acogedor y que el matrimonio otorga importantes beneficios psicológicos, sociales y de salud. Es probable que los padres y cuidadores del mismo sexo y sus hijos se beneficien de numerosas formas del reconocimiento legal de sus familias y que proporcionar dicho reconocimiento mediante el matrimonio otorgará mayores beneficios que las uniones civiles o las parejas de hecho.[206][220]​ Diversos estudios psicológicos han mostrado que los mensajes negativos sobre el matrimonio igualitario en los medios de comunicación crean un ambiente dañino para la población LGBT que puede afectar a su salud mental y su bienestar.[221][222][223]

En 2009, un par de economistas de la Universidad de Emory vinculó la aprobación de las prohibiciones estatales del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos con un aumento en las tasas de infección por VIH.[224][225]​ El estudio vinculó la aprobación de la prohibición del matrimonio igualitario en un estado con un aumento en la tasa anual de VIH dentro de ese estado de aproximadamente 4 casos por cada 100 000 habitantes.[226]​ En 2010, una investigación de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, que examinó los efectos de la discriminación institucional en la salud psiquiátrica de las personas lesbianas, gais y bisexuales (LGB), encontró un aumento de los trastornos psiquiátricos, que incluyen un incremento de más del doble de los trastornos de ansiedad, entre la población LGB de los estados que instituyeron prohibiciones sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. Según el autor, el estudio destacó la importancia de abolir las formas institucionales de discriminación, como las que conducen a disparidades en la salud mental y el bienestar de las personas LGB. La discriminación institucional se caracteriza por condiciones a nivel social que limitan las oportunidades y el acceso a los recursos por parte de los grupos socialmente desfavorecidos.[227][228]

La Asociación Estadounidense de Psicología declaró en 2004: «La negación del acceso al matrimonio a parejas del mismo sexo puede dañar especialmente a las personas que también sufren discriminación por motivos de edad, raza, etnia, discapacidad, género e identidad de género, religión, nivel socioeconómico, etc.». También que a las parejas del mismo sexo que solo pueden optar a una unión civil, a diferencia de un matrimonio, «se les niega el acceso igualitario a todos los beneficios, derechos y privilegios previstos por la ley federal a las parejas casadas», lo que tiene efectos adversos sobre el bienestar de las parejas del mismo sexo.[229]​ Ese año, la Asociación Estadounidense de Sociología manifestó que: «... una enmienda constitucional que defina el matrimonio como entre un hombre y una mujer discrimina intencionalmente a las lesbianas y los gais, y a sus hijos y otras personas dependientes, negándoles el acceso a las protecciones, beneficios y responsabilidades que gozan automáticamente las parejas casadas ... Creemos que la justificación oficial de la propuesta de enmienda constitucional se basa en prejuicios más que en la investigación empírica ... la Asociación Estadounidense de Sociología se opone firmemente a la propuesta de que una enmienda constitucional defina el matrimonio como exclusivo a un hombre y una mujer.».[230]​ Asimismo, en un comunicado amicus curiae presentado en la Corte Suprema de California en 2007, la Asociación Estadounidense de Psicología, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría y la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales identificaron la orientación sexual como «no simplemente una característica personal que pueda definirse aisladamente [...] más bien, [...] define el universo de personas con las que es probable que encuentre relaciones satisfactorias y satisfactorias»:[207]

La homosexualidad no es ni un trastorno ni una enfermedad, sino una variante normal de la orientación sexual humana. La inmensa mayoría de gais y lesbianas viven vidas felices, sanas, bien adaptadas y productivas. Muchos gais y lesbianas mantienen relaciones permanentes con personas del mismo sexo. En términos psicológicos esenciales, estas relaciones son el equivalente de las relaciones heterosexuales. La institución del matrimonio permite a los individuos un rango de beneficios que tienen un impacto favorable en su bienestar físico y mental. Un gran número de niños están siendo criados actualmente por lesbianas y gais, tanto en parejas del mismo sexo como madres y padres solteros. La investigación empírica ha mostrado de manera consistente que los progenitores homosexuales no se diferencian de los heterosexuales en cuanto a habilidades parentales, y que sus hijos no muestran ningún déficit comparados con hijos criados por progenitores heterosexuales. Las políticas estatales que vetan el matrimonio entre personas del mismo sexo se basan exclusivamente en la orientación sexual. Como tales, son tanto una consecuencia del estigma históricamente asociado a la homosexualidad, como una manifestación estructural de ese estigma. De permitir casarse a las parejas del mismo sexo, el Tribunal Supremo terminaría con el estigma anti-gay impuesto por el estado de California a través de su veto al derecho a casarse de estas parejas. Adicionalmente, permitir que se casaran les daría acceso al apoyo social que facilita y refuerza los matrimonios heterosexuales, con todos los beneficios psicológicos y físicos asociados con dicho apoyo. Además, si sus progenitores pueden casarse, los hijos de las parejas del mismo sexo se beneficiarán no solo de la estabilidad legal y otros beneficios familiares que proporciona el matrimonio, sino también de la eliminación de la estigmatización patrocinada por el estado de sus familias. No hay base científica para distinguir entre parejas del mismo sexo y parejas de distinto sexo con respecto a sus derechos legales, obligaciones, beneficios, y deberes otorgados por el matrimonio civil.

Controversia[editar]

La discusión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo incluye un debate basado en puntos de vista sociales y las reglas de la mayoría, convicciones religiosas, argumentos económicos, preocupaciones relacionadas con la salud y una variedad de otros temas.

Los opositores del matrimonio entre personas del mismo sexo dicen que, si bien beneficia a las parejas que participan en ellos y a los niños bajo su cuidado,[231]​ estas uniones deberían tener un nombre distinto al de matrimonio apelando a cuestiones «etimológicas»,[232]​ mientras que otros sostienen que el matrimonio igualitario socava el derecho de los niños a ser criados por una madre y un padre,[233]​ porque para ellos los menores reciben un mejor cuidado por parejas del sexo opuesto. Algunas voces más extremistas califican toda expresión LGBT como «antinatural» y «anormal» (invocando a su vez el argumento procreativo) y que el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo impulsaría la homosexualidad en la sociedad.[234]​ Por otro lado, los partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo dicen que prohibirlo vulnera el derecho fundamental de igualdad ante la ley[16]​ y que los gobiernos no deberían regular las relaciones personales,[235]​ mientras que otros razonan que los matrimonios igualitarios proporcionan beneficios sociales a las parejas del mismo sexo[236]​ y que su legalización ayudaría a reducir la estigmatización, los prejuicios y la discriminación contra estas parejas.[2]

Argumentos generales[editar]

En la actualidad, el debate sobre la legalidad y los alcances del matrimonio entre personas del mismo sexo es uno de los más agitados y dinámicos del mundo occidental.

Los opositores a la reforma de las leyes opinan que la unión de un hombre y de una mujer es la única definición de matrimonio (argumento semántico), en tanto que dicen que es la base para la procreación (argumento procreativo). Arguyen que esta definición ha existido durante siglos y que es una institución preexiste al Estado (argumento tradicionalista) y corresponde a su esencia, distinguiéndola del resto de pactos de protección mutua con carácter indefinido.[237][238]​ Alegan que alterar los fundamentos del matrimonio basándose en casos límites equivale a convertir la excepción a la regla (v. g., la esterilidad, aunque los homosexuales no son estériles, ya que pueden tener hijos propios mediante la inseminación artificial o un vientre de alquiler); mientras que equiparar las uniones heterosexuales y las homosexuales en cuanto a su fundamento sentimental y amoroso (subjetivo) permitiría luego extender la institucionalización estatal del matrimonio a cualquier otro tipo de relación de pareja (tal como ya se hizo con los matrimonios interraciales o interreligiosos),[239]​ invocando el argumento infundado de que se «allanaría el camino para la poligamia, el incesto», «matrimonio de niños, matrimonios convenidos o bodas masivas de parejas que se celebran en la secta moon»[240][241][242]​ (no permitidos en ningún país que ha legalizado el matrimonio igualitario ni son parte de la agenda política pro-LGBT).[243][244]​ El límite, por tanto, se halla desde el punto de vista del argumento iusnaturalista en un principio de orden natural.[245]

Los sectores que apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo rechazan los argumentos anteriores y sostienen que no existen razones suficientes que justifiquen privar de la protección que brindan el sistema jurídico o el aparato estatal a los matrimonios igualitarios sin incurrir en una forma de discriminación; esto es, una diferenciación injustificada. Rechazan el argumento semántico —porque dicen que constituye una falacia etimológica por su circularidad o tautología—, el argumento procreativo —por su parcialidad, ya que las leyes que prohíben el matrimonio igualitario no se aplican a parejas heterosexuales que no quieren tener hijos, ni a las personas estériles ni a los ancianos— y el argumento tradicionalista —por su desconexión con los principios sociales y éticos admitidos—, indicando que la reforma sobre el matrimonio para incluir los derechos de los homosexuales es una cuestión de igualdad ante la ley. El filósofo Javier Ugarte sostiene que la única tradición que sostiene actualmente la discriminación es la religiosa, puesto que todas las ideologías políticas parten del principio de igualdad ante la ley; además, impedir el acceso al matrimonio de cualquier persona supone abrir una brecha entre los derechos que posee como nacional de un Estado (que son todos) y sus derechos ciudadanos (que en ese caso se verían reducidos).[8]​ Posiblemente por esa distorsión, una considerable parte de la sociedad occidental opina que es necesario que se permita casar a los gais y lesbianas, de modo que tengan los mismos derechos que las parejas heterosexuales.[cita requerida] La idea de que el matrimonio entre personas del mismo sexo es un privilegio al tratarse de realidades diferentes es refutado por los que argumentan que en jurisprudencia la simple diferencia no es válida si no se demuestra que esta es relevante para ameritar un trato jurídico diferente, ya que todos los seres humanos son iguales o diferentes a los demás en alguna dimensión.[246]

Generalmente, el matrimonio otorga muchos derechos que las parejas de hecho no reciben, incluso cuando esta institución de las parejas de hecho figura regulada por el ordenamiento jurídico positivo. Depedendiendo del país, esta diferencia de derechos abarca materias tales como inmigración, seguridad social, impuestos, herencia y la adopción de niños. Además, separar a las parejas en dos tipos de instituciones (una para las uniones de distinto sexo —matrimonio— y otra para las uniones del mismo sexo —parejas de hecho—) se considera, por quienes defienden la institución del matrimonio igualitario, discriminatoria, ya que estiman que está en línea con el general rechazo que provoca la doctrina jurídica separate but equal, que en el pasado justificó la segregación racial. Por ende, quienes apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo atribuyen el rechazo a este a la homofobia, especialmente por parte de la Iglesia católica y otros credos cristianos,[247][248][249][250]​ o al heterosexismo, estableciendo comparaciones entre las prohibiciones al matrimonio entre personas del mismo sexo y las antiguas restricciones al matrimonio interracial.[7]​ Por otro lado, en los debates en torno al establecimiento del matrimonio igualitario, algunos de sus oponentes reclaman la defensa de un «modelo familiar ideal» pero rechazan la homofobia. Por el contrario, otros creen que de hecho se trata de la visión de la homosexualidad en el sentido amplio y de las personas LGBT que plantean las protestas de la oposición.[251][252]

Manifestación en Estrasburgo contra la homofobia y a favor del matrimonio igualitario en Francia

A partir de la década de 1980, el movimiento LGBT comenzó a avanzar hacia un enfoque, en ocasiones calificado de integracionista, en el que el llamado a la «liberación homosexual» y el fin del «heteropatriarcado» dio paso a reclamos más concretos de reconocimiento de los derechos civiles y la igualdad ante el derecho de pareja, aunque, según los opositores, la Declaración Universal de Derechos Humanos solo habla de igualdad entre las personas y que el principio de igualdad ante la ley exige que solo se traten de la misma forma las situaciones que son equivalentes. El deseo de matrimonio de hombres y mujeres se basa, por tanto, en el valor de la igualdad sobre el que se basan las sociedades democráticas.[253][254][255]​ A partir de allí, se ha observado cierta normalización de la homosexualidad en el discurso político a finales del siglo XX, pasando de la «desviación» a un comportamiento simplemente descrito como «diferente» en las sociedades democráticas.[256]​ La evolución de las demandas del movimiento LGBT tampoco es unánime, denunciando algunos de sus miembros el «conformismo burgués» del matrimonio, en contraposición al carácter «sulfuroso» de ciertos sectores homosexuales.[257][258]​ Además, algunas voces dentro del movimiento han propuesto la derogación de la forma actual matrimonio en su totalidad.[259]

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos considera que el matrimonio es un derecho que asiste a todas las personas con independencia de su orientación sexual.[260][261]​ Diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos trabajan para ver reconocido este derecho.[262][263][264]​ Este apoyo se basa en el argumento de la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos, así como en los problemas de salud física y mental que puede acarrear a las parejas del mismo sexo la prohibición del acceso al matrimonio.[265][266]​ Además, el reconocimiento de los matrimonios igualitarios permite la normalización de las relaciones LGBT.[2][267][268]

Competencia legislativa o judicial[editar]

Existen diferentes posiciones con respecto a la forma en que se debe introducir el matrimonio igualitario en las jurisdicciones democráticas. Una posición de «reglas de la mayoría» (democracia directa) sostiene que el matrimonio entre personas del mismo sexo es válido, nulo o ilegal en función de la opción escogida por mayoría simple de votantes (a través de referéndums) o de sus representantes electos (en el Legislativo).[269]

Por el contrario, el enfoque de derechos civiles sostiene que, tras examinar detenidamente ambos lados de la controversia, la institución puede crearse válidamente a través del dictamen de un poder judicial imparcial en ejercicio de sus deberes constitucionales, al determinar si el derecho a contraer matrimonio independientemente del sexo/género de los participantes está garantizado por la legislación en derechos humanos local o internacional.[270]

Vida familiar[editar]

La literatura científica indica que el bienestar financiero, psicológico y físico de los padres/madres mejora con el matrimonio y que los niños se benefician de ser criados por dos padres/madres dentro de una unión legalmente reconocida, ya sea una unión entre personas del mismo sexo o del sexo distinto. La investigación científica ha sido generalmente consistente en demostrar que los padres gais y mujeres lesbianas son tan aptos y capaces como los padres heterosexuales y que sus hijos son psicológicamente sanos y están tan bien adaptados como los niños criados por padres heterosexuales.[207][213][271][272]​ Según revisiones de la literatura científica, no existe evidencia de lo contrario.[206][212][220][273]

Como resultado, las asociaciones científicas profesionales han abogado para que el matrimonio igualitario sea reconocido legalmente, porque favorecerá a los hijos de padres/madres o cuidadores del mismo sexo.[207][213][271][274][275][276][277][278][279][280][281][282]​ Judith Stacey, catedrática de la Universidad de Nueva York, señala que: «En escasas ocasiones existe un consenso tan amplio en cualquier área de las ciencias sociales como en el caso de las familias con progenitores gais, por lo que la Academia Estadounidense de Pediatría y todas las grandes organizaciones profesionales con experiencia en el bienestar de los menores han emitido informes y resoluciones apoyando los derechos de gais y lesbianas como progenitores».[283]​ La Asociación Canadiense de Psicología ha mostrado su preocupación sobre el hecho de que algunas personas e instituciones estén tergiversando los hallazgos de la investigación psicológica para apoyar sus posturas, más basadas en otros sistemas de creencias o valores.[213]

Protesta «en defensa de la familia» contra el matrimonio entre personas del mismo sexo en Estrasburgo.

