Cártel de Jalisco Nueva Generación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Los Mata Zetas»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cártel de Jalisco Nueva Generación
CJNG
CJNG.JPG
Fundación 2011
Fundador Nemesio Oseguera Cervantes, Erick Valencia Salazar, Martín Arzola Ortega
Líder Nemesio Oseguera Cervantes
Lugar de origen México Bandera de México
Territorio Jalisco, Veracruz, Nayarit, Michoacán, Guerrero y Colima
Aliados Los H3.
Enemigos Cártel de Sinaloa
Cártel del Golfo
Cartel del Noreste
Actividades delictivas Homicidio, extorsión, tráfico de armas, terrorismo, secuestro, narcotráfico
Operacional 2011-actualidad
Estatus Activo

El Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) es un grupo delictivo mexicano dedicado al narcotráfico, extorsión, secuestro y tráfico de armas. La organización fue creada en 2007 como un brazo armado del Cártel de Sinaloa bajo el nombre de Los Mata Zetas. El grupo se independizó en 2010 y se dio a conocer a partir de septiembre de 2011, siendo liderado por Nemesio Oseguera Cervantes «El mencho». La organización es considerada como uno de los grupos delictivos más peligrosos de México y el principal rival del Cártel de Sinaloa por el control de plazas y/o territorios en el país.[1][2]​ Según información del gobierno mexicano, el CJNG superó en 2018 al Cártel de Sinaloa en el dominio del crimen organizado local que estos tenían por más de 20 años, convirtiéndose en objetivo prioritario de las autoridades de este país y de Estados Unidos; en este último, por las relaciones que estos mantienen con el crimen organizado internacional.[3]

Antecedentes[editar]

Ya desde el año 2007[cita requerida] se hablaba de un grupo armado que se autodenominaban "Los Mata Zetas" y tenían como objetivo el eliminar a todos los integrantes del entonces grupo de sicarios,[4]​ argumentando que fuera del narcotráfico este grupo, eran terroristas y entre sus incontables víctimas había muchos civiles. Dicho grupo dio pruebas de su existencia después de ejecutar a varios Zetas y haber videograbado algunos interrogatorios, entre ellos uno que grabó Edgar Valdez Villarreal alias "La Barbie" en donde eran interrogados varios hombres que confesaron ser Zetas, entre los que habían 2 exmilitares y dos policías federales.

Historia[editar]

Desde principios de 2010, surgieron los cárteles La Resistencia y Jalisco Nueva Generación luego de la detención, en octubre de 2009, de Óscar Nava Valencia, sobrino de Luis Valencia, cabeza del Cártel del Milenio. A partir de ese hecho, el grupo que coordinaba El Lobo Valencia se dividió en dos, dando origen a las agrupaciones arriba mencionadas, de las cuales la segunda se erigió como el nuevo brazo armado utilizado provisionalmente por el Cártel de Sinaloa, eliminando a Los Zetas en Veracruz.

Desde sus inicios, el CJNG planteó un supuesto espíritu “justiciero” que ha utilizado como mecanismo de manipulación mediática en comunicados, en los que ya se identificaba como Los Matazetas.[5]

En uno de sus primeros textos hizo el siguiente pronunciamiento:

“Jalisco, tierra de libertad y gente de trabajo. Muerte a los secuestradores y extorsionadores. Aquí en Jalisco no permitiremos que quieran entrar otros grupos que quieran imponer sus famosas cuotas. Empresarios, gente del gobierno, funcionarios públicos, policías de todas las corporaciones y la ciudadanía entera del estado de Jalisco. ¡No se preocupen! Que mientras el Cártel de Jalisco siga aquí, no permitiremos la autodestrucción de nuestro propio estado”.

Sin embargo el CJNG se dedica actualmente como los Zetas al secuestro y extorsión en el Puerto de Veracruz y Boca del Río, inclusive al terrorismo en el Estado de Jalisco al incendiar autos de particulares para hacer bloqueos ante el embate del ejército mexicano en fechas recientes para el exterminio de dicho grupo, además de haber asesinado a policías del mando único del estado de Jalisco, policías federales y elementos del ejército y marina armada de México, también se les señala como responsables de múltiples homicidios de funcionarios de diversos partidos políticos en Jalisco y Michoacán para pretender sobrepasar el orden público.

