Macuahuitl

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Macuahuitl
Macuahuitl Armeria Real Higher Definition.png
Macuahuitl
Tipo espada
País de origen Bandera de México México
Historia de servicio
En servicio entre 600 a 1590 d.C.
Historia de producción
Diseñador Ilustración de Achille Jubinal en el catálogo de la Real Armería de Madrid 1837.[1]
Producida 1500-1530 d.C.
Variantes Único ejemplar original destruido durante el incendio de la Real Armería de Madrid en 1884
Especificaciones
Peso 2 a 3 kg
Longitud entre 0.9 y 1.2 m
Anchura 2 a 3 cm

Tipo de hoja soporte de caoba con lajas de cerámico ígneo aprox. 60–90 cm de longitud
Puño caoba con recubrimiento en piel
[editar datos en Wikidata]

El macuahuitl ([ma ː 'k ʷ awit͡ɬ] (singular) era una espada de madera con filos de cerámico, cuyo nombre se deriva de la lengua náhuatl. Sus lados se encajaban con navajas prismáticas hechas de obsidiana, una piedra de cristal volcánico, los cuales son más afilados que cualquier metal al ser un cerámico ígneo. Esta arma tiene diversas representaciones gráficas en diversos Códices sin embargo solamente un ejemplar sobrevivió a la Conquista de México el cual formó parte de la Real Armería de Madrid hasta que fue destruido por un incendio en 1884. Sólamente sobrevive su diseño original a partir de diversos catálogos de objetos entre ellos el creado por el medievalista Achille Jubinal en el Siglo XIX.

Descripción[editar]

Guerreros Mexica con macahuitls, Codice Florentino (Vol. IX).

Esta arma fue utilizada por los guerreros mexicas y de otras culturas del centro de México; fue ampliamente usada durante la Conquista española y la mayoría de los conflictos anteriores. Los guerreros que usaban esta arma también utilizaron accesorios tales como el chimalli (un escudo redondo), el tlauitolli (arco), y el atlatl o estolica (lanzadardos).[2] Era capaz de infligir heridas muy graves y de difícil curación, con las navajas de obsidiana incrustadas en sus lados. Según testimonios, el macuahuitl media entre 91 y 120 cm de largo y tres pulgadas (80 mm) de ancho, con un surco a lo largo de sus de bordes, en el que se incrustaban las navajas de obsidiana o pedernal fijadas con un compuesto adhesivo y presión.[3] La mayoría de las veces las navajas de obsidiana estaban incrustadas de forma discontinua e irregular, dejando algunos huecos a lo largo del arma, mientras que en otras ocasiones estaban colocadas de manera uniforme y muy juntas entre si, formando un borde contínuo.[4] Podía ser usada a una o dos manos, de esta ultima se han descrito ejemplares hasta de 160 cm de largo, de la "altura de un hombre".[5]

Ejemplares[editar]

Ilustración moderna.

Según Ross Hassig, el último macuahuitl auténtico fue destruido en 1884 por un incendio en la Real Armería de Madrid, donde se encontraba al lado de la última tepoztopilli.[6] Sin embargo, según el arqueólogo Marco Cervera Obregón, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), se supone que al menos un macuahuitl se encuentra guardado en un almacén del Museo Nacional de Antropología, pero esta posiblemente perdido.[7]

No hay macuahuitl originales que hayan sobrevivido a la era moderna, y el conocimiento actual de ellas proviene de relatos e ilustraciones que datan de principios del siglo XVI.

Orígenes y distribución[editar]

El macuahuitl precedía a los Mexicas. Herramientas hechas de fragmentos de obsidiana fueron utilizadas por algunos de los primeros grupos mesoamericanos. Obsidiana usada en recipientes de cerámica se ha encontrado en sitios mexicas, también se han encontrado cuchillos, hoces, raspadores, taladros, navajas para afeitar y puntas de flecha.[8] [9]

Varias minas de obsidiana se encontraban cerca de ciudades prehispánicas en el Valle de México, así como en las montañas al norte del valle, entre ellas la Sierra de las Navajas, nombrada así por su riqueza en obsidiana. En una talla de Chichén Itzá, un posible ancestro del macuahuitl se muestra como un garrote con hojas separadas que salen de cada lado.[10] En un mural, un guerrero tiene un arma con muchas hojas en un lado y una punta afilada en el otro, un posible ancestro del macuahuitl.[11]

Efectividad[editar]

Este dibujo, de el siglo 16 Codice Florentino, muestra guerreros Mexica con macahuitls.

