Lugares colombinos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lugares colombinos
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
MapatoograficoHuelvasiglo18.jpg
Declaración 2 de marzo de 1967
Figura de protección Conjunto histórico artístico
Código RI-53-0000083[1]
Ubicación Provincia de Huelva
[editar datos en Wikidata]

Los Lugares colombinos es una ruta, declarada conjunto histórico artístico[2] de la provincia de Huelva, en torno a aquellos lugares andaluces que tuvieron una especial relevancia en la preparación y la realización del primer viaje de Cristóbal Colón, que dio como resultado el descubrimiento de América. En la actualidad, la Junta de Andalucía, prepara la declaración de "Sitio histórico" de los Lugares Colombinos.[3] También se ha iniciado el proceso para la declaración como Patrimonio de la Humanidad.

En concreto, son dos localidades de la provincia de Huelva: una es Palos de la Frontera (dentro de su término municipal se encuentra además el monasterio de La Rábida), y la otra localidad es Moguer. Esos lugares fueron frecuentados en múltiples ocasiones por el almirante, en ellos recibió ayuda y colaboración para el proyecto que pretendía realizar, los franciscanos del Monasterio de la Rábida, los hermanos Pinzón de Palos de la Frontera, los hermanos Niño de Moguer y otras prestigiosas familias marineras de la zona tuvieron una destacada participación en la empresa descubridora.

La zona, después del descubrimiento de América sufrió un fuerte retroceso, especialmente Palos, debido entre otras cosas a la emigración hacía las nuevas tierras descubiertas. El olvido de los hechos protagonizados por estos lugares fue, en parte, corregido gracias a Washington Irving, que gracias a su viaje por estas tierras, su diario y escritos sobre los días que vivió en la zona, hicieron que se despertara el interés de historiadores y de otros estudiosos por los lugares protagonistas del primer viaje de Colón.

Los Lugares colombinos mantienen fuertes vínculos de unión con el mundo iberoamericano y son el principal referente histórico y cultural de la provincia de Huelva.

Expositivo del Decreto[editar]

En la margen izquierda del río Tinto, cerca de su desembocadura, se encuentra una zona de terreno realmente privilegiado. La naturaleza, la historia y el arte, por designio de la Providencia, se han mostrado pródigas en favorecerla. El paisaje es de una singular belleza, de extensos pinares, abiertos a la intensa luminosidad del mediodía.

La historia adquirió resonancia universal en este bello rincón andaluz. En él se encuentran enclavados los pueblos de Moguer, y Palos de la Frontera y el Monasterio de la Rábida; cuyos solos nombres bastan para evocar una de las mayores gestas históricas: el Descubrimiento de América. El arte también dejó su impronta en estos lugares.

En Moguer, con su convento de Santa Clara de estilo gótico-mudéjar y la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Granada, con su torre árabe conocida por la «Giralda Chica», y su Casa Consistorial de estilo neoclásico.

En Palos, con su Iglesia de San Jorge, y el Monasterio de la Rábida, que fue en su origen templo romano y luego mezquita árabe hasta convertirse en templo cristiano, que en su forma actual conserva como parte más antigua su iglesia gótico-mudéjár, probablemente del siglo XIV.

Historia y arte alcanzan en estos lugares una maravillosa conjunción, y así, según la tradición en la iglesia de Santa Clara de Moguer oró Cristóbal Colón antes de su salida a las Indias; en la de San Jorge, de Palos, leyó el Comisario la pragmática por la que la Reina Católica autorizaba el reclutamiento de gente para el viaje, y la Rábida, en fin, fue para el descubridor, a la par que refugio, centro de estudios y enseñanza.

Pero tanto el arte como la historia ha tenido en este lugar un constante fluir que se manifiesta en los tiempos modernos bajo la personalidad de un poeta, también universal, Juan Ramón Jiménez, que en los pinares de Moguer, en las calles luminosas del pueblo, en sus antiguas mansiones, en la naturaleza esplendorosa que le rodeaba, encontró inspiración para una de las más hermosas obras del habla española: «Platero y yo».

Todo lo expuesto entraña suficientes razones para que estos lugares sean colocados bajo la protección del Estado, mediante la oportuna declaración monumental. En su consecuencia, y a propuesta del Ministro de Educación y Ciencia, y previa declaración del Consejo de Ministro en su reunión del día veinticuatro de febrero de mil novecientos sesenta y siete.