Los que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo señalan que los niños están mejor con un padre y una madre y que por tanto el Estado debería alentar el modelo de «familia tradicional», otorgándole un estatus especial. Dicen que los niños deberían tener derecho a ser criados por un padre y una madre y que el gobierno no debe apoyar un matrimonio que no puede ofrecer eso.[284][285][286][287]Maggie Gallagher, oponente del matrimonio igualitario, señala que la institución conyugal es una forma de alentar la monogamia y el compromiso de aquellos que pueden crear hijos a través de su unión sexual.[288]​ Algunos grupos argumentan que los niños criados por progenitores homosexuales desarrollarán también preferencias homosexuales o bisexuales[289]​ o que tendrán más probabilidades de tener una relación del mismo sexo en la madurez.[290][291][292]

Por otro lado, quienes apoyan el matrimonio igualitario señalan que, al expandir el matrimonio a las personas LGBT, el Estado de hecho protege los derechos de todas las parejas casadas y, si los tienen, de sus hijos, sin discriminaciones, sin afectar en absoluto los derechos de las parejas casadas de distinto sexo y sus hijos, biológicos o adoptados.[293]​ El activista gay Jonathan Rauch ha argumentado que el matrimonio es bueno para todos los hombres, independientemente de que sean heterosexuales u homosexuales, ya que implicarse en sus roles sociales reduce la agresividad masculina y la promiscuidad.[14][294]

Adopción de menores[editar]

Los Estados que permiten el matrimonio igualitario también permiten la adopción conjunta de niños por personas del mismo sexo, con las excepciones de algunas entidades federativas en México. Andorra e Israel, que no reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, permiten la adopción en conjunto por parejas LGBT no casadas. Algunos Estados permiten la adopción de hijastros por parte de personas que tienen una relación del mismo sexo pero no están casados: Croacia, Estonia, Italia (caso por caso), Eslovenia y Suiza.[295]​ En 2010, más de 16 000 parejas del mismo sexo estaban criando aproximadamente 22 000 niños adoptados en los Estados Unidos,[296]​ lo que representa el 4 % de todos los niños adoptados en ese país.[297]

Gestación subrogada y fertilización in vitro[editar]

Para los hombres gais o bisexuales (en pareja o solitario) existe la opción de la subrogación, proceso en el que una mujer sustenta en su útero el hijo de otra persona por medio de inseminación artificial o recibe el óvulo fertilizado de otra mujer mediante implantación quirúrgica hasta el nacimiento. Para las mujeres lesbianas o bisexuales (en pareja o solitario) existe la opción de inseminación artificial.[298][299]​ La legalidad de estos acuerdos está sujeta a controversias en muchas jurisdicciones, que van desde la prohibición total hasta distintos grados de accesibilidad, con o sin subsidios o ayudas sociales.[300]

Matrimonio de personas transgénero e intersexuales[editar]

El estatus legal del matrimonio igualitario puede tener implicaciones para los vínculos conyugales en los que una o ambas partes son transgénero, dependiendo de cómo se defina el término sexo en las leyes. Debido a tecnicismos, las personas transgénero e intersexuales posiblemente tengan prohibido casarse con parejas del sexo «opuesto» o solo tengan permitido casarse con parejas del «mismo» sexo.[cita requerida] En aquellas jurisdicciones donde los matrimonios se definen sin distinción de un requisito de un hombre y una mujer no ocurren estos problemas. Además, en las jurisdicciones reconocen un cambio legal y oficial de género el hombre o la mujer transgénero podrá casarse conforme con la identidad de género adoptada.[301]

En el Reino Unido, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resolvió en Goodwin v UK and I v UK (11 de julio de 2002) que no existe justificación para impedir que los transexuales disfruten del derecho a casarse.[302]​ En Bellinger v Bellinger (10 de abril de 2003), los tribunales ingleses sostuvieron que el no reconocimiento del cambio de género a efectos del matrimonio en el artículo 11(c) de la Ley de Causas Matrimoniales (Matrimonial Causes Act) de 1973 era incompatible con el derecho al respeto de ka vida privada (art. 8) y el derecho a contraer matrimonio (art. 12) del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales.[303]​ No obstante, la Cámara de los Lores no consideró que las cuestiones planteadas en el caso fueran adecuadas para ser determinadas en los tribunales y dejó el asunto en manos del Parlamento, que en 2004 promulgó la Ley de Reconocimiento de Género (Gender Recognition Act), coincidiendo con la mayoría de los Estados europeos que permiten el matrimonio en el rol adoptivo de género y estipulando que una persona que ha vivido en el género elegido durante al menos dos años reciba un certificado de reconocimiento que hace oficial su nuevo estatus. Debido a que en el Reino Unido los matrimonios eran hasta hace poco solo para parejas de diferente sexo y las uniones civiles son solo para parejas del mismo sexo, una persona tenía que disolver su unión civil antes de obtener un certificado de reconocimiento;[cita requerida] esto lo mismo se aplicaba anteriormente a los matrimonios en Inglaterra y Gales y lo sigue siengo en otros territorios. Estas personas son entonces libres de optar o volver a formar una unión civil o matrimonios de acuerdo con su identidad de género recientemente reconocida. En Austria, una disposición similar que exigía a las personas transexuales que se divorciaran antes de que se corrigiera su etiqueta de sexo legal fue declarada inconstitucional en 2006.[304]

En Quebec, antes de la legalización del matrimonio igualitario, solamente los solteros podían solicitar un cambio legal de género; esta restricción fue eliminada con la nueva ley. En Suecia también existía una disposición similar que incluía la esterilización, pero se eliminó gradualmente en 2013.[305]​ En los Estados Unidos, los matrimonios transgénero e intersexuales estaban sujetos a obstáculos legales.[306]​ Dado que los gobiernos estatales deciden las definiciones y la aplicación del matrimonio, estas restricciones varían de un estado a otro,[307]​ ya que algunos de ellos prohíben los cambios legales de género.[308]

Divorcio[editar]

Entre las principales críticas de los opositores del matrimonio del mismo sexo están que las parejas LGBT suelen ser más «inestables» y cambiar con más frecuencia de relación[309]​ (o que no tienen «fidelidad sexual»), porque dicen que «una relación homosexual “estable” está destinada al fracaso, lo cual es algo intrínseco a la dinámica del deseo homosexual».[310]​ No obstante, los resultados de un estudio de 2011 muestran que la tasa de divorcio de parejas del mismo sexo en los Estados Unidos es del 2 % anual, lo mismo que las parejas del sexo opuesto.[311]​ Por su parte, algunas investigaciones han revelado que las relaciones comprometidas entre mujeres no duran tanto como entre hombres[312]​ e indican que las parejas de hombres tienen menos probabilidades de romper que las heterosexuales; sobre los motivos que conducen al divorcio de lesbianas, los académicos sugieren que podrían deberse a que ellas tienen estándares más altos en temas como recibir atención, compartir las tareas o los gastos y porque las mujeres tienden a ser más exigentes en sus relaciones de pareja independientemente de su orientación sexual, esto último citando análisis sobre causas de divorcio entre parejas heterosexuales.[309]​ En 2021, veinte años después de que se legalizara el matrimonio igualitario en los Países Bajos, la Agencia Central de Estadísticas informó que, para ese año, más de 28 000 parejas del mismo sexo se habían casado en el país, de las que 4500 (16 %) se habían separado o divorciado. Asimismo, afirmaron que las parejas de mujeres tenían más probabilidades de divorciarse (alrededor del 26 %), mientras que las parejas heterosexuales tienen un 16 % y las parejas de hombres un 14 %.[313]

En los países federales o con territorios autónomos donde el matrimonio igualitario no está legalizado a nivel nacional sino en algunas de sus entidades subnacionales o naciones constitutivas (como el caso de Aruba dentro del Reino de los Países Bajos), pueden existir problemas legales para los divorciados que regularizan su situación tras un cambio de residencia.[314]​ En los Estados Unidos, antes del caso Obergefell v. Hodges, las parejas en matrimonios igualitarios solo podían divorciarse en jurisdicciones que reconocían sus uniones, con algunas excepciones.[315]

Tras la disolución de un matrimonio entre personas del mismo sexo, quedan pendientes cuestiones legales en cuanto a los derechos de los cónyuges a la custodia legal de los hijos biológicos, las cuales pueden o no tener solución directa dependiendo del país o, si es un Estado federal, de la entidad subnacional.[316][317]​ Las políticas de custodia infantil incluyen varias pautas que determinan con quién vivirá el hijo o hija después del divorcio, cómo se repartirá el tiempo en situaciones de custodia compartida y los derechos de visita. La pauta de custodia que se aplica con más frecuencia es el principio de interés superior del menor, que tiene en cuenta las preferencias de los progenitores y las del menor de edad, las interacciones entre padres e hijos, la adaptación de los menores y la salud mental y física de todos los miembros de la familia.[318]​ La aplicación de este principio ha estado rodeada de polémica, especialmente en situaciones donde el aplicador de justicia observa la orientación sexual de uno de los progenitores como causal para negarle la custodia, lo que es considerado «discriminación e injerencia arbitraria en la vida privada» por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.[319]

Terminología[editar]

Los términos «matrimonio entre personas del mismo sexo» o «matrimonio igualitario» son preferidos entre los partidarios frente a los de «matrimonio gay» o «matrimonio homosexual». En estos últimos, los bisexuales pueden verse excluidos. Sin embargo, ninguno de estos términos se utiliza legalmente, ya que en los ordenamientos en que se permite, simplemente se elimina la diferencia de sexo como requisito el matrimonio y se omite la referencia al sexo de los futuros contrayentes, y de quienes lo contraen, utilizando expresiones neutras como cónyuge; no se dictan leyes nuevas con esta denominación concreta.[actualizar] En algunos países se utiliza la expresión «matrimonio para todos», como es en el caso de Francia,[320]​ Suiza,[3]​ Alemania,[321]​ Austria,[322]​ etc., término considerado «inapropiado» por la socióloga conservadora Nathalie Heinich,[323]​ incluso «falaz» por el director de la revista jesuita francesa Études, Pierre de Charentenay, quien asegura que la institución del matrimonio no está realmente habilitada «para todos» en su país, ya que está prohibida en determinados casos, en particular para menores y miembros de una misma familia.[242]

Los antropólogos han luchado por determinar una definición de matrimonio que comprenda los puntos en común de esta construcción social en las culturas de todo el mundo. Muchas definiciones propuestas han sido criticadas por no reconocer la existencia del matrimonio entre personas del mismo sexo en algunas culturas, incluso en más de treinta grupos étnicos africanos, como los kĩkũyũ y los nuer.[324][325][326]

A raíz de que varios países están revisando sus leyes de matrimonio para reconocer a las parejas del mismo sexo en el siglo XXI, los principales diccionarios han revisado sus definiciones de la palabra matrimonio para eliminar especificaciones de género o complementarlas con acepciones secundarias para incluir un lenguaje neutro en cuanto al género o de reconocimiento explícito de las uniones entre personas del mismo sexo. Por ejemplo, el Oxford English Dictionary enmendó su definición de matrimonio en 2000[327]​ y el Diccionario de la lengua española añadió una acepción sobre el matrimonio igualitario en 2012,[4]​ aunque esta fue criticada por organizaciones pro-LGBT por incluir en el texto «"según algunas legislaciones", ya que defienden que el concepto es el mismo independientemente de las leyes y que "es un matiz que no se especifica en el caso del matrimonio entre hombre y mujer"».[328][329]

En 2017, la Fundación del Español Urgente (Fundéu) publicó una entrada que recomendaba «matrimonio homosexual [...] una expresión más precisa que matrimonio igualitario para referirse a los enlaces entre personas del mismo sexo». Citando el Diccionario de la lengua española, argumentaron que el adjetivo igualitario «significa ‘que entraña igualdad o tiende a ella’ y ‘que propugna la igualdad social’. De estas definiciones no se desprende que esa igualdad esté por fuerza relacionada con el sexo de los contrayentes». Asimismo, aseguraron que matrimonio igualitario «también puede aludir —y, de hecho, así se ha venido usando— a un matrimonio entre personas de distinta clase social o a aquel en el que los dos cónyuges gozan de los mismos derechos».[1]​ Las críticas que suscitaron la recomendación forzaron a la retractación de Fundéu y la eliminación de la entrada.[330][331]

Los opositores al matrimonio entre personas del mismo sexo, principalmente grupos religiosos conservadores, usan el término «matrimonio tradicional» para referirse a la unión conyugal entre un hombre y una mujer.[332][333][334][335][336]​ Por otro lado, los defensores del matrimonio igualitario, cuestionando que en instituciones seculares estén arraigados dogmas religiosos,[337][338][339][340][341]​ emplean la expresión «matrimonio excluyente» para aglutinar las definiciones postuladas por asociaciones políticas y religiosas tradicionalistas que excluyen, en mayor o menor grado, a las parejas del mismo sexo del acceso a la igualdad matrimonial.[342][343]

Posturas religiosas[editar]

Las doctrinas de las principales religiones monoteístas condenan la homosexualidad y otras manifestaciones de la sexualidad humana, admitiendo únicamente el matrimonio entre un hombre y una mujer.[234]​ Asimismo, en el debate público los líderes religiosos se encuentran entre los principales oponentes del matrimonio igualitario, exigiendo que el Estado solo debe admitir su visión del matrimonio incluso dentro de la esfera civil,[344][345]​ lo que ha planteado discusiones sobre la influencia de las comunidades religiosas en la sociedad y la política, la situación de la separación Iglesia-Estado y el proceso de secularización dentro de las propias Iglesias.[17][346]​ En los países donde es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo, generalmente se crean exenciones para permitir que las asociaciones religiosas no celebren tales matrimonios, con base en los derechos de libertad de culto, de expresión y de pensamiento.[347][348]

El papa Francisco expresó su apoyo a leyes de «convivencia civil» entre personas del mismo sexo en una entrevista para el documental Francesco (2020),[349]​ pero la Congregación para la Doctrina de la Fe, responsable de la ortodoxia católica, aclaró que para ellos es «imposible» que Dios «bendiga el pecado», refiriéndose al uso de ritos litúrgicos en casamientos LGBT.[350]

Las posiciones de las Iglesias cristianas se dividen en conservadoras, liberales o neutrales. Se oponen la Iglesia católica,[344]​ las Iglesias ortodoxas,[335]​ las Asambleas de Dios, la Convención Bautista del Sur,[334]​ los testigos de Jehová, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Iglesia SUD),[332][345]​ la Iglesia Adventista del Séptimo Día, etc., condenando como pecado cualquier actividad sexual homosexual y, por extensión, el matrimonio entre personas del mismo sexo.[350][351][352][353][354]​ En 2015, la Iglesia SUD anunció la negación de privilegios a los hijos de parejas homosexuales, exceptuando los que sean mayores de edad y que demuestren no estar a favor de «practicar» la homosexualidad; asimismo, en la misma modificación de su manual oficial se habló de «excomunión» a los homosexuales que no refrenen su deseo de vivir de acuerdo a su orientación sexual, dado que consideran la práctica sexual homosexual un pecado, pero no el hecho de ser homosexual. Los cambios provocaron la apostasía de parte de su feligresía LGBT.[355]​ En 2019, el presidente de la Iglesia SUD, Russell M. Nelson, impulsó la anulación de la medida con el fin de «reducir el odio y los conflictos tan comunes en la actualidad».[356]

Pareja homosexual casada en una parroquia veterocatólica en Valonia.

