Lupe Vélez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lupe Vélez
Lupe Velez - Mexican Spitfire.jpg
Lupe Vélez en Mexican Spitfire (1940)
Nombre de nacimiento María Guadalupe Villalobos Vélez
Nacimiento Bandera de México San Luis Potosí, México
18 de julio de 1908
Fallecimiento Bandera de los Estados Unidos Beverly Hills, Estados Unidos
13 de diciembre de 1944 (36 años)
Nacionalidad Bandera de México Mexicana
Apodo(s) Mexican Spitfire
The Hot Tamale
La Dinamita Mexicana
La Chinanpina
El Torrente Mexicano
Ocupación Actriz, bailarina
Años activo/a 1927-1944
Características físicas
Estatura 1,52 m
Familia
Cónyuge Johnny Weissmüller (1933-1939)
Pareja Gary Cooper (1929-1932)
Arturo de Córdova (1938-1942)
Harald Maresch (1942-1944)
Ficha en IMDb
[editar datos en Wikidata]

María Guadalupe Villalobos Vélez, conocida artisticamente como Lupe Vélez (San Luis Potosí, 18 de julio de 1908Beverly Hills, 13 de diciembre de 1944), fue una actriz cinematográfica, bailarina y vedette mexicana.

Vélez comenzó su carrera en México como bailarina y vedette del Teatro de revista, antes de mudarse a Estados Unidos donde en 1927 logra incursionar en la industria del cine de Hollywood. A finales de la década de los 1920's, Lupe era considerada una de las grandes estrellas de la Meca del Cine. Con la llegada del cine sonoro Vélez se destacó por su participación en numerosas comedias, bajo la dirección de figuras como D.W. Griffith, Cecil B. DeMille, Victor Fleming y William Wyler, entre otros. Su caracterización de la mujer latina temperamental, explosiva, revoltosa e irreverente, aderezado con un acento latino muy remarcado, le dio una gran popularidad entre la audiencia en los Estados Unidos. También realizó dos películas en México. Entre sus filmes principales se encuentran The Wolf Song (1929), Palooka (1932), Laughing Boy (1934), Hollywood Party (1934), La Zandunga (1938) y una serie de películas creadas especialmente para ella a principios de los años 1940's tituladas Mexican Spitfire. En la época, fue conocida por sobrenombres como "Dinamita Mexicana", "La Chinampina" y "Chica Chile Picante".

Su vida personal fue turbulenta y estuvo marcada por una serie de polémicos romances. Su trágico suicidio en el año de 1944, y las circunstancias en que sucedió, se convirtieron en un escándalo mediático y dieron lugar a muchas especulaciones contribuyendo a tejer en torno a su imagen una serie de leyendas urbanas.

Junto con Dolores del Río, Katy Jurado y Salma Hayek, Lupe Vélez completa al grupo de actrices mexicanas que han conseguido éxito en Hollywood.

Vida temprana[editar]

María Guadalupe Villalobos Vélez nació el 18 de julio de 1908 en San Luis Potosí, México. Hija del General Jacobo Villalobos Reyes y de la cantante de ópera (o tiple cantante según otras versiones) Josefina Vélez. Fue la mayor de cinco hermanos: Mercedes, Josefina, Reina y Emigdio. En esa época, la familia paterna de Vélez era considerada una de las más prominentes de su ciudad.[1] Cuando Lupe tenía trece años de edad, sus padres tomaron la decisión de enviarla a estudiar en el convento de Nuestra Señora del Lago en San Antonio, Texas. Así fue como aprendió a hablar inglés. Después de su 15 cumpleaños y tras la incorporación de su padre en la Revolución Mexicana, Lupe dejó el convento y, temeraria como era, se lanzó a buscar trabajo para ayudar a su familia. Lupe se puso a trabajar en un almacén como vendedora con un sueldo de cuatro dólares a la semana.[2]

Carrera[editar]

Inicios[editar]

