Parque natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Marismas de Santoña»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cantabria Santoña marismas 02 lou.JPG
Marisma de Santoña, a la izquierda la playa de Berria y enfrente el Monte Buciero.
Situación
País EspañaFlag of Spain.svg España
División CantabriaFlag of Cantabria.svg Cantabria
Localidad más cercana Santoña
Coordenadas 43°25′58″N 3°28′57″O / 43.43277778, -3.4825Coordenadas: 43°25′58″N 3°28′57″O / 43.43277778, -3.4825
Datos generales
Administración Gobierno de Cantabria
Grado de protección Parque natural
Fecha de creación Marzo de 1992
Legislación Ley 6/92
N.º de localidades 11
Superficie 6678 ha

El Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel es un espacio protegido con tres áreas localizadas en Cantabria (España): el estuario que forma el río Asón (Santoña-Laredo) y las marismas de Victoria y Joyel. El conjunto constituye la principal zona húmeda de la Cornisa Cantábrica. Está calificado como parque natural por la Ley 6/1992 de 21 de marzo de la Jefatura del Estado.[1]

Ocupa 6678 hectáreas repartidas entre los términos municipales de Ampuero, Argoños, Arnuero, Bárcena de Cicero, Colindres, Escalante, Laredo, Limpias, Noja, Santoña y Voto.[2]​ Este enclave singular, además de pródigo en fauna marina, es utilizado por las aves migratorias, procedentes del norte y el centro del continente, en su desplazamiento hacia tierras más cálidas. De forma global, en este espacio natural se han observado, hasta la fecha, 121 especies de aves ligadas al medio acuático.

Historia[editar]

En 1987, las asociaciones ecologistas SEO (Sociedad Española de Ornitología, actualmente SEO/BirdLife) y ARCA (Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria), presentan una denuncia ante la Comisión de las Comunidades Europeas por la mala situación y el peligro que sufrían las marismas de Santoña[3]​ (desecación de zonas de la marisma, construcción del tramo Santoña-Argoños de la Ca-141, etc.), lo que ponía en riesgo la estancia anual de miles de aves migratorias, algunas de ellas en peligro de extinción. Ese mismo año se abre expediente de infracción.[Nota 1]

En marzo de 1992, y antes de que saliese la Sentencia del Tribunal de Luxemburgo, España declara la Reserva Natural.[1]​ Finalmente, en 1993 el Tribunal condena a España por incumplimiento de sus obligaciones en virtud del Tratado CEE,[Nota 2]​ siendo la primera condena medioambiental del tribunal europeo a España.

Panorámica de las marismas y la desembocaura del río Asón desde el Monte Buciero. En primer término la población de Santoña y al fondo el parque natural.

Características[editar]

Vista parcial de la Marisma de Joyel durante la bajamar.

Estas marismas constituyen el conjunto de zonas húmedas más importantes para las aves acuáticas del norte de la península Ibérica, siendo fundamentales para la invernada y la migración de numerosas especies. La Reserva natural incluye también encinares, matorrales, praderías, pastizales, playas y dunas. En estas zonas se han detectado 33 especies de mamíferos. Lo que más llama la atención es el impresionante espectáculo de miles de aves, que a lo largo y ancho de la misma se mueven sin cesar.

Además, en el estuario del Asón crían especies pesqueras de gran interés comercial como lubina, salmonete, dorada, lenguado y anguila, además del salmón atlántico, siendo también un importante lugar de marisqueo. Destaca asimismo el desarrollo de la industria conservera, especialmente del bocarte y el bonito, que ha determinado la actividad pesquera y económica de esta zona.

Se conservan diversos molinos de mareas (de los 20 que llegaron a existir en el entorno de Santoña),[4]​ empleados antiguamente aprovechando la energía maremotriz.

En su interior se encuentra el centro penitenciario Penal del Dueso, que aprovechando su emplazamiento viene desarrollando un proyecto para llevar a cabo actividades de sensibilización y formación ambiental con los internos del penal,[5][6]​ entre los que destacan un censo de espátula común o paseos ornitológicos, entre otros. Este proyecto ha recibido el Premio Europeo de la Organización Mundial de la Salud a las Buenas Prácticas de Salud Penitenciaria en 2005.[7]

Fauna[editar]

Los mamíferos más abundantes son aquellos que tienen su hábitat en los encinares, matorrales y prados; se han detectado más de treinta especies, entre las que se encuentran el gato montés, el jabalí y el corzo.

Avifauna[editar]

El capítulo de la avifauna es sin duda la mayor riqueza del Parque: en total, se pueden observar más de 130 especies diferentes. Es un punto importante para la migración o invernación de numerosas especies de anátidas, limícolas (correlimos común, zarapito real, chorlito gris, aguja colipinta...) y gaviotas. Destacan: el silbón europeo, zarapito real, zarapito trinador, garceta común, ánsar común, ostrero euroasiático, correlimos gordo, correlimos común, aguja colinegra, archibebe común, gaviota reidora, zampullín cuellinegro.

