Masacre de Allende

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Masacre de Allende
Allendecoahuila.jpg
Lugar Bandera de México Allende, Coahuila, México
Fecha 18 de marzo de 2011, (10 años, 7 meses y 7 días)
18.30 (UTC-4)
Tipo de ataque Tiroteo y asesinato masivo
Arma(s) AK-47
Muertos 300
Heridos 0
Perpetrador(es) Los Zetas
Motivación Venganza y Traición

La Masacre de Allende fue un crimen por parte del grupo delictivo los Zetas e integrantes de la Policía Municipal de Allende que ocurrió los días 18 al 20 de marzo de 2011 en el municipio de Allende, Coahuila, México.[1]

Antecedentes[editar]

Los hermanos Miguel Ángel Treviño Morales (el Z40) y Omar Treviño Morales (Z42), narcotraficantes mexicanos y exlíderes del los Zetas (más tarde detenidos), convencidos de que había traidores en su organización decidieron dar un castigo a los que creían sospechosos Héctor “El Negro” Moreno y Luis “La Güiche” Garza, este último del municipio de Allende.[2]​ Los Zetas detectaron la posible traición cuando la DEA compartió con las autoridades mexicanas el número PIN de la Blackberry de los hermanos Treviño (Z40 y Z42) con el fin de ubicarlos para su arresto, pero hubo una filtración y los Zetas se enteraron de que alguien dentro de su organización estaba colaborando con la DEA.[3]

Sucesos[editar]

El 18 de marzo de 2011, a partir de las 18.30 horas, alrededor de sesenta sicarios de la organización criminal Los Zetas ingresaron al rancho de Los Garza, una familia del estado de Nuevo León. Entonces comienza una serie de destrucción, casas y negocios, secuestros y asesinatos. Entre otras cosas, secuestraron a personas que trabajaban para las familias Garza y Moreno. Según José Juan Morales, director de la investigación de los desaparecidos en la Fiscalía de Coahuila, los integrantes del cartel hacen desaparecer los cuerpos quemándolos. En el rancho Los Tres Hermanos, los cuerpos se colocan en barriles y se prenden fuego durante seis horas y luego se arrojan a una zanja. Las casas fueron saqueadas y los perpetradores incluso alentaron a los vecinos a hacer lo mismo, robando refrigeradores o plantas. Terminado el saqueo, Los Zetas ayudados por varios policías comenzaron a destruir las casas, con granadas o martillos, incluso con la ayuda de maquinaria de construcción.[4]

Tenemos testimonios de personas que dicen haber participado en el crimen. Describieron una cincuentena de camiones que arribaron a Allende transportando personas vinculadas al cartel. Entraron en las casas, las saquearon y las quemaron. Luego secuestraron a las personas que vivían en estas casas y las llevaron a un rancho en las afueras de Allende. Primero, los mataron. Los pusieron en un cobertizo de almacenamiento lleno de heno. Los rociaron con combustible y les prendieron fuego, alimentando las llamas durante horas y horas.
— José Juan Morales, director de la investigación de los desaparecidos en la Fiscalía de Coahuila
Tenía dos amigos que recolectaban y vendían basura. Oyeron que el rancho estaba en llamas y los dueños se habían ido, así que fueron, padre e hijo, a ver si había algo que valiera la pena llevarse. Dijeron que vieron un congelador en la carretera, uno grande. Y querían tomarlo. Pero fue realmente pesado. Entonces el padre le dijo al hijo: "Desechemos lo que hay dentro". La abrieron y vieron dos cuerpos. Huyeron.
— Márquez, vendedor de perritos calientes


La versión de dominio público es que desaparecieron 300 personas; sin embargo, documentos oficiales del Gobierno Federal, en un expediente de la PGJEC sólo tiene información de 42 desaparecidos.[5]

Consecuencias[editar]

