Marparaíso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Marparaíso es una telenovela chilena exhibida por Canal 13 durante el segundo semestre de 1998 que tiene un argumento basado en la codicia y en la venganza de un hombre por tomar el poder de un resort lujoso en el norte de ese país. Fue un éxito en sintonía, derrotando a su competencia de ese año, la teleserie Borrón y cuenta nueva de TVN y el alargue de A todo dar de Mega. Y todavía se le recuerda especialmente por su atípico y crudo último capítulo lleno de giros sorprendentes, muertes y un final abierto e inesperado.

Es protagonizada por Alejandra Herrera y Jorge Zabaleta y cuenta con la participación antagónica de Cristián Campos, Ingrid Cruz y Nicolás Allende.

Argumento[editar]

Sebastián Valderrama (Jorge Zabaleta), es un joven buzo de 25 años que vive en Puerto Rico, hasta que inesperadamente decide volver a Chile. Este regreso provoca la ira de Iván Andrade (Cristián Campos), su padrino, quien contrató a Sofía Carrasco (Íngrid Cruz) para que lo enamorase y lo mantuviese fuera del país. La razón es que Sebastián es el heredero de un resort muy lujoso llamado Marparaíso, ubicado en Las Tacas, en la región de Coquimbo, del que Iván se apoderó gracias a la ayuda de falsificaciones de documentos. Sofía se enamoró verdaderamente de Sebastián, y a pesar de sus intentos por retenerlo fuera de los territorios de Iván, ambos vuelven a Chile.

Mientras tanto, Iván se encuentra en los preparativos de su boda con Isabel Arrieta (Soledad Alonso), una millonaria a la que quiere sólo por su dinero, con el que saldrá de sus deudas, y además él la engaña con su hermana Josefina (Catalina Pulido). Camila Hidalgo (Alejandra Herrera), hija de Isabel, duda mucho del amor de Iván hacia su madre, y junto a su divertida amiga Zoila (Luz Croxatto) intentarán desenmascararlo. Finalmente, el matrimonio se lleva a cabo, y durante la ceremonia, Camila sale entristecida, por lo que choca con un Sebastián recién llegado, del cual se enamora perdidamente y viceversa, pero Camila duda de él por ser el sobrino de Iván.

Pocos días después de la boda, el romance clandestino de Iván y Josefina es descubierto una noche por la propia Isabel, quien huye del resort junto a un amigo suyo, humillada por la traición de su hermana y de su marido. Para que su esposa no hable, Iván la asesina disparándole al tanque de gasolina del vehículo en que iban Isabel y su acompañante, que tras volcarse, explota en llamas. Iván hace pasar este cruel asesinato como un accidente, todo esto frente a una horrorizada Josefina que se culpa del fatal desenlace de su hermana mayor, culpa que Iván utilizará para manipularla y tenerla bajo su merced.

Camila ahora huérfana, y más encima despojada de sus bienes, al Iván falsificar el testamento de su madre, donde lo deja como único heredero de la fortuna de los Arrieta, planea vengarse del miserable hombre. Para eso consigue trabajo como profesora de aeróbica en el lujoso Marparaíso. Será en este paradisíaco lugar, donde trabajando junto a su fiel amiga Zoila, conocerán a otros dependientes como el encargado del muelle, Marcos Beltrán (Remigio Remedy), ex deportista y viudo que lucha por la custodia de su hijo, mientras es acosado por la caprichosa hija de diplomáticos y huésped del resort, Trinidad Santa Cruz (Amaya Forch); la mitómana animadora del recinto de descanso, Roxana Campos (Valentina Pollarolo); al histriónico y divertido dj Charly (Exequiel Tapia); a la encargada del cuidado de los niños, la dulce Jacqueline "Jackie" (Angélica Castro); el ambicioso y alcohólico barman, Vicente (Javier Hernández); la profesora de aeróbica, que sufre de anorexia en secreto, y que se disputará el amor de Marcos, Valeria (Pamela Villalba) y a la pintoresca y amorosa encargada del aseo, Laura Chamorro (Lucy Salgado), oriunda de la isla de Chiloé que se verá sin imaginárselo cortejada por el millonario huésped y viudo, Rafael de la Riva (Walter Kliche), que debe soportar las locuras y excentricidades de sus dos hijos, los nerds Rómulo (Juan Pablo Sáez) y Remo (Karim Lela), aficionados por los extraterrestres pero inexpertos en la conquista de mujeres, y por su antiguo enamorado chilote, Walter Mancilla (Jorge Yáñez).

