Mastín napolitano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pix.gif Mastín napolitano
Mastino Napoletano Rüde clp.JPG
Ejemplar de mastín napolitano sin orejas cortadas
Región de origen ItaliaFlag of Italy.svg Italia
Características
Otros datos
Federaciones FCI,[1]AKC,[2]ANKC,[3]UKC[4]

El mastín napolitano es una raza canina de origen italiana, descendiente de una antigua raza romana, moloso de tipo dogo.

Origen[editar]

El mastín napolitano de Europa desciende del Mastín Tibetano, el más viejo exponente de la especie canina. Probablemente los primeros Mastines asiáticos fueron llevados de la India a Grecia por Alejandro Magno, alrededor del año 300 A.C. Los griegos los dieron a conocer a los romanos, que se entusiasmaron y los usaron en los combates de circo. La palabra Mastín proviene del latín massivus, que significa macizo. Según la cinología inglesa, en cambio, el mastín fue llevado a Britania por los Fenicios en el año 500 a. C. de allí se habría iniciado la difusión por Europa. El mastín napolitano era entrenado para pelear en contra de leones, osos, tigres, también era un perro criado para la guerra y contra gladiadores.[5]

El Mastín Napolitano es de todas maneras descendiente del antiguo Moloso romano, su cuna esta en el sur de la Península Salentina. Mientras las razas fueron extinguiéndose por toda Europa. En Campania la cría continuaba, a pesar del las amenazas del tiempo y de la guerra. Se puede asegurar así que el Mastín Napolitano vive en Campania desde hace al menos dos mil años, aunque su segunda aparición oficial en la cinofilia data de 1946 y su estándar de 1949.

Hay varias líneas de sangre, entre las más reconocidas están di ponzano, del Gheno, del Vittoriale, di Fossombrone, del Castellaccio, Dello Stradone, Dell'Illimani, di ponzo, del sole.

Descripción[editar]

Mastín napolitano de color isabelino.

Pesado, macizo, fornido y de gran tamaño, la longitud del tronco sobrepasa en un 10% la altura a la cruz. La longitud de la cabeza es igual a 3/10 de la altura a la cruz y la proporción entre cráneo y hocico es de 2 a 1.

Temperamento y comportamiento[editar]

De carácter decidido y leal; no es agresivo, ni muerde sin razón. Como protector de la propiedad y sus habitantes está siempre vigilante. Es inteligente, noble y majestuoso.

Cuidados[editar]

La cría del Mastín napolitano es laboriosa y difícil de conseguir. Su temperamento, en principio pacífico, puede volverse agresivo si su propietario no es capaz de adiestrarlo y socializarlo con responsabilidad y constancia. Requiere ejercicio debido a su tamaño grande y son poseedores de una gran fuerza. Puede llegar a padecer de displasia de la cadera ya que son muy pesados, así que conviene prestar atención a la alimentación para evitar el sobrepeso (factor que acrecienta el riesgo de displasia), ya que fácilmente pueden llegar a pesar hasta 100 kilos —cuando el perro esta sano—. Requieren de lugares amplios como: patios grandes o jardín cercados. No son recomendables de tener en pisos o departamentos.

Alimentación[editar]

El Mastín napolitano debe de ser nutrido especialmente con carne (1 kg. al día) y arroz o pan. No debe ser engordado con sopas y/o verduras pues llegaría a ponerse flácido y perdería en vivacidad. La alimentación correcta sería alimentos balanceados y consultado con su veterinario.

Salud[editar]

Un ejemplo del exceso de piel en detrimento de la salud de estos animales.

El mastín napolitano sufre de hiper tipos. Las competiciones caninas han presionado para crear ejemplares más pesados y con la cabeza mucho más arrugada que en el pasado.[6]​ La presencia de arrugas excesivas en la cabeza y el cuello crea problemas oculares, incluido entropión y ectoprión. El prolapso de la glándula nictitante es una enfermedad que afecta en especial al hipertipo del mastín napolitano.[7]​ Estas enfermedades a menudo requieren cirugía, lo cual es directa consecuencia exceso de piel no natural.[8]​ Se ha estudiado un caso de glaucoma (tumor) del ojo,[9]​ así como un caso de obstrucción de la visión debido a arrugas excesivas.[10]

Esta raza también puede ser propensa a afecciones dermatológicas y ciertos problemas cardíacos. El mastín napolitano también puede tener displasia de cadera. De acuerdo con un estudio polaco realizado en perros displásicos de diferentes razas desde 1997 hasta 2006, el mastín napolitano es la raza más afectada por la displasia.[11]​ Después de la radiografía de sus caderas, el perro se clasifica en una categoría: A (sin signos de displasia), B (estado de la cadera casi normal), C (displasia leve), D (displasia promedio), E (displasia grave).