Palos de la Frontera[editar]

Palos[editar]

En Palos de la Frontera (Cuna del Descubrimiento de América) se encuentra la iglesia de San Jorge Mártir (siglo XV), donde se leyó la real provisión instando a la entrega de dos carabelas aprovisionadas a Colón.[4] Fue declarada Monumento Nacional en 1931.

Cerca de esta Iglesia se encuentra el Puerto de Palos de la Frontera, puerto fluvial del que partió la expedición descubridora, constituido por 7 hornos (dos de cerámica, uno de alimentos, uno de cal y un gran horno de ladrillos y teja), una alota, los astilleros y la fuente la Fontanilla. Desde la Puerta de los Novios de la Iglesia de San Jorge se accedía al histórico muelle del que partió la expedición descubridora de América, junto al cual se encontraba la Fontanilla, que era la fuente pública de Palos, construida sobre un antiguo brocal de época romana y protegida por un templete o tetrapylum, construido con ladrillos en el siglo XIII[5] al estilo mudéjar, donde, según afirma la tradición, se abastecieron de agua las naves Santa María, la Niña y la Pinta.

De esta localidad eran también los hermanos Pinzón (Martín Alonso Pinzón, Vicente Yañez Pinzón y Francisco Martín Pinzón), co-descubridores de América. Martín Alonso, el mayor de los hermanos, fue determinante para la empresa descubridora, ya que gracias a su prestigio como armador y experto marino se consiguió animar a la marinería de toda la comarca, además contribuyó notoriamente en la empresa aportando la tercera parte de los gastos en metálico y desechando las primeras naves embargadas por Colón contratando otras más adecuadas.[6] Se puede visitar la casa-museo de dichos hermanos en esta localidad, de la cual se conserva su fachada del siglo XV, y parte de su solería original.

También se puede pasear por las orillas del río Tinto en el entorno del muelle de la Calzadilla, de donde partió el Raid aéreo Plus Ultra, lugar muy cercano a donde se encontraba el histórico puerto de Palos (hoy día desaparecido por la pérdida de caudal del río y la colmatación sufrida a lo largo de los años), cerca se encuentra un antiguo camino rural que llega hasta el paraje de la Rábida.

La Rábida[editar]

A escasos 3 kilómetros del casco urbano, cerca de la desembocadura del río Tinto, se erige el cenobio franciscano de Santa María de La Rábida (siglos XIV - XV), donde en 1485 llegó por primera vez Cristóbal Colón con su hijo Diego, cansado y desanimado después de su fracaso con Juan II en la corte portuguesa.

En este pequeño monasterio encontró hospitalidad, ayuda y apoyo, especialmente por parte de dos frailes fray Juan Pérez, guardián del Convento, que había servido la corte castellana como contador y confesor y fray Antonio de Marchena, custodio y astrólogo famoso, consejero también de la corte de Castilla. Ambos religiosos le apoyaron ante la Corte y le ayudaron a conseguir las naves y tripulaciones que necesitaba. Dicho convento fue lugar de refugio y de desarrollo de la idea colombina, ya que sus religiosos eran grandes conocedores de las ciencias de aquella época.[7] [8]

Destacan por su interés artístico la iglesia gótico-mudéjar, así como las estancias decoradas con frescos de Daniel Vázquez Díaz, el claustro y el museo, donde se conservan numerosos objetos conmemorativas del Descubrimiento de América.[9] Y, sobre todo, la titular del monasterio, la Virgen de los Milagros - Santa María de La Rábida, conocida por ambos nombres indistintamente; data del siglo XIV y es una bella muestra de gótico manierista y elegante, que imprime a la figura una singular curvatura, de forma que cambia de aspecto por poco que se varíe la perspectiva. Ante esta misma imagen rezaron Cristóbal Colón y el resto de la marinería descubridora la noche antes de la partida. Fue coronada por Juan Pablo II el 14 de junio de 1993.[10] [11] Es la única imagen de la Virgen María coronada por el papa polaco en España.

El Monasterio fue declarado Monumento Nacional en 1856.[12] Mereció además la declaración de Primer Monumento histórico de los pueblos Hispánicos.[13] El 28 de febrero de 1992 le fue otorgada la por parte de la Junta de Andalucía la "Medalla de Oro de Andalucía".[14] Así mismo en la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Presidentes de Gobierno en su declaración de La Habana, se reconoció a La Rábida como lugar de encuentro de la Comunidad Iberoamericana de Naciones.[15]

En el entorno de La Rábida se encuentra situado el Muelle de las Carabelas, instalación museística que alberga las reproducciones de la nao Santa María y las carabelas Pinta y Niña.

