Mate (recipiente)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tipos de Lagenaria según su forma
Tipos corte que se le da a los frutos de las Lagenarias según su forma
De un mismo fruto grande de Lagenaria (purungu) se puede sacar un 'mate porongo', y otro del tipo ‘falso poro’
Un mate del tipo ‘poro’ o ‘mate pera’
Un mate del tipo ‘falso poro’, porque en realidad es lo que queda de un “purungu” al cortarse para hacer un “mate porongo”
Un 'mate porongo’
Frutos de la Lagenaria llamados “galleta” (por parecerse al tipo de pan homónimo común en el cono sur sudamericano) o “mate galleta”
Un ‘mate galleta’ (galleta ancha)
Un mate del tipo ‘pico de porongo’
Un mate hecho de madera nativa, quebracho colorado
Un mate hecho de madera nativa, palo santo
Un mate hecho de guampa o asta de toro
Distintos tipos de mates: de izquierda a derecha: mate de silicona, mate calabaza con revestimiento de cuero de vaca y piel de víbora; posamates con Escudo Nacional Argentino grabado; mate de acrílico. Al centro, una bombilla.

Un mate es un recipiente, generalmente fabricado a partir de especie de "calabaza" llamada Lagenaria. También pueden fabricarse de madera, de guampa o cuerno de toro, vidrio, plásticos, plata,[1]latón esmaltado y, recientemente, de silicona; este recipiente es utilizado para beber la infusión homónima.[2][3]

Uso y costumbres[editar]

En este recipiente se bebe una infusión homónima, que consiste en hojas desecadas y trituradas de yerba mate, o ilex paraguariensis, colocadas dentro del recipiente y a las cuales se le vierte agua a una temperatura aproximada de 80°C; la infusión resultante se absorbe a través de una bombilla.[4]

El recipiente es de uso grupal; no suele utilizarse individualmente excepto cuando se bebe la infusión en solitario. Las costumbres varían ligeramente según la región, pero coinciden en que se comparten el recipiente, la bombilla y la bebida.[4]

Se suele tomar tereré, en guampas o astas de toros. Esto es común en el norte del Noreste de Argentina y en Paraguay.[5]

Curado[editar]

Se entiende por curado al proceso de impregnación de los poros del material del mate cuando éste está construido a partir de algún material poroso como la madera o la calabaza.[6][7]

Mates tradicionales[editar]

Historia[editar]

La infusión de la yerba mate tomada con bombilla se conoce como "mate". Los guaraníes, quienes fueron los primeros en incluir esta infusión en su gastronomía llamaban a la infusión "ka'aý", significando: ka'á= yerba mate e "y"= agua. Así es que "ka'aý" significaría "agua con yerba mate". A su vez, el recipiente usado para tomar mate era llamado en guaraní "ka'ayguá"; "guá" = recipiente; entonces una traducción literal de "ka'ayguá" sería "recipiente (para tomar) agua de yerba mate".

El motivo por el cual se le dice "mate" a esta infusión hay que buscarlo en una influencia lingüística antigua, similar a las que existen hoy en día. Así es como, revisando en la Historia, hallamos que el Imperio Inca era justamente eso, un IMPERIO, e influía en todos los otros pueblos de la región tanto cultural como lingüísticamente, entre los pueblos influenciados por los incas estaban los guaraníes. La lengua oficial del Imperio Inca era el quichua o quechua, y en la variedad sureña del quichua el vocablo "mati" es como se ha llamado llamado desde aquella época al fruto de la planta Lagenaria, nativa de Sudamérica.

La Lagenaria Vulgaris y la Lagenaria Siceraria son tal vez las más conocida de las lagenarias de Sudamérica. Los frutos de las lagenarias se han usado como: alimento, elemento para transportar agua o legumbres y para tomar mate con bombilla, aun desde tiempo precoloniales.

Las plantas en cuestión, las lagenarias, según la subvariedad da distintos frutos que difieren en tamaño y forma. Hay frutos grandes y otros chicos, hay frutos que tienen una estrangulación y otros que presentan una forma más redondeada. Los pueblos pertenecientes al Imperio Inca, entre ellos los pueblos que habitaban lo que actualmente es el Noroeste argentino, distinguían varios tipos de mati o mate. A los mati pequeños y de forma redondeada o forma que se parece a una pera le decían "puru". A los mati más grandes, que presentan una estrangulación natural y a un lado una sección de forma más bien redonda y al otro lado otra sección más grande y de forma más bien ovalada le decían "purungu". Esos términos ("mati", "puru" y "purungu") penetraron en la sociedad guaraní, en la de las Misiones Jesuíticas-Guaraníes, y en general en toda la sociedad colonial de gran parte del cono sur sudamericano.[8]

Distintos tipos de mate y sus respectivos nombres (según su forma y el corte que se le da)[editar]

De esta forma es como hoy en día han llegado a nosotros las distintas formas de llamar a los frutos de la Lagenaria Siceraria. Dichos frutos se utilizan hoy en día principalmente para tomar la infusión de Ilex Paraguariensis, más conocida con su nombre vernáculo "yerba mate". Por tanto, los términos "mate", "poro" y porongo" son palabras del quichua que han llegado a nuestros días. Cada región del cono sur tiene su forma de emplear estas palabras a la hora de referirse a los distintos mates (recipientes para tomar mate) hechos de Lagenaria. Sin embargo, hay nombres que técnicamente son correctos y otros que no lo son. A continuación se detallan los nombres técnicamente correctos para denominar a cada recipiente de mate, frutos de las lagenarias, según la forma que tiene el fruto llamado "mate" y según el corte que se le hace.[9][10][11]

-PORO: palabra que proviene del quichua "puru". Se usa para referirse a un mate de pequeño a mediano, que tiene forma parecida al de una pera aunque algo más redonda. También se le llama "mate pera" por su forma comparada al de una pera (fruta). Están los "falsos poros" que son en realidad lo que queda al hacer el corte para hacer un mate del tipo porongo, a veces cortado un poco más arriba de lo normal.

