Mary Baker Eddy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mary Baker Eddy
Mary Baker Eddy.jpg
Información personal
Nacimiento 16 de julio de 1821 Ver y modificar los datos en Wikidata
Concord, Estados Unidos o Bow, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 3 de diciembre de 1910 Ver y modificar los datos en Wikidata (89 años)
Chestnut Hill, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Neumonía Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Mark Baker Ver y modificar los datos en Wikidata
Abigail Ambrose Baker Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritora y autora Ver y modificar los datos en Wikidata
Área Medicina alternativa Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimiento ciencia cristiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones

Mary Baker Eddy (Bow, Nuevo Hampshire, 16 de julio de 1821 - Chesnut Hill, Massachusetts, 3 de diciembre de 1910), fue una escritora estadounidense, fundadora de la Ciencia Cristiana. En 1866 afirmó descubrir el mismo principio divino que utilizó Jesucristo y haberse curado a sí misma de daños críticos en la columna vertebral tras sufrir una caída en el hielo el 1 de febrero de ese año en Lynn, Massachusetts. En su obra Retrospección e Introspección, se encuentran "las experiencias que la guiaron, en el año 1866, al desarrollo del sistema que denominó Ciencia Cristiana".[1]

Semblanza[editar]

En 1875 publicó la primera edición del libro Ciencia y salud con clave de las Escrituras, el pilar de la religión que fundó. En esta obra manifestó que "el Principio divino de la curación se comprueba en la experiencia personal de cualquier investigador sincero de la Verdad" y que tal fue su caso.[2]

En 1879 fundó la Iglesia de Cristo, Científico.[3]

A lo largo de su carrera, Mary Baker Eddy fundó numerosas publicaciones. En 1898 fundó la Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana, encargada hasta nuestros días de la publicación de sus escritos y de revistas periódicas como el The Christian Science Journal, el Christian Science Sentinel, El Heraldo de la Ciencia Cristiana y el Cuaderno Trimestral de la Ciencia Cristiana.[4]

En 1908 fundó el periódico The Christian Science Monitor, ganador de siete premios Pulitzer[cita requerida], parcialmente como respuesta al periodismo sensacionalista de su época, que seguía el desarrollo de las actividades de la señora Eddy con un exacerbado entusiasmo y variados grados de exactitud.[cita requerida]

Mary Baker Eddy propugnaba la restitución, mediante su iglesia y el sistema de curación por ella desarrollado, de un cristianismo más acorde con el primitivo y que restaurase su "perdido elemento de curación".[5]

Primeros años[editar]

Bow, Nueva Hampshire[editar]

Familia[editar]

Lugar de nacimiento de Eddy

Eddy nació como Mary Morse Baker en una casa de labor en Bow (Nuevo Hampshire), hija del granjero Mark Baker (muerto en 1865) y de su esposa Abigail Barnard Baker, apellidada Ambrose de soltera (murió en 1849). Eddy era la más joven de los seis hijos de los Baker.[6]

Mark Baker era un hombre fuertemente religioso, de trasfondo protestante congregacionista, un firme creyente en el juicio final y la condenación eterna.[7]​ Persona de carácter airado,[8]​ sus hijos heredaron el temperamento de su padre y también su buena apariencia, y Eddy se hizo conocida como la belleza del pueblo. En este ambiente, su infancia y juventud fue espartana y tediosa, con largas sesiones de oración y mucho trabajo. [9]

Salud[editar]

photograph
Mark Baker

Las relaciones entre Eddy y su padre nunca fueron buenas, y se dice que la joven experimentaba episodios psicóticos repentinos para intentar controlar la voluntad de su progenitor.[10][11]

Sus crónicos problemas de salud, en parte provocados por la malnutrición y por la práctica sin control de dietas presuntamente saludables, despertaron su interés por los más diversos métodos curativos.[12]

Tilton, Nueva Hampshire[editar]

En 1836, cuando Eddy tenía quince años, los Baker se mudaron a veinte millas hasta Sanbornton Bridge, New Hampshire, conocido después de 1869 como Tilton,[13]​ donde tuvo la oportunidad de instruirse en distintas escuelas locales, recibiendo lecciones de lenguas antiguas de su hermano Albert.[14]​ Completó su educación en la Academia Holmes en Plymouth y en la Academia Sanbornton en Bridge, donde llegó a trabajar como instructora suplente.