La familia se mudo eventualmente a la Ciudad de México. La madre de Lupe las presentó a ella y a su hermana Josefina, con la popular vedette y tiple cómica María Conesa La Gatita Blanca. Conesa les brindó la oportunidad de interpretar un shimmy titulado Oh Charley, My Boy en el intermedio de una de sus obras en el Teatro Principal.[3] Vélez intentó utilizar su apellido paterno al iniciar su carrera, pero su padre le negó utilizarlo viendo con malos ojos su profesión de artista dentro de una familia prestigiada como la suya. Debido a esto, Lupe decidió utilizar el apellido de su madre en su profesión.[4] En 1924, Aurelio Campos, un joven pianista y amigo Lupe y su hermana Josefina, recomendó a Lupe con los productores de teatro Carlos Ortega y Manuel Castro Padilla, que estaban preparando una revista de la temporada en el Teatro Regis. Le dieron su primera oportunidad en la empresa en marzo de 1925. En el mismo año, 1925, llegó de París un espectáculo titulado Bataclan, comandado por Madame Rasimi, y puesta por el empresario teatral José Campillo y en donde, por primera vez en México, aparecían bailarinas semi-desnudas. El espectáculo causó sensación en el Teatro Esperanza Iris de la Ciudad de México. Ante esto, los empresarios contraatacaron con dos parodias: Mexican Rataplan y No lo tapes, ambas protagonizadas por Vélez. Lupe Vélez se convirtió en la pionera de las "Exóticas" del Teatro de revista en México, porque además de cantar y bailar con sugerentes y provocativos movimientos de pelvis, aparecía envuelta en pedrería y plumajes, mientras cantaba canciones llenas de picardía. Después de que los empresarios del teatro se negaron a aumentarle el sueldo, Lupe se incorporó a las compañías artísticas de los teatros Lírico y Principal. Inicialmente, ella fue rechazada debido a su juventud por otras vedettes más experimentadas. Lupe, quién ya daba muestras de una personalidada explosiva, rivalizó con las populares tiples mexicanas Celia Padilla, Celia Montalván y Delia Magaña con quienes protagonizó algunos conflictos en público. Joven y más famosa que sus rivales, Lupe (quien debido a su juventud fue llamado La Niña Lupe) pronto se estableció como una de las principales estrellas de vodevil de México.[5] Entre sus admiradores se encontraban los poetas Jose Gorostiza y Renato Leduc.[6]

Comienzos en el cine[editar]

En 1925 Lupe se trasladó a Texas, donde comenzó a bailar en espectáculos de variedades y encontró trabajo como asistente de ventas. Un amigo de la familia, Frank Woodward, recomendó a Lupe con un actor famoso, Richard Bennett, un galán maduro bien conocido en los escenarios teatrales norteamericanos (padre de las actrices Constance y Joan Bennett). Él necesitaba una chica con las características de Lupe para interpretar a una cantante de cantina en la obra La Paloma. Bennett quedó impresionado con ella, y como el gobierno de EE.UU. le negó la visa, Lupe movió sus influencias y se dirigió en tren a Los Ángeles. Lamentablemente, Lupe fue reemplazada por una actriz de 54 años de edad. Lupe consiguió un trabajo como bailarina en un baile de la Policía, y entre 1925 y 1927 se convirtió en una figura muy apreciada del burlesque. En California conoció a la actriz cómica Fanny Brice, quien impulsó su carrera como bailarina y la recomendó con Florenz Ziegfeld (fundador del Ziegfeld Follies de Nueva York). Pero en ese momento, Lupe es contactada por Harry Rapf, un productor de la Metro-Goldwyn-Mayer, quién le realiza una prueba cinematográfica. Hal Roach, un productor y director de Pathé Pictures, vio por casualidad las pruebas, y de inmediato le ofreció a Lupe trabajar como extra en un pequeños cortometraje protagonizado por El Gordo y el Flaco llamado Sailors, Beware!.[7]

Lupe y Gary Cooper en The Wolf Song (1929)

Después de su actuación en este cortometraje, Lupe participa en otro corto producido por Hal Roach What Women Did forMe (1927). El primer largometraje de Velez fue El Gaucho (1927) protagonizada por Douglas Fairbanks. Se cuenta que cuando Fairbanks la llamó para una prueba, le pidió quitarse los zapatos. Lupe se ofendió y estalló en cólera. Gracias a esta rabieta, ella fue contratada para interpretar el rol femenino principal de la película La Montañesa. Al año siguiente fue nombrada una de las WAMPAS Baby Stars, las estrellas jóvenes que se consideraban más prometedoras para el estrellato. En 1929, Lupe trabaja a las órdenes de D.W. Griffith, en la cinta Lady of the Pavements, y de Victor Fleming, en Wolf Song (1929), junto a un joven Gary Cooper. Los columnistas de Hollywood la bautizaron con apodos absurdos como La Pantera Mexicana, Whoope Lupe, la señorita tamal caliente, o Miss Chile Picante, frases alusivas a la personalidad de Vélez en la pantalla.[8] En la mayoría de sus primeras películas, realizó papeles exóticos o étnicos (hispanas, nativas americanas, francesas, rusas, incluso asiáticas).


Años treinta[editar]

Vélez realizó su primera película sonora, Tiger Rose en 1929, película creada como lucimiento para la estrella canina Rin Tin Tin. Con la llegada del Cine Sonoro, Lupe realizó algunas películas de la Época pre-code como Hell Harbor (1930), dirigida por Henry King; The Storm (1930), dirigida por William Wyler; East is West (1931), con Edward G. Robinson (1930); The Squaw Man (1931), dirigida por Cecil B. DeMille, y Kongo (1931), al lado de Walter Huston. Otros trabajos notables de Lupe fueron las cintas Resurrection (1931) y Cuban Love Song (1931). Lupe también realizó las versiones en español de estas dos cintas. En 1932, Florenz Ziegfeld contrata a Lupe para trabajar con él en la obra teatral Hot- Cha!, realizada en Broadway. La acompañaron estrellas como Eleanor Powell y Buddy Rogers. El musical se presentó entre marzo y junio de ese mismo año. Por desgracia, los problemas financieros de Ziegfeld después de la Gran Depresión, se vieron reflejados en su incapacidad económica para mantener el montaje. Es la última obra en la que Ziegfeld actuó; él murió en julio de ese mismo año.[9]

Lupe Vélez con Ramón Novarro en Laughing Boy (1934).
Lupe con El Gordo y el Flaco en Hollywood Party (1934).

