Mónada (filosofía griega)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Representación de la mónada pitagórica.[1]

Mónada (del griego μονάς monas, "unidad" de μόνος monos, "uno", "solo", "único"),[2] la fuente, o el Uno, de acuerdo con los pitagóricos, fue un término para Dios o el primer ser o la unidad originaria, o para la totalidad de todos los seres, con el significado de «sin división».

Para los pitagóricos, la generación de la serie de los números se relaciona con objetos de la geometría, así como con la cosmogonía.[3] Según Diógenes Laercio, de la mónada se evoluciona a la díada, de ella a los números, de los números a los puntos, luego las líneas, las entidades de dos dimensiones, las entidades de tres dimensiones, los cuerpos y, culminando, los cuatro elementos, tierra, agua, fuego y aire, a partir de los cuales se construye el resto de nuestro mundo.[4] [5]

Historia[editar]

Según Hipólito de Roma, este punto de vista fue inspirado por los pitagóricos, que llamaron a la primera cosa en existir, la mónada, que engendró a la díada, que engendró a los números, que engendró el punto, generando líneas o finitud, etc.[6]

Arquitas y Proclo distinguieron la mónada del uno absoluto.

Platón en Filebo, V 15 b, definió las mónadas como ideas para evidenciar su esencialidad y su lejanía de la realidad empírica.

Los filósofos pitagóricos y platónicos como Plotino y Porfirio condenaron el gnosticismo por su tratamiento de la Mónada o el Uno.

Filosofía moderna[editar]

El término mónada fue más tarde adoptado de la filosofía griega por Giordano Bruno, Henry More, Leibniz (Monadología) y otros.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Hemenway, p. 56.
  2. Compact Oxford English Dictionary.
  3. Sandywell, p. 205. The generation of the number-series is to the Pythagoreans, in other words, both the generation of the objects of geometry and also cosmogony. Since things equal numbers, the first unit, in generating the number series, is generating also the physical universe. (KR: 256) From this perspective ‘the monad’ or ‘One’ was readily identified with the divine origin of reality.
  4. Diogenes Laertius, Lives of Eminent Philosophers.
  5. This Pythagorean cosmogony is in some sense similar to a brief passage found in the Daoist Laozi: "From the Dao comes one, from one comes two, from two comes three, and from three comes the ten thousand things." (道生一、一生二、二生三、三生萬物。) Dao De Jing, Chapter 42
  6. Diógenes Laercio, Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres.

Bibliografía[editar]

  • Hemenway, Priya. Divine Proportion: Phi In Art, Nature, and Science. Sterling Publishing Company Inc., 2005, p. 56. ISBN 1-4027-3522-7.
  • Sandywell, Barry. Presocratic Reflexivity: The Construction of Philosophical Discourse C. 600-450 BC. Routledge, 1996.