El macuahuitl era lo suficientemente aguda para decapitar a un hombre, de acuerdo con un relato de Bernal Díaz del Castillo, uno de los conquistadores de Hernán Cortés, incluso podía decapitar a un caballo, tal como da fe el siguiente testimonio español:

Pedro de Morón era muy buen jinete , y cuando el y otros tres jinetes atacaron las filas de los enemigos, los indios se apoderaron de su lanza y él no pudo recuperarla, y otros lo hirieron con sus espadas gravemente, y luego atacaron a la yegua , y le cortaron la cabeza en el cuello hasta que colgaba de la piel, y cayó muerta.[12]

Otra cuenta por un compañero de Cortés conocido como El Conquistador Anónimo cuenta una historia similar de su eficacia:

Ellos tienen espadas de este tipo - de madera hecha como una espada de dos manos , pero con la empuñadura no tan larga, unos tres dedos de ancho. Los bordes tienen ranuras , y en las ranuras se insertan cuchillos de piedra , que cortan como una cuchilla de Toledo . Vi a un día, que un indio peleando con un hombre a caballo , y el indio dio el caballo de su antagonista tal golpe en el pecho que lo abrió a las entrañas , y cayó muerto en el acto. Y el mismo día vi a otro indio dar a otro caballo un golpe en el cuello, que lo extendió muerto en su hazaña.

"Armas ofensivas y defensivas" (pág.23)

Otro relato de Francisco de Aguilar decía:

Ellos usan... garrotes y espadas y un gran número de arcos y flechas ... Uno de las Indios en un solo golpe le abrió todo el cuello al caballo de Cristóbal de Olid, matando al caballo. El indio en el otro lado ataco al segundo jinete y el golpe corto a través de la cuartilla del caballo , con lo cual este caballo también cayó muerto. Tan pronto como el centinela dio la alarma , todos salieron corriendo con sus armas para enboscarnos, nos siguieron con gran furia , disparando flechas, lanzas y piedras , y nos hirieron con sus espadas. Aquí muchos españoles cayeron, algunos muertos y algunos heridos , y otros sin ningún tipo de lesión que se desmayaron del susto.

Los Conquistadores (págs. 139-40).

José de Acosta comenta en su libro "Historia natural y moral de las Indias":

Sus armas eran unas navajas agudas de pedernales puestas de una parte y de otra de un bastón, y era esta arma tan furiosa, que afirman, que de un golpe echaban con ella la cabeza de un caballo abajo, cortando toda la cerviz.

Padre Acosta. "Historia natural y moral de las Indias", libro sexto, capítulo 26[13] [14]

Así mismo, el macuahuitl tenía también algunos inconvenientes. Se necesita más tiempo para levantarlo y manejarlo por su peso que para apuñalar con una espada, se necesita más espacio, así que los guerreros avanzaban en formaciones sueltas.[15]

Arqueología experimental[editar]

  • Réplicas del macuahuitl han sido construidas y probadas contra costados de res para documentales de el History Channel y el Discovery Channel,[16] los cuales demuestran la efectividad del arma. En el show de History Channel Warriors, el operador de fuerzas especiales y artista marcial Terry Schappert se hirió al esgrimir el macuahuitl en el anverso de su pierna izquierda como resultado de un movimiento de vuelta en retroceso, por lo cual respondió: " Creo que necesitaré suturas, es profundo".[17]
  • Para el programa de realidad de Spike TV, Deadliest Warrior, una réplica fue creada y probada contra un modelo de la cabeza de un caballo (creada con el esqueleto de un caballo y gel balístico). El actor y artista marcial Éder Saúl López fue capaz de decapitar el modelo, sin embargo tomo tres golpes. Fue más eficaz cuando se golpeaba y luego arrastró hacia atrás, creando un movimiento de sierra[cita requerida]. Esto puedo deberse a las navajas pobremente labradas utilizadas en el arma, en comparación con las hojas líticas de obsidiana más finamente hechas como en el espécimen de la Armería de Madrid.[18]
  • El arqueólogo Marco Antonio Cervera Obregón y su equipo realizaron un experimento en el año 2007. Basados en ilustraciones del Códice Florentino recrearon un macuahuitl usando madera de encino y piedra obsidiana de la Sierra de las navajas. El experimento consistió en golpear una pierna de cerdo para conocer el grado de lesión que pudo causar el arma y su resistencia al impacto. Las conclusiones fueron que, de haber sido hechos los macuahuitl con madera de encino, habrían sido poco maniobrables, pero con gran fuerza de golpe, y las navajas de obsidiana habrían tendido a quebrarse, por lo que las unidades militares posiblemente llevaban consigo navajas de repuesto, sin embargo, cuando las navajas de resquebrajan en la carne, quedan incrustadas en la carne microlascas que habrían dificultado la cicatrización de las heridas.[19] [20]

Cultura popular[editar]

En la quinta temporada, episodio ocho (En profundidad) del Fox Television programa White Collar, el personaje Brett Forsythe muestra un macuahuitl como parte de su colección de objetos antiguos.

