Makinavaja, el último choriso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Makinavaja, el último choriso es una película española de 1992 dirigida por Carlos Suárez y escrita por Ramón Tosas Fuentes y Carlos Suárez, basada en el cómic español Makinavaja, creado por Ramón Tosas Fuentes "Ivá" y publicado en la revista semanal El Jueves. Fue protagonizada por Andrés Pajares y Jesús Bonilla en los roles principales de Maki y Popeye, respectivamente, aunque destacan la aparición de actores secundarios como Pedro Reyes †, Carmen Conesa o Llàtzer Escarceller †.

Argumento[editar]

Makinavaja (Andrés Pajares) es un hombre que vive como puede en los conflictivos barrios bajos de Barcelona, cometiendo atracos, robos y fechorías junto con su compañero inseparable de fatigas, Popeye (Jesús Bonilla). Su "base de operaciones" es un bar llamado "Bar El pirata", en el cual trabaja otro cómplice suyo, al que llaman El Pirata (Pedro Reyes), que les proporciona armas. Allí también se suele encontrar Mohamed, más conocido como Moromierda (Mario Pardo).

La película carece de un guion sólido de principio a fin, ya que la mayoría de las escenas o "gags" fueron extraídos de los cómics de Ivá, algo retocados y suavizados para que la película no resultase demasiado violenta.

Reparto[editar]

Diferencias entre el cómic y la película[editar]

Los actores seleccionados para interpretar a los personajes del cómic original fue muy acertado, e incluso se mantuvo la misma forma de hablar que el cómic, con palabras como "Po bueno, po fale, po malegro", "¿Pasa, cohone?" o "S'agradese er detalle".

Sin embargo, pese a que muchas de las escenas o "gags" de la película fueron extraídas de las historietas originales, muchas de ellas fueron suavizadas al trasladarlas a la película. Por ejemplo, la escena en la que unos gamberros están escuchando música rap en la gramola del bar de El Pirata, y éstos le dicen a Maki que Frank Sinatra (cantante preferido de Maki) es "un boñiga". En la película, para callarles la boca, Maki pega un tiro con una escopeta recortada y rompe la gramola, para parar la música, y los gamberros huyen asustados. Pero en el cómic, Maki dispara a los gamberros y los mata.

Curiosidades[editar]

Secuela[editar]

Al año siguiente, 1993, se rodó una segunda parte, titulada Semos peligrosos (uséase Makinavaja 2).

Véase también[editar]