A los 17 años fue recibida en la iglesia Congregacional de Tilton, donde discutió la idea de la predestinación con el pastor durante el examen de membresía.[15]​ La idea de la predestinación y de la condenación eterna la hicieron enfermar, experimentando a continuación según sus propias palabras un episodio de sanación por la oración.[16]

Matrimonio, viudedad[editar]

photograph
Eddy in the 1850s

En 1844 se instaló en Charleston (Carolina del Sur) con su primer marido, George Washington Glover, que murió de fiebre amarilla mientras vivían en Wilmington (Carolina del Norte) después de seis meses de casamiento. Eddy estaba embarazada de seis meses y tuvo que regresar a New Hampshire, donde nació su único hijo, George Washington II.[17]​ Agotada física y mentalmente,[18]​ trató de ganarse la vida escribiendo artículos para el New Hampshire Patriot y para varios Odd Fellows y publicaciones masónicas.

La muerte de su madre en 1849 fue seguida tres semanas después por la de su prometido, el abogado John Bartlett.[19]​ En 1850, perdió la custodia de su hijo, que pasó al cuidado de los servicios sociales.[20]

photograph
Elizabeth Patterson Duncan Baker, segunda esposa de Mark Baker

Su padre, Mark Baker, se había vuelto a casar en 1850; y al parecer le dejó claro a Eddy que su hijo no sería bienvenido en el nuevo hogar conyugal.[21]

George fue enviado a quedarse con varios parientes, y Eddy decidió vivir con su hermana Abigail. Aparentemente, Abigail también se negó a aceptar a George, que entonces tenía seis años.[22]​ Aunque Eddy se casó por segunda vez en 1853 con el dentista Daniel Patterson, perdió el contacto con su hijo George, al que no volvió a ver hasta 25 años después.[23]

Estudios con Phineas Quimby[editar]

Los métodos de Eddy deben mucho a las prácticas de Phineas Quimby y a la homeopatía.[24]

En octubre de 1862, Eddy se convirtió en paciente de Phineas Quimby,[25]​, un sanador mesmerista de Maine. Entre 1862 y 1865, Quimby y Eddy entablaron largas discusiones sobre los métodos de curación practicados por Quimby y otros, como el mesmerismo[26]​ o la hipnosis, que ella acabó refutando.[27]

Caída en Swampscott[editar]

En 1866, Eddy sufrió una caída al resbalar sobre el hielo mientras caminaba en Swampscott (Massachusetts), causándose una presunta lesión en la columna. Tres días después, sanó de su "parálisis", curación que atribuyó a su lectura de la biblia.[28]

photograph
George Washington Glover II, el hijo de Mary Baker Eddy

Más adelante presentó una demanda contra la ciudad de Lynn por su lesión, con el argumento de que "todavía estaba sufriendo los efectos de la caída" (aunque posterioemente retiró la demanda).[29]​ Sus vecinos creían que su repentina recuperación era casi un milagro.[30]​ Sin embargo, el médico que atendió a Eddy, Alvin M. Cushing, un homeópata, testificó bajo juramento que "en ningún momento declaró, ni creyó, que no hubiese esperanza para la recuperación de la Sra. Patterson, o que estaba en estado crítico". [31]

