Madre Shipton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mother Shipton
Mother Shipton.jpg
Información personal
Nacimiento 1488 Ver y modificar los datos en Wikidata
Knaresborough, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1561 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Astróloga Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Ursula Southeil (1488–1561) (también llamada Ursula Southill, Ursula Soothtell o Ursula Sontheil), mejor conocida como Madre Shipton, nació en julio de 1488, en pleno reinado del famoso rey Enrique VIII de Inglaterra. Fue una ocultista inglesa y una afamada redactora de profecías. En calidad de hija ilegítima, fue entregada en adopción por su madre biológica a los dos años y, desde muy pequeña, comenzó a manifestar los dones psíquicos de la adivinación y la profecía. La primera publicación de sus profecías, no apareció hasta 1641, ochenta años después de su muerte.

Su fama profética evolucionó en cada edición de su historia, en diferentes décadas y siglos.

Biografía[editar]

Cueva de la Madre Shipton

De Ursula se afirma que nació en Knaresborough, Yorkshire, en una cueva ahora conocida como la Cueva de la Madre Shipton,[1]​ a día de hoy, una atracción turística del lugar. A los 24 años, Ursula Southeil se casó con el carpintero Toby Shipton (un carpintero local) del cual tomó su apellido, cerca de York en 1512. Al fallecer, éste le dejó una pequeña fortuna y ella se dedicó a realizar predicciones durante toda su vida. Pero, pese a sus habilidades paranormales y su inteligencia, debido a su condición de mujer, no recibió instrucción como otros famosos videntes contemporáneos de su tiempo, como el célebre Nostradamus, lo que no le impidió realizar una serie de profecías que se cumplirían indefectiblemente a medida que pasaba el tiempo, como la disolución de la Iglesia Católica en tiempos de Enrique VIII, la caída del cardenal Thomas Wolsey, la prematura muerte del hijo de Enrique VIII, Eduardo VI de Inglaterra, el sangriento reinado de “Bloody” María I de Inglaterra, el ascenso de la reina Isabel I en el trono, la llegada de la terrible plaga a Londres en 1665 (“la muerte triunfante cabalga a través de Londres”, escribió la Madre Shipton en un verso), y el dantesco incendio del año siguiente en la misma ciudad; la derrota de la armada española y la llegada al trono inglés de la reina Victoria del Reino Unido, entre otros hechos históricos.
En 1862, en la Inglaterra victoriana, el librero Charles Hindley publicó unas profecías atribuible a la Madre Shipton, y afirmó que se trataba de una publicación de 1684 hecha por Richard Head, La vida y muerte de la Madre Shipton. La publicación de 1684, escrita por Richard Head, contenía muchas otras profecías, supuestamente de una Madre Shipton, pero no el citado por Hindley en 1862. Un 1686 publicación de la Madre Shipton acreditada a Edwin Pearson, se cree que fue escrita por Richard Head, también. En un folleto de 1641 sobre las profecías de la Madre Shipton, que es la primera referencia conocida, ella se dice que predijo las muertes de personas famosas con precisión, incluyendo el cardenal Thomas Wolsey. Otra historia de la Madre Shipton fue publicado en 1645, una comedia apareció en 1660, otra versión de la vida y las profecías de Shipton fue publicado en 1740 por John Tyrrel, y otro fue publicado en 1797.

La publicación de 1797 atribuye una fecha de nacimiento de 1488 y un nombre bautismal de Ursula Southiel (Sowthiel o Southhill). En la versión de 1862 de Charles Hindley, la Madre Shipton predice el fin del mundo en 1881. Ese año hubo cierto pánico en Gran Bretaña pues la profecía había sido aceptado como verdadera, a pesar de que en 1873, Charles Hindley confesó que él había inventado esta profecía.

La existencia de la Madre Shipton misma es incierta. Su 1684 biógrafo, Richard Head, aparentemente inventó la mayor parte de los detalles de su vida.

[2]

Profecías[editar]

Madre Shipton casa

Varios de sus vaticinios llamaron poderosamente la atención de los estudiosos. En estas líneas, por ejemplo, parece que la profetisa parece anticipar el nacimiento de los automóviles y el auge de algunas actuales aplicaciones de Internet:


“Los carruajes andarán sin caballos y los accidentes llenarán al mundo de dolor. Los pensamientos volarán alrededor de la tierra en un abrir y cerrar de ojos. Qué extraño y, sin embargo, se harán realidad”.