Moguer[editar]

En Moguer, Cristóbal Colón visitó en repetidas ocasiones el Monasterio de Santa Clara (siglo XIV), cuya abadesa, Inés Enríquez, tía de Fernando el Católico, apoyó el viaje descubridor ante la Corte. Destacan dentro de este Monasterio el claustro de las Madres, cuya planta baja, del siglo XIV y con reminiscencias almohades, forma el claustro conventual más antiguo de Andalucía; la enfermería, edificio renacentista del siglo XVI de dos plantas con columnas genovesas; y la propia iglesia del cenobio, de tres naves y ábside poligonal. El altar mayor está cubierto con el retablo tallado en 1642 por Jerónimo Velázquez, y en el coro se puede apreciar la única sillería nazarí que se conserva en España (siglo XIV).[16] Junto a él se sitúa el Monumento a Colón.

Réplica de la carabela "Niña" en el Muelle de las Carabelas. Esta carabela era propiedad de los Hermanos Niño.

Colón también encontró apoyo en el clérigo Martín Sánchez y el hacendado Juan Rodríguez Cabezudo a quien confió la custodia de su hijo Diego, pero sobro todos, en los Hermanos Niño, que tuvieron una destacada participación en los preparativos y desarrollo del viaje decubridor. Una vez superadas las primeras reticencias al proyecto de Colón, se convirtieron en férreos defensores del viaje, y pusieron todo su empeño en llevar a cabo la empresa Colombina. Convencieron a su marineria, para que se alistaran en el viaje. También aportaron, a su costa, la carabela La Niña, propiedad de Juan Niño, siendo los responsables de los preparativos de su carabela, que se realizaron en julio de 1492, en el Puerto de Moguer.[17]

En los astilleros del Puerto de Moguer se construyó la carabela La Niña hacia 1488, y en cumplimiento de una de las provisiones que llevaba Colón, concedidas por los Reyes Católicos, que obligaba a las villas de las costas andaluzas,[18] y por medio de una comisión dirigida a la villa de Moguer para que cumplieran dicha provisión,[19] se embargó dos barcos en presencia del escribano moguereño Alonso Pardo, embarcaciones que más tarde fueron desechadas.

Tras regresar del viaje Descubridor, Cristóbal Colón pasó, junto a la tripulación de La Niña, la primera noche de vigilia, en la iglesia de Santa Clara, cumpliendo la promesa o Voto Colombino realizado en alta mar, cuando una tempestad estuvo a punto de hacer zozobrar la carabela La Niña, capitana en el viaje de regreso por el naufragio en América de la Santa María. Este Monasterio, fue declarado Monumento Nacional en 1931, y es junto al Convento de San Francisco, y el Puerto de Moguer los elementos Colombinos más destacados de Moguer.

Hoy, Moguer, también es conocido por ser la cuna del Premio Nobel Juan Ramón Jiménez, autor de Platero y yo. Se puede visitar su Casa Museo (siglo XVIII), la casa natal (siglo XIX) y la finca de Fuentepiña (siglo XIX).[20]

Motivación histórica de la declaración[editar]

Los Reyes Católicos, particularmente la reina Isabel I de Castilla, decidieron ayudar a Cristóbal Colón en su proyecto de llegar a Asia por el oeste, atravesando la mar océana. El 17 de abril de 1492, Colón firmó con los reyes las Capitulaciones de Santa Fe, documentos por los cuales se autorizó, sin financiar, la expedición de Cristóbal Colón a las Indias por el mar hacia occidente. Además se le concedieron a Colón una serie de prebendas y títulos, entre ellos: Almirante, Gobernador, Virrey y el 10% de las riquezas. También se firmaron varias provisiones y cédulas para que ayudasen a Colón en aquellas villas y puertos de mar a las que se dirigía.

Iglesia de San Jorge Mártir de Palos de la Frontera.

Una provisión fue dirigida a la villa de Palos de la Frontera por una sanción impuesta a algunos de los vecinos de esta villa. El 23 de mayo de 1492, a las puertas de la Iglesia de San Jorge de Palos de la Frontera, en presencia de Cristóbal Colón, fray Juan Pérez y las autoridades locales, se dio lectura a la Real Provisión, firmada por los Reyes Católicos, en la que se ordenaba a ciertos vecinos de la villa palerma poner a disposición de Colón dos carabelas totalmente armadas y aparejadas.