Eddy escribió en su autobiografía, "Retrospección e introspección", que dedicó los siguientes tres años de su vida al estudio bíblico y a lo que ella consideró el descubrimiento de la Ciencia Cristiana.[32]​ Estaba convencida de que "la enfermedad podía sanarse a través de un pensamiento despertado, provocado por una percepción más clara de Dios y el rechazo explícito de las drogas, la higiene y la medicina, basado en la observación de que Jesús no usó estos métodos para sanar".[33]

Espiritualismo[editar]

Eddy se separó de su segundo marido Daniel Patterson, después de lo cual se alojó durante cuatro años con varias familias en Lynn, Amesbury y en otros lugares. Sus amigos durante estos años fueron en general espiritistas; y parece haberse autoproclamado espiritualista y haber participado en sesiones. Su primer anuncio como curandera apareció en 1868, en el periódico espiritualista La Bandera de la Luz. Durante estos años, llevaba consigo una copia de uno de los manuscritos de Quimby conteniendo un resumen de su filosofía.[34]

photograph
Eddy durante su estancia en Lynn, MA, 1871

Eddy distinguió claramente la Ciencia Cristiana del Espiritualismo.[35]​ Algunos investigadores afirman que actuó como canalizadora de trance y trabajó en Boston como médium, dando sesiones espiritistas públicas por dinero.[36]

En sesiones posteriores, intentaría convertir a su audiencia para que aceptara la Ciencia Cristiana.[37]​ Aunque mostró una gran familiaridad con la práctica espiritualista, la denunció en sus escritos sobre la Ciencia Cristiana.[38]

Divorcio y publicación de su trabajo[editar]

Se divorció de Daniel Patterson por adulterio en 1873. Publicó su trabajo en 1875 en un libro titulado Ciencia y Salud (años más tarde retitulado Ciencia y salud con clave de las Escrituras) que llamó el libro de texto de la Ciencia Cristiana, después de varios años de ofrecer su método de curación. La primera edición fue de 1000 copias, que ella misma publicó. Durante estos años, enseñó lo que consideraba la ciencia del "cristianismo primitivo" para al menos 800 personas.[39]​ Muchos de sus alumnos se convirtieron en sanadores. Las últimas 100 páginas de "Ciencia y Salud" (capítulo titulado "Fruitage") contienen testimonios de personas que afirmaron haber sido sanadas al leer su libro. Realizó numerosas revisiones de su libro desde el momento de su primera publicación hasta poco antes de su muerte.[40]

En 1877, se casó con Asa Gilbert Eddy; en 1882, se mudaron a Boston, y murió ese mismo año.[41]

Acusaciones de plagio[editar]

Phineas Quimby había usado antes que Eddy el término "Ciencia Cristiana" para describir su trabajo.[42]​ Escritores como Martin Gardner opinan que Eddy tomó muchas de sus ideas de Quimby sin darle ningún tipo de crédito. También citó ciertos pasajes de una traducción al inglés del Bhagavad-gītā, pero luego fueron eliminados. Según Gill, en la revisión de 1891, Eddy eliminó de su libro todas las referencias a religiones orientales, que su editor, el Reverendo James Henry Wiggin, había introducido.[43]

Construyendo una iglesia[editar]

Mary Baker G. Eddy en sus últimos años

Eddy dedicó el resto de su vida al establecimiento de su iglesia, escribiendo sus estatutos, El Manual of The Mother Church, y revisando Ciencia y Salud.[44]​ En 1879 fundó con sus alumnos la Iglesia de Cristo, Científica. En 1892, bajo la dirección de Eddy, la iglesia se reorganizó como La Primera Iglesia de Cristo, Científica.[45]​ En 1881, fundó el Massachusetts Metaphysical College,[46]​ donde enseñó a unos 800 estudiantes entre los años 1882 y 1889, cuando lo cerró.[47]​ Eddy cobró a cada uno de sus estudiantes 300 dólares por la matrícula. Esta era una gran suma para la época, y generó una considerable controversia.[48]

