Lyle y Erik Menéndez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Joseph Lyle Menéndez (10 de enero de 1968) y Erik Galen Menéndez (27 de noviembre de 1970) son dos hermanos estadounidenses, conocidos por su condena en un juicio muy publicitado por los asesinatos con arma de fuego de sus padres en 1989. José Menéndez y su esposa María "Kitty" Menéndez (anteriormente Anderson) eran ricos ejecutivos del entretenimiento, residentes en Beverly Hills, California. Según los términos de las sentencias por el doble crimen, se espera que los hermanos pasen el resto de sus vidas en prisión.

Vida[editar]

Los hermanos Menéndez crecieron en Princeton, Nueva Jersey. Ambos asistieron a la Escuela Matutina de Princenton para su educación primaria, y luego Lyle ingresó a la Universidad de Princeton. Después de que la familia se mudase a California en 1987, cuando el padre logró un trabajo en Carolco, Erik asistió al instituto en Calabasas. Lyle fue puesto en probatoria académica en Princeton debido a su bajo desempeño y en libertad condicional disciplinaria, y finalmente abandonó la universidad después de acusaciones de plagio.

Crímenes[editar]

Los asesinatos ocurrieron el 20 de agosto de 1989, en la mansión de la familia, en el 722 de North Drive Elm en Beverly Hills. José y Kitty estaban cansados aquella tarde de verano debido a que la familia había salido a pescar tiburones en un yate alquilado, llamado Motion Picture Marine,, hasta la medianoche del día anterior. Tanto Lyle y Erik habían salido esa noche; entonces José y Kitty se retiraron al estudio para ver el thriller de James Bond La espía que me amó. Los vecinos, reportaron más tarde, haber escuchado algo que sonaba como fuegos artificiales alrededor de las 22:00, pero lo desestimaron como nada importante por lo que preocuparse. En realidad se trataba de disparos. José recibió un disparo a quemarropa en la parte posterior de la cabeza con una escopeta Mossberg calibre 12. Kitty, que estaba durmiendo, se despertó por el disparo, salió de la cama y corrió por el pasillo, pero recibió un disparo en una pierna. A continuación, se resbaló en su propia sangre que manaba y cayó, recibiendo varios disparos en el brazo, el pecho y la cara, dejándola irreconocible. Tanto a José como a Kitty les dispararon luego en las rodillas en un intento de hacer parecer el crimen como algo relacionado con la mafia. Los hermanos se marcharon del lugar, arrojaron sus escopetas en Mulholland Drive y compraron entradas en una sala de cine local, para ver la película Licencia para matar para utilizar el hecho como coartada. A las 23:47 pm, cuando los hermanos regresaron a casa, Lyle llamó al 911 y gritó: "¡Alguien ha matado a mis padres!"; la policía consideró sospechosos a los hermanos de inmediato, pero no tenía pistas.[1]​ Durante el juicio, Erik dijo que vio un cartucho de escopeta que había quedado en el suelo, y lo quitó cuando el policía que hablaba con él miró hacia otro lado.

La seguridad en la casa había sido siempre de alto nivel. La mansión de estilo mediterráneo había sido alquilada antes a celebridades de la talla de Prince y Elton John. José salía frecuentemente dejando el sistema de alarma apagado y las puertas abiertas, incluso después de que su Mercedes-Benz 560SEL fue robado de la entrada frontal semicircular de la casa, apenas unas semanas antes de los asesinatos. Kitty, por otro lado, parecía nerviosa en el período previo a los asesinatos; constantemente bloqueaba la puerta de su dormitorio por la noche y mantenía un rifle en su armario. Kitty mencionó a su psiquiatra, un par de semanas antes de los asesinatos, que tenía miedo de que sus hijos pudieran ser sociópatas.

En los meses posteriores a los asesinatos, los hermanos llevaron una vida de derroche de dinero, lo que aumentó las sospechas de los investigadores sobre su participación en la muerte de sus padres.[2]​ Lyle compró un costoso reloj Rolex, un Porsche 911, y el Chuck's Spring Street Cafe,[3]​ un restaurante de buffalo wings en Princeton. Erik también contrató a un entrenador de tenis a tiempo completo y compitió en una serie de torneos como profesional en Israel. Dejaron la mansión de North Elm Drive y se mudaron a dos departamentos penthouse separados en Marina del Rey. Viajaron alrededor de Los Ángeles en el Mercedes-Benz SL convertible de su difunta madre, se alimentaban de comidas caras, y se fueron de viaje al extranjero, visitando el Caribe y Londres. La fiscalía alegó posteriormente que los hermanos gastaron alrededor de 1 millón de dólares en los primeros seis meses como huérfanos. Erik confesó los asesinatos a su psiquiatra, quien, después de haber sido amenazado por Lyle si los delataba, acudió a la policía. Para evitarse más problemas terminó contándolo todo (una de las excepciones a la confidencialidad entre médico y paciente se produce cuando el paciente pone en peligro al terapeuta). El 8 de diciembre de 1992, los hermanos Menéndez fueron acusados por el Gran Jurado del condado de Los Angeles, de haber asesinado a sus padres.

