Método Montessori

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El método Montessori es un método educativo ideado por la educadora y médico italiana María Montessori a finales del siglo XIX y principios del XX, que se basó en una amplia investigación sobre niños con trastornos mentales y con necesidades especiales. Se caracteriza por desarrollar en el niño la independencia, la libertad con límites, respetar la psicología natural y el desarrollo físico y social del niño. Su libro El método Montessori fue publicado en 1912.

Este método educativo se caracteriza por poner énfasis en la actividad dirigida por el niño y observación clínica por parte del profesor. Esta observación tiene la intención de adaptar el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo. El propósito básico de este método es liberar el potencial de cada niño para que se autodesarrolle en un ambiente estructurado. El método nació de la idea de ayudar al niño a obtener un desarrollo integral, para lograr un máximo grado en sus capacidades intelectuales, físicas y espirituales, trabajando sobre bases científicas en relación con el desarrollo físico y psíquico del niño. María Montessori basó su método en el trabajo del niño y en la colaboración adulto - niño. Así, la escuela no es un lugar donde el maestro transmite conocimientos, sino un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica del niño se desarrollará a través de un trabajo libre con material didáctico especializado.

Historia[editar]

Colegio Montessori en los Países Bajos, 1915. Fotografía recogida en el libro "Van Holkema & Warendorf's Uitgevers Mij", Ámsterdam, 1916, que trata sobre el método Montessori.

La Metodología Montessori comenzó en Italia y es tanto un método como una filosofía de la educación. Fue desarrollada por la Doctora María Montessori, a partir de sus experiencias con niños en riesgo social. Basó sus ideas en el respeto hacia los niños y en su impresionante capacidad de aprender. Los consideraba como la esperanza de la humanidad, por lo que dándoles la oportunidad de utilizar la libertad a partir de los primeros años de desarrollo, el niño llegaría a ser un adulto con capacidad de hacer frente a los problemas de la vida, incluyendo los más grandes de todos, la guerra y la paz.

«El niño, con su enorme potencial físico e intelectual, es un milagro frente a nosotros. Este hecho debe ser transmitido a todos los padres, educadores y personas interesadas en niños, porque la educación desde el comienzo de la vida podría cambiar verdaderamente el presente y futuro de la sociedad. Tenemos que tener claro, eso sí, que el desarrollo del potencial humano no está determinado por nosotros. Solo podemos servir al desarrollo del niño, pues éste se realiza en un espacio en el que hay leyes que rigen el funcionamiento de cada ser humano y cada desarrollo tiene que estar en armonía con todo el mundo que nos rodea y con todo el universo». Maria Montessori


El método Montessori ha sido aplicado exitosamente con todo tipo de niños y es muy popular en muchas partes del mundo.[cita requerida] Sin importar las críticas a su método en los inicios 1930s-1940s, ha sido aplicado y ha obtenido un avivamiento.[cita requerida]

En 1907 Montessori estableció la primera Casa de los Niños, 'Casa dei Bambini', en Roma. Ya por 1913, hubo un intenso interés por su método en Norteamérica, interés que más tarde disminuyó. (Nancy McCormick Rambusch revivió el método en América, estableciendo la Sociedad Americana Montessori [American Montessori Society] en 1960.) Montessori fue exiliada por Mussolini a la India durante la Segunda Guerra Mundial, mayormente porque rehusó comprometer sus principios y convertir a los niños en pequeños soldados. Montessori vivió el resto de su vida en los Países Bajos, país en el cual se encuentra la sede central de la AMI, o Association Montessori Internationale[1]. Murió en Noordwijk aan Zee. Su hijo Mario encabezó la A.M.I. hasta su muerte en 1982.