Algunas denominaciones anglicanas, protestantes y evangélicas celebran matrimonios entre personas del mismo sexo.[18][357]​ Entre las iglesias cristianas que casan a parejas del mismo sexo se encuentran la Iglesia de la Comunidad Metropolitana,[138]​ la Iglesia de Noruega,[358]​ la Iglesia de Suecia,[102]Iglesia del Pueblo Danés,[359][360]​ la Iglesia Unida de Canadá, la Iglesia Unida de Cristo, la Iglesia Universalista, los Sociedad Religiosa de los Amigos (cuáqueros),[361]​ la Comunidad de Cristo (rama mormona disidente de la Iglesia SUD),[362]​ los Discípulos de Cristo,[363]​ etc. Existen denominaciones cristianas evangélicas liberales internacionales con posturas amigables, como Alliance of Baptists y Affirming Pentecostal Church International, que practican el matrimonio entre personas del mismo sexo.[18][357]​ La Iglesia protestante unida de Francia y la Unión de Iglesias Protestantes de Alsacia y Lorena se han pronunciado a favor de la posibilidad de bendecir los matrimonios igualitarios.[364][365]​ Otras Iglesias bendicen los matrimonios o uniones entre personas del mismo sexo con un rito distinto del matrimonial, como la Iglesia evangélica del Río de la Plata,[366]​ la Iglesia evangélica española, algunas ramas de la Iglesia anglicana colombiana y la Iglesia anglicana de Australia,[367]​ la Iglesia episcopal, la Iglesia presbiteriana,[368][369][370]​ la Libre Congregación Unitaria de México, la Iglesia cristiana Puertas Abiertas, etc.[371][372]

Por otro lado, también hay denominaciones cristianas que han adoptado posiciones neutrales, dejando la elección a las congregaciones locales de decidir sobre el tema.[373][374][375]​ Asimismo, dentro de cada grupo cristiano existen creyentes LGBT y partidarios de una igualdad LGBT que abogan activamente por reformas dentro de sus congregaciones no incluyentes, desafiando las posturas de sus jerarquías.[15]

En la jurisprudencia tradicional islámica los actos homosexuales están prohibidos y sujetos a diferentes castigos (como lapidación o ejecución) en los países que aplican la sharía,[376]​ según la situación y la corriente de interpretación, por lo que las escuelas islámicas mayoritarias rechazan y reprimen toda expresión de las personas LGBT.[11][377][378]​ No obstante, la coyuntura actual sobre el tema deja espacio para la apertura de algunos clérigos musulmanes, como Tareq Oubrou (imán de Burdeos), para quienes ni el Corán ni la Sunna condenan la práctica homosexual, agregando que la homofobia es contraria a los principios islámicos: según Oubrou, aunque la homosexualidad «no es defendida por el islam, los musulmanes homosexuales son musulmanes completos. El hecho de estigmatizarlos, violarlos o acosarlos es contrario a la ética común».[379]​ Abdel Nour Brado, representante de la Junta Islámica de Córdoba y secretario de la Comisión Islámica de España, en ocasión de la discusión sobre la legalización del matrimonio igualitario, declaró a título personal en 2005: «No hay ninguna referencia en el Corán contra la homosexualidad. Debemos debatir este tema entre nosotros y entender que celebrar matrimonios religiosos entre homosexuales sería la mejor respuesta de los musulmanes que viven en Occidente a quienes persiguen a los homosexuales en el resto del mundo musulmán».[380][381]​ Por su parte, algunos imanes liberales celebran casamientos LGBT en países con sistemas democráticos plenos; Ludovic-Mohamed Zahed, fundador de la primera mezquita incluyente de Europa, sostiene que «si el profeta Mahoma estuviese vivo, se casaría con homosexuales».[382]

Dentro de las denominaciones judías modernas el tema ha sido objeto de controversia y ha dado lugar a debates y divisiones. Tradicionalmente, el judaísmo ha entendido las relaciones sexuales masculinas homosexuales como contrarias a la Torá, opinión que aún mantienen los judíos ortodoxos.[383]​ Por otro lado, el judaísmo reconstruccionista y el judaísmo reformista no sostienen este punto de vista y permiten tanto las relaciones homosexuales como el casamiento de parejas del mismo sexo.[384][385]​ El Comité sobre Normas y Leyes Judías de los judíos conservadores compartió hasta diciembre de 2006 la misma posición de los ortodoxos, pero desde esa fecha ha emitido múltiples opiniones bajo su filosofía de pluralismo; algunos sectores siguen la posición ortodoxa mientras que otros liberalizan sustancialmente la visión del sexo y las relaciones homosexuales, pese a que continúan considerando ciertos actos sexuales como prohibidos.[386]

También realizan casamientos algunas denominaciones minoritarias del hinduismo, mientras que en el budismo lo hacen la mayoría de escuelas occidentales aunque en las oientales suele depender de la cultura de cada país.[387][388][389]​ Entre los nuevos movimientos religiosos, el grupo new age Eckankar,[390]​ la rama budista Sōka Gakkai (desde 1995),[391]​ el movimiento raeliano[392]​ y los cuáqueros británicos (desde 2009)[361]​ tienen ministros de culto que llevan a cabo el matrimonio de parejas del mismo sexo, donde este tipo de unión está legalmente reconocido.

La cienciología y el zoroastrismo se oponen a cualquier forma de actividad homosexual, entre ellas el matrimonio igualitario.[393][394]

Opinión pública[editar]

Países por porcentaje de población a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, coloreados por fracción:[nb 10]
     ≥ 56      ≥ 23
     ≥ 12      ≥ 13
     ≥ 16      < 16      sin encuestas

Las encuestas y estudios sobre el tema han revelado una tendencia de aumento del apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo en muchos países del mundo, generalmente impulsada en gran parte por una diferencia generacional. Las encuestas realizadas en varias democracias desarrolladas en el siglo XXI muestran una mayoría de la población que apoya el acceso igualitario al matrimonio, observándose un aumento en todos los grupos de edad, sin diferenciar entre ideología política, religión, género, etnia y región.[19]​ Asimismo, en varios países se observa que el apoyo aumenta significativamente con niveles más altos de educación y también es significativamente más alto entre las generaciones más jóvenes, con una marcada tendencia de incremento continuo.[395][396][397][398]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Excluye la Samoa Americana y algunas jurisdicciones tribales.
  2. Excluye los estados de Durango, Guerrero, México, Tabasco y Tamaulipas (reconocen los matrimonios realizados en el resto de México).
  3. Excluye Islas Cook, Niue y Tokelau.
  4. Excluye Aruba, Curazao y San Martín (reconocen los matrimonios realizados en el resto de los Países Bajos).
  5. Excluye los territorios de ultramar de Anguila, Bermudas, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat.
  6. Una presunta referencia al matrimonio entre personas del mismo sexo aparece en la Sifra, midrash halájico del Libro de Levítico escrito en el siglo III. Si bien el Libro de Levítico prohibía las relaciones homosexuales y advirtió a los hebreos que no «haréis como hacen en la tierra de Egipto [...] ni... en la tierra de Canaán» (Lev. 18:22, 20:13), la Sifra aclara cuáles eran estos «actos» ambiguos: «Un hombre que se case con un hombre y una mujer con una mujer, un hombre que se case con una mujer y su hija, y una mujer que se case con dos hombres».
  7. Si bien este «neologismo urbano» panindiano no ha sido universalmente aceptado,[114][115][116]​ ha sido percibido como imposición por las comunidades tradicionales que ya tienen sus propios términos en lugar del nuevo hiperónimo y por aquellos que rechazan lo que ellos consideran implicaciones binarias «occidentales», que dan a entender que los indígenas creían que los dos espíritus son «tanto hombres como mujeres».[117][118]
  8. Es necesario puntualizar que gran parte de la información sobre los pueblos precolombinos proviene de las crónicas de la conquista española. En dichos relatos debe tenerse especial cuidado con la interpretación, dado que el argumento de la sodomía se utilizó para justificar la conquista, además de otras acusaciones reales o ficticias, como el sacrificio humano, el canibalismo o la idolatría.[123]​ Dado que los defensores de los indígenas manipularon los textos tanto como quienes se oponían a ellos, algunos tratando de minimizar la incidencia de la sodomía y otros exagerando tales historias, es imposible obtener una imagen precisa del comportamiento homosexual en la América precolombina. El historiador Antonio de Herrera ya había llegado a esa conclusión en 1601.[124]
  9. Legalmente disponible en los municipios de Bisbee, Clarkdale, Cottonwood, Jerome, Sedona y Tucson.
  10. Para datos de encuestas anteriores, las cifras se han ajustado al alza @1%/año.

Referencias[editar]

