Masacre de Bagua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Masacre de Bagua
Parte de Conflicto de Bagua
Masacre de Bagua.png
Fecha 5 de junio de 2009
Lugar Bagua y Bagua Grande, Departamento de Amazonas, PerúFlag of Peru.svg Perú
Casus belli Decreto de la Ley de la Selva en el Perú del Tratado de Libre Comercio Perú-Estados Unidos que favorecería a grandes empresas transnacionales y mineras a usar territorio de la selva con el fin explotar grandes yacimientos de petróleo, gas y otros minerales en desmedro de los indígenas.
Resultado 33 muertos
victoria de las fuerzas policiales
Beligerantes
Bandera del Perú Policía Nacional del Perú Banner of the Qulla Suyu.svg aguarunas
Comandantes
Alan García
Fuerzas en combate
200 efectivos policiales de la DIROES número indeterminado de nativos aguarunas
Bajas
23 policías muertos
50 policías heridos
10 civiles muertos
85 civiles heridos

El 5 de junio de 2009 en el contexto del Conflicto de Bagua se llevó a cabo la masacre de Bagua, también conocida como “El Baguazo”, en las cercanías de la localidad de El Reposo muy próxima a las ciudades de Bagua y Bagua Grande, en el Departamento de Amazonas, en Perú. Según la información oficial del gobierno peruano, el enfrentamiento tuvo un saldo de 33 personas fallecidas (23 policías y 10 nativos) y 1 desaparecido.[1]​ Estos hechos se llevaron a cabo como parte del desalojo de aproximadamente 5 000 nativos aguarunas, huambishas y otros grupos étnicos amazónicos, junto con muchos pobladores de las ciudades cercanas de Jaén Departamento de Cajamarca, Bagua y Bagua Grande Departamento de Amazonas que se encontraban bloqueando la Carretera Fernando Belaúnde Terry por 55 días y que dejaba en parte desabastecidas de combustible, gas y alimentos a los departamentos de Amazonas, Cajamarca, San Martín y Loreto. El conflicto se produjo en parte por la indolencia e ineficiencia del Estado en recoger las verdaderas necesidades de este sector de la población (que se vería beneficiado con el proyecto).

El enfrentamiento entre los indígenas, pobladores y la policía, habría comenzado por la arremetida de las fuerzas policiales del Perú para desbloquear la carretera. La orden fue dada por la ministra del interior Mercedes Cabanillas y el primer ministro Yehude Simon, durante el Segundo gobierno de Alan García Pérez. La falta de capacidad de comunicación por parte del Gobierno y la falsa propaganda difundida a través de las radios locales habrían detonado la revuelta y violencia que se expandió desde una zona despoblada hasta ciudades cercanas.[2]

De acuerdo a las primeras informaciones conocidas la noche del 5 de junio, se reportaron oficialmente 23 policías y 10 indígenas fallecidos, además de 100 heridos. También hubo reportes de secuestrados y decenas de locales públicos destruidos y saqueados en tres ciudades del Departamento de Amazonas.[3]

Más tarde, la Defensoría del pueblo cuantificó en 33 los muertos (23 policías y 10 civiles). Además 83 personas habrían sido detenidas y otras doscientas habrían resultado heridas.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Informe de Adjuntía N° 006-2009-DP/AFHPD. Citado en FUNDACIÓN PARA EL DEBIDO PROCESO LEGAL (DPLF), El derecho a la consulta previa, libre e informada de los pueblos indígenas. La situación de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú., 2010, p. 81. El informe completo puede encontrarse en portal.andina.com.pe/EDPFiles/EDPWEBPAGE_Defensoría.pdf
  2. Investigación de Baguazo es otra mecida de García http://www.diariolaprimeraperu.com/online/
  3. Locales comerciales y entidades públicas fueron saqueadas en Bagua http://larepublica.pe/