Mabaas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Mabaas, (en árabe, مَبعَث (Maba'az)), es el tiempo que Muhammad se eligió como el último profeta. El 27 del mes de Rayab (séptimo del calendario islámico de la hégira lunar), Muhammad recibe la revelación de Dios que lo designa como el último portador del Mensaje Divino.

De acuerdo con la tradición islámica, cuando Muhammad tenía 40 años de edad, el Arcángel Gabriel desciende al monte Nur, en la cueva de Hira, en la península arábiga, con los primeros versículos del sagrado Corán, y le dice a Muhammad ibn Abdolá: “Lee en el Nombre de tu Señor, que ha creado al hombre de un coágulo. ¡Lee, que tu Señor es el más Generoso! El que enseñó por medio del cálamo, enseñó al hombre lo que no sabía".

Esta fecha, en el mundo islámico, se conoce como Mabaas, cuyo significado apunta al resurgimiento de los valores humanos y de su esencia, así como a la reflexión sobre hacia dónde se encamina la humanidad.

Terminología[editar]

La palabra Maba'as o Maba'az (en árabe, مَبعَث), su raíz es Baas o Baaz (en árabe, بعث), y significa designar, resucitar, elegir o enviar. Y en expresión islámica es decir; enviar una persona de parte de Dios para invitación divina al ser humano. Y el día Mabaas o la fiesta de Mabaas es el día que el profeta del Islam fue designado de parte de Dios como profeta.[1]

Antes de Mabaas[editar]

Mahoma nación en Meca, y la mayoría de su vida pasó en la ciudad de Meca. Él en su vida, algunos días, semanas y meses iba a un monte al lado de Meca, la cueva Hira, y rezaba y suplicaba con Dios, mientras la mayoría de la gente de Meca eraba idolatría. Y una de las causas que Muhammad evitaba de la gente fue la idolatría.[2]

La descripción de Ali Ibn Abi Talib sobre la vida de árabes, antes del Islam[editar]

Según lo que se he narrado en Nahj Al-Balaghah (La cumbre de la elocuencia) Ali Ibn Abi Talib describe la vida de los árabes antes del Islam:

¡Vosotros árabes! ¿Se dan cuenta -alguna vez- en qué estado se encontraban cuando Dios Misericordioso designó a Muhammad, como Su Profeta, y lo designó como un Digno de Confianza y fiel Mensajero de la Revelación Divina?

Ustedes seguían una ideología perversa y llevaban una mala vida. Vivían en sucias cabañas y casas entre duras piedras y mortíferas serpientes. Comían alimento despreciable y sucio, y bebían agua fangosa y sucia. Histéricamente se odiaban unos a otros, luchando y matando incluso a sus propios parientes de sangre y a sus amigos. Habían levantado ídolos para adorarlos, sus vidas y su entorno, su religión y su salvación estaban totalmente envueltos e inmersos en el vicio y el pecado. [3]

La primera revelación[editar]

Sura Al-Alaq.

Cuando Muhammad tenía 40 años de edad, pasaba la mayor parte del tiempo en soledad y meditación. La cueva de la Montaña de Hira era su lugar favorito. Era allí donde solía retirarse con alimento y agua y pasaba días y semanas en el recuerdo de Dios. A nadie se le permitía ir a ese lugar excepto a Jadiya y a Ali Ibn Abi Talib. Solía pasar todo el mes de Ramadán en ese lugar. El periodo de espera se acercaba a su fin. Sus cuarenta años de vida tenían variadas experiencias, y desde el punto de vista del mundo, había desarrollado una madurez y juicio mental, aunque en realidad él era la personalización de la perfección desde el mismo inicio. Ha dicho: “He sido Profeta desde que Adán se encontraban en un estado entre el agua y la arcilla” Su corazón rebozaba de profunda compasión por la humanidad y un deseo desesperado por erradicar las creencias desviadas, los males sociales, la crueldad y la injusticia. El momento había llegado cuando Allah le permitió declarar su profecía. Un día, cuando estaba en la cueva de Hira, Yibril (Ángel Gabriel) llegó donde Muhammad y le entregó el siguiente Mensaje de parte de Dios:

«Lee en el Nombre de Tu Señor, quien ha creado al hombre de un coagulo (de sangre): Lee y Tu señor es él más Benéfico, Quien le enseñó al hombre con el Cálamo y le enseñó al hombre lo que no sabía» (Corán, 96:1-5)

Estas fueron las primeras aleyas en ser reveladas, y la fecha fue el 27 de Rayab, en el año 40 del Elefante (610 Después de Cristo).[4]

Mabaas en el mundo islámico[editar]

El día Mabaas es un día especial para el mundo islámico. Toda la comunidad islámica celebra la gran fiesta de Mabaas - día de la designación del Profeta del Islam, el Muhammad como el último profeta divino. En todo el país persa, la gente decora mezquitas, casas, calles y tiendas con coloridos adornos; asimismo distribuye dulces para festejar este gran día.[5]

Referencias[editar]

  1. Raghib Isfahani, Abul-Qasim al-Hussein bin Mufaddal bin Muhammad (2002). Al-Mufradat 1. Beirut: Dar Al-Qalam. p. 132. 
  2. Shahidi. Beesat, Beesat Nameh: los artículos acerca de designación de profeta del Islam. p. 300. 
  3. Razi, Saayed Muhammad (2006). Nahyul Balagha. Teherán: Al-Hoda Publishers and Distributors. p. 55-56. 
  4. Ajtar Rizvi, Sayyid Saiid (2003). La vida del Profeta Muhammad. Qom: Biblioteca de Ahlul Bayt Digital. p. 33-34. 
  5. «Musulmanes festejan aniversario de designación de su Profeta (P)». Hispan TV. 2015.