En 1888, abrió en Boston una sala de lectura en la que se vendían Biblias, sus escritos y otras publicaciones.[49]​ Este modelo pronto sería replicado, y las iglesias filiales en todo el mundo mantienen hoy más de 1200 Salas de Lectura de Ciencias Cristianas.[50]

Fundó The Christian Science Publishing Society en 1898, que se convirtió en la editorial de numerosas publicaciones lanzadas por ella y por sus seguidores.[51]

Magnetismo animal malicioso[editar]

Eddy denominó "magnetismo animal malicioso" al proceso opuesto a la curación a través de la fe. Le preocupaba que un nuevo practicante pudiera dañar inadvertidamente a un paciente a través del uso no iluminado de sus poderes mentales, y que las personas menos escrupulosas pudieran usar tales poderes como un arma.[52]

En 1872 Eddy tuvo una discusión con su estudiante Richard Kennedy, que fue expulsado de la Ciencia Cristiana. Más tarde llegó a creer que estaba usando poderes mentales para destruirla, así que ordenó a sus alumnos "movilizar toda su energía mental para combatirlo".[53]​ La creencia en el magnetismo animal malicioso "sigue siendo parte de la doctrina de la Ciencia Cristiana".[54]

En sus últimos años, Eddy aparentemente se volvió paranoica, creyendo que 50.000 personas estaban tratando de matarla proyectando sus pensamientos malvados.[55]

Actitud ante la medicina[editar]

Calvin Frye, secretario personal de Eddy

Un diario mantenido por Calvin Frye, el secretario personal de Eddy, sugería que Eddy experimentaba una dependencia permanente por la morfina.[56]​ Curiosamente, Eddy le recomendó a su hijo que, en lugar de ir contra la ley del estado, debería vacunar a sus nietos. También pagó un mastectomía para su cuñada.[57]​ Usó gafas durante varios años, pero acabó prescindiendo de ellas casi por completo.[58]

Evaluación psicológica[editar]

En 1907, en el curso de un caso legal, cuatro psiquiatras entrevistaron a Eddy, que entonces tenía 86 años, para determinar si podía manejar sus propios asuntos, y concluyó que era capaz de hacerlo.[59]​ Un artículo de 1907 en el "Journal of the American Medical Association" señaló que Eddy exhibía un comportamiento histérico y sicótico.[60]​ El psiquiatra Karl Menninger en su libro "La mente humana" (1927) citó los delirios paranoicos de Eddy sobre el magnetismo animal malicioso como un ejemplo de personalidad "esquizoide".[61]​ El psicofarmacólogo Ronald K. Siegel ha escrito que el hábito secreto de consumir morfina de por vida de Eddy contribuyó a su desarrollo de una "paranoia progresiva".[62]

Muerte[editar]

Monumento a Eddy en el cementerio de Mount Auburn

Eddy murió en 1910 en su casa en Chestnut Hill, víctima de una neumonía.[63]

Legado[editar]

Actualmente, hay casi 1700 iglesias de la Ciencia Cristiana en 76 países.[64]​ Durante más de un siglo, "The Christian Science Journal" y "Christian Science Sentinel" han estado publicando relatos de salud restaurada según el sistema de cuidado que Eddy enseñó. La Biblioteca Mary Baker Eddy de Boston, funciona como un museo dedicado a la conservación de los escritos legados por su fundadora.

Residencias[editar]

Varias de las casas de Eddy son propiedad y mantenidas como sitios históricos por el Museo Longyear y pueden ser visitadas (la lista a continuación está organizada por fecha de su ocupación): [65]

Reconocimientos[editar]

Múltiples entidades han reconocido su trabajo y su legado[cita requerida]. La Asociación Femenina del Libro de Estados Unidos incluye a su obra Ciencia y Salud en una lista de 75 libros de mujeres cuyas palabras han cambiado al mundo.[67]​ El Salón Femenino de la Fama de Estados Unidos la incluye en 1995 mencionando que "dejó una marca indeleble en la religión, la medicina y el periodismo".[68]