  1. a b «matrimonio igualitario y matrimonio homosexual, significado». Fundéu BBVA. 8 de noviembre de 2017. Archivado desde el original el 10 de noviembre de 2017. Consultado el 15 de diciembre de 2021. 
  2. a b c d Abraham, Julie (2000). «Public Relations: Why the Rush to Same-Sex Marriage? And Who Stands to Benefit?». The Women's Review of Books 17 (8): 12-14. «its most vocal advocates want gay marriage because marriage stands at the center of a system of legitimization [...].» 
  3. a b «Votations fédérales du 26 septembre – Le mariage pour tous devrait entrer en vigueur le 1er juillet 2022». 24 heures (en francés). 26 de septiembre de 2021. Consultado el 26 de septiembre de 2021. 
  4. a b Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «matrimonio». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
    1. m. Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.
    2. m. En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.
  5. Davidson, Helen (13 de enero de 2022). «Same-sex couple become first in Taiwan to legally adopt child». The Guardian (en inglés). Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  6. «Demà entren en vigor lleis importants, com la d'unions civils o la 'regla d´or'». Ràdio i Televisió d'Andorra (en catalán). 24 de diciembre de 2014. Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  7. a b Mathabane, Gail (25 de enero de 2004). «Gays face same battle interracial couples fought». USA Today. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  8. a b Javier Ugarte Pérez (2005): "Sin derramamiento de sangre. Un ensayo sobre la homosexualidad". Barcelona-Madrid, editorial Egales. ISBN 84-95346-82-6.
  9. a b c d «El Congreso de Chile ha aprobado el matrimonio igualitario». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 7 de diciembre de 2021. Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
  10. a b «GD Refloats Proposal on Setting Constitutional Bar to Same-Sex Marriage». Civil Georgia (en inglés). 8 de marzo de 2016. Consultado el 9 de marzo de 2016. 
  11. a b «L'homosexualité masculine en pays islamique». Slate (en francés). 7 de febrero de 2012. Consultado el 20 de agosto de 2020. 
  12. a b «La Corte Interamericana de Derechos Humanos reconoció el matrimonio igualitario y llamó a los países de la región a legalizarlo». Infobae. 11 de enero de 2018. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  13. a b «James Obergefell, et al., Petitioners v. Richard Hodges, Director, Ohio Department of Health, et al.» (en inglés). Supreme Court of the United States. 26 de junio de 2015. Consultado el 2 de abril de 2021. 
  14. a b Rauch, Jonathan. "For Better or Worse?" The case for gay (and straight) marriage. The New Republic, May 6, 1996. [1]
  15. a b Cox, Daniel; Lienesch, Rachel; Jones, Robert P. (21 de junio de 2017). «Who Sees Discrimination? Attitudes about Sexual Orientation, Gender Identity, Race, and Immigration Status - Findings from PRRI's American Values Atlas». PRRI (en inglés estadounidense). Consultado el 6 de enero de 2022. 
  16. a b «"Discriminación, negar matrimonio igualitario": CEDH Sonora». Comisión Estatal de Derechos Humanos Sonora. 5 de octubre de 2020. Consultado el 10 de marzo de 2021. 
  17. a b C, Raúl (22 de marzo de 2021). «Activistas de DD HH: Comunicado de la CEV contra el matrimonio igualitario y el aborto es antiderechos». eldiario. Consultado el 12 de marzo de 2022. 
  18. a b c Thatcher, Adrian (2015). The Oxford handbook of theology, sexuality, and gender (en inglés) (Primera edición). p. 368. ISBN 978-0-19-966415-3. OCLC 884242472. 
  19. a b McCarthy, Justin (23 de mayo de 2018). «Two in Three Americans Support Same-Sex Marriage». Gallup (en inglés). Consultado el 1 de julio de 2018. ; «For several years a majority of Australians have supported marriage equality» (en inglés). Australian Marriage Equality Incorporated. Archivado desde el original el 7 de febrero de 2017. Consultado el 22 de mayo de 2015. ; Lodola, Germán; Corral, Margarita (2010). «Support for Same‐Sex Marriage in Latin America». AmericasBarometer Insights (en inglés) (44). Nashville: Vanderbilt University. pp. 1-9. Consultado el 25 de septiembre de 2012. 
  20. Feray, Jean-Claude; Herzer, Manfred; Peppel, Glen W. (30 de abril de 1990). «Homosexual Studies and Politics in the 19th Century: Karl Maria Kertbeny». Journal of Homosexuality (en inglés) 19 (1): 23-48. ISSN 0091-8369. doi:10.1300/J082v19n01_02. 
  21. Margherita Mussi (2002). Earliest Italy: An Overview of the Italian Paleolithic and Mesolithic. pp. 340, 343-344. 
  22. Talalay, Lauren E (2005). The Gendered Sea: Iconography, Gender, and Mediterranean Prehistor. pp. 130-148. 
  23. a b Lahey, Kathleen A.; Alderson, Kevin (2004). Same-sex marriage: the personal and the political. Insomniac Press. ISBN 978-1-897414-98-9. OCLC 228169254. 
  24. Herdt, Gilbert H. (1984). «Ritualized Homosexual Behavior in the Male Cults of Melanesia, 1862−1983: An Introduction». Ritualized homosexuality in Melanesia (en inglés). University of California Press. pp. 1-83. ISBN 0-520-05037-1. OCLC 10072739. 
  25. Broude, Gwen J.; Greene, Sarah J. (1976-10). «Cross-Cultural Codes on Twenty Sexual Attitudes and Practices». Ethnology (en inglés) 15 (4): 409. doi:10.2307/3773308. 
  26. «Response to The Pilling Commission (2012) and the Church of England Listening Exercise on Human Sexuality (2007)» (en inglés). Royal College of Psychiatrists. Consultado el 26 de marzo de 2022. «Opposition to homosexuality in Europe reached a crescendo in the Nineteenth Century. What had earlier been regarded as a vice, evolved into a perversion or psychological illness. Official sanction of homosexuality both as illness and (for men) a crime led to discrimination, inhumane treatments and shame, guilt and fear for gay men and lesbians (King and Bartlett, 1999). In 1973 the American Psychiatric Association removed homosexuality from its diagnostic glossary of mental disorders. The International Classification of Diseases of the World Health Organisation followed suit in 1992. This unfortunate history demonstrates how marginalisation of a group of people who have a particular personality feature (in this case homosexuality) can lead to harmful medical practice and a basis for discrimination in society». 
  27. «Stop discrimination against homosexual men and women». WHO Regional Office for Europe (en inglés). 17 de mayo de 2011. Consultado el 5 de enero de 2022. «In April 2011, Margaret Chan, WHO Director-General, said that WHO had removed homosexuality from the International Classification of Diseases on 17 May 1990: “This was an important step forward. Yet over two decades later, stigma and discrimination against homosexuals still exist, and can result in restricted access to health services and missed targets for health programmes.”». 
  28. Robles, Rebeca; Real, Tania; Reed, Geoffrey M. (2021). «Depathologizing Sexual Orientation and Transgender Identities in Psychiatric Classifications». Consortium Psychiatricum (en inglés) 2 (2): 45-53. ISSN 2713-2919. doi:10.17816/CP61. 
  29. Bayer, Ronald (1987). «Politics, science, and the problem of psychiatric nomenclature: a case study of the American Psychiatric Association referendum on homosexuality». En Engelhardt, Jr., H. Tristram; Caplan, Arthur L., eds. Scientific Controversies (en inglés) (1 edición) (Cambridge University Press): 381-400. ISBN 978-0-521-25565-3. doi:10.1017/cbo9780511628719.018. 
  30. Stoller, Robert J.; Marmor, Judd; Bieber, Irving; Gold, Ronald; Socarides, Charles W.; Green, Richard; Spitzer, Robert L. (1973). «A Symposium: Should Homosexuality Be in the APA Nomenclature?». American Journal of Psychiatry (en inglés) 130 (11): 1207-1216. ISSN 0002-953X. doi:10.1176/ajp.130.11.1207. 
  31. Dynes, Wayne R.; Donaldson, Stephen (1992). Homosexuality in the ancient world. Garland. ISBN 0-8153-0546-X. OCLC 25787302. 
  32. a b c Hinsch, Bret (1990). Passions of the Cut Sleeve: The Male Homosexual Tradition in China. Reed Business Information, Inc. ISBN 978-0-520-07869-7. 
  33. Bullough, Vern L. (1976). Sexual variance in society and history. New York: Wiley. p. 53. ISBN 9780471120803. 
  34. Eskridge, 1993, p. 1453.
  35. a b c d Hinsch, Bret (1990). Passions of the cut sleeve : the male homosexual tradition in China. ISBN 0-520-06720-7. OCLC 20755546. 
  36. Eskridge, 1993, p. 1443.
  37. Gerig, Bruce (2005). «Homosexuality in the Ancient Near East, beyond Egypt». Homosexuality and the Bible. pp. Supplement 11A. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  38. Ovidio, Las metamorfosis, 10.67–85
  39. Arié, Rachel (1982). España musulmana (siglos VIII-XV) (1a ed edición). Labor. ISBN 84-335-9423-0. OCLC 9317144. 
  40. Rocke, Michael (1996). Forbidden friendships : homosexuality and male culture in Renaissance Florence. Oxford University Press. ISBN 0-19-512292-5. OCLC 133165642. 
  41. Ruggiero, Guido (1985). The boundaries of eros: sex crime and sexuality in Renaissance Venice. Oxford University Press. ISBN 0-19-503465-1. OCLC 10348688. 
  42. Healey, Dan. «1600-1861: Traditional Masculinities And Love Between Men». english.gay.ru. Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
  43. Iwata, Junʼichi (1989). Love of the Samurai : a thousand years of Japanese homosexuality. ISBN 0-85449-115-5. OCLC 19774284. 
  44. Hubbard, T. K. (1998). «Popular Perceptions of Elite Homosexuality in Classical Athens». Arion: A Journal of Humanities and the Classics (en inglés) 6 (1): 48-78. ISSN 0095-5809. «Pederasty was an ethical crux for the Greeks, even as homosexuality in general is an ethical and political crux in the present day. Its practitioners were often apologetic, its opponents censorious or derisive.» 
  45. Fisher, N. R. E. (2001). Against Timarchos (en inglés). Clarendon Press. ISBN 0-19-814902-6. OCLC 45466179. 
  46. a b Hubbard, Thomas K. (2003). Homosexuality in Greece and Rome : a sourcebook of basic documents (en inglés). University of California Press. ISBN 978-0-520-93650-8. OCLC 54542721. 
  47. Eskridge, 1993, p. 1444.
  48. What is arguably the first historical mention of the performance of same-sex marriages occurred during the early Roman Empire according to controversial historian John Boswell. However, Shaw criticizes Boswell's methodology and conclusions as disingenuous. Shaw, Brent (July 1994). «A Groom of One's Own?». The New Republic: 43-48. Archivado desde el original el 7 de mayo de 2006. Consultado el 25 June 2009. 
  49. Frier, Bruce. «Roman Same-Sex Weddings from the Legal Perspective». University of Michigan. Archivado desde el original el 30 de diciembre de 2011. Consultado el 25 de septiembre de 2012. 
  50. Cicerón Filípicas 18 de febrero, 2.45.
  51. Eyben, Emiel (1993). Restless youth in ancient Rome. Routledge. p. 236. ISBN 0-203-16848-8. OCLC 57449658. 
  52. a b Eskridge, 1993, p. 1445.
  53. Marcial Epigramas 12.42, 1.35, 3.93, 12.95.
  54. Eskridge, 1993, p. 1446.
  55. a b Cassius Dio. «Roman History - Epitome of Book LXII». Consultado el 2 de abril de 2021. «Nero missed her so greatly after her death that on learning of a woman who resembled her he at first sent for her and kept her; but later he caused a boy of the freedmen, whom he used to call Sporus,...he formally "married" Sporus, and assigned the boy a regular dowry according to contract». 
  56. Cassius Dio. «Roman History - Epitome of Book LXXIX». University of Chicago. Consultado el 2 de abril de 2021. 
  57. Cassius Dio. «Roman History - Epitome of Book LXXX». University of Chicago. Consultado el 2 de abril de 2021. 
  58. Macrinus, Elagabalus. Herodian of Antioch, History of the Roman Empire. Consultado el 2 de abril de 2021. 
  59. Corbett, The Roman Law of Marriage (Oxford, 1969), pp. 24–28; Treggiari, Roman Marriage (Oxford, 1991), pp. 43–49.; "Marriages where the partners had conubium were marriages valid in Roman law (iusta matrimonia)" [Treggiari, p. 49]. Comparar con Ulpian (Tituli Ulpiani 5.3–5: "Conubium is the capacity to marry a wife in Roman law. Roman citizens have conubium with Roman citizens, but with Latins and foreigners only if the privilege was granted. There is no conubium with slaves"; compare also Gaius (Institutionum 1:55–56, 67, 76–80).
  60. Treggiari, Roman Marriage (Oxford, 1991), p. 5.
  61. Eskridge, 1993, pp. 1447-1449.
  62. Kuefler, Mathew (2007-10). «The Marriage Revolution in Late Antiquity: The Theodosian Code and Later Roman Marriage Law». Journal of Family History (en inglés) 32 (4): 343-370. ISSN 0363-1990. doi:10.1177/0363199007304424. 
  63. Pharr, 1952: 232-233
  64. Eidolon, 2015, Michael Fontaine, Associate Professor of Classics and Assistant Dean, Cornell University "the Law does not provide for it."
  65. Lane Fox, Robin (1973). Alexander the Great.. Allen Lane. p. 207. ISBN 0-7139-0500-X. OCLC 805478. 
  66. Steindorff, George (1904). Durch die Libysche Wuste Zur Amonoase. Leipsig: Velohgen and Klasing. p. 111.
  67. Eskridge, 1993, p. 1449.
  68. Toda persona que tenga la vergonzosa costumbre de condenar el cuerpo de un hombre, actuando como el de una mujer con el sufrimiento de un sexo ajeno (porque no parecen ser diferentes de las mujeres), expiarán un crimen de este tipo en llamas vengativas a la vista del pueblo.
    C. Th. 9.7.6
  69. Justiniano Novelas 77, 144
  70. a b Eskridge, 1993, pp. 1447-1448.
  71. Jordan, Mark D. (2005). Blessing Same-Sex Unions: The Perils of Queer Romance and the Confusions of Christian Marriage (en inglés). University of Chicago Press. pp. 135-136. ISBN 0-226-41033-1. (requiere registro). 
  72. Jestice, Phyllis G. (2004). Holy People of the World: A Cross-Cultural Encyclopedia (en inglés) III. ABC-CLIO. p. 781. ISBN 1-57607-355-6. 
  73. Kurtz, Lester R.; Turpin, Jennifer E. (1999). Encyclopedia of violence, peace & conflict (en inglés). Academic Press. p. 140. ISBN 0-12-227010-X. OCLC 42199922. 
  74. Eskridge, 1993, p. 1450.
  75. Eskridge, 1993, p. 1452.
  76. Same-Sex Unions in Premodern Europe (1994), Villard Books, ISBN 0-679-43228-0
  77. Boswell, John (1994). Same-sex unions in premodern Europe (Primera edición). Villard Books. ISBN 0-679-43228-0. OCLC 29566628. 
  78. Young, Robin Darling (November 1994). «Gay Marriage: Reimagining Church History». First Things (47): 43-48. 
  79. Bray, Alan (2003). The friend. University of Chicago Press. p. 129. ISBN 0-226-07180-4. OCLC 51756149. 
  80. «Título VII: Del matrimonio (Cann. 1055-1165) - Parte I: De los sacramentos - Libro IV: De la función de santificar a la Iglesia». Código de Derecho Canónico. Santa Sede. «La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados.» 
  81. Eusebio de Cesarea Demonstratio Evangelica IV, 10.
  82. Tulchin, Allan (September 2007). «Same-Sex Couples Creating Households in Old Regime France: The Uses of the Affrèrement». Journal of Modern History 79 (3): 613-647. doi:10.1086/517983. Consultado el 7 de agosto de 2007. 
  83. Crompton, Louis (2003). Homosexuality & civilization (en inglés). Belknap Press of Harvard University Press. pp. 178-179. ISBN 978-0-674-03006-0. OCLC 456274764. 
  84. Bullough, Vern L.; Brundage, James A. (1996). Handbook of medieval sexuality (en inglés). Garland Pub. pp. 191-222. ISBN 0-8153-1287-3. OCLC 33947653. 
  85. Amer, Sahar (2008). Crossing borders: love between women in medieval French and Arabic literatures (en inglés). University of Pennsylvania Press. pp. 33-41. ISBN 978-0-8122-0108-6. OCLC 859161108. 
  86. Rocke, Michael (1996). Forbidden friendships: homosexuality and male culture in Renaissance Florence (en inglés). Oxford University Press. ISBN 0-19-512292-5. OCLC 133165642. 
  87. Ruggiero, Guido (1985). The boundaries of eros: sex crime and sexuality in Renaissance Venice (en inglés). Oxford University Press. ISBN 1-4237-5834-X. OCLC 64768131. 
  88. Carlos Callón. «Callón gaña o Vicente Risco de Ciencias Sociais cun ensaio sobre a homosexualidade na Idade Media» (en gallego). Archivado desde el original el 5 March 2011. Consultado el 1 March 2011. 
  89. «Andrew Galloway en Oxford Bibliografies, "John Clanvowe".». 
  90. a b Bray, Alan: The Friend.
  91. Santerre, Edouard de. "Same Sex Unions & The Churches of Europe".
  92. «Margaret Aston, "Lollardy and the Gentry in the Later Middle Ages".». 
  93. Rupp, Leila J. (2009). Sapphistries: a global history of love between women (en inglés). New York University Press. pp. 94-97. ISBN 978-0-8147-7592-9. OCLC 326466225. 
  94. «Gay Marriage in Montaigne». Archivado desde el original el December 5, 1998. Consultado el April 2, 2021. 
  95. Eskridge, 1993, pp. 1458-1459.
  96. Newson, Linda A. (2009). Conquest and pestilence in the early Spanish Philippines (en inglés). University of Hawai'i Press. p. 148. ISBN 978-1-4416-2002-6. OCLC 436459184. 
  97. Leeson, Peter T. (31 de marzo de 2009). The Invisible Hook: The Hidden Economics of Pirates (en inglés). Princeton University Press. ISBN 978-1-4008-2986-6. doi:10.1515/9781400829866-003. 
  98. Gould, Clarence P.; Headlam, Cecil (1937). «Calendar of State Papers, Colonial Series: America and West Indies, 1724-25, Preserved in the Public Record Office». The Mississippi Valley Historical Review (en inglés) 24 (3): 376-378. doi:10.2307/1891823. 
  99. Boswell, John (1995). Same- sex unions in Pre Modern Europe (en inglés). Vintage; First Thus edition. ISBN 978-0679751649. 
  100. Rule, Sheila (2 de octubre de 1989). «Rights for Gay Couples in Denmark». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  101. «Wording of same-sex marriage referendum published». RTÉ.ie. 21 January 2015. 
  102. a b «Synod opened on same-sex marriages». DN.se. 22 de octubre de 2009. Archivado desde el original el 26 de diciembre de 2009. 
  103. «INFORME sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre medidas para facilitar el ejercicio de los derechos concedidos a los trabajadores en el marco de la libre circulación de los trabajadores». Parlamento Europepo. 14 de noviembre de 2013. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  104. «Same-sex spouses have EU residence rights, top court rules». BBC News (en inglés británico). 5 de junio de 2018. Consultado el 19 de diciembre de 2021. «Although the member states have the freedom whether or not to authorise marriage between persons of the same sex, they may not obstruct the freedom of residence of an EU citizen by refusing to grant his same-sex spouse, a national of a country that is not an EU Member State, a derived right of residence in their territory». 
  105. Boffey, Daniel (14 de septiembre de 2021). «MEPs condemn failure to respect rights of same-sex partners in EU». The Guardian (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  106. Gillet, Kit (5 de junio de 2018). «Same-Sex Marriages Are Backed in E.U. Immigration Ruling». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  107. Toesland, Finbarr (2017). «Fighting for LGBT Rights in Nigeria». DIVA Magazine (en inglés). Consultado el 12 de noviembre de 2018. 
  108. a b Roscoe, Will (1991). The Zuni man-woman (en inglés) (Primera edición). p. 5. ISBN 0-8263-1253-5. OCLC 22662786. 
