Marca Ávara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Marca Ávara al Este de Baviera entre los ríos Danubio (Donau) y el Drava (Drau)      Austrasia franca en 774     Territorios lombardos y bávaros incorporados por Carlomagno hasta 788     Territorios dependientes

La Marca Ávara (Avaria, en alemán, Awarenmark) fue un distrito fronterizo al sureste del Imperio Carolingio, establecido a finales del siglo VIII por Carlomagno contra los ávaros en el río Danubio en lo que hoy es la Baja Austria.

Historia[editar]

Desde cerca de 560, los ávaros habían gobernado sobre grandes partes de la llanura panónica y Carantania, al sureste de Francia, aunque en las pasadas décadas, el Kaganato ávaro tenía que soportar incursiones búlgaras y croatas. Para asegurar la frontera de su imperio y el tráfico de las rutas comerciales hacia Oriente, Carlomagno se alió con el kan Krum de Bulgaria y el duque croata Vojnomir, y desde 791 lanzó varias campañas contra los ávaros, donde, según la Vita Karoli Magni, encontró solo modesta oposición. En 795 las fuerzas carolingias bajo el mando del hijo de Carlomagno Pipino de Italia destruyeron la principal fortaleza ávara llamada el Anillo de los Ávaros e hicieron al gran kan un vasallo franco, mientras que los ávaros restantes se retiraron más allá del río Tisza. La victoria fue perpetuada en el poema De Pippini regis Victoria Avarica.

Carlomagno constituyó la Marca Ávara al este del río Enns. La frontera del distrito de Avaria y Carantania se prolongaba a lo largo de la frontera oriental del ducado de Baviera, desde la cuenca del Danubio hasta el río Drava y más allá al Este de Friuli, con el propósito de proteger el imperio de cualquier ataque futuro desde Panonia. El comando militar de la Marca Ávara fue dado al conde Gerold von Vintzgau, de Alamania, a su hijo Gerlod el Joven, y a Erico de Friuli, que gobernaban como margraves con autoridad sobre los condes locales y con derecho a llamar a leva (Marchfutter).

Mientras nuevas amenazas fueron impuestas por el duque Ljudevit de Croacia y los gobernantes de la Gran Moravia, los ávaros desaparecieron de los registros en la década de 820, así como la Marca Ávara con ellos. Con Baviera, su marca más al Este (marcha orientalis, también Marca de Panonia), se convirtió en parte de Francia Oriental a partir del Tratado de Verdún de 843. La adyacente cuenca panonia, más allá de los ríos Leitha y Morava (March) al este, fue ocupada por asentamientos magiares sobre el año 900, que también conquistaron la antigua Marca Ávara en la batalla de Presburgo de 907. No fue hasta 955, cuando el rey germano Otón I la recuperó después de su victoria en la batalla de Lechfeld. Cuando en 976 su hijo el emperador Otón II elevó la vasta Marca de Carintia bávara a ducado, la restante marcha orientalis a lo largo del Danubio emergió como Marca de Austria (Ostarrîchi).

Véase también[editar]