Otro vaticinio de la vidente inglesa parece anticipar el nacimiento del cine, la incorporación de los aviones y los submarinos a la guerra moderna y la temida llegada de la II Guerra Mundial:

“Cuando las pinturas parezcan ser vivas y libremente movibles, cuando los barcos como peces naden bajo el mar, cuando los hombres como las aves crucen los cielos, entonces la mitad del mundo bañado en sangre perecerá”.

La madre Shipton también anticipó en sus profecías el nuevo rol que jugaría la mujer en el tiempo presente, ya emancipada de su tradicional rol de esposa, madre y dueña de casa, además de referirse al auge de la convivencia entre parejas, el aumento de los divorcios y la disminución de los nacimientos y las cifras demográficas:

“En esos asombrosos y lejanos días, las mujeres adoptarán el deseo de vestir como hombres, y usarán pantalones y cortarán sus melenas y cabellos. Cabalgarán a horcajadas con la frente de bronce, como lo hacen las brujas en nuestros tiempos, El amor cesará y ya no se casarán y los pueblos disminuirán al disminuir los nacimientos”.

Profecías por cumplirse[editar]

Madre Shipton
Los vaticinios de la Madre Shipton, a la luz de los recientes acontecimientos mundiales, parecen tener varias connotaciones proféticas que parecen referirse a nuestro tiempo. En los siguientes versos, la vidente parece referirse al creciente poder actual que ostentan las dos grandes potencias del lado oriental del mundo: China y Rusia, además de la llegada de una especie de plaga o enfermedad.

“Los hombres amarillos ganarán el gran poder del oso poderoso, a quien ellos ayudarán. Estos tiranos no tendrán éxito en dividir el mundo en dos, más de estos actos nacerá un gran peligro. Y una fiebre intermitente dejará muchos muertos”.

Sin embargo, una de las profecías más aterradoras formuladas por la Madre Shipton tienen que ver con el desencadenamiento de la Tercera Guerra Mundial, un conflicto que, supuestamente, estallaría en el Medio Oriente entre unas pocas naciones, y que, debido a la importancia geopolítica de la conflagración, traería aparejada la intervención norteamericana, lo que degeneraría en una guerra de alcances planetarios. Esa profecía dice lo siguiente:

“Ay, ay, La guerra vendrá de donde mora el turco y el pagano que en feroz riña se enfrascarán buscando como aniquilar sus vidas. Cuando el norte divida al sur y en las fauces del león el águila anide, entonces el impuesto, la sangre y la guerra vendrá a cada humilde hogar”.

Como si lo anterior no fuera lo suficientemente terrible, la madre Shipton también habla del azote que sufrirá la humanidad debido a varios desastres naturales:

“Cuando el hombre se aproxime al último siglo, tres montañas que duermen unirán su respiración y lanzarán hielos, llamas y muerte. Los terremotos engullirán ciudades y los mares subirán e inundarán regiones costeras”.

Sin embargo, la profetisa inglesa que nació hace cinco siglos también se refiere a un supuesto contacto de la humanidad con unos extraños visitantes, contacto que sería la antesala del nacimiento de una nueva forma de conciencia y, en definitiva, de una nueva era para la humanidad.

“Una serpiente plateada se verá y arrojará hombres de extraño semblante, mezclándose con la nueva tierra… estos extraños hombres aclararán las mentes del hombre futuro. Estos se mezclarán y mostrarán cómo vivir. Y La edad de oro se iniciará de nuevo”.

Legado[editar]

Madre Shipton polilla

Hay una clase de polilla, (Callistege mi), que lleva su nombre. Es aparentemente porque tiene un perfil de la cabeza de una bruja en cada ala.

Una campaña para recaudar fondos estuvo empezando en 2013, con el objetivo de juntar £35,000 para levantar una estatua de Shipton en Knaresborough.

Referencias[editar]

  1. The Park: Mother Shipton's story
  2. Entry for 20 October 1666, cited in Mother Shipton's Prophecies (Mann, 1989)

Enlaces externos[editar]