Real Provisión de los Reyes Católicos
DIRIGIDA A CIERTOS VECINOS DE PALOS PARA QUE ENTREGUEN A CRISTÓBAL COLÓN DOS CARABELAS
Granada, 30 de Abril de 1492.
Vien sabedes como por algunas cosas fechas e cometidas por vosotros en desserbicio nuestro, por los del nuestro Consejo fuistes condenados a que fuésedes obligados a nos servir dos meses con dos carabelas armadas a vuestras propias costas e espensas cada e quando e doquier que por nos vos fuese mandado so ciertas penas, segund que todo más largamente en la dicha sentencia que contra vosotros fue dada se contiene. E agora, por quanto nos avemos mandado a Christoval Colón que vaya con tres carabelas de armada, como nuestro capitán de las dichas tres carabelas, para ciertas partes de la mar océana sobre algunas cosas que cunplen a nuestro servicio e nos queremos que llebe consigo las dichas dos carabelas con que asy nos aveis de servir...

Archivo General de Indias. Signatura: PATRONATO, 295, N.3.[4]

Los vecinos a los que es referida dicha provisión contestarían:

... que estaban presto de la cumplir en todo y por todo segund sus Altezas lo mandan...

Parte trasera de la Real Provisión.[4]

pero la marinería de la zona, que no era obligada por la real provisión, no estaba dispuesta a formar parte de la expedición con un desconocido, como lo era Colón para aquellos hombres. Independientemente de la mayor o menor credibilidad de las ideas colombinas, los hombres de Palos nunca secundarían al genovés a no ser que le acompañara algún navegante respetado en la villa. Con la oposición de los vecinos y de los marineros, Colón recurrió a una de las provisiones expedidas por los monarcas en la que se le concedió permiso para reclutar marineros entre los encarcelados, aunque finalmente esto no fue necesario.

Puerto de Moguer y Astilleros de La Niña.

Otra real provisión concedida a Colón, por los Reyes Católicos, obligaba a las villas de las costas andaluzas,[21] y por medio de una comisión posterior dirigida a la villa de Moguer, a ceder dos barcos a la empresa descubridora.[22] Colón ejecutó esta Real provisión en el Puerto de Moguer, embargando dos barcos en presencia del escribano Alonso Pardo, embarcaciones que más tarde fueron desechadas.[17]

Real Provisión de los Reyes Católicos
Dirigida a los vecinos de Moguer, a través del contino Juan de Peñalosa, para que entreguen a Cristóbal Colón dos carabelas
...las cibdades e villas e logares de la costa de la mar de Andalucía como de todos los nros. reynos e Señorios (...) Sabedes que nos habemos mandado a Christobal Colon que con tres carabelas vaya a ciertas partes de la mar oceana como nro. capitan (...) por ende nos vos mandamos a todos e a cada uno de vos en vros. logares e jurisdicciones que cada quel dicho Christobal Colon hobiere menester....

Granada, 30 de abril de 1492.
Archivo General de Indias. Signatura: PATRONATO, 295, N.4.

En estas circunstancias, y gracias a la ayuda de los franciscanos del monasterio de La Rábida y a Pero Vázquez de la Frontera, viejo y respetado marino de la zona, Colón conoció a Martín Alonso Pinzón,[23] rico armador y líder natural de la zona gracias a sus muchas navegaciones tanto por el Océano Atlántico como por el Mar Mediterráneo, y por los que había amasado fortuna y fama. Además de los ánimos y la influencia de estas amistades, al mayor de los hermanos Pinzón le habría convencido también la propuesta que, según el testimonio de Alonso Gallego en los Pleitos colombinos, Colón le hizo a Martín Alonso:

Señor Martín Alonso Pinçón, vamos a este viage que, si salimos con él y Dios nos descubre tierras, yo os prometo por la Corona Real de partir con vos como un hermano.

Primer viaje.

