MP-68

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
MP-68
Serie
Tipo Unidad eléctrica de rodadura neumática
Fabricante Alstom
Año de fabricación 1968-1970
Unidades fabricadas 60
(540 unidades)
Configuración
Composición Seis coches M-R-N-N-PR-M
Nueve coches: M-R-N-N-PR-N-N-R-M
Longitud 150 m
Anchura 2 800 mm
Altura 1 140 mm (de piso)
3 840 mm (del vehículo)
Peso 261 toneladas
Características técnicas
Ancho de vía 1 435 mm
Velocidad máxima 70 km/h[1]
Potencia 4 065 kW
Número de plazas 1 471
Sistemas de seguridad Palancas de alarma
[editar datos en Wikidata]

El MP-68 (Matériel roulant sur Pneumatiques 1968) es el primer modelo de tren de rodadura neumática del Metro de la Ciudad de México; fue diseñado y construido por Tomás Francisco, en Francia. En total son 100 trenes (formados por nueve unidades), de los cuales 26 (234 unidades) corresponden a la rehabilitación realizada en 1993.[2] Dichos trenes circulan por las líneas 1, 5, 6, 7 y B del Metro de la Ciudad de México.

Es el cuarto modelo de tren de neumáticos fabricado en serie en Francia. Sus progresivas rehabilitaciones hechas entre 1995 y 1998, le han permitido estar en servicio por más de 40 años en el Metro de la Ciudad de México, siendo un modelo fiable, pues su ingeniería ha servido de base para otros trenes de neumáticos, tanto para la empresa Alstom como para las constructoras de trenes para México.

Características[editar]

  • Ancho de vía Ruedas de seguridad: 1,435 mm
  • Ancho de Vía de las llantas de tracción: 1,993 mm
  • Voltaje: 750 VCD
  • Sistema de Tracción: JH
  • Sistema de Ventilación: Motoventiladores de aluminio
  • Fabricante: Alstom
  • Procedencia: Flag of France.svg Francia
  • Series Motrices: M0001 A M0120
  • Interiores: asientos de color azul marino y acabados interiores en azul claro.
  • Monocoup: Campana eléctrica
  • Pintura de la Carrocería: naranja
  • Formaciones posibles: 3 vagones M-R-M, 6 vagones M-R-N-N-PR-M ó 9 vagones M-R-N-N-PR-N-N-R-M

Historia[editar]

A partir del crecimiento de la Ciudad de México, se necesitaba solventar la movilidad de la población con un sistema de transporte masivo, después de considerar las propuestas para construir una línea de tren, se decidió usar la alternativa francesa de trenes sobre neumáticos por lo que entraron dentro de la obra electromecánica, designando a la empresa francesa Alstom para construir estos trenes.

Al ser francesa la asesoría para realizar la construcción del Metro de la Ciudad de México, se opta por usar un sistema de trenes sobre neumáticos, los cuales confieren un viaje suave sin mucho ruido, así se escogen los trenes MP 59 como base del modelo a operar en la Ciudad de México. Gracias a CIMT-Alsthom, estos trenes en su primer pedido fueron manufacturados en los talleres de Fontenay mientras que el segundo pedido que se hizo (debido a la modificación del proyecto) fue manufacturado en las facilidades de La Rochelle(lugar donde también fueron manufacturados los NS 74 Del Metro de Santiago y los MP 82 de este sistema) después de que CIMT ya no participara en la construcción de dicho material rodante.

En un principio operaron con 6 vagones, pero debido a la creciente densidad poblacional de la Ciudad de México se temía que con estos trenes cortos, el sistema podría saturarse en poco tiempo así que se añadieron 3 vagones más teniendo el largo actual de 150 m.

Dos de estos trenes sufrieron un accidente en la estación Viaducto de la línea 2, el 20 de octubre de 1975, por lo cual fueron reconstruidos pero sin un funcionamiento eficiente. Después de tal accidente, se decide instalar a todos los trenes del parque vehicular de aquel tiempo un sistema de pilotaje automático, el cual se ubica en el quinto vagón. Los trenes posteriores también se les habilitó este sistema de pilotaje automático.

En un principio estuvieron equipados con asientos suaves de cuero, posteriormente fueron reemplazados por sillas de fibra de vidrio del mismo color.