  109. Gilley, Brian Joseph (2006). Becoming two-spirit : gay identity and social acceptance in Indian country (en inglés). p. 8. ISBN 0-8032-5797-X. OCLC 75428414. 
  110. Eskridge, 1993, p. 1457.
  111. Eskridge, 1993, p. 1456.
  112. a b Lang, Sabine (1998). Men as women, women as men: changing gender in Native American cultures (en inglés). Austin: University of Texas Press. pp. 208-212; 289-298. ISBN 9780292747012. 
  113. Walker, Dalton (17 de julio de 2007). «Going Far From Home to Feel at Home». The New York Times. 
  114. «Two Spirit 101» (en inglés). Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2014. Consultado el 6 de abril de 2016. «The Two Spirit term was adopted in 1990 at an indigenous lesbian and gay international gathering to encourage the replacement of the term berdache, which means, 'passive partner in sodomy, boy prostitute.'». 
  115. Pember, Mary Annette (13 de octubre de 2016). «'Two Spirit' Tradition Far From Ubiquitous Among Tribes». Rewire. Archivado desde el original el 19 de octubre de 2016. Consultado el 17 de octubre de 2016. «Non-Native anthropologist Will Roscoe gets much of the public credit for coining the term two spirit. However, according to Kristopher Kohl Miner of the Ho-Chunk Nation, Native people such as anthropologist Dr. Wesley Thomas of the Dine or Navajo tribe also contributed to its creation. (Thomas is a professor in the School of Dine and Law Studies.)». 
  116. Medicine, B (2002). «Directions in Gender Research in American Indian Societies: Two Spirits and Other Categories». Online Readings in Psychology and Culture (en inglés) (International Association for Cross-Cultural Psychology) 3 (1): 7. ISSN 2307-0919. doi:10.9707/2307-0919.1024. «At the Wenner Gren conference on gender held in Chicago, May, 1994... the gay American Indian and Alaska Native males agreed to use the term "Two Spirit" to replace the controversial "berdache" term. The stated objective was to purge the older term from anthropological literature as it was seen as demeaning and not reflective of Native categories. Unfortunately, the term "berdache" has also been incorporated in the psychology and women studies domains, so the task for the affected group to purge the term looms large and may be formidable.» 
  117. de Vries, Kylan Mattias (2009). «Berdache (Two-Spirit)». En O'Brien, Jodi, ed. Encyclopedia of gender and society (en inglés). Los Ángeles: Sage. p. 64. ISBN 9781412909167. 
  118. Kehoe, Alice B. (2002). «Appropriate Terms». Society for American Archaeology 16 (2). ISSN 0741-5672. Archivado desde el original el 5 de noviembre de 2004. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  119. a b Estrada, Gabriel (1 de enero de 2011). «Two Spirits, Nádleeh, and LGBTQ2 Navajo Gaze». American Indian Culture and Research Journal (en inglés) 35 (4): 167-190. ISSN 0161-6463. doi:10.17953/aicr.35.4.x500172017344j30. 
  120. Fayanas Escuer, Edmundo (6 de marzo de 2017). «La cultura inca y la sexualidad». Nueva Tribuna. Consultado el 3 de julio de 2021. 
  121. a b Bazán, Osvaldo (2010) [2004]. Historia de la homosexualidad en la Argentina (Segunda edición). Buenos Aires: Editorial Marea. pp. 59-61. ISBN 978-987-1307-35-7. 
  122. Reding, Andrew A (2000). «Mexico: Update on Treatment of Homosexuals» (en inglés). World Policy Institute. p. 18. Archivado desde el original el 7 de febrero de 2016. 
  123. Len Evans (2002). «Chronology of Mexican gay history». Gay Chronicles (en inglés). Archivado desde el original el 29 de julio de 2009. Consultado el 7 de noviembre de 2007. 
  124. Crompton, Louis (2003). Homosexuality & civilization (en inglés). Belknap Press of Harvard University Press. p. 318. ISBN 978-0-674-03006-0. OCLC 456274764. 
  125. Mártir de Anglería, Pedro. (1530). Décadas del Mundo Nuevo. Citado por Coello de la Rosa, Alexandre. "Good Indians", "Bad Indians", "What Christians?": The Dark Side of the New World in Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés (1478–1557), Delaware Review of Latin American Studies, Vol. 3, No. 2, 2002.
  126. Gardner, Carol Brooks. 2009. Boston marriages. In Jodi O'Brien, ed., Encyclopedia of gender and society, v. 2. SAGE Publications. pp. 87–88.
  127. «How Same-Sex Marriage Came to Be». Harvard Magazine (en inglés). March–April 2013. Consultado el 28 de marzo de 2015. 
  128. «The secret history of same-sex marriage». The Guardian (en inglés). 23 de enero de 2015. Consultado el 26 de julio de 2015. 
  129. Baker, 191 N.W.2d at 185.
  130. «Jack Baker and Michael McConnell: Gay Americans who married in 1971». BBC News (en inglés británico). 4 de julio de 2013. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  131. a b Eskridge, William N., Jr.; Riano, Christopher R. (2020). Marriage equality: from outlaws to in-laws. ISBN 978-0-300-22181-7. OCLC 1141418591. 
  132. «McConnells against Blue Earth County, “CONCLUSIONS OF LAW”, Fifth Judicial District, File #07-CV-16-4559». 18 de septiembre de 2018. 
  133. Baker v. Nelson, 409 810 (U.S. 1972).
  134. Margolin, Emma (13 de mayo de 2013). «Marriage equality in Minnesota: A gay-rights victory in the Midwest». MSNBC.com (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  135. «This Gay Couple’s 1971 Marriage Has Now Been Legally Recognized». www.out.com (en inglés). 26 de febrero de 2019. Consultado el 21 de abril de 2021. 
  136. Baume, Matt (1 de marzo de 2019). «Meet the Gay Men Whose 1971 Marriage Was Finally Recognized». Advocate (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  137. Barragan, Blanca (June 26, 2015). «The Story of the First Public Same-sex Marriage in the US». Curbed Los Angeles. Consultado el April 2, 2021. 
  138. a b c «MCC and Marriage Equality». Metropolitan Community Churches. Consultado el April 2, 2021. 
  139. Sullivan, Pat (November 7, 2018). «Universalist Ministers Face Charges for Marrying Gay Couples». UU Rainbow History. Consultado el April 2, 2021. 
  140. Leuze, Sarah (May 2002). «Morningside Meeting: A Historical Sketch». Archivado desde el original el 16 February 2015. Consultado el 16 February 2015. 
  141. «THE SOCIETY OF FRIENDS (QUAKERS) AND HOMOSEXUALITY». www.religioustolerance.org. Consultado el 5 de mayo de 2015. 
  142. «United States, Petitioner v. Edith Schlain Windsor, in Her Capacity as Executor of the Estate of Thea Clara Spyer, et al.» (en inglés). Supreme Court of the United States. 26 de junio de 2013. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  143. «Civil Marriage Act S. C. 2005, c. 33». Canada Justice Laws. July 20, 2005. Consultado el April 2, 2021. 
  144. «LGBT Rights in Canada». Equaldex. Consultado el April 2, 2021. 
  145. «Canada passes bill to legalize gay marriage». The New York Times (en inglés estadounidense). 3 de noviembre de 2013. ISSN 0362-4331. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  146. «Se celebra el primer matrimonio entre personas del mismo sexo en el Caribe holandés». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 18 de diciembre de 2012. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  147. «El Parlamento de Aruba, en el Caribe, aprueba una ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 11 de septiembre de 2016. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  148. a b c European Court of Human Rights (2 de julio de 2010). «Case of Schalk and Kopf v. Austria». HUDOC database (en inglés). Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  149. Buyse, Antoine (24 June 2010). «Strasbourg court rules that states are not obliged to allow gay marriage». The Guardian. Consultado el 8 November 2013. 
  150. Avram, Marieta (2016). Drept civil Familia [Civil law Family] (en rumano). Bucharest: Editura Hamangiu. ISBN 978-606-27-0609-8. 
  151. Booker, Christopher (9 February 2013). «Gay marriage: the French connection». The Telegraph (London). Consultado el 8 November 2013. 
  152. Clarke, Jamie (6 June 2013). «Gay marriage politically, rather than ethically motivated». So So Gay. So So Gay Ltd. Archivado desde el original el 6 October 2013. Consultado el 8 November 2013. 
  153. == «Sir Nicholas Bratza». Press Complaints Commission. Press Complaints Commission. 2013. Archivado desde == el original el 8 November 2013. Consultado el 8 November 2013. 
  154. European Court of Human Rights (7 de noviembre de 2013). «Case of Vallianatos and Others v. Greece». HUDOC database (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  155. «Grecia abre su ley de uniones civiles a las parejas del mismo sexo». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 23 de diciembre de 2015. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  156. European Court of Human Rights (21 de julio de 2015). «Case of Oliari and Others v. Italy». HUDOC database (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  157. «Italia aprueba una descafeinada ley de uniones entre personas del mismo sexo». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 15 de mayo de 2015. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  158. Lipka, Michael (28 de octubre de 2019). «Where Europe stands on gay marriage and civil unions». Pew Research Center (en inglés estadounidense). Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  159. European Court of Human Rights (9 de junio de 2016). «Affaire Chapin et Charpentier c. France» [Case of Chapin and Charpentier v France]. HUDOC database (en francés). Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  160. «The ECHR Unanimously Confirms the Non-Existence of a Right to Gay Marriage». European Centre for Law and Justice (en inglés). 15 de junio de 2016. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  161. «Mariage gay à Bègles : la Cour européenne des droits de l'homme confirme son annulation». Sud Ouest. 9 de junio de 2016. Archivado desde el original el 9 de junio de 2016. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  162. Rivas Lugo, Jesús Armando (18 de octubre de 2017). «Las mentiras sobre la sentencia de Estrasburgo». Cambio Político. Consultado el 14 de marzo de 2017. 
  163. «Convenio Europeo de Derechos Humanos». Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Consejo de Europa. 4 de noviembre de 1950. Consultado el 20 de marzo de 2022. 
  164. EU court backs residency rights for gay couple in Romania – AP
  165. Same-sex spouses have EU residence rights, top court rules – BBC
  166. «Texts adopted - LGBTIQ rights in the EU - Tuesday, 14 September 2021». www.europarl.europa.eu (en inglés). Consultado el 16 September 2021. 
  167. «MEPs condemn failure to respect rights of same-sex partners in EU» (en inglés). 14 September 2021. Consultado el 16 September 2021. 
  168. Corte Interamericana de Derechos Humanos (24 de noviembre de 2017). «Opinión consultiva OC-24/17 de 24 de noviembre de 2017 solicitada por la República de Costa Rica – Identidad de género, e igualdad y no discriminación a parejas del mismo sexo – Obligaciones estatales en relación con el cambio de nombre, la identidad de género, y los derechos derivados de un vínculo entre parejas del mismo sexo (interpretación y alcance de los artículos 1.1, 3, 7, 11.2, 13, 17, 18 y 24, en relación con el artículo 1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos)». p. 88. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  169. «"Major Advance for Marriage Equality and Gender Identity Rights in Latin America". San Francisco Bay Times, 2018 January 29». Sfbaytimes.com. 25 January 2018. Consultado el 13 April 2018. 
  170. «Tribunal Constitucional de República Dominicana desconoce adhesión a CIDH». Prensa Libre. 6 de noviembre de 2014. Archivado desde el original el 7 de noviembre de 2014. Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
  171. «Histórico empujón de la Corte Interamericana de Derechos Humanos al reconocimiento de la identidad de género y al matrimonio igualitario en América». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
  172. «La Corte Suprema de Costa Rica da un plazo de 18 meses al legislativo para que apruebe el matrimonio igualitario». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 9 de agosto de 2018. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  173. «La Corte Constitucional de Ecuador declara inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 13 de junio de 2019. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  174. Worldwide Marriage Equality Watch List
  175. Panama Supreme Court judge withdraws draft ruling against marriage
  176. «LGTBI anuncia presión a Corte para aceptar unión igualitaria y habrá 'guerra'». Hoy (Paraguay). 12 January 2018. Consultado el 14 January 2018. 
  177. Tribunal Constitucional debate reconocimiento de matrimonio gay realizado en México
  178. a b c Coto, Dánica (14 de marzo de 2022). «UK court blocks gay marriage for Cayman Islands, Bermuda». ABC News (en inglés). Associated Press. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  179. a b «La Corte de Apelaciones de Bermudas ratifica la inconstitucionalidad de la prohibición del matrimonio igualitario». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 24 de noviembre de 2018. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  180. a b «El Tribunal de Apelaciones de las Islas Caimán reinstaura la prohibición del matrimonio igualitario». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 15 de noviembre de 2019. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  181. Judicial Committee of the Privy Council (14 de marzo de 2022). «Attorney General for Bermuda v Ferguson & Ors (Bermuda) [2022] UKPC 5». BAILII database (en inglés). Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  182. «La Corte Suprema de Bermudas vuelve a declarar inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario». dosmanzanas - La web de noticias LGTB. 9 de junio de 2018. Consultado el 14 de marzo de 2022. 
  183. «Bermuda to become first territory to legalise - and then ban - same-sex marriage in just seven months». The Telegraph (en inglés). 14 de diciembre de 2017. Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  184. a b Siddique, Haroon (14 de marzo de 2022). «Bermuda’s ban on same-sex marriage is allowed, UK judges rule». The Guardian (en inglés). Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  185. Judicial Committee of the Privy Council (14 de marzo de 2022). «Day & Anor v The Governor of the Cayman Islands & Anor (Cayman Islands) [2022] UKPC 6». BAILII database (en inglés). Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  186. «Role of the JCPC». Judicial Committee of the Privy Council (en inglés). Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  187. «UN Secretary-General Bulletin». United Nations. Consultado el 25 September 2012. 
  188. «Jobs — Compensation & Benefits». The World Bank Group. Consultado el 8 March 2007. 
  189. Towle, Andy (13 November 2008). «NYC Protest and Civil Rights March Opposing Proposition 8». Towleroad. Consultado el 28 September 2012. 
  190. Williams, Steve. «Which Countries Have Legalized Gay Marriage?». Care2.com (news.bbc.co.uk as source). Consultado el 20 February 2012. 
  191. «Loi du 9 juillet 2004 relative aux effets légaux de certains partenariats. - Legilux». Eli.legilux.public.lu. Consultado el 7 July 2017. 
  192. «Loi n° 99-944 du 15 novembre 1999 relative au pacte civil de solidarité». Legifrance.gouv.fr (en francés). 12 March 2007. Consultado el 7 July 2017. 
  193. «WETTEN, DECRETEN, ORDONNANTIES EN VERORDENINGEN LOIS, DECRETS, ORDONNANCES ET REGLEMENTS». Ejustice.jkust.fgov.be. Consultado el 7 July 2017. 
  194. «Civil Partnership Act 2004». Legislation.gov.uk. Consultado el 5 July 2017. 
  195. «Same-Sex Marriage, Civil Unions and Domestic Partnerships». National Conference of State Legislatures. Consultado el 20 February 2012. 
  196. Ramstack, Tom (11 January 2010). «Congress Considers Outcome of D.C. Gay Marriage Legislation». Archivado desde el original el 20 June 2010. 
  197. Gender and Language in Sub-Saharan Africa, 2013:35
  198. Igwe, Leo (19 June 2009). «Tradition of same gender marriage in Igboland». Nigerian Tribune. Archivado desde el original el 11 January 2010. 
  199. «Hiến pháp 2013 không đóng cửa hôn nhân cùng giới». Diễn Ngôn (en vietnamita). 20 de enero de 2014. Archivado desde el original el 27 de junio de 2014. Consultado el 9 de enero de 2022. «Nguyên tắc “một vợ một chồng” mà Hiến pháp 2013 nhắc tới cần được hiểu là “đơn hôn”, với nội hàm là “không ai được kết hôn với người khác khi đang ở trong tình trạng hôn nhân với một người”, nói nôm na là không được phép “hai vợ” hoặc “hai chồng.” Nguyên tắc này cũng không có nghĩa rằng hôn nhân phải là giữa một nam và một nữ. Cái nhấn mạnh ở đây là “một – một” chứ không phải “vợ - chồng”, và vì vậy, hôn nhân giữa hai người cùng giới tính cũng đáp ứng được được nguyên tắc này.» 
  200. «Activist petitions for right to same-sex marriage in Jamaica». Erasing 76 Crimes (en inglés). 27 de julio de 2019. Consultado el 9 de enero de 2022. 
  201. «Nigeria passes law banning homosexuality». The Telegraph (en inglés). 14 de enero de 2014. Consultado el 9 de enero de 2022. 
  202. Coghlan, Andy (16 de junio de 2008). «Gay brains structured like those of the opposite sex». New Scientist (en inglés estadounidense). Consultado el 6 de enero de 2022. 
  203. a b «Statement on Marriage and the Family». American Anthropological Association. 26 de febrero de 2004. Consultado el 9 de junio de 2015. 
  204. Lamanna, Mary Ann; Riedmann, Agnes; Stewart, Susan D (2014). «Stewart». Marriages, Families, and Relationships: Making Choices in a Diverse Society (en inglés). Cengage Learning. p. 82. ISBN 9781305176898. «[T]he APA says that sexual orientation is not a choice [...]. (American Psychological Association, 2010)». 
  205. a b c Pawelski, J.G.; Perrin, E.C.; Foy, J.M.; Allen, C.E.; Crawford, J.E.; Del Monte, M.; Kaufman, M.; Klein, J.D. et al. (2006). «The Effects of Marriage, Civil Union, and Domestic Partnership Laws on the Health and Well-being of Children». Pediatrics 118 (1): 349-64. PMID 16818585. doi:10.1542/peds.2006-1279. 
  206. a b c d «Brief of the American Psychological Association, The California Psychological Association, The American Psychiatric Association, and The American Association of Marriage and Family Therapy as Amici Curiae in Support of Plaintiff-Appellees». United States Court of Appeals for the Ninth Circuit. Consultado el 28 September 2012. 
  207. Davis, Annie (22 de octubre de 2017). «Children raised by same-sex parents do as well as their peers, study shows». The Guardian (en inglés). Consultado el 28 de marzo de 2018. 
  208. Bever, Lindsey (7 de julio de 2014). «Children of same-sex couples are happier and healthier than peers, research shows». The Washington Post (en inglés). Consultado el 12 de diciembre de 2018. 
  209. «Same-sex marriage and children's well-being: Research roundup». 26 June 2015. Consultado el 29 December 2015. 
  210. Schumm, Walter R. (2016). «A Review and Critique of Research on Same-Sex Parenting and Adoption». Psychological Reports (en inglés) 119 (3): 641-760. ISSN 0033-2941. doi:10.1177/0033294116665594. 