Sea como fuere Martín Alonso desde aquel momento comenzó una enérgica campaña en favor de la empresa. Aportó de su hacienda personal medio millón de maravedís, la tercera parte de los gastos en metálico de la empresa.[24] [25] y convence a sus hermanos, Francisco y Vicente, y a los Hermanos Niño, destacada familia marinera de Moguer, y con los cuales se consigue animar y enrolar a toda la marinería necesaria para la empresa, hombres de Palos, del vecino Moguer, de Huelva, del resto de la comarca[26] [27] e incluso de fuera de Andalucía. Marinería que ahora sí se arriesgaba a aquella navegación, ya que el hecho de que Martín Alonso Pinzón, con sus hermanos y los Hermanos Niño, estuvieran a la cabeza de dicha armada, era una garantía para los hombres de la zona del Tinto-Odiel.[28] [29]

Ultimados los preparativos la expedición partió del Puerto de Palos, el 3 de agosto de 1492. La escuadra colombina estaba formada por las carabelas Pinta, Niña y la nao Santa María. La Pinta fue costeadas por el concejo de Palos, en cumplimiento de la citada real provisión y La Niña fue aportada por los Hermanos Niño.[30] [17] La tripulación estaba formada por unos 90 hombres aproximadamente, siendo la gran mayoría de los pueblos colombinos de Moguer y Palos de la Frontera.[31]

La Niña La Pinta La Santa María

1.- Vicente Yáñez Pinzón, capitán, (Palos)
2.- Juan Niño, propietario y maestre, (Moguer)
3.- Sancho Ruiz de Gama, piloto, (Santoña)
4.- Bartolomé Roldán, aprendiz de piloto, (Moguer)
5.- Bartolomé García, contramaestre, (Moguer)
6.- Maestre Alonso, físico (Moguer)
7.- Alonso de Morales, carpintero, (Moguer)
8.- Francisco Niño, marino, (Moguer)
9.- Juan Arraes, marino, (Moguer)
10.- Andrés de Huelva, grumete, (Huelva)
11.- Diego Lorenzo, despensero, (Huelva)
12.- Fernando de Triana, grumete (Sevilla)
13.- García Alonso, grumete, (Palos)
14.- Juan Arias, grumete, (Tavira)
15.- Juan Romero, marino,
16.- Miguel de Soria, sirviente, (Lepe)
17.- Pedro Arraes, marino, (Moguer)
18.- Pedro Sánchez, marinero, (Montilla)
19.- Rodrigo Monge, marino, (Palos)

1.- Martín Alonso Pinzón, capitán, (Palos)
2.- Francisco Martín Pinzón, patrón, (Palos)
3.- Cristóbal García Xarmiento, piloto, (Palos)
4.- Cristóbal Quintero, copropietario, (Palos)
5.- Francisco García Vallejo, (Moguer)
6.- García Hernández, administrador, (Huelva)
7.- Gómez Rascón, copropietario, (Palos)
8.- Juan Bermúdez, (Palos)
9.- Juan Quintero, contramaestre, (Palos).
10.- Juan Rodríguez Bermejo (Rodrigo de Triana), (Molinos-Sevilla)
11.- Pedro de Arcos, grumete, (Palos)
12.- Alonso de Palos, grumete, (Palos)
13.- Álvaro Pérez, marino, (Huelva)
14.- Antón Calabrés, marino, (Calabria)
16.- Diego Martín Pinzón, marino, (Palos)
17.- Fernando Méndez
18.- Francisco Méndez
19.- Gil Pérez, marino, (Huelva)
20.- Juan Quadrado, grumete, (Algorta)
21.- Juan Reynal, marino, (Moguer)
22.- Juan Verde de Triana, marinero, (Moguer)
23.- Juan Vecano, marino, (Palos)
24.- Maestre Diego, cirujano
25.- Pedro Tegero, marino, (Moguer)
26.- Sancho de Rama, marinero, (Palos)

1.- Cristóbal Colón, capitán general, (Génova)
2.- Juan de la Cosa, propietario y patrón, (Santoña)
3.- Pedro Alonso Niño, piloto mayor, (Moguer)
4.- Diego de Arana, contramaestre, (Córdoba)
5.- Pedro Gutiérrez, administrador real y repostero, (Lepe)
6.- Rodrigo de Escobedo, notario, (Segovia)
7.- Rodrigo Sánchez, veedor, (Ronda)
8.- Diego de Salcedo, sirviente de Colón, (Fuensaldaña)
9.- Luis de Torres, Intérprete (judío converso), (Moguer)
10.- Rodrigo de Jerez, marino, (Ayamonte)
11.- Alonso Chocero, grumete, (Palos)
12.- Alonso Clavijo, marino , (Moguer)
13.- Andrés de Yebenes, grumete, (Huelva)
14.- Antonio de Cuéllar, carpintero, (Cuéllar)
15.- Bartolomé Vives, marino , (Moguer)
16.- Bartolomé de Torres, marino, (Palos)
17.- Bartolomé García, contramaestre, (Moguer)
18.- Chachu, contramaestre, (Lequeitio)
19.-Cristóbal Caro, orfebre, (Sta. María de Anchitúa)
20.- Diego Bermúdez, grumete , (Palos)
21.- Diego Pérez, marino y pintor, (Murcia)
22.- Domingo de Lequeitio, tonelero, (Lequeitio)
23.- Domingo Vizcaíno, tonelero, (Lequeitio)
24.- Gonzalo Franco, marino, (Sevilla)
25.- Jacomel Rico, marino, (Génova)
26.- Juan de Jerez, marino, (Moguer)
27.- Juan Martines de Acoque, marino, (Deva)
28.- Juan de Medina, sastre y marino, (Palos)
29.- Juan de Moguer, marino, (Moguer)
30.- Juan Sánchez, médico, (Córdoba)
31.- Maestre Juan
32.- Marín de Urtubia, grumete, (Sta. María de Anchitúa)

