María Rosa Urraca Pastor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
María Rosa Urraca Pastor
María Rosa Urraca.jpg
Información personal
Nacimiento 1 de enero de 1900 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 19 de marzo de 1984 Ver y modificar los datos en Wikidata (84 años)
Barcelona (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Información profesional
Ocupación Política, profesora, retórico, propagandista y enfermera Ver y modificar los datos en Wikidata
Participó en Guerra civil española Ver y modificar los datos en Wikidata

María Rosa Urraca Pastor (Madrid, 1 de enero de 1900-Barcelona, 19 de marzo de 1984) fue una dirigente carlista española, famosa por sus artículos de prensa, por su brillante oratoria, por su labor social (a través de la organización femenina carlista conocida como Las Margaritas) y por su activismo en favor del Tradicionalismo. Partícipe destacada del golpe militar contra la Segunda República Española, su carrera política posterior se vio eclipsada por la preponderancia de Falange Española y, especialmente, de su dirigente Pilar Primo de Rivera.

Biografía[editar]

Nacida el 1 de enero de 1900 en Madrid, en una familia castrense, se trasladó con su familia a vivir a Burgos, y después a Bilbao.[1]​ En 1923 se graduó en Magisterio en la capital vizcaína. Destacó desde muy joven por su sensibilidad social: pronto comenzó a escribir en los periódicos vizcaínos y madrileños reclamando reformas que le valieron, según sus palabras, fama de socialista.[2]​ Sus ideas políticas, sin embargo, eran plenamente tradicionalistas. Tras las elecciones de 1931 y la proclamación de la República se afilió a las margaritas, una sección tradicionalista femenina.[3]​ Su presencia llegó a ser jaleada por las huestes carlistas, el requeté, como «¡Viva Miss Cavernícola!» (la caverna significaría valores de decencia y virtud).[4]​ Su activismo ferozmente antirrepublicano condujo a su cese como inspectora auxiliar de Trabajo de Vizcaya en 1932. En 1933 se presentó a las elecciones generales como candidata de la Comunión Tradicionalista por Guipúzcoa, pero no consiguió los votos suficientes para ser elegida diputada.

El viernes 24 de abril de 1936, la propagandista acudió al Hospital Clínico de Madrid para recibir un tratamiento. Cacheada por una matrona, se le halló una pistola de pequeño calibre y se avisó a la comisaría de policía. Fue detenida y acompañada por el agente Eduardo Meredic Llanes, pero nunca llegó a comisaría. El domingo 26 de abril saltó la noticia de la evaporación de la conocida líder carlista. En realidad, con ayuda del policía y de otro veterano tradicionalista, el conde de Rodezno, que le facilitó un refugio en un hotel en el Parque Urbano Metropolitano de la capital, María Rosa fue ocultada en la localidad burgalesa de Arcos de la Llana durante dos meses en la casa de un médico rural.[5]

Tras el golpe de Estado de 1936 se unió desde el primer momento a los golpistas. Fue miembro del primer Consejo Nacional del Movimiento. Su experiencia durante la Guerra Civil Española como enfermera y organizadora de hospitales de campaña en el frente está contada por ella misma en su libro Así empezamos. (Memorias de una enfermera). Se ocupó de los huérfanos de guerra y sostuvo que no merecían el mismo trato los hijos de los republicanos que los de los del bando franquista.[6]​ En mayo de 1939 recibió la Cruz Roja del Mérito Militar.[7]

Acabada la guerra, se estableció en Barcelona. A finales de la década de 1940 Urraca Pastor tuvo problemas con la Justicia franquista y fue encarcelada. Por sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona fue condenada, el 26 de mayo de 1949, como autora de un delito de estafa, a la pena de seis años y un día de presidio mayor. El Consejo de Ministros, a propuesta del de Justicia, la indultó por decreto de 1 de junio de 1951.[8]​ El 10 de noviembre de 1950 la Audiencia Provincial de Barcelona la condenó nuevamente como autora de un delito de falsedad en documento mercantil con una circunstancia atenuante de la responsabilidad criminal y ninguna agravante, a la pena de tres años de prisión menor. En enero de 1952, el ministro de Justicia, teniendo en cuenta las circunstancias que concurren en el hecho y de acuerdo con la ley de 18 de junio de 1870, reguladora de la gracia de indulto, y el Decreto de 22 de abril de 1938; de acuerdo con el parecer del Ministerio Fiscal y del Tribunal sentenciador, previa deliberación del Consejo de Ministros y a propuesta del de Justicia, indultó a Martina Urraca Pastor del resto de la pena privativa de libertad que la queda por cumplir.[9]​ Es decir, permaneció en la cárcel desde su detención, posiblemente en 1948, hasta el 1 de febrero de 1952.

Unos años más tarde, María Rosa se anunciaba en la prensa de Barcelona como docente y profesora de expresión oral y dicción.[10]​ Falleció en la ciudad condal el 19 de marzo de 1984.[11]

Urraca Pastor como personaje de ficción[editar]

Literatura[editar]

Aparece en la novela Mazurca para dos muertos (1983) de Camilo José Cela, caricaturizada como una enfermera bigotuda que asiste al joven artillero herido Camilo.[12]

También es uno de los personajes de Inquietud en el Paraíso (2005) de Óscar Esquivias, novela ambientada en la ciudad de Burgos en los momentos iniciales del golpe de Estado de julio de 1936.[13]

Cómic[editar]

El personaje de historieta Doña Urraca podría tratarse de una deformación caricaturesca de Urraca Pastor, ya que su dibujante (Miguel Bernet Toledano, quien firmaba como Jorge) luchó durante la Guerra Civil en el bando republicano.[14]

Referencias[editar]

  1. Moral Roncal, 2011, p. 201.
  2. URRACA PASTOR: Conferencia..., pág. 9.
  3. Moral Roncal, 2011, p. 208.
  4. Moral Roncal, 2011, p. 211.
  5. Auge y caída de una líder carlista en el Franquismo: María Rosa Urraca Pastor, por Antonio Manuel Moral Roncal, en la web de la revista Aportes, consultado el 28 de enero de 2019.
  6. DOMINGO (2004), pág. 308.
  7. Orden de 29 de mayo de 1939, en el BOE, consultado el 28 de enero de 2019.
  8. Decreto de 1 de junio de 1951 por el que se indulta a Martina Urraca Pastor del resto de la pena privativa de libertad que le queda por cumplir, en el BOE de 13 de junio de 1951.
  9. DECRETO de 25 de enero de 1952 por el que se indulta a Martina Urraca Pastor del resto de la pena privativa de libertad que la queda por cumplir, en el BOE, 1 de febrero de 1952.
  10. «Necrológica: Fallecimiento de María Rosa Urraca Pastor». La Vanguardia: 26. 22 de marzo de 1984. 
  11. Moral Roncal, 2013, p. 88.
  12. Camilo José Cela, Mazurca para dos muertos. Planeta, 1983.
  13. Óscar Esquivias, Inquietud en el Paraíso. Ediciones del Viento, 2005.
  14. AROZAMENA AYALA: Urraca Pastor.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]