El 29 de septiembre de 2011, la Secretaria de Gobernación de México, en un comunicado dado por la vocera en materia de seguridad de México, rechazó la posibilidad de que este grupo fuera un grupo paramilitar, y agrego que esta organización no es más que un grupo narcotraficante que simplemente se quiere adueñar de la plaza en el estado de Veracruz y que como tal este debe de ser perseguido por la ley.

En febrero del 2013 sin día especificado, los Mata Zetas difundieron un vídeo en donde dieron el comunicado de que ellos y el Cartel de Sinaloa ya no eran aliados, por lo que a partir de ese momento se considera que estos ya no son aliados desde entonces; el Cartel de Sinaloa mantuvo una alianza, hasta su desaparición, con el Cartel de los Caballeros Templarios-Guardia Michoacana.

El 6 de abril de 2015, en la carretera que va de Mascota a Puerto Vallarta a través de la sierra de Amula, a la altura del poblado de Soyatán en Jalisco, un tiroteo dejó como saldo 15 policías muertos, se le adjudica este atentado al Cartel Jalisco Nueva Generacion, en represalia por acciones de la policía en una fecha reciente.

El día 1 de mayo de 2015, por la presunta detención (que al final no fue verídica) del líder del Cartel Jalisco, Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, alias "El Mencho" o "El Cuini", el cartel efectúa una serie de ataques coordinados en el estado de Jalisco contra de las fuerzas federales, desencadenando una serie de narcobloqueos en la zona metropolitana de carreteras y poblaciones, generando incendios de vehículos, gasolineras y sucursales bancarias. Se estima un saldo de 7 personas muertas, 15 herido, 15 detenidos, según el gobernador Aristóteles Sandoval. Además de los narcobloqueos los sicarios, supuestamente pertenecientes al Cartel Jalisco Nueva Generación, derribaron un helicóptero del ejército muriendo 3 militares. Este ataque, generado de manera coordinada, se extendió a diversos estados de la República Mexicana, entre ellos Colima, Guanajuato y Michoacán. Con base a los acontecimientos registrados se activó el Código Rojo, el cual representa un estado de alerta a la población, del cual surgió una paranoia cuando llegaban imágenes de autos totalmente incendiados, gasolineras en llamas y sucursales bancarias totalmente desmanteladas. Así mismo, estos hechos provocaron una serie de rumores sobre el estado de transporte y movimiento de las personas y hasta la falta de libertad de los gobernantes del estado.

En el año 2017, pactó una alianza con los debilitados Cartel de Tijuana y Cartel de Juárez, que fue vista por los servicios de inteligencia mexicana y estadounidense como una fusión o anexión de ambos cárteles hacia el Cártel Jalisco Nueva Generación, con el objetivo de controlar las zonas de influencia de ambas organizaciones criminales que ya se encontraban en su etapa de declive; de paso, enfrentar al Cartel de Sinaloa por el control de las rutas terrestres del narcotráfico en estas zonas fronterizas de Estados Unidos manejadas por la organización sinaloense, lo que ha generado situaciones de violencia e inseguridad en la frontera.[6][7]

Aunque alias El Mencho es considerado el líder principal, hay cabecillas que realizan trabajos importantes en el cártel como el caso del argentino Enrique Santos Carrió, hijo de la diputada de ese país Elisa Carrió. Vive en la ciudad de Guadalajara y tiene problemas con la justicia mexicana, lo que le ha impedido salir del país de manera legítima. Santos estuvo preso en la Argentina a mediado de los años 90´s, cuando la Policía lo encontró traficando 25 kilos de cocaína de máxima pureza. Su madre, Elisa Carrió, había sido electa diputada nacional en 1995 cuando, gracias a su puesto como diputado por Chaco, usó sus contactos con el Superior Tribunal de Justicia del Chaco, sacando a su hijo de la cárcel y sacándolo del país.[8][9]

Lideres detenidos[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]