Juicios[editar]

Los hermanos Menéndez y el asesinato de sus padres se convirtieron en una sensación nacional norteamericana cuando Court TV difundió el juicio en 1993. La abogada defensora del hermano menor, Leslie Abramson, saltó a la fama por su extravagante defensa, alegando que los hermanos buscaron la muerte por toda una vida de abuso de sus padres, incluido el abuso sexual de su padre, José. A pesar de la teoría de la defensa, los registros de antecedentes penales de los hermanos contrariaba esa teoría de "escape de abuso parental". El juicio terminó con dos jurados en punto muerto (aunque los hermanos fueron juzgados juntos, cada uno tenía un jurado independiente).

El fiscal de distrito de Los Ángeles, Gil Garcetti, anunció de inmediato que el juicio a los hermanos se volvería a intentar. El segundo intento fue un poco menos conocido, en parte porque el juez, Stanley Weisberg, se negó a permitir que las cámaras ingresaran en la sala del tribunal.

Ambos hermanos fueron declarados culpables de dos cargos de asesinato en primer grado y conspiración para cometer asesinato. En la fase de sentencia del juicio, el jurado no apoyaba la pena de muerte para los hermanos, pues las recomendaciones, apuntaban a una vida en la cárcel. El jurado dijo más tarde que la consideración de abuso expuesta por la defensa nunca fue un factor en sus deliberaciones y que el jurado rechazó la pena de muerte porque ninguno de los hermanos tenía antecedentes penales ni una historia de violencia. A diferencia de los ensayos previos, el jurado rechazó por unanimidad la teoría de la defensa de que los hermanos mataran a sus padres por miedo, considerando más bien que los asesinatos fueron cometidos con la intención de hacerse con el control de la considerable riqueza de sus padres.

El 2 de julio de 1996, Weisberg condenó a Lyle y Erik Menéndez a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. el Juez Weisberg condenó a los hermanos a sentencias consecutivas por los asesinatos y el cargo de conspiración para cometer asesinato. El 10 de septiembre de 1996, el Departamento de Correccionales de California separó a los hermanos Menéndez, enviándolos a cárceles diferentes. Ambos fueron clasificados como presos de máxima seguridad y fueron a su vez separados de los otros.

El 27 de febrero de 1998, la Corte de Apelaciones de California confirmó las condenas por asesinato, y el 28 de mayo de 1998, la Corte Suprema de California votó a favor de mantener las condenas de asesinato y condena de cadena perpetua sin libertad condicional; Ninguno de los Jueces de la Corte Suprema votaron por revisar el caso.[4]

Cabe destacar que durante la fase de sentencia del juicio por asesinato en el caso de Erik y Lyle Menéndez, la abogada de la defensa Leslie Abramson habría ordenado a un testigo de la defensa, el Dr. William Vicary, alterar sus notas. Leslie Abramson no se enfrentó a una investigación criminal, y la oficina del fiscal de distrito decidió que no iba a investigar esta infracción.[5]​ Los dos hermanos interpusieron recursos de anulación del juicio, alegando que sufrieron irreparables daños en la fase de sentencia, como resultado de las sugerencias de posible mala conducta y representación de Abramson.

Vida en prisión[editar]

Desde su ingreso en prisión, ambos hermanos se han casado, a pesar de que el estado de California no permite las visitas conyugales para los condenados de por vida por asesinato.

En enero de 1997, Lyle se casó con una amiga por correspondencia con quien mantenía contacto postal desde hacía mucho tiempo, Anna Eriksson, ex modelo. El matrimonio terminó, según los informes, en menos de un año[4]​ después de que ella supuestamente descubriera que Lyle le engañaba dirigiéndose por escrito a otra mujer. Más tarde, en noviembre de 2003, Lyle, entonces de 35 años, se casó con Rebecca Sneed, editora de una revista, de 33 años de edad de Sacramento, en una ceremonia en el área de visitas de la prisión de máxima seguridad Mule Creek State Prison. Lyle y Rebecca se conocían postalmente según los informes, desde aproximadamente 10 años antes de su compromiso.[6][7]