Planteamientos pedagógicos[editar]

  • Distribución de la educación de los niños en grupos de 0 a 3 años, correspondientes a períodos sensibles de desarrollo.
  1. Grupo: De 0 a 3 años
  2. Grupo: De 4 a 6 años
  3. Grupo: De 7 a 9 años
  4. Grupo: De 10 a 12 años
  5. Grupo: De 13 a 15 años
  6. Grupo: De 16 a 18 años
  7. Grupo: De 19 a 21 años
  • Los niños deben considerarse seres competentes, alentados a tomar decisiones importantes.
  • Observación del niño en el entorno como base para iniciar el desarrollo curricular (presentación de ejercicios subsecuentes para nivel de desarrollo y acumulación de información).
  • Muebles de tamaño de los niños y creación de entorno del tamaño del niño (microcosmos) en el cual puede ser competente para producir de modo completo un mundo para niños.
  • Participación de los padres para incluir atención propia y básica de salud e higiene como requisito para la escuela.
  • Delineación de una escala de períodos sensibles de desarrollo. Períodos Sensibles, los cuales proveen un enfoque para trabajo de clase que sea apropiado para una única estimulación y motivación para el niño (incluyendo períodos sensibles para desarrollo de lenguaje, experimentación sensorial y refinamiento, y varios niveles de interacción social).
  • La importancia de la "mente absorbente": la motivación sin límite de los niños pequeños para adquirir dominio sobre su entorno y perfeccionar sus experiencias y comprensión ocurren dentro de cada periodo sensible. El fenómeno está caracterizado por la capacidad del niño de repetición de actividades dentro de categorías de períodos sensibles (Ejemplo: balbuceos exhaustivos como práctica de lenguaje conducente a un lenguaje competente).
  • Materiales didácticos (científicos) auto-correctivos, ya que por medio del material va experimentando por él mismo y va corrigiendo sus errores (algunos basados en trabajos de Itard y Eduardo Séguin).
  • Su fin educativo es la autonomía en todos sentidos: intelectual al formar un pensador crítico, moral a través de la reciprocidad y el respeto mutuo, social al trabajar con sus pares, emocional a la seguridad que le brindan los límites, la educación de la voluntad y la autosuficiencia.

Centenario de las escuelas Montessori[editar]

La conferencia de Roma el 6 y 7 de enero de 2007[1] inició el comienzo del año de celebraciones de sus Escuelas en todo el mundo. La Dra. Maria Montessori innovó con la visión de que "La Educación no debería ser sólo impartir conocimiento, sino un nuevo camino hacia la realización de las potencialidades".

Modelo educativo o sólo un método[editar]

El trabajo educativo propuesto por María Montessori constituye un modelo educativo y no sólo un método aplicado a la enseñanza puesto que este concepto (método) implica, en general, la organización de actividades concretas para obtener un resultado, por lo que puede ser aplicado prácticamente a cualquier actividad organizada, en tanto que un modelo educativo requiere de una concepción filosófica del aprendizaje, de la enseñanza, de la relación entre educador y educando y de la finalidad social de la actividad enseñanza-aprendizaje, así como el desarrollo de herramientas específicas y materiales educativos basados en tal concepción, elementos que están presentes en el trabajo de las instituciones que siguen los planteamientos de María Montessori; por ello, el conjunto de ideas y lineamientos desarrollados por ella se conoce también como Filosofía Montessori.

La teoría de la educación de Montessori[editar]

Autodeterminación, la libertad y la actividad espontánea[editar]

El modelo de Montessori tiene dos elementos fundamentales; en primer lugar, los niños, especialmente los de edad inferior a seis años, experimentan una importante ruta de desarrollo mental. Sobre la base de sus observaciones, Montessori creía que dejar a los niños elegir y actuar libremente, dentro de un ambiente preparado de acuerdo a su modelo, habría contribuido a un desarrollo óptimo.

