Luttif Afif

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Luttif Afif (1937 o 1945 - 6 de septiembre de 1972), conocido como Issa (Jesus en árabe), fue el líder del grupo de las guerrillas urbanas palestinas que invadieron la villa olímpica de Múnich el 5 de septiembre de 1972 y que tomaron como rehenes a nueve miembros del equipo olímpico de Israel, después de matar a dos miembros que se resistieron. Era el jefe negociador para los palestinos, quienes eran miembros de la grupo guerrillero Septiembre Negro. Las numerosas imágenes de Afif relajándose afuera del apartamente, vestido con un traje de safari de lino blanco, un sombrero de playa del mismo color y su cara ennegrecida con betún, son algunas de las fotografías más icónicas de las Olimpíadas de Múnich.

Afif comentó a los negociadores alemanes que él había nacido en Nazaret, de un rico comerciante cristiano jordano y una mujer judía, y que su razón personal para tomar como rehenes a los israelíes era sacar a dos de sus hermanos de las prisiones israelíes. Issa fue descrito por Manfred Schreiber, jefe de policía de Múnich, como «muy fresco y determinado, claramente fanático en sus convicciones».[1]

Walther Tröger —el entonces intendente de la Villa Olímpica— tuvo la impresión de que Issa era «un hombre inteligente y razonable», a diferencia de sus compañeros, que a los ojos del oficial eran «aves de patíbulo». En una entrevista filmada para el documental Un día en septiembre, declaró que «le hubiera gustado conocerlo en otras circunstancias».[2]

Afif pasó buena parte de su tiempo en Connollystraβe 31 conversando con la delegación alemana o con la joven guardia Anneliese Graes, que le describió como «siempre educado y correcto»; cuando le pidió que no agite su granada en frente de ella, Issa se rió, y le dijo «usted no tiene nada de que temerme».

Tras tensas negociaciones, la crisis de los rehenes culminó 21 horas después con una emboscada sobre los terroristas en la base aérea de Fürstenfeldbruck, en las afueras de Múnich. Afif y cuatro de sus coterráneos murieron a manos de los francotiradores alemanes, no sin antes ametrallar a los nueve rehenes que quedaban y volar el helicóptero que contenía a cuatro de ellos.

Los cuerpos de Afif y sus cuatro compatriotas fueron trasladados a Libia, donde recibieron un funeral de héroes y fueron enterrados con honores militares.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Entrevista personal en Un día en septiembre.
  2. Entrevista personal en Un día en septiembre.