En 1933 Lupe regresa a Hollywood para filmar cintas como The Half Naked Truth (1933) y Hot Pepper (1933). En ese año regresa a Broadway para participar en la obra Strike Me Pink, junto al comediante Jimmy Durante, que fue presentada en el Majestic Theatre del 4 de marzo a junio 10 de 1933. En el cine Vélez encontró su nicho en las comedias, interpretando a mujeres hermosas, pero temperamentales. Su batalla con Laurel y Hardy en Hollywood Party (1934) y su mancuerna con Jimmy Durante en Palooka y Strictly Dynamite (ambas en 1934) son ejemplos delas típicas actuaciones de Vélez. Lupe también apareció en la cinta Laughing Boy (1934), junto al actor mexicano Ramón Novarro, siendo esta la primera cinta estadounidense con un reparto encabezado por actores mexicanos.


Aunque Vélez estaba en la cima de la popularidad, RKO Pictures no renovó su contrato. Lupe comenzó a tarabajr de forma freelance sin depender de un estudio. En Inglaterra filmó dos cintas: Tho Morals of Marcus y Gypsy Melody (1936). Tras regresar a Hollywood, Lupe apareció en la parte final de la comedia de Wheeler y Woolsey, High Flyers (1937), donde realiza una rutina de imitaciones de populares actrices como Simone Simon, Dolores del Río y Shirley Temple. En 1938 Lupe regresa a Broadway con el musical You Never Know, producido por Cole Porter, que fue un fracaso. Durante la corta temporada, Vélez tuvo una fuerte rivalidad con la actriz y cantante Libby Holman, quién se quejaba del mayor lucimiento de Lupe en el montaje debido a sus imitaciones de estrellas de Hollywood. La rivalidad llegó a tal punto que Lupe terminó propinando a Holman un puñetazo en la cara.[10]

Lupe fue muy popular entre los públicos de habla hispana. En 1937 regresó a México y actuó en la película La Zandunga, filme dirigido por Fernando de Fuentes con Arturo de Córdova como su co-estrella. El filme fue un rotundo éxito y de allí surgió la propuesta para que filmara otras cuatro películas más en México, proyecto que no se cristalizó.[11]

Mexican Spitfire y últimos años[editar]

Lupe Velez con Leon Errol en Mexican Spitfire (1940)

Al regresar a Hollywood en 1939, Lupe obtuvo el protagónico en una comedia de Serie-B de la RKO Pictures, The Girl from Mexico. En la cinta logró una extraordinaria mancuerna con su co-estrella, Leon Errol. Tras el éxito de la película, la RKO realizó una secuela: Mexican Spitfire, que se convirtió en una serie muy popular, filmándose un total de seis películas. Vélez perfeccionó su personaje cómico de Carmelita Lindsey, una cantante mexicana simpática y temperamental casada con un refinado caballero estadounidense. Las características del personaje incluían un inglés mal hablado (con un remarcado acento hispano), revoltosa, vulgar y con repentinos ataques de ira, que le hacían gritar improperios en español. De vez en cuando también cantó en estas películas. Vélez disfruto haciendo estas películas y se le permitió hacer muchas improvisaciones junto a Leon Errol. La serie Mexican Spitfire rejuveneció la carrera de Vélez, y en los años siguientes actuó en una serie de musicales cómicos para la RKO, Universal Pictures y Columbia Pictures. En una de sus últimas películas con la Columbia, Redhead from Manhattan, interpretó un doble papel: uno en su dialecto cómico exagerado, y el otro con su voz real, con un inglés sorprendentemente fluido y con pocas trazas de acento mexicano. La última cinta de la serie Mexican Spitfire se rodó en 1943.

En 1944 Lupe regresó a México para filmar una adaptación cinematográfica de la novela de Émile Zola, Naná (1943), que tuvo un éxito aceptable. Posteriormente, regresó a Estados Unidos para preparara otra obra teatral en Nueva York.