Es además un importante lugar de descanso migratorio para la espátula común (Platalea leucorodia), ave de blanco plumaje, que migra desde sus colonias de reproducción en Holanda, hacia el sur sobrevolando las costas de Francia, para llegar a las Marismas de Santoña, donde descansan durante unos días, antes de proseguir su viaje hacia África dónde invernan.[8]​ En expansión, con algunos individuos invernando. Así, SEO/Birdlife estima que un tercio de la población europea de la especie pasa por Santoña en cada paso.[9]

Otras dos especies que son muy raras invernantes en la Península Ibérica, y que en las marismas de Santoña son asiduos visitantes, son el éider (Somateria mollissima), pato marino de gran tamaño, y el escribano nival (Plectrophenax nivalis), rechoncho paseriforme que habita las montañas del norte de Europa.

Se pueden observar aves en todas las estaciones del año, aunque los mejores meses comienzan en agosto y septiembre, con la llegada de las garzas y limícolas. Después comienzan a llegar en octubre y noviembre los primeros gansos y patos, hasta que a finales de diciembre y comienzos de enero, se produce la mayor concentración de aves en la Marisma. Es entonces cuando la marisma alberga una población de 10 000 a 20 000 aves, de 50 especies diferentes.

Amenazas[editar]

Las amenazas identificadas en el IBA[10]​ para el Parque Natural son las siguientes: planes de industrialización que incluyen el rellenado de las marismas; proyectos en marcha de cultivos marinos en el interior de las marismas; carretera; vertidos urbanos e industriales; intensa caza furtiva y turismo incontrolado.

Mareas negras[editar]

En 1999 llegaron al parque diversas especies de aves impregnadas de pétroleo tras el hundimiento del Erika en las costas bretonas.[11]​ La marea negra provocada por el Prestige a finales de 2002 afectó gravemente a las playas del entorno natural del parque, entre el Cabo del Ajo y el Monte Buciero, colocándose un dispositivo de protección a la entrada de la ría para proteger las marismas.[12]

Otras figuras de protección[editar]

Notas[editar]

  1. En 1990, la Comisión de las Comunidades Europeas interpone recurso (Art. 169 del Tratado CEE) contra España ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo. Los hechos denunciados son que el Reino de España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud de los artículos 3 y 4 (apartados 1, 2 y 4) de la Directiva 79/409/CEE.
  2. En contra de lo dispuesto en el artículo 4 de la Directiva 79/409/CEE del Consejo, de 2 de abril de 1979, relativa a la conservación de las aves silvestres

Referencias[editar]

  1. a b «Ley 6/1992 de 21 de marzo (Jefatura del Estado), por la que se declara Reserva Natural a las Marismas de Santoña y Noja». Boletín Oficial del Estado. 30 de marzo de 1992. 
  2. «Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel». Cantabria turismo rural. 
  3. «Marismas de Santoña Victoria y Joel». Revista Green. 8 de octubre de 2016. 
  4. «El Molino de Jado». Ayuntamiento de Argoños. 
  5. «Restauración dunar mediante retirada de residuos, de plantas invasoras y recogida de semillas en la playa de Berria (LIC Marismas de Santoña, Victoria y Joyel)». ArcosLife. 
  6. «Internos de El Dueso participan en actividades de conservación y restauración de las Marismas de Santoña». Europa Press. 14 de junio de 2012. 
  7. Bilbao, Laura (8 de noviembre de 2009). «El Dueso es premiado por la OMS». Santander: El Diario Montañés. Archivado desde el original el 14 de noviembre de 2009. 
  8. Gómez Navedo, Juan (2006). «Importancia de las marismas de Santoña para la espátula común Platalea Leucorodia durante el paso migratorio prenupcial». ISSN 1138-9680. 
  9. 1.700 Espátulas pasaron por el Parque Natural de las Marismas de Santoña durante la migración otoñal (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). SEO/Birdlife, 5/11/07.
  10. 027 - Marismas de Santoña (Cantabria) (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). SEO/Birdlife.
  11. Delgado, Jesús (31 de diciembre de 1999). «Aves impregnadas de petróleo en Cantabria». Santander: El País. 
  12. «El mal tiempo empuja nuevas manchas del 'Prestige' contra la costa de A Coruña». El País. 31 de enero de 2003. 
  13. Carral, José Manuel; Llana, Elena. «Parque Natural Marismas de Santoña, Victoria y Joyel». Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza. 
  14. «Marismas de Santoña, Victoria y Joyel y Ría de Ajo». Natura 2000. 
  15. «Anejo VII-E». LIC Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Gobierno de Cantabria - Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad. 

Enlaces externos[editar]