Marco d'Aviano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Marco d'Aviano
Marco d'Aviano.jpg
Información personal
Nombre nativo Carlo Domenico Cristofori
Nacimiento 17 de noviembre de 1631
Bandera de la República de Venecia Aviano, Venecia
Fallecimiento 13 de agosto de 1699
Viena
Causa de la muerte Cáncer
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Orden religiosa Orden de Frailes Menores Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación fraile capuchino

Marco d'Aviano (Aviano, 17 de noviembre de 1631-Viena, 13 de agosto de 1699) fue un fraile capuchino, predicador, religioso y presbítero, venerado como beato de la Iglesia católica.

Primeros años[editar]

Su nombre real era Carlo Domenico Cristofori, nacido en Aviano, una pequeña comunidad en la República de Venecia, Italia. A temprana edad se sintió atraído por una vida de devoción y martirio. Educado en la Universidad jesuítica de Gorizia, a los dieciséis años intentó llegar a la isla de Creta, donde los venecianos estaban en guerra con los turcos otomanos, para predicar el Evangelio y convertir musulmanes al cristianismo.

Durante su viaje buscó asilo en un convento capuchino en Capodistria, donde fue recibido por el superior, que conocía su familia, y quien, después de proporcionarle alimento y descanso, le aconsejó regresar a casa.

Vocación religiosa[editar]

Inspirado en su encuentro con los capuchinos, sintió el llamado de Dios para entrar a esa orden. En 1648 comienza su noviciado. Un año más tarde, profesa sus votos y toma el nombre de su padre, Marco, deviniendo Fray Marco d'Aviano. Su ministerio inició una nueva etapa en 1664, cuando recibe la licencia para predicar dentro de la República de Venecia y otros estados italianos, particularmente durante adviento y cuaresma. Adquirió también mayor responsabilidad al ser elegido superior de los conventos de Belluno en 1672, y Oderzo en 1674.

Su vida dio un vuelco inesperado en 1676, cuando dio su bendición a una monja que había estado paralítica trece años, la cual milagrosamente se curó. La noticia se difundió por toda Europa, y a poco numerosos enfermos de todos los estratos sociales llegaron a verlo para buscar su curación.

Entre quienes buscaron su ayuda estaba Leopoldo I de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, cuya mujer había sido incapaz de concebir un heredero varón. Desde 1680 hasta el final de su vida, Marco d'Aviano se convirtió en asesor y confidente del monarca, ayudando al a menudo indeciso emperador con su guía y consejo para todos los problemas, políticos, económicos, militares y espirituales.

Su personalidad enérgica y a veces apasionada probó ser un buen complemento para Leopoldo I, cuyas interminables dudas y escrúpulos solían paralizar su capacidad de tomar decisiones.

Sitio de Viena[editar]

Al acercarse el peligro de guerra con los turcos, el papa Inocencio XI le nombró enviado personal ante el emperador. Predicador apasionado y hábil mediador, jugó una función crucial para resolver disputas, restaurando la unidad y "electrizando" a los ejércitos de la llamada Liga Santa, que incluían a Austria, Polonia, Venecia, y los Estados Pontificios bajo la jefatura del rey polaco Juan III Sobieski. En la decisiva batalla de Viena (1683), la Liga Santa infligió una severa derrota al invasor turco, marcando el fracaso del último intento otomano para expandir su poder en Europa, y el principio de la larga ofensiva europea que lograría finalmente la desintegración del Imperio otomano en 1918.

Por lo tanto esta puede considerarse una de las batallas decisivas de historia, que también puso punto final al resurgimiento otomano bajo los grandes visires Koprulu, y llevó a la posterior ejecución sumaria de Kara Mustafá, comandante del ejército turco en la batalla.

Campañas militares[editar]

Entre 1683 y 1689 participó en las campañas militares con el fin de promover buenas relaciones dentro del ejército imperial y para ayudar espiritualmente a los soldados. Su asistencia ayudó para lograr la liberación de Buda en 1686 y Belgrado en 1688.

Al mismo tiempo, mantuvo siempre un espíritu estrictamente religioso, por el que cualquier violencia o crueldad innecesaria eran repugnantes. Como resultado, en el asedio de Belgrado varios centenares de soldados musulmanes apelaron exitosamente ante él para evitar ser masacrados luego de su captura.

Marco d' Aviano murió de cáncer el 13 de agosto de 1699 en Viena, Austria.

Beatificación[editar]

En 2003 fue beatificado por el papa Juan Pablo II.[1]

Referencias[editar]

  1. «27th April 2003». BBC News. 27 de abril de 2003. Consultado el 2 de abril de 2012. 

Enlaces externos[editar]