Washington Irving, redescubridor de los Lugares colombinos[editar]

Entre la amplia bibliografía de Washington Irving, los títulos A visit to Palos, The life and voyages of Cristopher Columbus y las notas de su diario de los días 12, 13 y 14 de mayo de 1828 de la visita a los Lugares colombinos, fueron determinantes en la difusión y recuperación histórica de dichos lugares. Gracias a estas obras Palos de la Frontera, La Rábida, Moguer, los hermanos Pinzón, Fray Juan Pérez, etc.; fueron conocidos mundialmente como protagonistas del Descubrimiento de América.

Son especialmente valiosas las notas recogidas en su diario, de lo acontecido en su visita a Palos, La Rábida, y Moguer; en las que describe la realidad de los lugares colombinos del año 1828. También relata los contactos mantenidos con los descendientes de los hermanos Pinzón de la época.

La Diputación Provincial de Huelva, con motivo de la celebración anual del Descubrimiento de América, el 12 de octubre de 2001, hizo un reconocimiento oficial de la labor difusora y de rescate de la memoria histórica de los lugares colombinos realizada por Washington Irving en todo el mundo.[32]

Declaración de los "Lugares Colombinos" Patrimonio de la Humanidad[editar]

La iniciativa parte, a primeros del año 2010, de la Asociación de Estudios Iberoamericanos y Colombinos "Rábida". Esta recabó el apoyo de los distintos agentes sociales (sindicatos, empresarios, asociaciones vecinales, grupos políticos, etc) para su adhesión al manifiesto, para que La Rábida y los lugares colombinos de Huelva sean declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También puso en marcha una campaña de recogida de firmas para apoyar la candidatura, así como una iniciativa web para recabar apoyos en la red.

El 24 de febrero de 2011 el Senado apoyaba, con el voto unánime de todos los grupos políticos, la petición de Patrimonio de la Humanidad para los Lugares del Descubrimiento, la creación de una Sede Cultural de las Cumbres Iberoamericanas en la provincia de Huelva y la celebración de encuentros de Jefes de Estado, y de Presidentes de Gobierno de la Unión Europea y de Iberoamérica.

El 13 de octubre de 2011 se reúnen el Alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, el primer mandatario palermo, Carmelo Romero, y la presidenta de la Diputación de Huelva, Petronila Guerrero, para aunar esfuerzos y liderar de manera conjunta la candidatura para que La Rábida y Los Lugares Colombinos sean declarados Patrimonio de la Humanidad. El objetivo es conseguir que los dos ayuntamientos, vinculados de manera directa a la gran gesta americana, asuman el protagonismo que les corresponde en la promoción de la candidatura presentada por la administración provincial, una candidatura preparada en colaboración con la Universidad de Huelva y la Universidad Internacional de Andalucía, quienes se han encargado de elaborar y argumentar con rigor científico la solicitud. El expediente de solicitud presentado, se entregará a la Junta de Andalucía, que es quien debe seguir la tramitación del procedimiento.

El 16 de noviembre de 2011, los ediles colombinos entregan al consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, la documentación elaborada, para impulsar la candidatura de La Rábida y los Lugares Colombinos a la Declaración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, de forma paralela la Diputación de Huelva encargó a la Universidad de Huelva y a la Universidad Internacional de Andalucía la elaboración del documento técnico que avale la propuesta.