En 1997, Erik se casó a través de una ceremonia telefónica en la Prisión Estatal de Folsom. En junio de 1999, Erik, entonces de 28 años, se casó en segundas nupcias con Ruth Tammi Saccoman, de 37 años, en la Prisión Estatal de Folsom en una sala de espera de la cárcel. Tammi indicó más adelante que "Nuestra tarta de boda fue un pastelito. Improvisamos. Fue una ceremonia maravillosa hasta que lo tuve que dejar. Esa fue una noche muy solitaria".[8][9]​ En una entrevista con ABC News en octubre de 2005, Tammi, la esposa de Erik, afirmó que su unión de seis años con su esposo, es "algo que he soñado durante mucho tiempo. Y es algo muy especial que nunca pensé que tendría."[10]​ Tammi Menéndez también auto-publicó un libro en 2005 titulado "Nos dijeron que nunca lo lograríamos - Mi vida con Erik Menéndez" (They Said We'd Never Make It - My Life With Erik Menéndez, en inglés), aunque Erik dijo en el programa de Larry King que se había editado en gran medida el libro.[11]​ En la revista People, Tammi Menéndez declaró que "no tener relaciones sexuales en mi vida es difícil, pero no es un problema para mí. tengo que estar físicamente separada, pero estoy emocionalmente ligada a Erik... mis amigos no lo entienden...". Tammi también señaló que "Ella junto a su hija de 10 años de edad, conducen las 150 millas cada fin de semana para ver Erik, a quien su hija se refiere como su "papá Tierra" ("Earth Dad").[8]

Con respecto a su sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional, Erik ha declarado: "Tammi es la que me hace seguir. No puedo pensar en la sentencia. Cuando lo hago, lo hago con una gran tristeza y un miedo primitivo que es como entrar en un resfriado. Me asusta mucho simplemente que no hayan llegado a un acuerdo".[8]

Erik trabaja como conserje nocturno y comparte una celda de 6 por 9 pies con otro preso.[10]

A partir de 2008, ambos están bajo el sistema del Departamento Correccional y de Rehabilitación. Lyle está detenido en la Mule Creek State Prison de Ione. Erik fue encarcelado en la Prisión Estatal del Valle Agradable en Coalinga. Bajo los términos de las sentencias por sus múltiples crímenes, los hermanos esperan pasar el resto de sus vidas en prisión. De acuerdo con Erik, en la misma entrevista con Larry King, él y su hermano no habían hablado el uno con el otro por más de diez años.[11]

En 2010, A&E realizó un documental sobre Tammi Menéndez titulado Mrs. Menéndez.

En 2017 se emitió el episodio de la serie Ley y Orden True Crime: El caso Menéndez.

En 1995 el grupo mexicano de Death Metal/Grindcore Brujería les dedicó una canción titulada “Hermanos Menéndez” en su segundo LP de estudio, “Raza Odiada” editado por Roadrunner Records.

Referencias[editar]

  1. Dunne, Dominick (octubre de 1990). «Nightmare on Elm Drive». Vanity Fair. «Beverly Hills police claimed to have been suspicious of the MenMenendezéndez brothers from the beginning... But there was no proof, nothing to go on, merely gut reactions.» 
  2. Dominick Dunne, ed. (10 de octubre de 1990). «Nightmare on Elm Drive». Vanity Fair. Consultado el 30 de julio de 2011. 
  3. Princetonsrestaurants.com, ed. (27 de septiembre de 2010). «Chuck's Spring Street Cafe in Princeton, NJ - location, details and more». Consultado el 30 de julio de 2011. 
  4. a b «The Menendez Brothers, notorious killers of their parents truTV's Crime Library — The Aftermath — Crime Library on truTV.com». Crimelibrary.com. 27 de septiembre de 2010. Archivado desde el original el 27 de diciembre de 2008. Consultado el 30 de julio de 2011. 
  5. New York Time, 12 de octubre de 1997
  6. Should single guys trade their pinstripes for prison stripes? (Dan Abrams), MSNBC.com January 18, 2006 (retrieved on September 2, 2008)
  7. Parent killer Menendez marries in Calif. prison, MSNBC.com, November 23, 2003 (retrieved on September 2, 2008)
  8. a b c Life & Love Behind Bars by Bill Hewitt, People Magazine, November 07, 2005 Vol. 64 No. 19.
  9. «Convicted murderer Erik Menendez marries in prison». CNN. 16 de junio de 1999. Consultado el 19 de julio de 2008. 
  10. a b «Erik Menendez's Life Behind Bars». ABC News. 25 de octubre de 2005. Consultado el 19 de julio de 2008. 
  11. a b «Interview With Tammi Menendez». CNN. 20 de diciembre de 2005. Consultado el 17 de mayo de 2007.