Algunas críticas[editar]

La Iglesia de la Ciencia Cristiana promueve un sistema espiritual donde la enfermedad es considerada como no creada por Dios, y por lo tanto, irreal, por lo que la cura de los males del cuerpo se logra a través de una mejor comprensión de Dios, el Espíritu. Muchas personas se formaron en esta escuela y predicaban simplemente a través del habla. Esta idea alcanzó una gran aceptación, volviendo a la Iglesia de la Ciencia Cristiana una de las instituciones económicamente más prósperas de Estados Unidos en el siglo XIX.[69]

Referencias[editar]

  1. Baker Eddy, Mary (2000). Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras. La Junta Directiva de la Ciencia Cristiana. pp. viii. ISBN 0-87952-269-0. 
  2. idem. pp. x. ISBN 0-87952-269-0. 
  3. Baker Eddy, Mary (1993). Manual de La Iglesia Madre, The First Church of Christ, Scientist, in Boston, Massachusetts. La Junta Directiva de la Ciencia Cristiana. p. 17. 
  4. Portal de la Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana, distribuye los escritos de la Sra. Eddy y publica las revistas periódicas.
  5. Baker Eddy, Mary (1895). Manual de La Iglesia Madre (89ª edición edición). Trustees Under the Will of Mary Baker Eddy. p. 17. 
  6. Ernest Sutherland Bates and John V. Dittemore, Mary Baker Eddy: The Truth and the Tradition, A. A. Knopf, 1932, 3.
  7. Mary Baker Eddy, Retrospection and Introspection, Christian Science Publishing Society, 1891, 13.
  8. Bates and Dittemore 1932, 4–5.
  9. Cather and Milmine, McClure's, January 1907, 230, 234.
  10. Caroline Fraser, God's Perfect Child, Metropolitan Books, 1999, 35.
  11. Mary Baker Eddy, Science and Health, 1st edition, Christian Science Publishing Company, 1875, 189–190.
  12. (Retrospection and Instrospection, Copyright 1901, by Mary Baker G. Eddy, Copyright renewed 1929)
  13. Cather and Milmine, McClure's, January 1907, 235.
  14. Eddy, Retrospection and Introspection, 10.
  15. Eddy, Retrospection and Introspection, 14–15; Cather and Milmine, McClure's, January 1907, 237.
  16. Eddy Retrospection and Introspection, 14
  17. Gottschalk 2006, 62–63; Gill 1998, xxix, 68–69
  18. Gottschalk 2006, 63.
  19. Gottschalk 2006, 64.
  20. "Women and the Law", Women, Enterprise & Society, Harvard Business School, 2010: "A married woman or feme covert was a dependent, like an underage child or a slave, and could not own property in her own name or control her own earnings, except under very specific circumstances. When a husband died, his wife could not be the guardian to their under-age children."
  21. Fraser 1999, 38.
  22. Gill 1998, 86–87.
  23. Eddy, Retrospection and Introspection, 20–23.
  24. Rennie Schoepflin, "Christian Science", in Paul S. Boyer (ed.), The Oxford Companion to United States History, Oxford University Press, 2001, 119.
  25. Gill 1998, 131.
  26. Robert Peel, Mary Baker Eddy: The Years of Discovery, Holt, Rinehart and Winston, 1971, Chapter 6, Sections I, II.
  27. "Science and Health, with Key to the Scriptures," by Mary Baker Eddy, p.375
  28. Edward H. Hammond (October 1899), «Christian Science: What it is and what it does», The Christian Science Journal (The Christian Science Publishing Society) 17 (7): 464 
  29. Richard A. Nenneman (1997), Persistent Pilgrim: The Life of Mary Baker Eddy, Nebbadoon Press 
  30. Gill 1998, 161-170.
  31. Martin Gardner, The Healing Revelations of Mary Baker Eddy, Prometheus Books, 1993.