Se realizó un estudio de caso en un varón de 4 años con insuficiencia cardíaca.[12]​ El mastín napolitano es una de las razas de perros sujetos a la dilatación gástrica con vólvulo.[13]​ Por su exceso de piel, los hiper típicos, son propensos a ser infectados con leishmaniasis.[14]

Mastín napolitano de 10 años

El crecimiento de esta raza es rápido, es aconsejable darle abundantes raciones de alimentos durante su crecimiento. También es necesario que el joven mastín tenga acceso a un jardín en el que pueda desenvolverse. La esperanza de vida es de 9 a 10 años.

Carácter[editar]

El mastín napolitano tiene la fama de ser buenos perros guardianes. A pesar de su aspecto arisco e incluso feroz, si es entrenado y socializado desde temprana edad puede ser un perro pacífico, equilibrado, dulce, fiel, es muy afectuoso con el amo, amigo de los niños y con los amigos de casa, y muy silencioso. Es un animal muy valiente, que sabe resistir con fiereza el dolor físico. Debido a su maciza estructura, su movimiento es pesado y torpe, pero también si es entrenado y ejercitado correctamente puede ser vistoso, elegante y muy cariñoso con los niños.

Utilidad[editar]

Ha sido perro de guerra, de combate en el circo, auxiliar de policía, perro de arrastre de trineos, perro de compañía y de defensa personal para gente con discapacidades. Actualmente se le adiestra como guardián de casas y granjas y se le aprecia cada vez más como perro de compañía. Es dominante por naturaleza y se lo hace saber a los otros perros.

Estándar y Clasificación[editar]

  • Función zootécnica: Perro Guardián
  • Clasificación F.C.I.: Grupo II (Perros tipo Pinscher y Schnauzer, Molosoides y Perros tipo Montaña y Boyeros Suizos). Sección 2.1 (Molosoides, tipo Dogo). Sin prueba de trabajo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Federación Cinológica Internacional: Grupo 2 Sección 2.1 subst:#197
  2. American Kennel Club: Trabajo
  3. Australian National Kennel Council: 6 Utility
  4. United Kennel Club: Perro guardián
  5. «Facts about NEAPOLITAN MASTIFFS ***». Facts-about.org.uk. Archivado desde el original el 29 de julio de 2012. Consultado el 25 de junio de 2012. 
  6. Grandeur nature : Chiens de race, les maîtres fous, diffusé sur France 2 et présenté par Sébastien Folin le 4 septembre 2013
  7. P. Tamilmahan, M. M. S. Zama, Rekha Pathak, N. S. Muneeswaran, K., Karthik (1 de enero de 2013). «A retrospective study of ocular occurences in domestic animals: 799 cases». Veterinary World (en inglés) 6 (5). Consultado el 7 de mayo de 2017. 
  8. Prémont, J. E.; =Monclin, S.; =Farnir, F.; =Grauwels, M. (1 de septiembre de 2012). «Perilimbal pocket technique for surgical repositioning of prolapsed nictitans gland in dogs». Veterinary Record (en inglés) 171 (10): 247-247. ISSN 0042-4900. doi:10.1136/vr.100582. Consultado el 7 de mayo de 2017. .
  9. Aleksandersen, Mona; =Bjerkås, Ellen; =Heiene, Reidun; Heegaard, Steffen (1 de noviembre de 2004). «Malignant teratoid medulloepithelioma with brain and kidney involvement in a dog». Veterinary Ophthalmology (en inglés) 7 (6): 407-411. ISSN 1463-5224. doi:10.1111/j.1463-5224.2004.04054.x. Consultado el 7 de mayo de 2017. .
  10. Steinmetz, A. (1 de enero de 2015). «Shared rhytidectomy continued to lateral canthoplasty in a Mastiff with excessive facial folding and macroblepharon». Tierärztliche Praxis Ausgabe K: Kleintiere / Heimtiere (en inglés) 43 (1): 40-44. ISSN 1434-1239. doi:10.15654/tpk-140331. Consultado el 7 de mayo de 2017. .
  11. Aleksiewicz, R; Budzińska, Z; Nowicki, M; Adamiak, Z (1 de enero de 2008). «Canine hip dysplasia of selected breeds--results obtained by two Polish clinics based on radiological examination conducted in 1997-2006.». Polish journal of veterinary sciences (en inglés) 11 (2). ISSN 1505-1773. Consultado el 7 de mayo de 2017. 
  12. Nappa, Benjamin (8 de noviembre de 2006). «Dilated cardiomyopathy in a Neopolitan Mastiff : medical management of atrial fibrillation and biventricular hear failure». Senior seminar paper (en inglés estadounidense). Consultado el 7 de mayo de 2017. .
  13. Evans, Katy M.; =Adams, Vicki J. (1 de julio de 2010). «Mortality and morbidity due to gastric dilatation-volvulus syndrome in pedigree dogs in the UK». Journal of Small Animal Practice (en inglés) 51 (7): 376-381. ISSN 1748-5827. doi:10.1111/j.1748-5827.2010.00949.x. Consultado el 7 de mayo de 2017. .
  14. L. Cinciripini. «Leishmaniasis and The Neapolitan Mastiff» (en inglés). 

Enlaces externos[editar]