Margaret Garner

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Margaret Garner
Información personal
Nacimiento 1834 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1858 Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Fiebre tifoidea Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata

Para la ópera basada en su vida, véase Margaret Garner (opera).

Para la actriz también llamada Peggy Garner, véase Peggy Ann Garner.

Margaret Garner (mejor conocida como "Peggy"; 1834-1858) fue una mujer afroestadounidense nacida en la esclavitud antes de la guerra de Secesión de Estados Unidos, famosa por haber matado a su propia hija en lugar de permitir que la niña volviera a la esclavitud. Ella y su familia escaparon en enero de 1856 por medio del río Ohio a Cincinnati, pero fueron detenidos por alguaciles estadounidenses, utilizando la Ley de Esclavos Fugitivos de 1850. El abogado defensor de Margaret Garner se mudó a Ohio para que la juzgaran por asesinato en ese estado, así obteniendo un juicio en un estado libre de esclavitud, así como para desafiar la Ley de Esclavos Fugitivos.[1]

Su historia fue inspiración para la novela Beloved (1987) de la ganadora del Premio Nobel Toni Morrison; que luego fue adaptada a una película con el mismo nombre (1998), protagonizada por Oprah Winfrey. También inspiró su libreto para la ópera Margaret Garner (2005), compuesta por Richard Danielpour.

Vida temprana[editar]

Pintura de Thomas Satterwhite Noble (1867), The Modern Medea (La Medea Moderna), basada en la historia de Margaret Garner.

Garner, descrita como una mulata, nació en la plantación de Maplewood, en el condado de Boone, Kentucky, una esclava doméstica de la familia Gaines que vivía en la granja llamada Maplewood. Ella pudo haber sido la hija del mismo propietario de la plantación, John Pollard Gaines.[2]

Margaret se casó con uno de sus compañeros esclavos, Robert Garner, en 1849. Ese mismo diciembre, la plantación se vendió junto con todos sus esclavos al hermano menor de John P. Gaines, Archibald K. Gaines y a su esposa. El primer hijo de los Garner, Thomas, nació a principios de 1850.[2]

Tres de los hijos posteriores de Margaret (Samuel, Mary y Priscilla) fueron descritos como mulatos; cada uno nació de cinco o siete meses después de cada niño nacido de Archibald K. Gaines y su esposa. Estos niños de piel clara eran probablemente los hijos de A.K. Gaines, el único hombre adulto blanco en Maplewood. La distribución del nacimiento de los niños sugiere que cada uno de ellos fue concebido después de que su esposa quedara embarazada y no estuviera disponible para él.

En una versión contemporánea, el abolicionista Levi Coffin describió a Margaret Garner en su arresto como "una mulata, de unos cinco pies (150 cm) de altura [...] parece tener entre veintiuno y veintitrés años aproximadamente". También tenía una cicatriz antigua en el lado izquierdo de la frente y la mejilla, que según ella había sido causada cuando un "hombre blanco me golpeó". Sus dos hijos tenían alrededor de cuatro y seis años; Mary, dos y medio; y Priscilla, un infante.

Escapada[editar]

El 28 de enero de 1856, Margaret (embarazada) y Robert, junto con sus familiares, escaparon y huyeron a Cincinnati, Ohio, junto con algunas otras familias de esclavos. Robert había robado los caballos y el trineo de su amo junto con su arma. Se reporta que había diecisiete personas en su grupo. En el invierno más frío en 60 años, el río Ohio se había congelado. El grupo cruzó el hielo al oeste de Covington, Kentucky al amanecer, escapó a Cincinnati, y luego se dividieron para evitar llamar la atención.

Robert y Margaret acompañados de sus cuatro hijos, junto con el padre de Robert Simon y su esposa Mary, se dirigieron hacia un ex-esclavo, el tío de Margaret Joe Kite,[2]​ que vivía a lo largo de Mill Creek, al sur de Cincinnati. Los otros nueve esclavos en su grupo llegaron a casas seguras en Cincinnati y finalmente escaparon a través del Ferrocarril Subterráneo a Canadá. Kite fue con el abolicionista Levi Coffin para recibir consejos sobre cómo hacer que el grupo se mantenga a salvo. Coffin aceptó ayudarlos a escapar de la ciudad, y le dijo a Kite que tomara al grupo Garner al oeste de la ciudad, donde vivían muchos esclavos liberados, y que esperaran hasta el anochecer.