Una de la razones del silencio mediático de esta noticia, tanto por los periódicos de circulación nacional, como por las principales televisoras del país (Televisa por ejemplo) es que los sucesos ocurrieron en 2011, cuando Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, del PAN, fue presidente de México, y Sergio Alonso Lozano Rodríguez, también del PAN, fue presidente municipal; y no fue sino hasta 2014 cuando se dio a conocer ese inverosimil hecho.[6]

Las secuelas de la masacre[editar]

En mayo de 2011, Héctor Reynaldo Pérez presentó un informe de desaparición ante las autoridades mexicanas. Su hermana, casada con un miembro de la familia Garza, estaba desaparecida con toda su familia. Un año después, el propio Héctor Reynaldo Pérez desapareció. Fue visto por última vez bajo custodia en Allende según investigadores independientes de derechos humanos.[7]

En 2014, Rubén Moreira Valdez, gobernador del estado de Coahuila de 2011 a 2017, anunció una investigación sobre la masacre. Se enviaron investigadores para recopilar las pruebas y tomar rastros de ADN. Esta investigación no produjo nada concluyente en términos de ADN y no se proporcionó una nueva evaluación. Algunas personas fueron detenidas, principalmente agentes de policía. Miguel Treviño Morales es capturado en 2013 y Omar Treviño Morales en 2015.[7]

Allende ahora se conoce como " Springfield" porque todas las casas estaban pintadas de amarillo. Los rastros de destrucción aún eran visibles varios años después de la masacre. Un grupo de personas intentó iniciar un negocio para visitar las ruinas, fueron asesinadas.[8]

En junio de 2019, la secretaria del Interior, Olga Sánchez Cordero, y el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, se disculparon con las familias de las víctimas de la masacre y prometieron que tal masacre no volvería a ocurrir. Estas disculpas se presentan durante una ceremonia recomendada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, organismo creado en 1992.[9]

En la cultura popular[editar]

  • La serie de televisión Somos de Netflix, está vagamente basada en la masacre de Allende. Tiene 6 episodios de unos 50 minutos cada uno.

Referencias[editar]

  1. Paullier, Juan (10 de octubre de 2016). «Así ocurrió la brutal y olvidada masacre de Allende, una de las más sangrientas de Los Zetas». BBC News Mundo (en inglés británico). Consultado el 1 de octubre de 2018. 
  2. Aguayo, Sergio (2016). «B. 2. Allende, Coahuila». En el desamparo : los Zetas, el Estado, la sociedad y las víctimas de San Fernando, Tamaulipas (2010), y Allende, Coahuila (2011). Ciudad de México: El Colegio de México. p. 16. Consultado el 1 de octubre de 2018. 
  3. Thompson, Ginger (12 de junio de 2017). «Anatomía de una masacre». ProPublica. Consultado el 30 de enero de 2021. 
  4. El Yugo Zeta. Norte de Coahuila, 2010-2011. ISBN 978-607-628-283-0. 
  5. Comisión Nacional de los Derechos Humanos, ed. (16 de marzo de 2018). «Recomendación No. 10 VG/2018 SOBRE LA INVESTIGACIÓN DE VIOLACIONES GRAVES A LOS DERECHOS HUMANOS, POR LOS HECHOS ACONTECIDOS DEL 18 AL 20 DE MARZO DE 2011, EN EL MUNICIPIO DE ALLENDE, COAHUILA, ASÍ COMO POR LAS DETENCIONES ARBITRARIAS Y DESAPARICIONES FORZADAS COMETIDAS CON POSTERIORIDAD A DICHO EVENTO.». 
  6. «Las masacres de San Fernando y Allende». 
  7. a b Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas ProPublica
  8. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas :1
  9. . 28 de junio de 2019 https://politica.expansion.mx/mexico/2019/06/27/a-8-anos-de-la-masacre-de-allende-autoridades-se-disculpan-por-omisiones.  Parámetro desconocido |site= ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |consulté le= ignorado (se sugiere |fechaacceso=) (ayuda); Parámetro desconocido |langue= ignorado (se sugiere |idioma=) (ayuda); Parámetro desconocido |titre= ignorado (se sugiere |título=) (ayuda); Falta el |título= (ayuda)