Personalidad[editar]

Lupe Velez en 1934

La imagen que Lupe proyectaba en la gran pantalla, no era otra cosa más que un reflejo de su propia personalidad. Vélez manipuló conscientemente su imagen. Con su proclamación: "Yo no soy salvaje. Solo soy Lupe", Vélez desarrolló una reputación pública como mujer explosiva e irreverente en Hollywood, y se identificó con roles cinematográficos de mujeres de "clase media-baja" y personajes exóticos.[12] Los periodistas de Hollywood la bautizaron con sobrenombres como Whoopee Lupe, La Pantera Mexicana o La Chinampina. Incluso llegaron a proclamarla como la Mexican IT Girl, en respuesta al éxito de la "chica flapper" de moda, Clara Bow, la llamda IT Girl.[13]

Vélez reveló: "¿A qué le atribuyo mi éxito? Creo, simplemente, que soy diferente. Yo no soy hermosa, pero tengo unos ojos preciosos y sé exactamente qué hacer con ellos. A pesar de que el público cree que soy una chica muy salvaje, yo realmente no lo soy. soy solo yo, Lupe Vélez, Lupe simple y natural. Si soy feliz, yo bailo y canto y actuó como una niña. Y si algo me irrita, yo grito y sollozo. Alguien llamó a eso "personalidad". Personalidad es nada más que estar con otras personas siendo tu mismo. Si tratara de parecerme y actuar como Norma Talmadge, la gran actriz dramática, o como Corinne Griffith, aristócrata de las películas, o como Mary Pickford, la dulce y gentil Mary, yo no sería nada más que una imitación. es por eso que solo quiero ser yo misma, Lupe Vélez".[14]

La imagen y reputación ganada por Lupe provocaron que a su alrededor se tejiera un montón de historias que ponían en evidencia su irreverente personalidad. Lupe asistía con frecuencia a arenas de box, donde solía subir al ring para alentar a viva voz a su favorito. Lupe también hacia gala de exhibicionismo, y algunos afirmaban que en ocasiones no utilizaba ropa interior sin importarle que su falda se levantara cuando bailaba frenéticamente. En ocasiones también solía ensayar sus personajes desnuda frente al espejo, sin importarle en lo más mínimo que se encontrará acompañada por otras personas.[15] Vélez también se ganó una reputación de mujer celosa en extremo, no solo en sus relaciones amorosas, sino también con aquellas que ella consideraba rivales en su oficio.

Por el contrario, revistas, periódicos y columnistas de chismes colocaron a su compatriota, la actriz mexicana Dolores del Río sobre un pedestal, ensalzando su belleza y elegancia. Ambas mujeres fueron objeto de comparación en la época en que ambas brillaron en Hollywood. Lo curioso es que estan comparaciones derivaban del hecho de que ambas eran mexicanas, aunque en sus personalidades ambas mujeres fueran diametralmente opuestas. Mientras que Dolores del Río fue refinada y educada, Vélez fue contundente: ella dijo que lo que vino a la mente, y no le importaba cómo se veía socialmente.[16] Lupe sostuvo una rivalidad con Dolores del Río, debido en gran parte a quede alguna manera resintió el éxito superior de Dolores en Hollywood. Lupe odiaba encontrarse con ella, y la llamaba "ave de mal agüero". A Dolores le aterraba encontrarse con ella en lugares públicos. Cuando esto sucedía, Lupe se mostraba mordaz y agresiva. Lupe imitaba a Dolores abiertamente, llegando a burlarse con ironía y agudeza de su refinamiento y elegancia. Pero el prestigio de Dolores era notorio, y Lupe no podía ignorar esto. Es evidente que le afectó el superior éxito de Dolores en sus mejores años en Hollywood. Pero la belleza mexicana de Lupe, aunque menos clásica, no desmerecía ante la de Dolores, siendo incluso más explosiva, más vibrante.[17] En una ocasión, en una premiere, ambas actrices coincidieron y del Río pisó accidentalmente la cola del vestido de la Vélez, dañándolo. Furiosa, Vélez se quitó uno de sus guantes y lo tiró sobre el plato de Dolores gritándole: ¡Ahora te lo tragas!.[18] Además de Dolores, Lupe también mostró aversión hacia otras actrices como Marlene Dietrich (con quién Gary Cooper tuvo una aventura mientras filmaban la cinta Marruecos), Jetta Goudal y Libby Holman. Son también notables las imitaciones (a veces en forma despectiva y burlona) que Lupe realizaba de figuras como Fanny Brice, Gloria Swanson, Katharine Hepburn y las ya mencionadas Dietrich y del Río. Sin embargo, estalló en cólera cuando en una ocasión en México, fue imitada en un escenario por la comediante mexicana Delia Magaña, su antigua rival en el Teatro de Revista.

Vida amorosa y personal[editar]

"La Chinampina Mexicana"[19] ) y su singular personalidad provocaron que su vida sentimental fuera tormentosa. Emocionalmente generosa, apasionada y llena de vida, Vélez tuvo una serie de romances muy publicitados. A Lupe le gustaban los hombres y no tenía reparo alguno en hacerlo notar. Cuando llegaba a una fiesta, nadie sabía lo que podía ocurrir. Sus primeros romances publicitados fueron con los actores Charles Chaplin, Tom Mix y Clark Gable.

