Mary Sue

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mary Sue (también llamado Marty Stu o Gary Stu), en el mundo de la crítica literaria y más recientemente del fandom, es un personaje ficticio en exceso idealizado y abiertamente identificable como el alter-ego del autor o del lector. Su principal característica es la de acaparar toda la atención de la historia y cambiar elementos importantes del argumento en su beneficio sin explicación alguna. Usualmente es un personaje sin defectos notables, cuyos aspectos positivos superan todo su rol en la historia y lo vuelve unidimensional.[1] Generalmente es un o una joven o una persona de bajo rango, que soluciona una situación complicada mediante habilidades inverosímiles.

A pesar de que el término se limita generalmente a personajes de fanfictions, algunos personajes del canon de varios trabajos de ficción son a veces criticados de ser Mary Sue si cumplen estas características. Además, cuando un personaje que ya existe dentro de la historia original adopta en un fanfiction las características de una Mary Sue, se le conoce como Canon Sue.

Origen[editar]

El término Mary Sue fue tomado de un personaje creado por Paula Smith en 1973 para su historia satírica "A Trekkie's Tale", publicada en su fanzine Menagerie #2. El personaje en cuestión era la teniente Mary Sue ("La teniente más joven de la flota. Sólo quince años y medio"), una chica idealizada e irrealista. A través de ella, Smith parodiaba los fanfictions de Star Trek de la época, siempre escritos por adolescentes que fantaseaban con aparecer en la ficción de la serie; en sus relatos, un personaje original que obviamente les representaba a ellos tenía interacciones románticas con personajes de la historia original a pesar de la diferencia de edad, siendo en otras versiones parientes de estos personajes o sus aprendices.

Hoy en día, el concepto de la Mary Sue tiene connotaciones de escapismo, y es comúnmente asociado con la autoinserción, que es un concepto totalmente diferente: en él, el autor aparece representado en la historia como él mismo y sin ningún intento de enmascaramiento. Las implicaciones negativas de la Mary Sue vienen de su tono escapista: a ojos de los lectores, tales personajes están pobremente desarrollados, demasiado perfectos y sin el realismo suficiente para resultar interesante a alguien más que al autor. Por todo ello, la identificación de un Mary Sue en una historia original suele denotar poca habilidad literaria, aunque es típico de encontrar en trabajos de autores jóvenes o sin experiencia suficiente.

Rasgos comunes[editar]

Los Mary Sue suelen presentar un conjunto muy definido de rasgos.[2]

  • El personaje es del mismo sexo que el autor.
  • El personaje es notablemente joven, siendo por lo general un o una adolescente.
  • La Mary Sue recibe toda la atención de los otros personajes, a menudo de manera desproporcionada e independientemente de sus circunstancias, y suele ser admirada por éstos. También es tema de conversación entre ellos cuando no está presente.
  • La Mary Sue tiene una personalidad generalmente poco definida.
  • Los personajes que están en contra de la Mary Sue, independientemente de su alineación, lo están sólo para ser así definidos como antagonistas.
  • La Mary Sue posee un poder (sobrenatural, mágico o de otros tipos) extraordinario o claramente superior al del resto de los personajes. Con motivo de esto, o sin ningún motivo en absoluto, se le dará un trato preferente o especial dentro del universo de la historia.
  • La Mary Sue tiene algún tipo de talento llamativo, como habilidad con algún instrumento musical o similar, y sabe ejecutarlo con la maestría suficiente como para ganarse los halagos de otros personajes.
  • Del mismo modo, la Mary Sue no tiene defectos importantes, ni físico ni de carácter, y si los tiene no serán apreciados como tales por los otros personajes y la harán resaltar.
  • A veces, aunque no siempre, la Mary Sue tiene un color de ojos y/o pelo inusual y exótico.
  • Uno o más personajes se enamorarán de la Mary Sue y el favorito del autor terminará con ella. Así mismo, el argumento tomará giros forzados o poco realistas con tal de cumplir el romance; un ejemplo es que si el personaje ya se encuentra románticamente vinculado a otro, él mismo preferirá a la Mary Sue por iniciativa propia o por el rechazo (casi siempre poco justificado) de su compañero. Esto es especialmente común en los fanfictions con el personaje del canon favorito del autor.
  • La Mary Sue tiene un pasado trágico, que puede ser similar al de alguno de los protagonistas (si ella no es uno de ellos) o incluso peor, y que le hará ganarse la simpatía de los demás a veces de forma gratuita.
  • En fanfictions, se acabará revelando que la Mary Sue está emparentada con alguno de los personajes de la historia original.
  • También en fanfictions, los personajes de la historia original sufrirán cambios llamativos en la personalidad de manera que se adapten a un argumento que favorezca el relato y al papel de la Mary Sue en él.

Críticas[editar]

En el capítulo cuarto de su libro Enterprising Woman[3] , Camille Bacon-Smith establece que "el miedo de crear una Mary Sue puede estar restringiendo, o incluso silenciando a algunos escritores".

Smith cita un artículo del fanzine de Star Trek Archives[4] , identificando la "paranoia de Mary Sue" como una de las posibles causas de la falta de personajes femeninos creíbles y competentes en muchos contextos de ficción contemporáneos. La autora del dicho artículo, Johanna Cantor, entrevista en él a su hermana Edith (editora aficionada), quien dice recibir historias con cartas adjuntas en las que los autores de las dichas historias se disculpan "por haber creado una historia sobre una Mary Sue", aun cuando dichos autores manifiestan no saber lo que es una Mary Sue.

En ClipperCon ,1987 (una convención de fans celebrada anualmente en Baltimore, Maryland), Smith entrevistó a un cierto número de autoras femeninas, que revelaron no incluir personajes femeninos en sus historias. Una de ellas llegó a decir: "cada vez que intentaba introducir un personaje femenino en una de mis historias, inmediatamente era etiquetada de Mary Sue". Smith también apuntó que ," participantes en una mesa redonda celebrada en 1990, remarcaron, con creciente preocupación, que cualquier personaje femenino creado en la comunidad es inmediatamente tachado de Mary Sue[5] ".

Algunos autores, sin embargo, han señalado que el personaje de Star Trek James T. Kirk, es en sí mismo, "un Marty Stu", y que la etiqueta parece ser usada más indiscriminadamente en personajes femeninos que no se comportan de acuerdo a lo que marcan los tradicionales estereotipos de sexo y género, o de acuerdo a lo que los varones esperan de esos personajes[3] . Ann C. Crispin ha señadalo que "el término Mary Sue constituye una degradación, implicando que un personaje sea sumariamente despachado como un personaje que no es un auténtico personaje, sin importar cuán bien esté caracterizado, su sexo, su pertenencia a una raza o su grado de individualidad"[6] .

Referencias[editar]

  1. «Mary Sue» (en inglés). TV Tropes. Consultado el 14 de junio de 2012. 
  2. «Common Mary Sue Traits» (en inglés). TV Tropes. Consultado el 14 de junio de 2012. 
  3. a b Smith, p. 97
  4. Cantor, Joanna (1980). "Mary Sue, a Short Compendium". Archives (Yeoman Press) (5)
  5. Smith, p. 110. Una nota al pie informa de que esto fue informado por Judy Chien, que asistió a la mesa MostEastlyCon en1990, en Newark.
  6. Smith, p. 98.