Masacre de Hula

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Masacre de Hula
Lugar Hula
Bandera de Siria Siria
Coordenadas 34°53′07″N 36°30′42″E / 34.885277777778, 36.511666666667Coordenadas: 34°53′07″N 36°30′42″E / 34.885277777778, 36.511666666667
Blanco(s) Población civil de la ciudad de Hula
Fecha 25 de mayo de 2012 (UTC+2)
Tipo de ataque
  • Ataque armado
Muertos 108 civiles, incluyendo 49 niños
Heridos Más de300
Perpetrador(es)

Bandera de Siria Gobierno de Siria

Motivo Exterminar a los rebeldes y opositores de Bashar al-Asad que actúan en la Guerra Civil Siria.
[editar datos en Wikidata]

La Masacre de Hula —o Matanza de Hula— corresponde a una despiadada matanza colectiva realizada por miembros del Ejército de Siria en contra de la población civil de la ciudad de Hula, al norte de Siria. La acción ocurrió la tarde del 25 de mayo de 2012, en medio de la violenta guerra civil que actualmente asola al país.

El hecho cobró la vida de 108 civiles, de los cuales 49 eran niños menores de 18 años. Además, dejó a 300 personas heridas y un enorme daño a la ciudad.[1]​ ​

Debido a la violencia desmedida que se usó y el ataque indiscriminado a la población civil sin un fin militar específico, la masacre ha sido catalogada como uno de los peores crímenes de guerra que se han visto durante la Guerra Civil Siria.[2]​ ​[3]​ ​

Las víctimas eran miembros de las minorías chií y alauí[cita requerida],la matanza se produjo tras el ataque de milicias sunitas a tres rehenes del ejército en las afueras de Houla, destinados a proteger a la minoría alauí. Durante los 90 minutos que duró el combate (el tiempo que tardaron en llegar refuerzos del ejército gubernamental) los milicianos sunitas pudieron perpetrar una masacre entre familias que pertenecían a estas minorías religiosas con disparos a quemarropa o degollándolos. Así, varias decenas de miembros de una misma familia alauí, los Shomaliya, fueron asesinados, al igual que la familia de un miembro suní del parlamento, considerado por los yihadistas como un “colaboracionista”. Finalmente, los yihadistas solo tuvieron que filmar a sus víctimas y presentarlos como víctimas suníes de la violencia del gobierno sirio. Del resto del trabajo sucio se encargaron algunos medios.[cita requerida]

Referencias[editar]