El 3 de marzo de 2013 la comisión de expertos de las universidades entregó el documento técnico.[33] A partir de este momento el proceso de solicitud, de declaración de Patrimonio de la Humanidad para los Lugares Colombinos, pasa a ser liderado por la Consejería de Cultura, que solicitará también la implicación del Ministerio de Asuntos Exteriores para comenzar a recabar apoyos internacionales que avalen, argumenten y agilicen la petición. Una vez concluida la elaboración del expediente, éste será remitido al Consejo Español de Patrimonio Histórico, entidad que deberá elevar finalmente la solicitud formal de declaración a la UNESCO.

Accesos[editar]

Al principio los accesos se caracterizaban por ser a través de la ría de Huelva por medio de pequeñas embarcaciones, o a través de la antigua carretera Huelva-Sevilla (actual A-472) a su paso por San Juan del Puerto. Una vez que en la década de los 70 llegan las industrias a la zona, se construye el puente sobre la ría de Huelva, que une a la capital tanto con las playas de Mazagón como con los "Lugares colombinos".

Los accesos por tanto hacia la zona son por las siguientes vías:

  • Desde Huelva capital: a través de la H-30, la N-442 y H-624 hacia La Rábida (10 km) y Palos de la Frontera (13 km) y a través de la H-30, A-49 (dirección Sevilla) y A-494 hacia Moguer (20 km).
  • Desde la provincia de Sevilla: a través de la A-49 (dirección Huelva) y la A-494 hacia Moguer (86 km), Palos de la Frontera (93 km) y La Rábida (96 km).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Ministerio de Cultura, Patrimonio Histórico
  2. BOE nº 69 de 22/03/1967. «Decreto 553/1967, de 2 de marzo, por el que se declara conjunto histórico artístico el sector denominado «Lugares Colombinos» en la provincia de Huelva». Consultado el 22 de noviembre de 2011. 
  3. HuelvaInformacion.es. «Declaración de Sitio Historico de los Lugares Colombinos por la Junta de Andalucía.». Consultado el 15 de marzo de 2012. 
  4. a b c Real Provisión de los Reyes Católicos que fue enviada a Diego Rodríguez Prieto y otros compañeros, vecinos de la villa de Palos, a fin de que tuvieran preparadas dos carabelas para partir con Cristóbal Colón. [1] Granada, 30 de abril de 1492. Archivo General de Indias. Signatura: PATRONATO, 295, N.3. (castellano antiguo)
  5. IZQUIERDO LABRADO, Julio (1987). Palos de la Frontera en el Antiguo Régimen (1380-1830). Huelva: Instituto de Cooperación Iberoamericana / Ayuntamiento de Palos de la Frontera. 
  6. Diputación de Huelva. «Los marineros de Huelva». Consultado el 27 de agosto de 2009. 
  7. www.cervantesvirtual.com. «Biografía de Cristóbal Colón». Biblioteca virtual Miguel de Cervantes. Consultado el consultado el 18 de diciembre de 2007.. 
  8. www.artehistoria.jcyl.es. «Biografía de Cristóbal Colón». ARTEHISTORIA. Consultado el consultado el 18 de diciembre de 2007.. 
  9. www.diphuelva.es. «Monasterio de Santa María de La Rábida». Diputación de Huelva. Consultado el consultado el 18 de diciembre de 2007.. 
  10. conferenciaepiscopal.es (1993). «Cuarto viaje apostólico a España». Consultado el consultado el 10 de diciembre de 2007.. 
  11. planalfa.es. «EL PAPA EN LOS LUGARES COLOMBINOS». Consultado el consultado el 10 de diciembre de 2007.. 
  12. «Expediente sobre la declaración de Monumento Nacional al Monasterio de Santa María de la Rábida.». Consultado el consultado el 18 de diciembre de 2007.. 
  13. I Congreso Hispanoamericano de Historia. Madrid, octubre de 1949.
  14. «DECRETO 31/1992, de 25 de febrero, por el que se concede la Medalla de Andalucía, a la Fundación Franciscana de La Rábida.». B.O.J.A. Consultado el 28 de junio de 2008. 
  15. www.oei.es. «IX CUMBRE IBEROAMERICANA.». Organización de Estados Iberoamericanos. Consultado el consultado el 18 de diciembre de 2007.. 
  16. GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel (1978). El Monasterio de Santa Clara de Moguer. Huelva: Diputación de Huelva. ISBN 9788400037529. 
  17. a b c González Cruz, David (2012). Descubridores de América, Colón, los marinos y los puertos. SILEX EDICIONES. ISBN 9788477377399. 
  18. Real cédula notificando a las ciudades y villas que mandan a Colón con tres carabelas a ciertas partes del mar, y que le ayuden.