Tendencias humanas[editar]

Para Montessori, hay características universales e innatas bio-antropoevolutivas, que su hijo y colaborador Mario identificó como “tendencias humanas” en el 1957. En el método Montessori, estas tendencias humanas son consideradas como un comportamiento guía en cada fase del desarrollo y la educación debería facilitar su expresión. Hay un debate acerca de la lista exacta de estas características, pero las siguientes son claramente identificables:[2] - Instinto de conservación - Orientación en el ambiente - Orden - Exploración - Comunicación - Trabajo (definido también como “actividad intencional”) - Manipulación del ambiente - Exactitud - Repetición - Abstracción - Auto-perfección - “Mente matematica”

Ambiente preoperatorio[editar]

El método de educación Montessori ilustra la libre actividad dentro de un "ambiente preparado", es decir, un ambiente educativo adaptado a las características humanas básicas y a las características específicas de los diferentes niños. La función del medio ambiente es permitir al niño desarrollar su autonomía en todos los ámbitos, de acuerdo con sus propias directrices internas. Además de tener acceso a los materiales apropiados a su educación y edad. El medio ambiente tiene las siguientes características:[3] - Construcción en proporción con el niño y sus necesidades reales - La belleza y la armonía - Limpieza - Orden - Un acuerdo que facilita el movimiento y la actividad

Material para el desarrollo cognitivo[editar]

El niño es libre en la elección del material. Todo debe surgir espontáneamente por el propio interés del niño, desarrollando así un proceso de auto-educación y auto-control. Montessori dividió el material utilizado para la educación sensorial en:

- Material analítico: centrado alrededor de una calidad del objeto, por ejemplo, peso, forma y tamaño. Educa los sentidos de forma aislada. - Autocorrección del material: educa el control de errores del propio niño, sin la intervención del educador. - Material atractivo para el niño, de fácil manipulación y utilizando objetos, creado para atraer al niño a la actividad.

Vida práctica y vida sensorial[editar]

Las actividades de estilo de vida son la base de la pedagogía llevadas a cabo por Montessori. Inspirada por nuestra cultura y nuestra vida cotidiana, que se han adaptado a las necesidades de los niños. La actividad no es tan importante en sí mismo como el desarrollo (concentración, la coordinación, la autonomía ...) que permite al niño estar en un ambiente adecuado. Las actividades ofrecen oportunidades únicas a los niños para fortalecer y hacer más precisos sus movimientos. Debe aprender a coordinar sus gestos con un propósito.

El enfoque de Montessori, el papel del movimiento es primordial para el desarrollo armónico de los niños pequeños. María Montessori llamó a estos movimientos como "humano" según las indicaciones de la voluntad del niño con un propósito. A través de la repetición de los gestos, los movimientos se hacen más precisos y el niño va a adquiriendo la seguridad en la planificación de sus gestos.

Diseñado para captar la atención del niño y facilitar el aprendizaje, el material de Montessori de la vida sensorial es mucho más que simplemente materiales de enseñanza. Se trata de un desarrollo material que no está diseñado para simplificar el trabajo del educador, sino que está para fomentar el desarrollo y el crecimiento del niño. Dando libertad al niño para acceder y manipular tan a menudo como desee, de hecho, este material responde a sus necesidades.[4]

Niveles de desarrollo[editar]

Montessori distingió cuatro períodos diferentes o "niveles" en el desarrollo humano, que se extienden desde el nacimiento hasta los seis años, de los 6 a los 12 años, de los 12 a los 18 y de los 18 a los 24. Vio diferentes características, formas de aprendizaje y diferentes imperativos de desarrollo activo en cada uno de estos niveles, manifestando la necesidad de  enfoques educativos específicos para cada período.[5] [6]

Primer nivel[editar]

El primer nivel se extiende desde el nacimiento hasta los seis años de edad. Durante este período,  Montessori determinó que el niño tiene un desarrollo físico y psicológico rápido y significativo. El bebé, en este primer período, es visto como un explorador sensorial y un estudiante participativo en el trabajo de desarrollo psicológico de auto-construcción y construcción de su independencia funcional. De esta manera,  Montessori introdujo varios conceptos para explicar este trabajo, incluyendo la mente absorbente, los períodos sensibles. y la normalización.