-PORONGO: palabra que deriva del quichua "purungu". Los guaraníes en su propio idioma llamaban "yeruá" ("jeru'a", en grafía guaraní) a lo que en quichua se llamaba "purungu". Esta palabra de raíz quechua se utiliza para denominar a un mate más grande que el de tipo "poro". Tiene una base más angosta que la boca, que es ancha siempre, y justo antes de la boca tiene una estrangulación natural. También a veces se le llama "mate de camionero" (por el hecho de que los camioneros suelen usarlo para sus largos viajes porque al caberle más cantidad de yerba la cebada del mate dura más), "mate bocón" o "mate de boca ancha".

"Mate" es la palabra que deriva del quichua "mati". Se utiliza para denominar a todos los frutos de las plantas del tipo Lagenaria, sin importar su tamaño o forma. Incluye a los poros, porongos, galleta, etc. Por extensión y con el paso del tiempo, esta palabra también se ha usado para llamar a la infusión de yerba mate que se toma con bombilla en un recipiente de mate, propiamente dicho, o en cualquier recipiente hecho de algún otro material como madera nativa o vidrio.

En la actualidad y según la región de América del Sur, las palabras "mate", "porongo" y "poro" se usan de distintas formas y para referirse a distintos objetos. En el cono sur todas estas palabras se asocian a la infusión de yerba mate, el mate. Aunque algunos se animan a llamar al mate propiamente dicho (al fruto) "mate de calabaza" o "calabaza" el nombre original, más apropiado y técnicamente correcto del mate (el recipiente) es "mate" o "mati".[12]

Otros tipos de mates tradicionales[editar]

Por extensión, en la actualidad la palabra "mate" se aplica a cualquier recipiente que ha sido hecho para tomar mate con bombilla, no importando si está cebado en uno del tipo poro, en uno del tipo porongo, en un pico de porongo, en uno del tipo galleta (esos mates cuya forma parecen una 'galleta de campo', un tipo de pan algo achatada, y normalmente usados para tomar mate amargo), en un mate de madera nativa, en un mate hecho de guampa de toro, o en alguno hecho de otros materiales más modernos y menos acorde a la tradición.

Así es que entre los otros mates tradicionales encontramos los distintos tipos de mate galleta, y mates hechos de madera nativa.

Otros materiales no tradicionales[editar]

Existen ciertos mates (recipientes) no tradicionales hechos de materiales no tradicionales como: los de vidrio, los de cerámica, los de tacuara ancha, los de metal, etc. Además, existen mates fabricados en Rusia con madera de tilo siberiano.[13]

Referencias[editar]

  1. «Artesanías tradicionales». Turismo Neuquén. Consultado el 18 de octubre de 2015. 
  2. Barrera, Rosita (mayo de 1997). El folclore en la educación. Colihue. p. 187. ISBN 950-581-655-3. Consultado el 18 de octubre de 2015. 
  3. Ricca, Javier (noviembre de 2012). El mate. Sudamericana. ISBN 9500731487. Consultado el 18 de octubre de 2015. 
  4. a b Oberti, Federico (1979). Historia y folklore del mate. Fondo Nacional de las Artes. OCLC 6303539. Consultado el 18 de octubre de 2015. 
  5. «¡Dale! ¡Vamos...!». Color ABC. 16 de enero de 2005. Consultado el 19 de octubre de 2015. 
  6. Echeverría, María Rosario (22 de octubre de 2013). «Algo de chamarrita y mate». El Heraldo. Consultado el 19 de octubre de 2015. 
  7. Fayad, Federico (5 de mayo de 2011). «Mate: radiografía de una fiel compañía». Los Andes. Consultado el 19 de octubre de 2015. 
  8. "El Mate", Javier Ricca (2002)"
  9. "Mate. Exposición de la técnica de cebar", Amaro Villanueva (1938)
  10. "Nuevo mate del Río Uruguay", Aníbal Roberto Millán (1946) -cursiva añadida-
  11. "El mate. Arte de cebar", Amaro Villanueva (1960)
  12. "Mates tradicionales: tipos y sus respectivos nombres según su forma y el corte que se le da" - Revista Digital d 'Locos x el Mate'. Publicado el 25/09/2017 - (Consultado el 1 de octubre de 2017)
  13. Califa, Oche (18 de noviembre de 2000). «La magia del mate no tiene fronteras». La Nación. Consultado el 19 de octubre de 2015. 

Bibliografía[editar]

- "El Mate", Javier Ricca (2002)

- "Mate. Exposición de la técnica de cebar", Amaro Villanueva (1938)

- "El mate. Arte de cebar", Amaro Villanueva (1960)

- "Nuevo mate del (Río) Uruguay", Aníbal Roberto Millán (1946)