En mucho tiempo han sido usados en varias líneas de la red actual del Metro, desde la Línea 1, algún tiempo operó en la línea 6 y la línea 9, así como de también operan hoy en día en la línea B. Pero en donde han tenido más auge y más resistencia es en la línea 7, puesto que los carros aún sin rehabilitar han demostrado que estos trenes son de manufactura resistente a cualquier tipo de trato. Aún a sus 40 años de servicio han demostrado que pueden con la carga de pasaje que este transporte recibe todos los días.

A pesar de todo, los trenes tienen una excelente reputación entre los operadores del metro mexicano debido a su manufactura de calidad reforzada con las rehabilitaciones, y aún mostrando una confiabilidad inigualable a 40 años de su puesta en operación.

Rehabilitación[editar]

En 1994, los trenes de este modelo habían cumplido con un recorrido de más de 5 millones de kilómetros, por lo que era necesaria una intervención y una mejora de los mismos. A principios de 1995 se ordena hacer una rehabilitación progresiva a todo el parque vehicular de la serie MP-68; el programa de renovación terminó aproximadamente en el año 2000.

Dicha renovación la hace la empresa privada Bombardier-Concarril, (hoy Bombardier Transportation México) para ampliar su vida útil al menos por 30 años más, así que su rehabilitación mejoró algunos aspectos del módelo MP-68, entre los cuales están:

Mejoras de 1996 a 1998 (primeros trenes renovados)[editar]

Tren MP-68 en la estación Pantitlán. Linea 9.
  • Adición de una corneta de aire de 2 Voces adicional al Advertidor sonoro
  • Nuevo sonido de aviso de cierre de puertas.
  • Instalación de un sistema de ventilación por medio de motoventiladores
  • Nuevos paneles de bocinas proporcionados por Eltec
  • Renovación del Sistema PA a sistema SACEM
  • Piso antiderrape de color azul marino
  • Instalación de componentes electrónicos de tecnología reciente

Mejoras de 1998 a 2000 (renovación de todos los trenes)[editar]

  • Adición de Nuevos Fanales Blancos y Rojos
  • Adición de Faros Frontales de Luz Halógeno
  • Adición de Radioteléfonos Nokia (perceptibles sólo en la Línea B)
  • Adición de Números Digitales (con fuente Arial y micas fijas de dirección
  • Adición de avisos sobre estaciones y música ambiental
  • Adición de Controles Inteligentes de Velocidad por medio de RadioSeñal (Prescindiendo de los semáforos tradicionales en línea B)
  • Piso Antiderrapes de linóleo con superficie granulada

Con estas renovaciones, los trenes cuentan con una vida útil extendida.

Algunos carros de este modelo también fueron reconstruidos por CAF, por lo que se cree que los dos trenes siniestrados en 1975 pudieron correr con la suerte de ser rehabilitados por esta empresa (se les distingue por su cabina similar a la de los trenes NE-92, así como por la adaptación del tren motriz propio de este modelo de trenes, que actualmente corren en Línea 1).

Presente[editar]

Los trenes actualmente siguen en servicio, la mayor parte de los MP-68 rehabilitados fueron de parte de la empresa Bombardier distribuidos en dos períodos denominados R93 y R96 (éstos últimos equipados con medidas más sofisticadas especiales para la línea B, así como Navi GPS y controles de velocidad inteligentes) y un pequeño número de trenes rehabilitados por CAF siguiendo el esquema de los trenes modelo NE-92.

Hoy en día los trenes MP-68 están rehabilitadas al 100% de la flota, dan servicio a las líneas 1, 5, 6, 7 y B. Se prevé ampliar aún más la vida útil de estos trenes dada su importancia histórica. Además se prevé una renovación más para sus sistemas de tracción y frenado, los cuales datan de 1968, por unos más recientes similares a los que equipan los Trenes NM 02. Ésto con el mismo fin de prolongar su vida útil debido a la ya mencionada importancia histórica. La empresa ganadora de la licitación para la segunda renovación fue Alstom.[3]

Véase también[editar]

Trenes del Metro de la Ciudad de México

Modelos de rodadura neumática

Modelos de rodadura férrea

Referencias[editar]