Mente absorbente y mente consciente[editar]

Montessori describe el comportamiento del niño pequeño para asimilar estímulos sensoriales de su entorno, incluyendo, por tanto, la información de los sentidos, el lenguaje, la cultura, la descripción de este aspecto, el término "mente absorbente"; su trabajo de inteligencia que absorbe inconscientemente un entorno determinado. En esta fase se formarán las estructuras esenciales de la personalidad.

De los 3 a los 6 años se inicia la educación preescolar y la mente absorbente se asocia a la "mente consciente". Ahora el niño parece tener la necesidad de organizar los contenidos mentales absorbidos lógicamente.

Periodos sensibles[editar]

Montessori observó también períodos de especial sensibilidad a los estímulos, especialmente en lo que llamó "períodos sensibles". En la teoría de Montessori, el medio ambiente en las aulas debe responder a estos períodos, proporcionando herramientas apropiadas y haciendo actividades precisas disponibles. El educador ha identificado los siguientes períodos y su duración:[7]

La adquisición del lenguaje (menor de unos seis años)

Orden (de alrededor de 1 a 3 años)

Sofisticación sensorial (desde el nacimiento hasta alrededor de los cuatro años)

El interés en los objetos pequeños (de unos 18 meses a tres años)

Comportamiento social (alrededor de los dos años y medio a los cuatro años)

Normalización[editar]

Para finalizar, Montessori observó que en los niños entre 3 y 6 años existe un estado de dialéctica bio-social llamado ´´normalización´´, que surge de la concentración de actividades que sirven para el desarrollo del niño, como la´´disciplina espontánea, continua, el trabajo feliz, con sentimientos sociales de apoyo y de comprensión con el resto´´.[8]

Segundo nivel[editar]

Este nivel se desarrolla durante los seis a los doce años. Durante este período, Montessori observó cambios físicos, relacionales y neuro-pedagogía en los niños y niñas. Después de esta observación tenía como objetivo crear un ambiente escolar adecuado para cumplir con las nuevas características. Físicamente, observó la pérdida de los dientes de leche, el alargamiento de las piernas y torso y posteriormente un período de crecimiento uniforme. A nivel relacional observó como los niños y niñas tendían a realizar sus trabajos en grupos y por lo tanto, socializarse con los demás compañeros/as. En la neuro-pedagogía lo que se predominaba era la razón y la imaginación. Desde un punto de vista del desarrollo, Montessori creía que el trabajo de los niños y niñas en el segundo nivel, sería la formación de la independencia intelectual de sentido moral además de la organización social.Montessori, María (1994). From Childhood to Adolescence. Oxford,England. pp. 7-16. ISBN 1-85109-185-8. 

Tercer nivel[editar]

El tercer nivel de desarrollo se extiende desde aproximadamente los doce a los dieciocho años de edad, incluyendo así el período de la adolescencia. El método Montessori sostiene que el tercer nivel no solo se caracteriza por los cambios físicos de la pubertad y la adolescencia, sino también por los cambios significativos de actitud. Además, hizo hincapié en la rapidez del cambio de ideas y el estado de ánimo y dificultad para concentrarse a esta edad, así como las tendencias creativas y el desarrollo de "un sentido de la justicia y un sentido de la dignidad personal". Se utiliza el término "explotación" para describir el impulso de tales "adolescentes de evaluación externa resultantes de su valor." Desde una perspectiva evolutiva, Montessori cree que el trabajo del niño en el tercer nivel ayuda a la construcción del yo adulto en la sociedad. [9]

Cuarto nivel[editar]

El cuarto nivel de desarrollo se amplía aproximadamente de los 18 a los 24 años. Montessori escribió relativamente poco en este período y no desarrolló un programa educativo para este intervalo de edad. Se imaginó a los adultos jóvenes preparados a partir de sus experiencias a través de su método, listos para abrazar completamente el estudio de la cultura y de la ciencia e impulsar la civilización. Elle creía que la independencia económica, en forma de trabajo, era fundamental en esta edad y pensaba que un límite arbitrario al número de años de estudio de nivel universitario era innecesario porque el estudio de la cultura podría continuar durante toda la vida de una persona.