  211. a b Biblarz, Timothy J.; Stacey, Judith (February 2010). «How Does the Gender of Parents Matter?». Journal of Marriage and Family 72 (1): 3-22. doi:10.1111/j.1741-3737.2009.00678.x. Archivado desde el original el 12 de mayo de 2013. 
  212. a b c d e «Marriage of Same-Sex Couples – 2006 Position Statement Canadian Psychological Association». 2006. Archivado desde el original el 19 April 2009. 
  213. «http://pediatrics.aappublications.org/content/118/1/349». Consultado el 1 de abril de 2017. 
  214. Raifman, Julia; Moscoe, Ellen; Austin, S. Bryn; McConnell, Margaret (2017). «Difference-in-Differences Analysis of the Association Between State Same-Sex Marriage Policies and Adolescent Suicide Attempts». JAMA Pediatrics 171 (4): 350-356. PMC 5848493. PMID 28241285. doi:10.1001/jamapediatrics.2016.4529. 
  215. «Same-Sex Marriage Legalization Linked to Reduction in Suicide Attempts Among High School Students». Johns Hopkins University. 20 February 2017. 
  216. «Study: Teen suicide attempts fell as same-sex marriage was legalized». USA Today. 20 February 2017. 
  217. «Same-sex marriage laws linked to fewer youth suicide attempts, new study says». PBS. 20 February 2017. 
  218. «Same-sex marriage laws tied to fewer teen suicide attempts». 23 February 2017. 
  219. a b Herek, GM (September 2006). «Legal recognition of same-sex relationships in the United States: a social science perspective». The American Psychologist 61 (6): 607-21. PMID 16953748. doi:10.1037/0003-066X.61.6.607. Archivado desde el original el 10 June 2010. 
  220. Price, M. "UPFRONT - Research uncovers the stress created by same-sex marriage bans" in Monitor on Psychology, Volume 40, No. 1, page 10, January 2009. Washington DC: American Psychological Association. [2]
  221. Potoczniak, Daniel J.; Aldea, Mirela A.; DeBlaere, Cirleen"Ego identity, social anxiety, social support, and self-concealment in lesbian, gay, and bisexual individuals." Journal of Counseling Psychology, Vol 54(4), Oct 2007, 447-457.
  222. Balsam, Kimberly F.; Mohr, Jonathan J. "Adaptation to sexual orientation stigma: A comparison of bisexual and lesbian/gay adultos." Journal of Counseling Psychology, Vol 54(3), Jul 2007, 306-319.
  223. Contact: Elaine Justice: 404.727.0643. «Study Links Gay Marriage Bans to Rise in HIV infections». Emory University. Consultado el 5 November 2010. 
  224. Peng, Handie. «The Effect of Same-Sex Marriage Laws on Public Health and Welfare». Userwww.service.emory.edu. Consultado el 11 February 2012. 
  225. Francis, AM; Mialon, HM (March 2010). «Tolerance and HIV». Journal of Health Economics 29 (2): 250-267. PMID 20036431. doi:10.1016/j.jhealeco.2009.11.016. Consultado el 19 July 2010. 
  226. Hasin, Deborah. «Lesbian, gay, bisexual individuals risk psychiatric disorders from discriminatory policies». Columbia University Mailman School of Public Health. Consultado el 20 September 2012. 
  227. Mustanski, Brian (22 March 2010). «New study suggests bans on gay marriage hurt mental health of LGB people». Psychology Today. Consultado el 8 November 2010. 
  228. American Psychological Association (2004). «Resolution on Sexual Orientation and Marriage». Archivado desde el original el 11 de mayo de 2011. Consultado el 10 November 2010. 
  229. «http://www.asanet.org/press/asa_files_amicus_brief_in_same-sex_marriage_cases.cfm». 
  230. Laurie, Timothy (3 June 2015), Bigotry or biology: the hard choice for an opponent of marriage equality, The Drum .
  231. Cavanillas de Blas, Fernando (10 de junio de 2016). «¿Puede usarse la palabra matrimonio para las uniones homosexuales?». Catholic.net. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  232. Blankenhorn, David (19 September 2008). «Protecting marriage to protect children». Consultado el 6 October 2009. 
  233. a b Cline, Austin (3 de septiembre de 2018). «Arguments Against Gay Marriage: Marriage Is for Procreation». ThoughtCo (en inglés). Archivado desde el original el 14 de abril de 2019. Consultado el 6 de enero de 2022. 
  234. «See discussion of prenuptial and postmarital agreements at Findlaw». Family.findlaw.com. Archivado desde el original el 25 October 2010. Consultado el 5 November 2010. 
  235. Dale Carpenter is a prominent spokesman for this view. For a better understanding of this view, see Carpenter's writings at «Archived copy». Archivado desde el original el 17 November 2006. Consultado el 31 October 2006. 
  236. Anne-Marie Le Pourhiet (31 de enero de 2011). «Mariage homo : de quel droit ?». Causeur (en francés). Consultado el 4 de enero de 2022. 
  237. Butt, Riazat (22 de febrero de 2011). «Catholic archbishop accuses coalition over gay marriage in church move». The Guardian (en inglés). Consultado el 4 de enero de 2022. 
  238. townhall.com (5 de noviembre de 2008). «Affirmative Action and Gay Marriage» (en inglés). Consultado el 26 de febrero de 2010. 
  239. «Le cardinal Barbarin choque par ses propos sur le mariage gay». Le Point (en francés). 15 de septiembre de 2012. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  240. «El Tribunal Constitucional de Chile se niega a reconocer el matrimonio de una pareja de mujeres casadas en España utilizando un argumentario ultraconservador». dosmanzanas. 7 de junio de 2020. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  241. a b de Charentenay, Pierre (2012). «Mariage homosexuel : un débat pour tous:». Études (en francés) 417 (11): 436-439. ISSN 0014-1941. doi:10.3917/etu.4175.0436. 
  242. Boffey, Daniel (23 de junio de 2012). «Argument for gay marriage would also legalise incest and polygamy, claim bishops and MPs». The Guardian (en inglés). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  243. Federman, Eliyahu (10 de febrero de 2012). «Will Gay Marriage Lead to Polygamy, Incest, and Religious Meltdown?». HuffPost (en inglés). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  244. Pickett, Brent (2020) [2002]. «Homosexuality». The Stanford Encyclopedia of Philosophy (en inglés). Metaphysics Research Lab, Stanford University. Consultado el 25 de agosto de 2020. 
  245. Página/12 (15 de noviembre de 2009). «Como sujetos iguales». Consultado el 26 de febrero de 2010. 
  246. Sharpton chides black churches over homophobia, gay marriage, Southern Voice, Dyana Bagby, January 27, 2006.
  247. Frank: Scalia's legal opinions reveal his homophobia, CNN, March 25, 2009. Retrieved September 9, 2009.
  248. Craig A. Rimmerman; Clyde Wilcox (2007). The politics of same-sex marriage. University of Chicago Press. p. 234. ISBN 9780226720012. «Clearly homophobia is at the heart of blanket opposition to gay rights policies.» 
  249. Evan Gerstmann (2004). Same-sex marriage and the Constitution. Cambridge University Press. p. 56. ISBN 9780521009522. «Keeping marriage heterosexual and dual gendered clearly has more widespread support than other homophobic policies.» 
  250. Marc Pédeau (23 de enero de 2013). «Mariage homo : "Le discours homophobe fait mal"». BFMTV (en francés). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  251. Delphine Noyon (20 de enero de 2013). «Les mêmes propos homophobes qu’à l’époque du Pacs». La Nouvelle République (en francés). 
  252. «Les députés espagnols adoptent la loi sur le mariage homosexuel». Le Monde (en francés). 30 de junio de 2005. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  253. Confessore, Nicholas (25 de junio de 2011). «New York Allows Same-Sex Marriage, Becoming Largest State to Pass Law». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 5 de enero de 2022. (requiere suscripción). 
  254. «L'Etat de Washington s'apprête à autoriser le mariage homosexuel». Le Monde (en francés). 24 de enero de 2012. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  255. «Vers une normalisation de l’homosexualité» (en francés). Consultado el 13 de enero de 2013. 
  256. Duteurtre, Benoît (2 de junio de 2004). «Noce gay pour petits-bourgeois». Libération (en francés). Consultado el 31 de marzo de 2011. 
  257. Duteurtre, Benoît (10 de octubre de 2012). «Pourquoi les hétéros veulent-ils marier les homos ?». Libération (en francés). Consultado el 10 de octubre de 2012. 
  258. «Le Contrat universel : au-delà du « mariage gay »». Le Monde (en francés). 18 de mayo de 2012. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  259. El Universal (6 de agosto de 2010). «Conapred: fallo amplía derechos ciudadanos». Consultado el 16 de agosto de 2010. 
  260. La Jornada (5 de agosto de 2010). «Apoya OACNUDH el matrimonio homosexual». Consultado el 16 de agosto de 2010.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  261. La Jornada (4 de febrero de 2010). «Se torna discriminatorio debate sobre bodas gays, afirma la ONU». Consultado el 6 de febrero de 2010. 
  262. Anodis (11 de diciembre de 2009). «Preparan dictamen de matrimonio entre personas del mismo sexo». Archivado desde el original el 15 de diciembre de 2009. Consultado el 6 de febrero de 2010. 
  263. Daniel Borrillo (30 de octubre de 2009). «El matrimonio y los derechos fundamentales». Archivado desde el original el 20 de octubre de 2010. Consultado el 6 de febrero de 2010. 
  264. American Psychological Association (julio de 2004). «Resolución sobre orientación sexual y matrimonio» (PDF). Consultado el 6 de febrero de 2010.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  265. Prop. 8 Challenged in Federal Court, American Foundation for Equal Rights, May 27, 2009.
  266. Azzolina, David (February de 2003). «The End of Gay (and the Death of Heterosexuality).(Book Review)». Library Journal: 288. 
  267. Warner, Michael (1999). The Trouble with Normal. The Free Press. p. 80. 
  268. Leff, Lisa (4 December 2008). «Poll: Calif. gay marriage ban driven by religion». Associated Press. Archivado desde el original el 8 December 2008.  archived here.
  269. Mirchandani, Rajesh (12 November 2008). «Divisions persist over gay marriage ban». 
  270. a b «Pediatricians: Gay Marriage Good for Kids' Health». news.discovery.com. 22 March 2013. Consultado el 11 April 2013. 
  271. «Elizabeth Short, Damien W. Riggs, Amaryll Perlesz, Rhonda Brown, Graeme Kane: Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender (LGBT) Parented Families – A Literature Review prepared for The Australian Psychological Society». Archivado desde el original el 4 March 2011. Consultado el 5 November 2010. 
  272. «Brief presented to the Legislative House of Commons Committee on Bill C38 by the Canadian Psychological Association – 2 June 2005.». Archivado desde el original el 13 October 2012. Consultado el 7 August 2018. 
  273. «The effects of marriage, civil union, and domestic partnership laws on the health and well-being of children». Pediatrics 118 (1): 349-64. July 2006. PMID 16818585. doi:10.1542/peds.2006-1279. 
  274. Lamb, Ph.D., Michael. «Expert Affidavit for U.S. District Court (D. Mass. 2009)». Gay & Lesbian Advocates & Defenders. Consultado el 24 July 2012. 
  275. «Children with Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender Parents». Archivado desde el original el 15 de junio de 2010. 
  276. «Adoption and Co-parenting of Children by Same-sex Couples». Consultado el 1 de abril de 2017. 
  277. «Sexual Orientation, Parents, & Children». 
  278. «Position Statement on Gay and Lesbian Parenting». Archivado desde el original el 28 de septiembre de 2011. 
  279. «Position Statement on Parenting of Children by Lesbian, Gay, and Bisexual adultos». Archivado desde el original el 10 de marzo de 2012. 
  280. «NACAC Position Statements». Archivado desde el original el 19 de octubre de 2015. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  281. Royal College of Psychiatrists. «Royal College of Psychiatrists' Position Statement on Sexual Orientation». Archivado desde el original el 10 de julio de 2011. Consultado el 13 de noviembre de 2010. 
  282. cited in Cooper & Cates, 2006, p. 36; citation available on «Copia archivada». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2011. Consultado el 5 de noviembre de 2010. 
  283. «38th PARLIAMENT, 1st SESSION Legislative Committee on Bill C-38». Archivado desde el original el 24 de febrero de 2007. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  284. «Protecting marriage to protect children». Consultado el 1 de abril de 2017. 
  285. «Same-Sex Marriage: Not in the Best Interest of Children». Archivado desde el original el 11 de enero de 2010. Consultado el 12 de abril de 2010. 
  286. «There's lots of proof same-sex marriage will harm the rights of others».  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  287. «(How) Will Gay Marriage Weaken Marriage as a Social Institution». Archivado desde el original el 25 de marzo de 2009. 
  288. J. M., Bobrow, D., Wolfe, M, & Mikach, S. (1995). Developmental Psychology
  289. «A Review and Analysis of Research Studies Which Assessed Sexual Preference of Children Raised by Homosexuals». Archivado desde el original el 30 de julio de 2010. Consultado el 12 de abril de 2010. 
  290. «Do parents influence the sexual orientation of their children? Findings from a longitudinal study of lesbian families.». 
  291. «Why we oppose». Archivado desde el original el 28 de mayo de 2010. 
  292. Drucker, Peter. "Changing families and communities: an LGBT contribution to an alternative development path." Development in Practice 19.7 (15 Nov. 2009): 825-836. Academic Search Premier. EBSCO. 29 Sep. 2009
  293. Rauch, Jonathan (2004). Gay Marriage: Why It Is Good for Gays, Good for Straights, and Good for America. New York, NY: Henry Holt and Company, LLC.[3]
  294. «Austrian court rules to allow same-sex adoptions». The Privateer. 16 January 2016. Consultado el 8 October 2017. 
  295. «LGBT Adoption Statistics». lifelongadoptions.com. Consultado el 13 February 2016. 
  296. «Families are created with love». gayadoption.org. Consultado el 13 February 2016. 
  297. The Fertility Sourcebook, Third Edition – Page 245, M. Sara Rosenthal – 2002
  298. An Introduction to Family Social Work – Page 348, Donald Collins, Catheleen Jordan, Heather Coleman – 2009
  299. «Same-sex couples seeking IVF on the NHS face discrimination». vardags.com (en inglés). Consultado el 20 de septiembre de 2021. 
  300. Bockting, Walter; Benner, Autumn; Coleman, Eli (2009). «Gay and Bisexual Identity Development Among Female-to-Male Transsexuals in North America: Emergence of a Transgender Sexuality». Archives of Sexual Behavior (en inglés) 38 (5): 688-701. doi:10.1007/s10508-009-9489-3. 
  301. European Court of Human Rights (11 de julio de 2002). «Case of Christine Goodwin v. the United Kingdom». HUDOC database (en inglés). Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  302. United Kingdom House of Lords Decisions (10 de abril de 2003). «Bellinger (FC) (Appellant) v. Bellinger [2003] UKHL 21». BAILII database (en inglés). Consultado el 16 de marzo de 2022. 
  303. «Austria gets first same-sex marriage». 365gay.com. 5 July 2006. Archivado desde el original el 17 October 2007. Consultado el 20 July 2008. 
  304. «Sweden ends forced sterilization of trans». gaystarnews.com. 11 January 2013. 
  305. Deborah, Anthony (2012). «Caught in the Middle: Transsexual Marriage and the Disconnect Between Sex and Legal Sex». Texas Journal of Women & the Law (en inglés) 21 (2): 153-186. 
  306. Schwartz, John (18 September 2009). «U.S. Defends Marriage Law». Consultado el 29 September 2009. 
  307. «Movement Advancement Project | Equality Maps». www.lgbtmap.org (en inglés). Consultado el 19 de abril de 2019. 
  308. a b «Los divorcios entre lesbianas son más frecuentes que los de homosexuales». Semana. 31 de enero de 2020. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  309. de Andrés, Francisco; Zabala, Ignacio F. (9 de junio de 2004). «Boda gay: al divorcio por el matrimonio». Aceprensa. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  310. «Same-sex divorce rate not as low as it seemed». Consultado el 15 December 2014. 
  311. «Divorce and Marriage Rates for Same-Sex Couples». The Huffington Post. Consultado el 16 April 2014. 
  312. «Nederland telt 20,000 homo-echtparen; vrouwenkoppels scheiden vaker». Trouw.nl (en neerlandés). 1 de abril de 2021. Consultado el 3 de abril de 2022. 
  313. «Case BM9542» (en neerlandés). Court of first instance of Aruba. 5 de marzo de 2008. Consultado el 18 de diciembre de 2010. 
  314. Matthew S. Coleman, Esq. (16 de septiembre de 2015). «Obergefell v. Hodges» (en inglés). Einhorn Harris. Consultado el 8 de noviembre de 2015. 
  315. Haberman, Clyde (27 de junio de 2011). «After Same-Sex Marriage in N.Y., Same-Sex Divorce». Cityroom.blogs.nytimes.com (en inglés). Consultado el 27 de marzo de 2012. 
  316. Goodman, M (5 de julio de 2011). «Know Your Rights: Frequently Asked Questions about New York's Marriage Equality Act (2011)» (en inglés). New York Civil Liberties Union (NYCLU). Consultado el 27 de marzo de 2012. 
  317. Lansford, Jennifer E. (March 2009). «Sign In». Perspectives on Psychological Science (en inglés). Consultado el 7 de noviembre de 2012. 
  318. Curia, Dolores (8 de marzo de 2022). «Karen Atala, jueza chilena: “En el juicio tenía que demostrar que el lesbianismo no me volvía mala madre”». Página12. Consultado el 10 de marzo de 2022. 
  319. Jannic-Cherbonnel, Fabien (28 de junio de 2012). «Pourquoi il ne faut plus dire mariage gay mais mariage pour tous». Slate (en francés). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  320. «"Ehe für alle": 680 homosexuelle Paare haben geheiratet». T-Online (en alemán). 21 de febrero de 2018. 
  321. «Ehe für alle: Hunderte Hochzeiten abseits der Konvention». Der Standard (en alemán). 30 de diciembre de 2019. 
  322. Heinich, Nathalie (29 de enero de 2013). «Mariage gay : halte aux sophismes». Le Monde (en francés). Consultado el 20 de julio de 2016. «L'expression "mariage pour tous" est impropre : le mariage reste interdit aux mineurs, et n'a par ailleurs jamais été interdit aux homosexuels, qui de tout temps ont pu contracter mariage avec une personne de l'autre sexe. Ce qui leur a toujours été impossible - et qui est revendiqué aujourd'hui - est de se marier avec une personne de même sexe, c'est-à-dire d'accorder leur statut matrimonial avec leur sexualité (si tant est que celle-ci soit exclusivement homosexuelle).» 
  323. Gough, E. Kathleen (1959-01). «The Nayars and the Definition of Marriage». The Journal of the Royal Anthropological Institute of Great Britain and Ireland 89 (1): 23. doi:10.2307/2844434. 
  324. Murray, Stephen O.; Roscoe, Will (1998). Boy-wives and female husbands : studies in African homosexualities (Primera edición). ISBN 0-312-21216-X. OCLC 39052346. 
  325. Njambi, Wairimu Ngaruiya; O'Brien, William E. (2000). «Revisiting "Woman-Woman Marriage": Notes on Gikuyu Women». NWSA Journal (en inglés) 12 (1): 1-23. ISSN 1527-1889. doi:10.1353/nwsa.2000.0015. 
  326. Redman, Daniel (7 de abril de 2009). «Dictionaries recognize same-sex marriage.». Slate Magazine (en inglés). Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
