María Francisca de Sales Portocarrero (duquesa de Alba)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
María Francisca de Sales Portocarrero y Kirkpatrick
Duquesa de Alba
XII duquesa de Peñaranda de Duero
XVIII condesa de Miranda del Castañar
IX condesa de Montijo
F. de Madrazo - 1855, Francisca de Sales Portocarrero y Palafox, Duquesa de Alba (Palacio de las Dueñas, Sevilla).jpg
Retrato pintado por Madrazo (1855)
Información personal
Nacimiento 29 de enero de 1825
Granada
Fallecimiento 16 de septiembre de 1860
(35 años)
París
Entierro Monasterio de la Inmaculada Concepción (Loeches)
Familia
Padre Cipriano Portocarrero, conde de Montijo
Madre María Manuela Kirkpatrick
Cónyuge Jacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia, XV duque de Alba
Descendencia Carlos Fitz-James Stuart y Portocarrero, duque de Alba
María de la Asunción Fitz-James Stuart y Portocarrero, duquesa de Galisteo y de Tamames
María Luisa Fitz-James Stuart y Portocarrero, duquesa de Medinaceli

María Francisca de Sales Portocarrero, duquesa de Alba (Granada, 29 de enero de 1825 - París, 16 de septiembre de 1860) fue una aristócrata española.

Por su propio derecho era cuatro veces grande de España: por sus títulos de XII duquesa de Peñaranda de Duero, XVIII condesa de Miranda del Castañar, IX de Montijo y de Baños. Y ostentó muchos más por su matrimonio con Jacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia, XV duque de Alba. Era hermana de la emperatriz Eugenia de Montijo.

Llamada familiarmente Paca Alba, usó siempre en primer lugar el apellido Portocarrero, seguido —en combinaciones variables— de otros como Zúñiga o Guzmán (por los que le tocaban algunas de las casas que poseía) y Palafox o Rebolledo de Palafox (que era el de su abuelo paterno), y después el de su madre: Kirkpatrick.

Biografía[editar]

María Francisca de Sales Portocarrero, conocida familiarmente como Paca, nació en Granada el 29 de enero de 1825 siendo hija de Cipriano Palafox y Portocarrero, XI duque de Peñaranda de Duero, entre sus muchos títulos de nobleza y de María Manuela Kirkpatrick, en quien se inspiró Prosper Mérimée para su novela Carmen, que fue hija de un escocés, cónsul en Málaga de los Estados Unidos.

Fue hermana mayor de Eugenia de Montijo, emperatriz de los franceses por su matrimonio con Napoleón III.

Siendo niña sus padres se trasladaron a Francia, donde fueron educadas ambas hijas. Tras la muerte de él, su madre regresó a España con ellas, llamadas despectivamente dentro de la sociedad madrileña las condesitas, con la intención desesperada por casarlas. La marquesa de Alcañices pidió a su hijo mayor José Osorio y Silva, duque de Sesto, que se encargara de introducirlas en la sociedad, y terminó enamorándose de ella. Para ocupar una posición más cercana a ella, hizo gran amistad con su hermana Eugenia, y cuando ésta se enteró del fin de aquel acercamiento, intentó suicidarse, por haberse enamorado de José.

Como hija primogénita, sucedió a su padre en los títulos nobiliarios de la familia, siendo XII duquesa de Peñaranda de Duero, X marquesa de Valderrábano, XVII marquesa de Villanueva del Fresno y Barcarrota, XIII marquesa de la Algaba, XV marquesa de la Bañeza, XV marquesa de Mirallo, XIV marquesa de Valdunquillo, IX condesa de Montijo, XVII condesa de Miranda del Castañar, VIII condesa de Fuentidueña, XIII condesa de Casarrubios del Monte, XX condesa de San Esteban de Gormaz y XVIII vizcondesa de Palacios de la Valduerna, títulos que finalmente quedarían incorporados a la Casa de Alba al ser concertado su matrimonio con el heredero de dicha casa.

La duquesa de Alba, en una fototografía de los últimos años de su vida.

En 1859 se le diagnosticó tuberculosis, aunque por sus síntomas realmente pudo ser leucemia; su hermana Eugenia, queriendo sacarla de Madrid, envió su yate a Alicante. Acompañada de su madre, quien desconocía la gravedad de la enfermedad, y de un médico se trasladó a París, donde falleció el 16 de septiembre de 1860. Sus funerales se celebraron cuatro días después en la iglesia de la Madeleine de París, y una vez trasladado el cuerpo a España, su amigo José Osorio y Silva, siendo alcalde de Madrid, preparó personalmente una serie de ceremoniales que se celebraron en la ermita de Santa María la Antigua del distrito de Carabanchel, donde fue enterrada por expreso deseo del marqués, y trasladada posteriormente al panteón familiar de la Casa de Alba, el monasterio de la Inmaculada Concepción de Loeches, donde descansan en la actualidad.

Matrimonio e hijos[editar]

El 14 de febrero de 1848, María Francisca de Sales Portocarrero contrajo matrimonio, en Madrid, con Jacobo Fitz-James Stuart y Ventimiglia, heredero de la casa de Alba, naciendo del enlace tres hijos:

Distinciones honoríficas[editar]


Predecesor:
Cipriano Portocarrero
Corona de conde 2.svg
Condesa de Montijo

1839-1860
Sucesor:
Carlos María Fitz-James Stuart y Portocarrero

Bibliografía y enlaces externos[editar]

  • Sagrera, Ana de (1990). Una rusa en España: Sofía, duquesa de Sesto. Espasa-Calpe. ISBN 84-239-2236-7. 
  • Baguley, David. Napoleon III y su régimen. Un Extravaganza. Louisiana State University Press, 2000. ISBN 0-0871-2664-1.
  • Bierman, John. Napoleon III y su Carnaval Imperio. St. Martin's Press, 1988. ISBN 0-312-01827-4.