Luxemburguismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El término luxemburguismo se refiere al movimiento marxista revolucionario creado por Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, conocido por el nombre de Liga Espartaquista, que se caracterizaba por su rechazo total de la guerra de 1914 y su defensa de la democracia obrera frente a la visión militarista del partido que atribuían a Lenin. La frase de Karl Marx, la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, era el punto de partida de sus ideas.

Historia[editar]

En el origen, la corriente luxemburguista constituyó el ala izquierda del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y tenía cierta influencia sobre los partidos polaco (con Leo Jogiches) y holandés (a través de Anton Pannekoek). A partir de la Primera Guerra Mundial, aparece el concepto de espartaquismo, nombre de la facción expulsada del SPD, donde militan, además de Luxemburgo y Liebknecht, Franz Mehring y Clara Zetkin entre otros, que participaron en la revolución alemana de 1918 y en la fundación, el mismo año, del Partido Comunista de Alemania (KPD). Rosa Luxemburgo escribió entonces:

La revolución proletaria no tiene ninguna necesidad de utilizar el terror para conseguir sus objetivos. Detesta y repudia el asesinato. No necesita recurrir a esos medios de lucha porque no combate a los individuos, sino a las instituciones, porque no entra en la liza con ilusiones infantiles que, decepcionadas, entrañarían una venganza sanguinaria.

¿Qué quiere la Liga Espartaquista?, 14 de diciembre de 1918

.

En enero de 1919, Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht son asesinados, y poco después Leo Jogiches y Franz Mehring. La corriente luxemburguista, diezmada por la represión de la revolución espartaquista de 1919, dejará de existir como tal.

Sin embargo, son numerosas las corrientes marxistas opuestas a la burocratización y al dirigentismo de las organizaciones sindicales y partidos tradicionales que reivindican su filiación luxemburguista. Algunas, más que de luxemburguismo, prefieren hablar de comunismo consejista o consejismo, pero todas toman de la obra de Rosa Luxemburgo la defensa de una cierta espontaneidad revolucionaria del proletariado, la defensa de la democracia obrera y la democracia interna de las organizaciones, así como un internacionalismo radical que les lleva a enfrontarse a los nacionalismos al tiempo que rechazan la aplicación general y universal del "derecho de autodeterminación nacional" según las tesis wilsoniano-leninistas. El luxemburguismo ha sido reivindicado especialmente en los años treinta en Alemania por Paul Frölich y una parte del Partido Socialdemócrata de los Trabajadores Alemanes (SAPD), y en Francia por René Lefeuvre y las Ediciones Spartacus. En España, las organizaciones ya desaparecidas Acción Comunista (1965-1977) y Organización de Izquierda Comunista (1972-1979) asumían buena parte de las tesis de Rosa Luxemburgo, en especial la relación no dirigista entre "vanguardia"- masas. Con pretensiones de imagen "izquierdista", cosmética, el PSOE dotó a algunas de sus organizaciones satelizadas con el nombre de Rosa Luxemburgo.

En la actualidad hay organizaciones que reivindican el legado de Rosa Luxemburgo y el luxemburguismo. Entre otras (p.ex.: Reforma en Serio; España) hay un reagrupamiento internacional, la Red Luxemburguista Internacional, conformado por militantes en Argentina, Brasil, Chile, España, Francia, India, Italia, Noruega, Portugal, Reino Unido y Estados Unidos.

Enlaces externos[editar]