  32. Eddy, Retrospection and Introspection, 8–9, 22, 24–5.
  33. Eddy, Ciencia y salud con clave de las Escrituras, 143:5, 367:3.
  34. Frank Podmore, Mesmerism and Christian Science: A Short History of Mental Healing, George W. Jacobs and Company, 1909, 262, 267–268.
  35. Peel 1966, 183–84.
  36. John Ankerberg, The Facts on the Mind Sciences, Atri Publishing, 2011.
  37. Todd Leonard, Talking to the Other Side: a History of Modern Spiritualism And Mediumship: A Study of the Religion, Science, Philosophy and Mediums that Encompass this American-Made Religion, iUniverse, Inc., 2005, 32-33
  38. Ann Braude, Radical Spirits: Spiritualism and Women's Rights in Nineteenth-Century America, Indiana University Press, 2001, 186.
  39. Robert Peel, Mary Baker Eddy, The Years of Authority, Holt, Rinehart and Winston, 1977, 483, n. 104.
  40. Gill 1998, 324.
  41. Mary Baker Eddy Timeline
  42. Walter Martin, The Kingdom of the Cults, Bethany House Publishers, 2003, 151.
  43. Gill 1998, 332–333.
  44. Robert Peel, Mary Baker Eddy, The Years of Trial, Holt, Rinehart and Winston, 1971, 62.
  45. Eddy, Church Manual of The First Church of Christ, Scientist, 1910, 18–19.
  46. Peel 1971, 81–82.
  47. Peel 1977, 483, n. 104.
  48. Eric Caplan, Mind Games: American Culture and the Birth of Psychotherapy, University of California Press, 2001, 75.
  49. A New Home," The Christian Science Journal, September 1888, 317.
  50. See Christian Science Reading Room listings in current edition of the Christian Science Journal.
  51. Peel 1977, 372.
  52. Laurence Moore, Religious Outsiders and the Making of Americans, Oxford University Press, 1986.
  53. Ruth A. Tucker, Another Gospel: Cults, Alternative Religions, and the New Age Movement, 157.
  54. William Williams, Encyclopedia of Pseudoscience: From Alien Abductions to Zone Therapy. Facts on File, 2000.
  55. Bates and Dittemore 1932.
  56. Gardner 1993.
  57. Whorton 2004, 128.
  58. Peel 1977, 108–109, 411, n. 65.
  59. Bates and Dittemore 1932, 411, 413, 417.
  60. Anonymous. (1907). Mrs. Mary Baker Eddy’s Case of Hysteria. Journal of the American Medical Association 7: 614-615.
  61. Karl Menninger, The Human Mind, Garden City Publishing Company, 1927, p. 84
  62. Ronald K. Siegel, Whispers: The Voices of Paranoia, Simon & Schuster, 1994, p. 105
  63. "Mrs. Eddy Dies Of Pneumonia; No Doctor Near", The New York Times, December 5, 1910: "Mrs. Mary Baker Eddy, founder of the Church of Christ, Scientist, died Saturday night at 10:45 o'clock. The death was kept a secret until this morning, when a city medical examiner was called in. It was first publicly announced at the Mother Church this morning. Mrs. Eddy was in her ninetieth year."
  64. See Christian Science Church listings in current issue of The Christian Science Journal.
  65. «Mary Baker Eddy Historic Houses». Longyear Museum. Consultado el 4 de diciembre de 2017. 
  66. Longyear Museum - Visitor Information for 23 Paradise Road, accessed 16 January 2017
  67. Asociación Femenina del Libro de Estados Unidos, 75 libros de mujeres cuyas palabras han cambiado al mundo.
  68. Mary Baker Eddy en el Salón Femenino de la Fama de Estados Unidos
  69. Zweig, Stefan (1931). La Curación por El Espíritu (89ª edición edición). Acantilado. p. 17. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Enlaces oficiales[editar]

Enlaces no oficiales[editar]