Unos cazadores de esclavos y alguaciles encontraron a los Garner atrincherados dentro de la casa de Kite antes de que este regresara. Rodearon la propiedad y luego irrumpieron en la casa. Robert Garner disparó varios tiros e hirió al menos a un alguacil de alto rango. Margaret mató a su hija de dos años con un cuchillo de carnicero en lugar de ver que la niña regresara a la esclavitud. Hirió a sus otros hijos, intentando matarlos a ellos y también a sí misma, pero fue detenida por el grupo de oficiales antes de poder lograrlo.

Juicio y vida posterior[editar]

Todo el grupo fue encarcelado y el juicio duró dos semanas, con otras dos más posteriores de deliberaciones. Una audiencia típica de esclavos fugitivos habría durado apenas un día, pero este caso resultó más complicado porque había que decidir si juzgarlos como esclavos fugitivos o como personas que habían cometido un asesinato. Miles de personas asistieron a las audiencias. La abolicionista Lucy Stone habló el último día, defendiendo a Margaret, con la que había conversado, e insinuando el problema de fondo de los abusos sexuales; recordando los rostros de los hijos de Margaret y A. K. Gaines, dijo a la sala abarrotada: "las caras descoloridas de los niños negros dicen demasiado claramente a qué degradación se someten las esclavas. En lugar de darle a su hija esa vida, ella sintió en su profundo amor materno el impulso de enviar a su hija de vuelta a Dios, para evitar que viviera el infortunio ¿Quién dirá que no tenía derecho a hacerlo?"

La acción de Margaret dio a conocer a nivel nacional los abusos de los amos con las esclavas. En las regiones esclavistas se sabía que las mujeres solían cometer infanticidio para evitar al recién nacido la esclavitud. En el caso Garner sus hijos mulatos provocaron el rechazo general. Los mulatos eran vistos como una amenaza entre las familias de plantadores, al poner de manifiesto el pecado de adulterio sacando a la luz la infidelidad cometida, siendo a menudo golpeados y vendidos. Finalmente, Margaret, su marido y su hija más pequeña de unos nueve meses fueron devueltos a su amo en Kentucky.

El 11 de marzo de 1856, The Liberator informó que el vapor Henry Lewis en que eran trasladados los Garner, colisionó con otro navío y se hundió. Margaret y su hija cayeron por la borda y la bebé se ahogó. Ella manifestó que estaba contenta de que hubiera muerto. Acabaron como sirvientes en una casa en Nueva Orleans y se les perdió la pista. En 1870 un periodista del The Cincinnati Chronicle encontró y entrevistó a Robert Garner. Le explicó que habían estado como sirvientes domésticos en Nueva Orleans hasta que en 1857 fueron vendidos al juez Dewitt Clinton Bonham y trasladados a su plantación en Tennessee Landing, Mississippi. Robert dijo que Margaret había muerto allí en 1858 de fiebre tifoidea durante una epidemia, y que antes de morir le instó a "no volver a casarse en la esclavitud, sino a vivir con la esperanza de la libertad".[3]

Referencias[editar]

  1. Yanuck, Julius (1953). «The Garner Fugitive Slave Case». En Organization of American Historians. The Mississippi Valley Historical Review Vol. 40, No. 1 (en inglés). Oxford University Press. p. 47-66. Consultado el 16 de octubre de 2017. 
  2. a b c Steven Weisenburger, "A Historical Margaret Garner"
    • Archivado el 20 de mayo de 2011 en la Wayback Machine., Teatro de Ópera de Michigan, consultado el 20 de abril de 2009.
  3. «A historical Margaret Garner». Archivado desde el original el 20 de mayo de 2001.