Lupe conoció a Gary Cooper en el rodaje de Wolf Song (1929), y comenzó un romance con él. Cooper estaba casado en ese momento y también tenía romances con las actrices Clara Bow y Marlene Dietrich. Su relación con Gary fue totalmente apasionada y tormentosa. Sus dos años de intensa relación fueron resumidos en una frase de Marlene Dietrich: Gary estaba totalmente dominado por Lupe. Fue él quien le ayudó a pagar su nueva mansión en Beverly Hills, donde convivieron algunos meses y donde ella residió hasta su muerte. No obstante, Alice, la madre del actor, siempre se opuso a ese noviazgo, simplemente porque Lupe no le caía bien. Y Cooper era incapaz de llevarle la contraria. Un día Lupe comenzó una dura discusión con ella que concluyó con el desplante de la diva: Quédese con su niño. A mí me sobran los hombres.[20] En una ocasión, ella estuvo a punto de arrancarle una oreja a Cooper en la estación de tren de Los Angeles mientras él se preparaba para huir de ella y su rabia incontrolable. Incontenible, también fue llevada a la policía cuando una patrulla la vio practicando sexo con Cooper a bordo de su coche en un aparcamiento en esa ciudad.[16] Según varios biógrafos, Cooper fue el gran amor de su vida.[21] El tórrido romance terminó en parte por la influencia de la madre de Cooper y también de la de su compañía, la Paramount Pictures, quienes le aconsejaron limpiar su imagen alejándose de ella. Cooper apenas sobrevivió cunado Lupe se presentó en la estación de tren disparándole con una escopeta por abandonarla.

A pesar de todo, para Vélez la ruptura con Cooper fue un golpe terrible. Ella intentó olvidarle refugiándose en su carrera, cada vez más brillante, y con la ayuda de calmantes y nuevos amantes. Uno de estos últimos fue el actor John Gilbert, quién tuvo un romance con Lupe durante el breve periodo en que se separó de su esposa, la actriz Ina Claire. La columnista de espectáculos Hedda Hopper recordó un incidente de Vélez: En el momento en que le pregunté si debía o no casarse con Gilbert, ella respondió: "No me interesa. Después de todo, yo no soy una dama".[22] El ramance concluyó en 1932, y Gilbert se reconcilió con su esposa.

En 1933, mientras radicaba en Nueva York y sostenía un romance con el actor Errol Flynn, Lupe conoció al actor y clavadista olímpico Johnny Weissmuller, el famosos Tarzán del cine. Meses después, ambos se casaron en Las Vegas. Después de años de relación, la pareja enfrentó numerosos conflictos, desencuentros y ataques de celos de Lupe, que se transformaban en hematomas y arañazos que los maquillistas de Tarzán disimulaban habilmente.[23] La convivencia entre Lupe y Johnny se convirtió en la comidilla de los medios sociales. El matrimonio duró cinco años, aunque en repetidas ocasiones se separaron y se reunieron antes de divorciarse definitivamente en 1939. Tras su separación de Weissmuller, Lupe también mantuvo romances con el actor Guinn Williams, el escritor Erich Maria Remarque y los boxeadores Jack Johnson y Jack Dempsey.[24]

Lupe y su entonces marido. el actor y atleta Johnny Weissmuller en una fotografía de un periódico (1934).

Lupe regresó en 1937 a su país natal ya convertida en un mito para rodar La Zandunga junto a Arturo de Córdova, un actor que fascinaba al público femenino de su país. Lupe no fue la excepción. Lupe se enamoró de Arturo y fue correspondida, a pesar de que el actor estaba casado con la actriz mexicana Enna Arana, con quién tenía cuatro hijos. La relación entre ambos fue compleja: él quería preservar su reputación y le horrorizaba el escándalo que supondría un divorcio. Lupe no tuvo tantos reparos y firmó la separación de Weissmuller en 1939. En el fondo, Lupe era una mujer tradicional que deseaba casarse para toda la vida y tener hijos. Por eso hizo todo lo posible para que él dejara a su mujer. Hasta el punto de filtrar a la prensa su relación adúltera. Pero no salió como lo había planeado. La esposa del actor, que no había pensado en la separación, consideró humillante que su vida privada fuera aireada y se negó a conceder el divorcio jurando que nunca lo haría. Lupe fue consciente entonces de que nunca cumpliría su sueño: formar una familia con él.[25]

En 1944 Lupe Vélez visitó un set de filmación en busca de Arturo de Córdova. Allí conoció a un joven extra de origen austriaco, Harald Maresch, que intentaba iniciar una carrera como actor en Hollywood bajo el nombre de Harald Ramond. Vélez lo recomendó a algunos productores, se enamoró de él y le pidió matrimonio. Harald accedió a casarse con ella, pero solo por conveniencia. En septiembre, Vélez descubrió que estaba embarazada de cuatro meses. En diciembre de 1944, cuando se supo que Vélez se casaría Harald, Francesca Vitiner, una mujer que había sido pareja de Harald, le demandó ante los tribunales por incumplimiento de promesa. Vélez se dio cuenta que Ramond no era el joven inexperto al que había protegido y decidió dar por terminada la relación.[26]

Muerte[editar]

Lupe en una revista argentina.

Temerosa de convertirse en madre soltera y de la repercusión que hubiera tenido para su carrera, Lupe pidió ayuda a su hermana Josefina. Le propuso escapar juntas a México hasta dar a luz, para que luego fuera Josefina la que reconociera como suyo al bebé. Ella aceptó. Sin embargo, antes tenía que realizar un viaje con su marido al extranjero durante unos días. Pasaron semanas sin tener noticias suyas. En aquella época ser madre soltera era algo socialmente inaceptable que habría puesto fin a su carrera, y debido a sus raíces religiosas católicas, desechó la alternativa de un aborto. Desesperada y hastiada por el desamor y deprimida por el escándalo que se avecinaba, solo vio una salida:[27] decidió suicidarse.

El 13 de diciembre de 1944, ella desayuno con Bruce Cabot Y Errol Flynn.[28] En la noche organizó una fiesta y se reunió con sus mejores amigas, Estelle Taylor y Benita Oakie; durante la cena inventó una excusa y se retiró a su cuarto, escribió una nota de despedida para Harald Ramond e ingirió una dosis mortal de seconal, para después acostarse en su cama, rodeada de una gran cantidad de flores y velas encendidas. Incorrectamente se cree que Lupe fue encontrada ahogada en la taza del baño al día siguiente. Esto nunca sucedió. Ella fue encontrada en su cama por su secretaria Beulah Kinder, tal como lo había deseado.

En el momento de su muerte, Lupe Vélez era extremadamente popular entre el público, ejemplificado por las más de 4.000 personas que se presentaron ante su ataúd durante el funeral en Glendale, California. Más tarde, en los servicios en la Ciudad de México, miles de personas más asistieron para dar un último adiós, incluyendo actores de renombre como Cantinflas, Jorge Negrete y María Félix. Johnny Weissmuller se unió a Arturo de Córdova y al actor Gilbert Roland para cargar el féretro.[29] Los restos de Lupe fueron depositados en el Lote de los Actores de la ANDA. del Panteón Civil de Dolores de la Ciudad de México.

Lupe Vélez posee una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, en el 6927 de Hollywood Boulevard, por su contribución a la industria cinematográfica.

Teorías sobre su muerte y leyenda urbana[editar]

Son muchos los que sostienen otras versiones más sórdidas sobre el suicidio de Lupe Vélez. En una de ellas se afirma que ella esperaba un hijo de Arturo de Córdova. Como él no podía divorciarse y las raíces católicas de ambos descartaban abortar, buscaron a un hombre para casarse con ella: Ramond. Pero un día Lupe llegó por sorpresa al apartamento de Arturo y lo encontró en la cama con Ramond. Eso la volvió loca. La bisexualidad de de Córdova siempre fue un asunto tabú. De modo que más que el engaño de los dos hombres, quiso evitar tener un hijo no deseado que la ligaría a ellos para siempre.[30]

Otra versión fue proporcionada por el periodista Robert Slatzer. Esta versión se menciona a Gary Cooper como el padre del bebé de Lupe. Slatzer habló con la ex amante de Cooper, la actriz Clara Bow. Bow reveló que Cooper le llamó en completo shock, llorando y gritando que iba a matar a Ramond por dejar embarazada a Lupe. Sin embargo Bow dijo que nunca creyó que el bebé fuera engendrado por Maresch. Bow estaba convencida de que Lupe inventó esa historia para proteger a Cooper, quién estaba casado entonces con la socialite Verónica "Rocky" Balfe.[31]

En 1959 el escritor estadounidense Kenneth Anger publicó el libro Hollywood Babylon, libro polémico por supuestamente revelar de forma novelizada algunos hechos escandalosos de algunas estrellas de Hollywood. Anger fue quién contó la historia de que Lupe había sido encontrada muerta con la cabeza metida en el inodoro ahogada en su propio vómito. Anger afirmaba en su novela que la comida mexicana ingerida por Lupe antes de morir, hizo corto circuito con el Seconal. Sintiendo nauseas, Lupe corrió hacia el inodoro, resbalo y se golpeó con el escusado, rompiéndose el cuello, para ser encontrada al día siguiente con la cabeza metida en el retrete. Esta historia ha sido desmentida en muchas ocasiones. Michelle Vogel, uno de los biógrafos de Lupe afirma que es imposible que una persona que había ingerido tal cantidad de Seconal, pudiera levantarse de la cama. Lupe murió instantáneamente.[32] Por desgracia, durante muchos años muchas personas la tomaron como cierta, tejiendo una de las leyendas urbanas más famosas de Hollywood.