  327. Ortiz Ginestal, Marta (31 de enero de 2014). «La evolución de las palabras se refleja en los diccionarios». www.20minutos.es - Últimas Noticias. Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
  328. Rodríguez, Vanesa (22 de junio de 2012). «Nueva definición de matrimonio en la RAE: "Es un guantazo de la RAE al PP"». El HuffPost. Consultado el 18 de diciembre de 2021. 
  329. «Consulta: matrimonio igualitario / homosexual». Fundéu BBVA. 15 de noviembre de 2017. Consultado el 15 de diciembre de 2021. 
  330. «Fundéu retira su recomendación de utilizar «matrimonio homosexual» en lugar de «matrimonio igualitario» tras valorar los argumentos contrarios». dosmanzanas.com. 16 de noviembre de 2017. Consultado el 15 de diciembre de 2021. 
  331. a b «The Divine Institution of Marriage» (en inglés). The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints. 13 de agosto de 2008. Consultado el 28 de septiembre de 2012. 
  332. Horowitz, Jason (21 de octubre de 2020). «El papa Francisco expresa apoyo a las uniones civiles del mismo sexo y marca un cambio para la iglesia». The New York Times. ISSN 0362-4331. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  333. a b «Marriage Protection Sunday: Churches encouraged to address 'gay marriage'». Baptist Press (en inglés estadounidense). 19 de mayo de 2006. Archivado desde el original el 26 de julio de 2014. Consultado el 30 de septiembre de 2011. 
  334. a b Achmatova, Nina (22 de octubre de 2015). «Patriarcado de Moscú: ortodoxos y católicos: “unan sus esfuerzos por la familia tradicional”». PIME Onlus AsiaNews. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  335. «Donald Trump punching back». Fox News (en inglés estadounidense). 7 de julio de 2015. Consultado el 6 de enero de 2022. 
  336. Marshall, Pablo (2018). «Matrimonio entre personas del mismo sexo: una aproximación desde la política del reconocimiento». Polis 17 (48). doi:10.4067/S0718-65682018000100201. «Dado que el matrimonio consagra un modelo de constitución familiar y social excluyente, todos aquellos que no calzan con un proyecto familiar que incluya (i) a dos personas, (ii) heterosexuales, (iii) comprometidas para toda la vida, y (iv) que tengan intimidad sexual, se ven oprimidos, estigmatizados y deslegitimados por la institución social del matrimonio [...] Es, en definitiva, un problema de reconocimiento de la diferencia o de la estima social de dichas personas.» 
  337. Wayne, Tiffany K. (18 de julio de 2013). «Matrimonio entre personas del mismo sexo sí amenaza el matrimonio “tradicional”». (Juliana Martínez, trad.). Sentiido. Consultado el 29 de diciembre de 2021. «Los que defienden el matrimonio tradicional creen que un hombre es necesario para proteger y proveer para la familia, y que se necesita una mujer para criar a un niño; que el hombre/padre/esposo es la legítima cabeza del hogar y que la esposa debe someterse a él en todos los aspectos. [...] una familia puede tener formas diferentes, y que tanto hombres como mujeres pueden asumir distintos roles dentro de la familia; desde madres solteras, padres que se quedan en la casa, abuelos que crían a sus nietos, hasta el matrimonio igualitario. [...] Los que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo tienen una fuerte oposición religiosa a la homosexualidad [...] Esta es la misma oposición a las madres solteras, la misma oposición a las madres que trabajan y la misma oposición al divorcio sin culpa. [...] La postura tradicional/conservadora frente al matrimonio no está fundamentada en la búsqueda de la libertad personal, la felicidad individual ni los derechos, sino en el esencialismo de género —en la creencia que el propósito del matrimonio es la procreación y que el papel más importante de una mujer es el de esposa y madre—.» 
  338. Botero, Diego A. (2018). «Matrimonio igualitario en clave de derechos: un acercamiento al debate en América Latina a partir de la secularización de la sociedad». Revista Latinoamericana de Bioética 18 (2): 11-32. doi:10.18359/rlbi.3390. 
  339. Maier, Elizabeth; Meneses, Guillermo A (2011). «Sexo y cultura: disputando el significado del matrimonio y la familia». La ventana 4 (33): 117-150. doi:10.32870/lv.v4i33.839. 
  340. Aguirre, Javier O.; Pabón, Ana P.; Cáceres, Paul B. (2018). «Argumentos religiosos y matrimonio igualitario: análisis de las discusiones en el Congreso de la República de Colombia, a la luz de la propuesta de Habermas sobre la religión en la esfera pública». Reflexión Política 20 (39): 201-219. doi:10.29375/01240781.3303. 
  341. Elorza-Vásquez, Miguel Á (23 de junio de 2017). «Injuria y matrimonio: la vida gay». Insurgencia Magisterial. Consultado el 29 de diciembre de 2021. 
  342. «El Parlamento de Estonia rechaza la convocatoria de un referéndum, propuesto por la extrema derecha, para prohibir el matrimonio igualitario». dosmanzanas.com. 19 de enero de 2021. Consultado el 29 de diciembre de 2021. 
  343. a b Congregación para la Doctrina de la Fe (3 de junio de 2003). «Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales». Consultado el 19 de diciembre de 2021. «Si desde el punto de vista legal, el casamiento entre dos personas de sexo diferente fuese sólo considerado como uno de los matrimonios posibles, el concepto de matrimonio sufriría un cambio radical, con grave detrimento del bien común. Poniendo la unión homosexual en un plano jurídico análogo al del matrimonio o la familia, el Estado actúa arbitrariamente y entra en contradicción con sus propios deberes.» 
  344. a b «Temas del Evangelio: Matrimonio entre personas del mismo sexo». The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints. 2014. Consultado el 20 de diciembre de 2021. «Los cambios en la ley civil no modifican, ni pueden cambiar la ley moral que Dios ha establecido. [...] Su ley de castidad es clara: las relaciones sexuales son correctas únicamente entre un hombre y una mujer que estén legal y lícitamente casados como esposo y esposa.» 
  345. Arlettaz, Fernando (2017). «Laicidad y libertades laicas. Religión, secularización y matrimonio entre personas del mismo sexo». En Capdevielle, Pauline, ed. Nuevos retos y perspectivas de la laicidad. Cultura laica (1). Ciudad de México: Instituto de Investigaciones Jurídicas, Universidad Nacional Autónoma de México. pp. 89-121. ISBN 978-607-02-9741-0. OCLC 1112735590. 
  346. «Bishops discuss religious liberty, marriage, finances at annual meeting». Catholic News Service (en inglés). 14 de noviembre de 2011. Archivado desde el original el 13 de mayo de 2012. Consultado el 24 de julio de 2012. 
  347. Bailey, Sarah Pulliam (26 de junio de 2015). «Here are the key excerpts on religious liberty from the Supreme Court’s decision on gay marriage». The Washington Post (en inglés estadounidense). ISSN 0190-8286. Consultado el 6 de enero de 2022. 
  348. «Pope Francis backs same-sex civil unions». The Guardian (en inglés). 21 de octubre de 2020. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  349. a b «'Dios no bendice el pecado': El Vaticano sobre parejas homosexuales». Excélsior. 15 de marzo de 2021. Consultado el 19 de diciembre de 2021. 
  350. «Artículo 6: El sexto mandamiento - Capítulo II: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo» - Segunda sección: Los Diez Mandamientos - Tercera parte: La vida de Cristo». Catecismo de la Iglesia católica. Santa Sede. «La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso. [...] Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. [...]». 
  351. «La homosexualidad, el matrimonio y la identidad sexual». General Council of the Assemblies of God. 5 de agosto de 2015. Consultado el 20 de diciembre de 2021. «A la luz de la revelación bíblica, creemos que la creciente aceptación cultural de la identidad y conducta homosexual (varón y mujer), el matrimonio entre personas del mismo sexo, y los esfuerzos por cambiar la identidad biológica sexual, son sintomáticos de un desorden espiritual mayor que atenta contra la familia, el gobierno y la iglesia. [...] Las Asambleas de Dios cree que las relaciones sexuales fuera del matrimonio están prohibidas por ser pecaminosas. Las relaciones sexuales fuera del matrimonio incluyen, aunque no se limitan a: el adulterio, la fornicación, el incesto, el bestialismo, la pornografía, la prostitución, el voyeurismo, la pedofilia, el exhibicionismo, la sodomía, la poligamia, el poliamor, o las actos sexuales entre personas del mismo sexo.» 
  352. «El punto de vista bíblico: ¿Aprueba Dios los matrimonios homosexuales?». ¡Despertad! (Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania). 8 de abril de 2005. Consultado el 20 de diciembre de 2021. «La Biblia es muy clara: Dios no acepta ni pasa por alto las relaciones homosexuales. Lo mismo ocurre con las personas que “aprueban a quienes las practican” (Romanos 1:32, Nueva Versión Internacional). Y el que se celebre un “matrimonio” no las convierte en algo decente. Dios requiere que “el matrimonio sea honorable entre todos”, lo que excluye las uniones homosexuales, que él encuentra detestables (Hebreos 13:4).» 
  353. «Los adventistas y la homosexualidad». Seventh-day Adventist Church. Consultado el 20 de diciembre de 2021. «La Biblia no consiente actividades o relaciones homosexuales. Los actos sexuales fuera del círculo del casamiento heterosexual son prohibidos (Lev. 18:5-23, 26; Lev. 20:7-21; Rom. 1:24-27; 1 Cor. 6:9-11). Jesucristo afirmó la intención de la creación divina [...] (Mat. 19:4-6, NVI). Por estas razones, los adventistas al séptimo día se oponen a las prácticas y relaciones homosexuales.» 
  354. «Por qué cientos de mormones decidieron abandonar su Iglesia en Estados Unidos». BBC News Mundo. 24 de noviembre de 2015. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  355. «Los mormones permitirán que los hijos de parejas LGTB puedan ser bautizados». 20minutos.es. 5 de abril de 2019. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  356. a b Brackney, William H. (2009). Historical dictionary of the Baptists (en inglés) (Segunda edición). Scarecrow Press. p. 520. ISBN 978-0-8108-5622-6. OCLC 237882200. 
  357. «El Sínodo General de la Iglesia de Noruega aprueba el matrimonio religioso entre personas del mismo sexo». dosmanzanas. 11 de abril de 2016. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  358. Washington Post (7 de junio de 2012). «Danish lawmakers approve church weddings for same-sex couples» (en inglés). Archivado desde el original el 11 de diciembre de 2018. Consultado el 8 de junio de 2012. 
  359. «El matrimonio entre personas del mismo sexo, tanto civil como religioso, ya es posible en Groenlandia». dosmanzanas. 3 de abril de 2016. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  360. a b «Los cuáqueros del Reino Unido aprueban el matrimonio religioso entre personas del mismo sexo». eradio. 4 de septiembre de 2009. Archivado desde el original el 9 de agosto de 2011. Consultado el 6 de febrero de 2010. 
  361. Stevens, Abby (17 de mayo de 2013). «Community of Christ recommends marriage, ordination for same-sex couples». Deseret News (en inglés). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  362. «Disciples congregation votes to change its policy on marriage» (en inglés estadounidense). Christian Church (Disciples of Christ). 18 de mayo de 2011. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  363. «L'Église protestante vote quasi unanimement en faveur du mariage gay». Le HuffPost (en francés). 3 de julio de 2017. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  364. «Les Églises protestantes d’Alsace et de Lorraine pourront bénir les mariages homosexuels». La Croix (en francés). 17 de noviembre de 2019. ISSN 0242-6056. Consultado el 20 de noviembre de 2019. 
  365. «http://cegla-argentina.blogspot.com.ar/2010/05/iglesias-luteranas-apoyan-matrimonio.html». Consultado el 1 de abril de 2017. 
  366. «http://www.absolutaustralia.com/la-iglesia-anglicana-acepta-las-uniones-civiles-entre-homosexuales/». Consultado el 1 de abril de 2017. 
  367. «La Iglesia episcopaliana aprueba el matrimonio religioso entre personas del mismo sexo». dosmanzanas. 4 de julio de 2015. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  368. «La Iglesia presbiteriana de Estados Unidos aprueba el matrimonio igualitario». dosmanzanas. 21 de marzo de 2015. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  369. «http://protestantedigital.com/internacional/31226/Iglesia_Presbiteriana_de_EEUU_acepta_el_matrimonio_gay». Consultado el 1 de abril de 2017. 
  370. «Iglesias incluyentes». La Jornada. 6 de junio de 2013. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  371. «Iglesias mexicanas libres de homofobia». IPS Agencia de Noticias. 13 de octubre de 2010. Consultado el 1 de abril de 2017. 
  372. Salmon, Jacqueline L. (19 de agosto de 2007). «Rift Over Gay Unions Reflects Battle New to Black Churches» (en inglés estadounidense). ISSN 0190-8286. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  373. «Delegates vote to allow space for differences». Canadian Mennonite Magazine (en inglés). 20 de julio de 2016. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  374. «Gay marriage: mainline denominations affirm SCOTUS». Baptist Press (en inglés estadounidense). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  375. «Grave: Qatar 2022 limita muestras de afecto entre homosexuales». Ámbito. 2 de diciembre de 2021. Consultado el 6 de enero de 2022. 
  376. Schmidtke, Sabine (1999). «Homoeroticism and homosexuality in Islam: a review article». Bulletin of the School of Oriental and African Studies (en inglés) 62 (2): 260-266. ISSN 0041-977X. doi:10.1017/S0041977X00016700. 
  377. Rowson, Everett K (2012). «Homosexuality ii. In Islamic law». Encyclopædia Iranica (en inglés). Nueva York: Columbia University. pp. 441-445. ISSN 2330-4804. doi:10.1163/2330-4804_EIRO_COM_11037. 
  378. «Oubrou, imam de Bordeaux : « L'homosexualité est un choix »». Rue89 (en francés). Archivado desde el original el 13 de octubre de 2010. Consultado el 5 de enero de 2022. 
  379. «Un leader islamique veut un débat sur le mariage des homosexuels». Têtu (en francés). 8 de abril de 2005. Archivado desde el original el 10 de abril de 2005. «Les déclarations sur le site Internet Islam online d'Abdel Nour Brado, représentant de la Junta Islamica de Cordoue, l'une des associations islamiques présentes en Espagne, ont étonné par leur contenu. Pour Abdel Nour Brado, qui s'est exprimé à titre personnel, le mariage de couples gay ou lesbiens, prévu par une loi qui entrera prochainement en vigueur, pourrait très bien être célébré selon les rites musulmans et aurait une validité civile: «Il n'y a dans le Coran, explique Abdel Nour Brado, aucune référence contre l'homosexualité. Il faut débattre de ce sujet entre nous et comprendre que célébrer des mariages religieux entre gays serait la meilleure réponse des musulmans vivant en occident à ceux qui persécutent les homosexuels dans le monde musulman.» Pour sa part, le porte-parole de la commission islamique d'Espagne, Yussuf Fernandez considère «que la commission ne s'est pas exprimée sur le sujet parce qu'il s'agit d'une question de droit personnel, mais que tout se qui se fait en faveur de la liberté est positif, que l'Espagne est un état laïque et qu'il a le droit de légiférer sur le mariage homosexuel».» 
  380. Ammar, B (6 de abril de 2005). «Espagne : les musulmans s’affrontent sur le mariage homosexuel». SaphirNews (en francés). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  381. Henry, Michel; Sauvaget, Bernadette (29 de noviembre de 2012). «Ludovic-Mohamed Zahed, un Coran d’air frais». Libération (en francés). Consultado el 5 de enero de 2022. «Il traverse la vie en brandissant quatre pancartes pas faciles à porter : homosexuel, musulman, arabe et séropositif. Il appelle ça, se trouver «à l'intersection de différentes représentations sociales dont on dit qu'elles ne devraient pas se rencontrer». De cette identité multiple, il fait un combat pour «briser un tabou» : «Les musulmans homosexuels ne doivent pas se sentir honteux. L'homosexualité n'est condamnée nulle part, ni dans le Coran ni dans la sunna.Si le prophète Mahomet était vivant, il marierait des couples d'homosexuels.»». 
  382. Winer, Stuart. «Dozens of Orthodox rabbis call for accepting gay congregants». The Times of Israel (en inglés estadounidense). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  383. «Rabbi is latest of many titles for Philly woman». WHYY (en inglés estadounidense). Consultado el 12 de mayo de 2019. 
  384. Mark Price (3 de junio de 2014). «Rabbis group joins N.C. same-sex marriage suit». Charlotte Observer (en inglés). Archivado desde el original el 3 de junio de 2014. Consultado el 26 de noviembre de 2014. 
  385. Zoll, Rachel (1 de junio de 2012). «Conservative Jews approve gay wedding guidelines». The Sacramento Bee (en inglés). Archivado desde el original el 7 de junio de 2012. 
  386. Ruth Vanita (2004). «Love's Rite: Same-Sex Marriage In India & The West» (en inglés). Archivado desde el original el 2 de marzo de 2009. Consultado el 6 de febrero de 2010. 
  387. «Buddhism and Same-Sex Marriage». bhantedhammika.net. 
  388. Salt Lake Buddhist Temple (Marzo de 2004). «Buddhist Thoughts 2004» (en inglés). Archivado desde el original el 7 de septiembre de 2008. Consultado el 6 de febrero de 2010. 
  389. «Frequently Asked Questions - Does Eckankar recognize same-sex relationships?». Eckankar (en inglés estadounidense). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  390. Dart, John (1 de julio de 1995). «U.S. Buddhist Group Approves Marriage-Like Rites for Gays». Los Angeles Times (en inglés estadounidense). Consultado el 5 de enero de 2022. 
  391. «A Raelian official licensed to perform legal marriages for same-sex couples in Hawaii». raelianews.org (en inglés). 13 de julio de 2013. Consultado el 5 de junio de 2019. 
  392. «What is Marriage? - The Scientology Handbook». Church of Scientology International (en inglés). Archivado desde el original el 24 de octubre de 2019. Consultado el 10 de mayo de 2020. 
  393. Long, Ronald Edwin (2004). Men, homosexuality, and the Gods: an exploration into the religious significance of male homosexuality in world perspective (en inglés). Haworth Press. p. 20. ISBN 978-1-56023-152-3. 
  394. «Survey – Generations at Odds: The Millennial Generation and the Future of Gay and Lesbian Rights» (en inglés). Public Religion Research Institute. Archivado desde el original el 25 October 2012. Consultado el 25 September 2012. 
  395. «Pew Forum: Part 2: Gay Marriage» (en inglés). Pew Research Center. 18 November 2003. Archivado desde el original el 10 September 2012. Consultado el 25 September 2012. 
  396. Poirier, Justine. «Same-Sex Marriage: Let's Make a Change» (en inglés). Montréalités Justice. Archivado desde el original el 25 July 2014. Consultado el 25 September 2012. 
  397. «Data Points: Support for Legal Same-Sex Marriage». The Chronicle of Higher Education (en inglés). 16 March 2010. Archivado desde el original el 25 July 2014. Consultado el 25 September 2012. 

