Música tradicional de Cuba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La teoría de los "Complejos Genéricos" de la música cubana ha sido refutada por reconocidos musicólogos como Leonardo Acosta, quien explica en su artículo De los complejos genéricos y otras cuestiones:[1]

Afortunadamente, la teología [sic] de los complejos genéricos ha sido vista con escepticismo en los círculos musicológicos de varios países, incluyendo a Cuba, donde algunos musicólogos han oscilado entre el rechazo, el escepticismo y el desdén...

Según la teoría de los "Complejos Genéricos" de la música cubana, la música tradicional de Cuba se clasifica en:

  • El complejo del Punto, con sus variantes Punto libre y punto fijo.
  • El complejo de la Rumba, con sus variantes Yambú, Guaguancó, Columbia, Congas y Comparsas.
  • El complejo del Danzón, con sus variantes Contradanza, Danzón, Danzonete, Mambo y Cha cha chá.
  • El complejo del Son, con sus variantes changüí, sucu-sucu, guaracha.
  • El complejo de la Canción, con sus variantes bolero y filin.

Cualquier clasificación que se pretenda hacer de la música cubana dependerá más bien del grado de mezcla entre las influencias europeas y africanas que se descubran en ella.

Bibliografía[editar]

  • Carpentier, Alejo. (2001). Music in Cuba. University of Minnesota Press. ISBN-10: 0816632294

Véase[editar]

Referencias[editar]

  1. Acosta, Leonardo. De los complejos genéricos y otras cuestiones. Clave. Publicación del Instituto Cubano de la Música. Año 4, No. 3, 2003.