Manuel Uruchurtu Ramírez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Manuel Uruchurtu Ramírez

Diputado Federal por el
Distrito I de Sinaloa XXV Legislatura
1910-1912
Presidente Francisco I. Madero

Datos personales
Nacimiento 12 de junio de 1873
Hermosillo, Sonora
Flag of Mexico.svg México
Fallecimiento 15 de abril de 1912
(39 años)
Atlántico Norte
Cónyuge Gertrudis Caraza y Landero
Profesión Abogado, político
Ocupación Político
[editar datos en Wikidata]

Manuel Uruchurtu Ramírez (12 de junio de 1872 Hermosillo, Sonora - 15 de abril de 1912, Atlántico Norte), fue un abogado y político mexicano, conocido por ser el único pasajero de esta nacionalidad perecido en el desastre del RMS Titanic.

Biografía[editar]

Miembro de una familia pudiente (hijo del Capt. Mateo Uruchurtu Díaz y Mercedes Ramírez Estrella),[1] el joven Uruchurtu viajó a la Ciudad de México para estudiar abogacía. Contrajo matrimonio con su compañera de estudios, la aristócrata Gertrudis Caraza y Landero, con quien tuvo siete hijos. Él y su familia se establecieron en la Ciudad de México. Su amistad con el estratega porfirista Ramón Corral le brindó la oportunidad de ser muy conocido en la vida política del país. Sin embargo, la caída y destierro de Porfirio Díaz en 1911 afectó al ilustre abogado.

Luego de convertirse en diputado, en 1912 decide ir a Francia a visitar a su amigo, el también desterrado Ramón Corral. El 1 de marzo de ese año se efectúa el encuentro entre Uruchurtu y Corral. Cumplido su cometido, el sonorense adquiere su boleto para viajar el 10 de abril en el trasatlántico París, de Cherburgo, Francia a Veracruz, México.

A finales de marzo o principios de abril de ese año Uruchurtu, hospedado en el Hotel París, recibe la visita de Guillermo Obregón, yerno de Ramón Corral y presidente de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados. Obregón había pagado un poco más de 27£ por un boleto de primera clase que le permitiría navegar en el lujoso trasatlántico RMS Titanic en su viaje inaugural, pero había cambiado de parecer y deseaba intercambiar boletos, a lo que Uruchurtu accedió; Guillermo Obregón viajaría en el París y Uruchurtu en el Titanic con el boleto No. P C 17601.

El 8 de abril Uruchurtu fue invitado a una fiesta con los exiliados leales a Porfirio Díaz y el 10 del mismo mes envió a su madre, en Hermosillo, una postal diciéndole que la foto se trataba ni más ni menos que del barco en el que viajaría, que llegando a México la visitaría en Hermosillo para platicarle todo acerca del viaje en el famoso barco. Ese mismo día, en Cherburgo, él abordó el Titanic junto con 273 pasajeros más.

Tras el naufragio de la nave, el cuerpo de Uruchurtu nunca fue recuperado.[2]

Desmentido de últimos momentos a bordo del Titanic[editar]

Popularmente, se había aceptado como verídica la historia que relata las acciones del señor Uruchurtu a bordo del trasatlántico. Dicha historia asegura que la noche del hundimiento del Titanic, Manuel Uruchurtu fue subido al bote salvavidas número 11 gracias a su estatus de diputado en visita oficial. Una vez a bordo observó a una dama inglesa que viajaba en segunda clase, de nombre Elizabeth Ramell-Nye (29 años), quien suplicaba ser incluída en el bote salvavidas, alegando que su esposo e hijo la estaban esperando en Nueva York. Los oficiales se negaron a dejarla subir al bote ya que estaba a su máxima capacidad y pondría en peligro la estabilidad de éste. Uruchurtu abandonó el bote salvavidas y cedió su lugar a la dama pidiéndole que en caso de que muriera visitara a su esposa y familia en México (Hermosillo y Xalapa) para hacerles saber sobre sus últimos minutos en vida. Nye salvó su vida al ser rescatada; no así Uruchurtu quien falleció en el hundimiento del Titanic. Tiempo después se descubrió que Elizabeth Ramell-Nye había mentido, ya que no era casada ni tenía hijo alguno. No obstante, la mujer cumplió su promesa y en 1924 viajó a Xalapa, Veracruz a investigar de la viuda de Uruchurtu y contarle la historia de los últimos momentos de su marido.[3]

El 24 de agosto de 2012, la periodista Guadalupe Loaeza, autora del libro El Caballero del Titanic que escribió y publicó con motivo del centenario del hundimiento basado en muchas investigaciones referentes al tema narra los sucesos antes descritos,[4] publicó en el sitio periodístico El Mañana, una aclaración sobre la veracidad de dichos sucesos. Loaeza aseguró que nunca obtuvo documentación para corroborar la historia. Afirma además, que en la biografía Elizabeth Nye - Titanic Survivor de David Bryceson, biógrafo de Nye, no hay mención alguna a Uruchurtu o a un viaje a México. Igualmente, Bryceson ha afirmado la falsedad de la historia en una carta dirigida a la Enciclopedia Titanica, en la cual asegura que desde que inició su investigación sobre Nye en 1988, no se topó nunca con el nombre de Uruchurtu, y que tampoco aparece en ninguna de las cartas que Nye escribió posteriores a la tragedia.[5]

Referencias[editar]


Predecesor:
Diputado Federal por el
Distrito I de Sinaloa

1910 - 1912
Sucesor:
Predecesor:
Diputado Federal por el
Distrito X de Sinaloa

1908 - 1910
Sucesor: