Lukijan Mušicki

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lukijan Mušicki

Lukijan Mušicki, en serbio cirílico Лукијан Мушицки (Temerin, Vojvodina, Serbia, 27 de enero de 1777 - Plaški, Croacia, 15 de marzo de 1837) fue un lingüista, filósofo y escritor serbio, obispo de la eparquía de Gornji Karlovac.

Biografía[editar]

Hizo estudios elementales en su ciudad natal de Temerin y luego en los liceos de Novi Sad y Szeged (Hungría). Después estudió Derecho y Filosofía en Pest, a pesar de que se inclinaba más bien por la poesía y la estética. Leyó entonces a Edmund Burke, Johann Ludwig Schedius (1787–1847), György Alajos Szerdahelyi (1740-1808) y a los poetas alemanes Karl Wilhelm Ramler y Friedrich Gottlieb Klopstock, que lo impresionaron fuertemente. Al concluir se dedicó a las letras y en 1800 publicó diversos poemas en revistas y periódicos de Serbia. Junto a Georgije Magarašević y Pavel Jozef Šafárik redactó la revista Serpski Letopis. Y aunque sus poemas suscitaron algunas críticas negativas por parte de la jerarquía eclesiástica serbia, le aseguraron la aprobación y la amistad del lingüista Vuk Karadzic. Con ese estímulo se dedicó desde entonces en adelante a la producción y la crítica literarias.

Poco tiempo después se convirtió en uno de los secretarios del metropolitano Stefan Stratimirović en Sremski Karlovci, donde fue sometido a una rigurosa supervisión eclesiástica, pues era sospechoso de traducir en sus ratos libres a antiguos poetas latinos y griegos: Horacio, Virgilio, Ovidio y Luciano de Samosata; es más, averiguaron escandalizados que se sabía el Arte poética de Horacio de memoria. Por eso sus jefes frustraron sus intenciones de iniciar una carrera académica durante un tiempo. En 1802, tras hacer los votos monásticos y adoptar el nuevo nombre religioso de "Lukijan", se le permitió establecerse como privatdozent y dio una conferencia en el Seminario Teológico de Karlovci. Musicki escribió extensamente sobre temas estéticos y sobre poesía, que también compuso en los cánones del Neoclasicismo, y como crítico tuvo una influencia considerable fuera de la comunidad monástica. No fue hasta 1812, sin embargo, que pudo obtener el rango de archimandrita del Monasterio de Šišatovac. En 1828, cuando ya contaba 51 años, fue finalmente elevado al cargo de obispo de la diócesis de Sremski Karlovci, donde pasó el resto de su vida. Murió allí el 15 de marzo de 1837 a la edad de sesenta años.

Como lingüista hablaba perfectamente griego antiguo y latín, francés, alemán, ruso (entre otras lenguas eslavas), griego moderno e italiano, y también conocía el inglés. Anadió la letra «ђ» al alfabeto cirílico serbio. Se le recuerda principalmente por su poesía clásica y sus muchas traducciones del poeta latino Horacio. La mayor parte de su prosa, si no en la forma sí en su sustancia, es la propia de un periodista literario. Sus poesías, sin embargo, alcanzaron un alto rango en el contexto de la literatura serbia del siglo XVIII dentro de un cierto clasicismo. Como poeta fue poco original: hay en sus obras muchas reminiscencias; de Dositej y de Vezilić en sus canciones patrióticas; de Carlo Goldoni en sus poemas líricos. Escribió a toda prisa para satisfacer los cánones artísticos de su tiempo, pero a pesar de sus defectos también tuvo el mérito de ser un pionero de la literatura en lengua serbia. Sus poemas y escritos recogidos aparecieron por primera vez póstumas bajo el título Lukijana Mušickog stihodvorenia ("Las obras de Lukijan Musicki") en dos volúmenes impresos en Budapest en 1838 y 1840, y otros dos volúmenes fueron publicados en Novi Sad en 1844 y 1847.[1]

Referencias[editar]