Filmografía[editar]

Lupe Vélez en una revista argentina (1932).

Hollywood

  • 1927 - Sailors beware (cortometraje)
  • 1927 - What Women Did for Me?
  • 1927 - The Gaucho
  • 1928 - Stand and Deliver
  • 1929 - Hollywood Snapshots #11 (cortometraje)
  • 1929 - Lady of the Pavements
  • 1929 - The Wolf Song
  • 1929 - Where East Is East
  • 1929 - Tiger
  • 1930 - The voice of Hollywood No. 1 (cortometraje)
  • 1930 - Hell Harbor
  • 1930 - The Storm
  • 1930 - East Is West
  • 1931 - The voice of Hollywood No. 13 (cortometraje)
  • 1931 - Resurrection
  • 1931 - The Squaw Man Naturich
  • 1931 - The Cuban Love Song
  • 1932 - Men in Her Life
  • 1932 - The Broken Wing
  • 1932 - Kongo
  • 1932 - The Half Naked Truth
  • 1933 - Hot Pepper
  • 1933 - Mr. Broadway
  • 1934 - Palooka
  • 1934 - Strictly Dynamite
  • 1934 - Laughing Boy
  • 1934 - Hollywood Party
  • 1935 - The Morals of Marcus
  • 1936 - Gypsy Melody
  • 1937 - High Flyers
  • 1937 - Stardust
  • 1939 - The Girl from Mexico
  • 1940 - Mexican Spitfire
  • 1940 - Mexican Spitfire Out West
  • 1941 - Six Lessons from Madame La Zonga
  • 1941 - Mexican Spitfire's Baby
  • 1941 - Honolulu Lu
  • 1941 - Playmates
  • 1942 - Mexican Spitfire at Sea
  • 1942 - Mexican Spitfire Sees a Ghost
  • 1942 - Mexican Spitfire's Elephant
  • 1943 - Ladies' Day
  • 1943 - Redhead from Manhattan
  • 1943 - Mexican Spitfire's Blessed Event

México

  • 1937 - La Zandunga
  • 1940 - Recordar es vivir (documental)
  • 1943 - Naná

En la cultura popular[editar]

  • En varias ocasiones la vida de Lupe Vélez ha intentado llevarse al cine. Poco después de la muerte de la actriz hubo dos intentos de realizar la mencionada cinta. Primero con la bailarina puertoriqueña Marquita Rivera, y luego con la rumbera cubana Amalia Aguilar.[33]
  • La película de Andy Warhol Lupe (1965), protagonizada por Edie Sedgwick interpretando a Vélez, se basa libremente en la noche de su suicidio. La película sugiere que Vélez se encontró con la cabeza en la taza del baño, debido a las náuseas causadas por la sobredosis, tal como Kenneth Anger lo sugirió en su libro.
  • En el libro "The Big Nowhere"/"El gran desierto" (1988) de James Ellroy un trabajador de la morgue habla acerca de poseer fotos de Lupe Vélez muerta para su venta.
  • La muerte de Lupe Vélez se menciona en el primer episodio de la serie Frasier (1993). Roz le cuenta la historia a Frasier (la versión de la caída y el golpe en la cabeza).
  • En el episodio de Los Simpson titulado "Homer's Phobia"/"La fobia de Homero" (1997), un nuevo amigo de la familia, John, les cuenta que»Lupe Vélez compró el retrete en el que se ahogó« en una tienda de Springfield.
  • El 2009 la vida de Lupe Vélez fue objeto de un homenaje en el mediometraje mexicano Forever Lupe dirigido por el cineasta mexicano Martín Caballero y fue presentado en el Festival Internacional de Cine Latino de Seattle. La cinta relata las relaciones amorosas de la diva mexicana con Gary Cooper, Johnny Weissmuller, Arturo de Córdova y Harald Ramond, así como su participación en las cintas mexicanas La Zandunga y Naná. La encargada de darle vida a Lupe en el filme fue la actriz mexicana Marieli Romo.
  • En 2012, el cineasta mexicano Carlos Carrera mostró de nuevo interés en plasmar la vida de Lupe en el celuloide con la actriz Ana de la Reguera en el papel estelar. Sin embargo, el proyecto fue suspendido de forma indefinida.[34]
  • Muchos han hablado acerca de un paralelismo entre las vidas de Lupe Vélez y Marilyn Monroe. En una ocasión, Monroe le dijo a un periodista que le preguntó sobre su primer encuentro con el cine.

    Mi madre trabajaba en los estudios de la RKO y a veces me llevaba con ella. Allí vi por primera vez a Lupe Vélez, una actriz mexicana que causaba furor, y cuyo aspecto físico y personalidad me fascinaron. Entonces mi sueño era ser, algún día, alguien como ella.[36]

  • En 2012 la escritora mexicana Mónica Lavín incluye un cuento titulado "The girl from Mexico" en su libro "La Casa Chica", editado por Editorial Planeta.
  • En 2015 la dramaturga mexicana Silvia Peláez incluye a Lupe Vélez en su versión teatral "Casa chica" basada en el libro de Mónica lavín "La Casa Chica".

