Mansplaining

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La palabra mansplaining es un neologismo anglófono basado en la composición de las palabras varón y explicar, que se define como "explicar algo a alguien, generalmente un varón a una mujer, de una manera considerada como condescendiente o paternalista." [1] [2] Lily Rothman del The Atlantic lo define como "explicar sin tener en cuenta el hecho que la persona que está recibiendo la explicación sabe más sobre el tema que la persona que lo está explicando; este comportamiento suele darse de forma habitual por parte de un varón hacia una mujer," [3] y Rebecca Solnit[4] atribuye el fenómeno a una combinación de "exceso de confianza e ignorancia" que algunos varones muestran.[5] Este neologismo[6] se presentó simultáneamente en varios lugares, por lo que su origen es difícil de establecer de forma unívoca.[6] En un artículo de opinión titulado "Varones que explican cosas", Solnit cuenta una anécdota acerca de un varón en una fiesta que se le acercó diciendo que sabía que ella había escrito algunos libros, ella respondió hablando de su más reciente libro sobre Eadweard Muybridge con lo cual él la interrumpió y le preguntó si había "oído hablar del libro sobre Muybridge más importante que había salido este año", sin saber que ella era la autora.[7] El término pronto se hizo muy popular entre bloggeras feministas y en los comentarios de la escena política, como un término muy necesario para definir un concepto antiguo y una experiencia frecuente.[3] [6] El término fue seleccionado para la lista de palabras del año 2010 del New York Times;[6] nominado término más creativo del mundo en 2012 por la American Dialect Society;[2] añadido a la versión online del Oxford Dictionaries en 2014;[8] y dio lugar a construcciones paralelas como whitesplaining y rightsplaining Desde que la palabra se ha vuelto más popular, algunas personas han puesto en evidencia que se ha hecho una apropiación indebida y un uso excesivo del neologismo alterando así su significado original y haciendo un uso que puede ser contraproducente o, en algunos casos, provocador.[9] [10]

Definición[editar]

El concepto mansplaining comprende una mezcla heterogénea de comportamientos que tienen en común el menosprecio del hablante hacia quien escucha por el único hecho de que quien escucha es una mujer y por lo tanto le supone una capacidad de comprensión inferior a la de un varón. Este concepto también incluye situaciones en las que un varón monopoliza la conversación con el único propósito de jactarse y aparentar ser más culto que la mujer que escucha.

El ensayo original de Rebecca Solnit extrapoló el concepto a las consecuencias que el mansplaining produce: como resultado, las opiniones emitidas por una mujer (sea del público general como profesionales o expertas en algún área) son sistemáticamente infravaloradas o necesitadas del respaldo de un varón para ser validadas. Éste hecho es un síntoma de un comportamiento muy extendido que disuade a las mujeres de manifestarse públicamente o de ser escuchadas cuando se atreven a hacerlo; este comportamiento condena a las jóvenes al silencio ya que concluyen (como ocurre a causa del acoso callejero), que éste no es su mundo. Nos acostumbra al cuestionamiento y la limitación femeninas a la vez que fomenta el exceso de injustificada confianza masculina.

El mansplaining se diferencia de otras muchas formas de condescendencia al estar específicamente ligado al género y basado en suposiciones sexistas que dan por sentado que los varón son habitualmente más cultos o más inteligentes que las mujeres.

El mansplaining se considera un acto paternalista que ahonda las divisiones de género. El concepto se ha generalizado para incluir discriminaciones raciales y otros sesgos políticos, como whitesplaining (de white=blanco) rightsplaining (right=derecha).

Ha habido un intento de crear un neologismo castellano, machoxplicar.[11]

Referencias[editar]

  1. «Clickbait, Normcore, Mansplain: Runners-Up for Oxford’s Word of the Year». Times (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  2. a b «Tag, You're It! "Hashtag" Wins as 2012 Word of the Year». visualthesaurus (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  3. a b «A Cultural History of Mansplaining». theatlantic (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  4. «"¿Tenemos que hacer sentir cómodos a los varones pero es poco femenino decir que quieren matarte?" | S Moda EL PAÍS». S Moda EL PAÍS (en español de España). 26 de septiembre de 2016. Consultado el 9 de octubre de 2016. 
  5. «Rebecca Solnit: Men Explain Things to Me». guernicamag (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  6. a b c d «Mansplaining, Explained». inthesetimes (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  7. «Men who explain things». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  8. «New words added to OxfordDictionaries.com today include binge-watch, cray, and vape» (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  9. «VIEWPOINT: Why We Need To Stop ‘Mansplaining’» (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  10. «RIP “mansplaining”: The Internet ruined one of our most useful terms» (en inglés). Consultado el 12 de febrero de 2016. 
  11. «Spanish for Social Change: mansplain» (en inglés). Consultado el 1 de noviembre de 2016.