    ...las cibdades e villas e logares de la costa de la mar de Andalucía como de todos los nros. reynos e Señorios (...) Sabedes que nos habemos mandado a Christobal Colon que con tres carabelas vaya a ciertas partes de la mar oceana como nro. capitan (...) por ende nos vos mandamos a todos e a cada uno de vos en vros. logares e jurisdicciones que cada quel dicho Christobal Colon hobiere menester....

    Archivo General de Indias. Signatura: PATRONATO, 295, N.4.
  19. Comisión al contino Juan de Peñalosa, para que haga cumplir en la villa de Moguer, una cédula de SS. AA., ordenando se entreguen a Cristóbal Colón, donde y cuando las pidiese, tres carabelas armadas y equipadas. Archivo General de Simancas. Signatura: RGS,149206,1
  20. www.fundación-jrj.es. «Fundación Juan Ramón Jiménez». Moguer, España. Consultado el consultado el 15 de diciembre de 2007. 
  21. Real cédula notificando a las ciudades y villas que mandan a Colón con tres carabelas a ciertas partes del mar, y que le ayuden.

    ...las cibdades e villas e logares de la costa de la mar de Andalucía como de todos los nros. reynos e Señorios (...) Sabedes que nos habemos mandado a Christobal Colon que con tres carabelas vaya a ciertas partes de la mar oceana como nro. capitán (...) por ende nos vos mandamos a todos e a cada uno de vos en vros. logares e jurisdicciones que cada quel dicho Christobal Colon hobiere menester....

    Archivo General de Indias. Signatura: PATRONATO, 295, N.4.
  22. Comisión al contino Juan de Peñalosa, para que haga cumplir en la villa de Moguer, una cédula de SS. AA., ordenando se entreguen a Cristóbal Colón, donde y cuando las pidiese, tres carabelas armadas y equipadas. Archivo General de Simancas. Signatura: RGS,149206,1
  23. FERNÁNDEZ DURO, Cesareo (1883). Colón y Pinzón. Real Academia de la Historia. pp. 91–92. 
  24. De Las Casas, Bartolomé. «Tomo I. Capítulo XXXIV, pág. 256.»
    • ASENSIO, José María. Martín Alonso Pinzón: Estudio histórico. La España Moderna, 1892. pp. 66–68. 
    • MANZANO Y MANZANO, Juan; MANZANO FERNÁNDEZ-HEREDIA, Ana María (1988). Los Pinzones y el Descubrimiento de América. 3 vols. Madrid: Ediciones de Cultura Hispánica. ISBN 978-84-7232-442-8. 
    • ORTEGA, Ángel. Pág. 37-110.
    • RIVERA, Carlos (1945). Martin Alonso Pinzón. Ayamonte (Huelva): Imprenta Asilio Provincial. 
  25. «Historia de la navegación: Martín Alonso Pinzón». www.mgar.net. Consultado el 23 de abril de 2009. 
  26. Eduardo IBARRA Y RODRÍGUEZ (1892). Don Fernando el Católico y el descubrimiento de América. Imprenta de Fortaner, Madrid. p. 184. 
  27. MENÉNDEZ-PIDAL, Gonzalo. «Tres puntos finales, Cristóbal Colón». Hacia una nueva imagen del mundo. Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2003. ISBN 978-84-259-1245-0. 
  28. DÍAZ-TRECHUELO, María Lourdes. págs. 77-78.
  29. SUÁREZ FERNÁNDEZ, Luis (1990). Los reyes católicos. Ediciones Rialp. p. 247. ISBN 9788432125850. 
  30. ROPERO REGIDOR, Diego (1992). Los lugares colombinos y su entorno. Madrid: Fundación Ramón Areces. ISBN 978-84-8004-027-3. 
  31. GrandesExploradoresBBVA.com. «Grandes Exploradores de la Historia. Cristóbal Colón. La Figura. Tripulación del primer viaje de Colón». 
  32. www.diphuelva.es. «Washington Irving, Biógrafo de Colón y Descubridor de los Lugares Colombinos». Consultado el 29 de diciembre de 2007. 
  33. Europa Press. «La comisión de expertos de las universidades entregan el documento técnico». Consultado el 06 de marzo de 2013. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

Este artículo incorpora material de la página web http://www.julioizquierdo.webhispana.net// de Julio Izquierdo Labrado, quien, mediante una autorización, permitió agregar contenido e imágenes y publicarlos bajo licencia GFDL.