En el popular videojuego Mortal Kombat X, uno de los nuevos personajes Kotal Kahn esgrime un macuahuitl.

El arma también aparece en varias formas diferentes en el MMORPG Final Fantasy XIV: A Realm reborn.

Era moderna[editar]

El macuahuitl ha experimentado algo de un renacimiento en los últimos tiempos, disfruta de un seguimiento de culto, y el interés sobre cómo construir el arma y sus capacidades siguen siendo un punto focal.[21] [22] [23] También hay muchos lugares en línea de los que se puede comprar réplicas modernas del macuahuitl.[24] [25] [26]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. La Armeria Real ou collection des principales pièces de la galerie d'armes anciennes de Madrid
  2. Soustelle, Jaques (1961). Patrick O’Brian (Trans.)., ed. Daily Life of the Aztecs:On the Eve of the Spanish Conquest. Londres: Phoenix Press. p. 209. ISBN 1-84212-508-7. 
  3. Díaz del Castillo, Bernal (1632). Verdadera Historia de la Conquista de Nueva España. España. 
  4. Coe, Michael D. (1962). Mesico. Nueva York: Frederick A. Praeger. p. 168. ISBN -938631-36-5 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  5. Hassig, Op. Cit. p.83
  6. Hassig 1992, p.169.
  7. Cerevera Obregón, Marco. «El macuahuitl, arqueologia experimental». Consultado el 26 de octubre de 2010. 
  8. http://books.google.es/books?id=u24TngcA49kC&lpg=PP1&dq=obsidiana&hl=es&pg=PP1#v=onepage&q=obsidiana&f=false
  9. http://www.arqueomex.com/S2N3nObsidiana80.html
  10. Página 4 (130) del siguiente artículo (figura 2): http://www.woosterglobalhistory.org/LAcolonial/archive/files/23395812_33c717a7fb.pdf
  11. Hassig, Ross, Aztec Warfare: Imperial expansion and political control p.85
  12. Diaz del Castillo, Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, p. 126
  13. http://www.biblioteca.org.ar/libros/71367.pdf
  14. http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/historia-natural-y-moral-de-las-indias--0/html/fee5c626-82b1-11df-acc7-002185ce6064_9.html
  15. El arqueólogo Marco Antonio Cervera Obregón y su equipo realizaron un experimento en el año 2007. Basados en ilustraciones del Códice Florentino recrearon un macuahuitl usando madera de encino y piedra obsidiana de la Sierra de las navajas. El experimento consistió en golpear una pierna de cerdo para conocer el grado de lesión que pudo causar el arma y su resistencia al impacto. Las conclusiones fueron que, de haber sido hechos los macuahuitl con madera de encino, habrían sido poco maniobrables, pero con gran fuerza de golpe, y las navajas de obsidiana habrían tendido a quebrarse, por lo que las unidades militares posiblemente llevaban consigo navajas de repuesto, sin embargo, cuando las navajas de resquebrajan en la carne, quedan incrustadas en la carne microlascas que habrían dificultado la cicatrización de las heridas. Artículo completo: Revista arqueología mexicana; La guerra en Mesoamérica; Vol.14; No. 84.
  16. Vídeo en donde se muestra un experimento con una replica de macuahuitl: https://www.youtube.com/watch?v=-g1ImBKHO_8
  17. https://www.youtube.com/watch?v=zYgsN31l0hU
  18. http://www.itclips.net/2013/03/27/the-lost-art-of-aztec-prismatic-blades/
  19. Revista arqueología mexicana; La guerra en Mesoamérica; Vol.14; No. 84. http://www.arqueomex.com/S2N3nMacahuitl84.html
  20. http://www.woosterglobalhistory.org/LAcolonial/archive/files/23395812_33c717a7fb.pdf
  21. http://paleoplanet69529.yuku.com/reply/444042/Maquahuitl-destroyed-in-1884-Replica
  22. https://www.youtube.com/watch?v=oqtxDz5tW6k
  23. http://dynamiteskills.blogspot.com/2010/06/pig-roast-butchering-and-stone-weapons.html
  24. http://www.ebay.com/itm/AZTEC-SWORD-MAYAN-WAR-CLUB-MACUAHUITL-OBSIDIAN-SWORD-/27141420385
  25. http://cart.occpaleo.com/aztecmacuahuitlobsidiansword.aspx
  26. https://www.etsy.com/listing/177196767/custom-decorative-macuahuitl-cedar-and

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]