Referencias[editar]

  1. Vogel (2012), p. 19
  2. SOMOS (1999), p. 85
  3. María Conesa "la Gatita blanca" entrevistada por Guillermo Pérez Verduzco parte 6
  4. Vogel (2012), p. 35-36
  5. La Historia Detras del Mito: Lupe Vélez part. 1/4 TV Azteca, México
  6. Myths and Recidivism: The Poets Loves Lupe Vélez
  7. SOMOS (1999), p. 85-86
  8. SOMOS (1999), p. 85-86
  9. (Cullen, Hackman, McNeilly, 2004, p. 1157)
  10. Mexican Silent Cinema: Lupe Vélez on Broadway
  11. (Jameson, Hodge Armitage, 1997, p. 484)
  12. The Scandal of Lupe Vélez
  13. Elizabeth Jameson, Writing the Range: Race, Class, and Culture in the Women's West
  14. Ramírez (1986), p. 35, 63
  15. name="jenkins">Jenkins, Henry. «"You Don't Say That In English: The Scandal of Lupe Velez». mit.edu. 
  16. a b SOMOS (1999), p. 87
  17. Moreno, Luis (2002). Rostros e Imegenes. Editorial Celuloide. p. 138. ISBN 978-970-933-89-04. 
  18. La Historia Detras del Mito: Lupe Vélez part 2/3 TV Azteca Mexico
  19. Chinampina: serpentina de papel con pequeñas ampollas de pólvora que por percusión hacen breves estallidos en las pistolas de juguete [1]
  20. MujerHoy: Lupe Vélez. ¿como murió la primera estrella latina?
  21. Lupe Velez wanted to die beautiful
  22. Carolyn Roos Olsen & Marylin Hudson, Hollywood's Man Who Worried for the Stars: The Story of Bö Roos
  23. MujerHoy: Lupe Vélez. ¿como murió la primera estrella latina?
  24. Sochen, June (1999). From Mae to Madonna: Women Entertainers in Twentieth-Century America. University Press of Kentucky. p. 128. ISBN 0-8131-2112-4. 
  25. MujerHoy: Lupe Vélez. ¿como murió la primera estrella latina?
  26. La Historia Detras del Mito: Lupe Vélez part 4/4 TV Azteca, México
  27. MujerHoy: Lupe Vélez. ¿como murió la primera estrella latina?
  28. Vogel (2012), p. 158
  29. Agrasánchez Jr. (2001), p. 26
  30. MujerHoy: Lupe Vélez. ¿como murió la primera estrella latina?
  31. Vogel (2012), p. 160-161
  32. (Vogel, 2012, pp. 153-153)
  33. (Muñoz Castillo, 1993, p. 126)
  34. «Apasiona a Ana de la Reguera encarnar a Lupe Vélez» (en spanish). informador.com.mx. May 23, 2012. 
  35. Smith, Liz (July 29, 2014). «Liz Smith: Producer Wendy Finerman preps 'Drumline 2' in Atlanta». bostonherald.com. Consultado el April 16, 2015. 
  36. Loaeza (2011), p. 149

Bibliografía[editar]

  • Ramírez, Gabriel (1986). Lupe Vélez: La Mexicana que escupía fuego. Cineteca Nacional.
  • Floyd, Conner (1993). Lupe Vélez and Her Lovers. Barricade Books. ISBN 978-0-942637-96-0.
  • Corona, Moises (1996). Lupe Velez, a medio siglo de ausencia. EDAMEX. ISBN 968-409-872-3.
  • E. Fey, Ingrid., Racine, Karen (2000). Strange Pilgrimages: Exile, Travel, and National Identity in Latin America, 1800-1990s: "So Far from God, So Close to Hollywood: Dolores del Río and Lupe Vélez in Hollywood, 1925-1944,". Wilmington, Delaware, Scholarly Resources. ISBN 0-8420-2694-0.
  • Agrasánchez Jr., Rogelio (2001). Bellezas del cine mexicano/Beauties of Mexican Cinema. Archivo Fílmico Agrasánchez. ISBN 968-5077-11-8.
  • Moreno., Luis (2002). Rostros e Imágenes. Editorial Celuloide. ISBN 978-970-93389-0-4.
  • Loaeza, Guadalupe (2011). La puerta falsa: de suicidios, suicidas y otras despedidas... Editorial Océano. ISBN 978-970-93389-0-4
  • Vogel, Michelle (2012). Lupe Velez: The Life and Career of Hollywood's Mexican Spitfire. McFarland. ISBN 978-0-7864-6139-4.

Enlaces externos[editar]