Bibliografía[editar]

  • Chauncey, George (2004). Why marriage? The history shaping today’s debate over gay equality. Nueva York: Basic Books.
  • D’Emilio, John. (2007). Will the courts set us free? En: Craig Rimmerman & Clyde Wilcox (Eds.), The politics of same-sex marriage (pp. 39–64). Chicago: University of Chicago Press.
  • Eskridge, William N., Jr. (1993). «A History of Same Sex Marriage». Faculty Scholarship Series (en inglés) (Yale Law School Faculty Scholarship) (1504): 1419-1514. Archivado desde el original el 20 de julio de 2011. 
  • Ettlebrick, Paula. (1997). Since when is marriage the path to liberation. En: Andrew Sullivan (Ed.), Same-sex marriage pro and con: A reader (pp. 118–124). Nueva York: Vintage Books.
  • Gallego Montes, Gabriel. (2008). Minorías sexuales y derechos humanos en América Latina [versión electrónica]. Memorias del 1.º encuentro latinoamericano y del Caribe. (Gloria Careaga, Coordinadora). 573-603. http://www.ilef.com.mx/memorias_sexualidad._lilia_monroy.pdf
  • Ortiz Millán, Gustavo. (2011). El derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo. Debate feminista 44, 153-173. https://www.academia.edu/2507681/El_derecho_al_matrimonio_entre_personas_del_mismo_sexo
  • Polikoff, Nancy. (2008a). Beyond (straight and gay) marriage: Valuing all families under the law. Boston: Beacon Press. El libro tiene sitio web: http://beyondstraightandgaymarriage.net/nindex.php
  • Polikoff, Nancy. (2008b). The problem with marriage straight and gay: Why marriage is the wrong dividing line between relations that count and those that don’t [versión electrónica]. The Pennsylvania Gazette, 107(1). http://www.upenn.edu/gazette/0908/expert.html
  • Polikoff, Nancy. (2009). Law that values all families: Beyond (straight and gay) marriage. Journal of the American academy of matrimonial lawyers, 22, 85-104.
  • Sunstein, Cass & Thaler, Richard. (2008). Privatizing marriage. The Monist 91, 377-387.
  • Tribunal Supremo de Massachusetts. (2008). Goodridge et. al. v. Dept of Public Health. Hay traducción. (Jesús A. Díaz, traductor). En: Isabel Ríos Torres (Compiladora). (2008). Actas del primer coloquio nacional ¿del otro la’o? Perspectivas sobre sexualidades diversas (pp. 201–219).Mayagüez, PR: Centro de publicaciones académicas.
  • Wolfson, Evan. (2004). Why marriage matters: America, equality and gay people’s right to marry. Nueva York: Simon & Schuster. Con título “La importancia del matrimonio,” hay traducción de capítulos 1 & 6. (Virginia Pérez-Santalla y Jesús A. Díaz, traductores). En: Isabel Ríos Torres (Compiladora). (2008). Actas del primer coloquio nacional ¿del otro la’o? Perspectivas sobre sexualidades diversas (pp. 183–200). Mayagüez, PR: Centro de publicaciones académicas.

Enlaces externos[editar]