Destacan entre los huéspedes, el trabajólico Gonzalo Moreno (Willy Semler) que viajó acompañado por su tímida hija María Paz (Paula Valdivieso), y la extrovertida amiga de ella, Rosario (Adela Secall), y Gilda Soto (María Izquierdo), nueva rica que después de haber ganado un premio millonario de 4 millones de dólares, jura vestirse rigurosamente de blanco y disfrutar de su nueva y ostentosa vida, llegando a poseer una limusina color blanco y dentadura de oro. Será Gilda, quien inesperadamente pondrá en peligro la continuación de Marparaíso, al descubrir junto al joven ecologista, Daniel Montenegro (Hernán Hevia), perteneciente a la Sociedad Nacional del Medioambiente, un desperfecto de contaminación en las aguas que arroja el resort al océano.

Será también en el resort, donde Camila volverá a reencontrarse con Sebastián, el nuevo administrador del balneario, a quien le ocultará sus sentimientos, mientras que ambos deberán enfrentarse a las intrigas de Sofía, que utilizará todo lo que esté a su alcance para no perder el amor del verdadero dueño de Marparaíso y sobre todo del malvado de Iván, que se encargará de hacerles ver su suerte si osan interponerse en su camino.

Iván organiza estafas, planes siniestros, engaña, manipula, chantajea y asesina a diestra y siniestra. Él es un personaje que es casi imposible de embaucar, debido a una infancia llena de abandonos siente que no le debe nada a la sociedad. Es inmoral, manipulador y se siente con la libertad necesaria para ejercer su impulso oscuro y negativo hacia las personas que lo rodean. Su contaminante influencia mantiene como sus aliados a su leal pero inofensivo asistente, Gregorio Leal (Roberto Poblete), que guarda en secreto nunca haber dado un beso a una mujer, su corrupto abogado Enrique (Patricio Achurra), a Jorge González (Nicolás Allende), eterno enamorado de Camila que servirá a Iván para acercarse a ella, sin imaginar que será cómplice de sus más oscuras acciones, y a su torpe y poco atractiva secretaria, Florencia (Aranzazú Yankovic), que detesta hacerse cargo de la mascota perro rottweiler de su jefe, Boniac. Ellos mismos serán cómplices y títeres de las manipulaciones de Iván, pero tal vez el casi invencible magnate encontrará alguna clase de amenaza en la audaz Manuela Larraín (Sandra O'Ryan), en Paulo Barbosa (César Ávila) que llega hasta el resort con el propósito de descubrir el responsable de la muerte de su padre o en la misteriosa Begoña Astudillo (Ana María Martínez), encargada del spa cuyas intenciones parecen ir apuntadas también al siniestro dueño de Marparaíso.

Intrigas, suspenso, secretos, mentiras, amor, acción y mucha diversión, serán los componentes que se encuentran insertos en el oasis de descanso Marparaíso, que inesperadamente puede volverse un verdadero infierno a manos del malvado Iván Andrade.

Elenco[editar]

Banda sonora[editar]

Versiones en el extranjero[editar]

La cadena mexicana TV Azteca realizó una versión de esta telenovela en 1999 llamada Marea brava. Fue protagonizada por Anette Michel y Héctor Soberón, con Tomás Goros encarnando al siniestro Iván Andrade. Esta contó con la participación especial de la primera actriz Angélica Aragón y el debut de David Zepeda.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]