La autenticidad del método[editar]

Las ideas de Montessori tuvieron lugar a nivel internacional, y en muchos países se establecieron sociedades, conocidas como "Sociedad Montessori" para promover su trabajo. Sin embargo Montessori mantiene un estricto control sobre el uso de su nombre e insistió en que solo ella fue capaz de dar una auténtica educación en cuanto a sus métodos. En el año 1929 se fundó "Association Montessori Internationale (AMI) para mantener la integridad de la obra de su vida además de asegurarse que perpetuaría después de su muerte. La Association Montessori Internationale sigue capacitando a los maestros usando herramientas y teorías desarrolladas por María Montessori y su hijo. Association Montessori Internationale. 

La crítica al método Montessori[editar]

El método de Montessori, obtuvo diversas acusaciones hechas en el plano ideológico, lo que se refiere a una oposición demasiado rígida y esquemática entre el bien de los niños buenos y los adultos corruptos. El plan de estudios ha sido criticado, debido al carácter artificial de los materiales y las modalidades rígidas en su empleo. Este método se ha opuesto a la flexibilidad del método Agazzi, único por la diversidad y por la fantasía del material de juego. En el método, las  acusaciones tenían lugar desde un punto de vista de socialización, donde los niños aprenden de forma individual y no mediante el desarrollo de relaciones con otros niños. A pesar de las críticas, el método Montessori sigue siendo ampliamente utilizado y adoptado en Italia, en su tierra natal, y en el resto del mundo.

La validez del método[editar]

El método Montessori ha sido objeto de numerosos estudios científicos, cuyo objeto era evaluar su eficacia en el aprendizaje. En 1978, un estudio encargado por el Departamento de Educación del gobierno de Estados Unidos titulado "Aplicaciones eficaces de los métodos Montessori con los niños en riesgo debido a discapacidades de aprendizaje", reconoció la eficacia contra los niños con discapacidad de aprendizaje, abriendo el camino a la financiación de las escuelas Montessori por el gobierno de Estados Unidos. En el año 2006, también apareció en la prestigiosa revista "Science" un estudio fundamental creado por Angeline Lillard y su grupo de investigación de la Universidad de Virginia, donde se evalúan los efectos del método Montessori. El estudio titulado "Evaluación de la Educación Montessori" compara los diferentes aspectos en el aprendizaje de los niños y niñas de cinco y doce años de edad, destacando los mejores resultados, tanto en el campo como en las capacidades cognitivas sociales de los niños que asisten a una escuela Montessori y los niños y niñas que acuden a escuelas con enfoques diferentes. Evaluating Montessori Education. Consultado el 4 de diciembre de 2015. 

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. montessoricentenary.org
  2. Montessori, Mario (1966). The Human Tendencies and Montessori Education (en inglés). Amsterdam: Association Montessori Internationale. 
  3. Standing, E.M. (1957). Maria Montessori: Her Life and Work. New York: Plume. pp. 263-280. 
  4. Dorance, S. Vita practica- vida sensorial. Cotignac. 
  5. Montessori, Maria (1969). The Four Planes of Development. pp. 4-10. 
  6. Montessori, Maria (1994). From Childhood to Adolescence. pp. 7-16. ISBN 1-85109-185-8. 
  7. Standing, pp. 118-140
  8. Montessori, 1967, p. 207
  9. Montessori, 1994, pp. 59-81

Enlaces externos[editar]