Los Bulevares

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Anteproyecto del Ensanche de Madrid en 1861, en el plano ejecutado según Real orden de 8 de abril de 1857 por Carlos María de Castro, y grabado por F. Pérez Baquero.

Los Bulevares de Madrid son un conjunto de vías anchas que siguiendo un trazado continuado forman parte del primer anillo circunvalatorio de la capital de España en el arco norte del casco antiguo. Su denominación de bulevares se le impuso en el último cuarto del siglo xix durante el mandato del alcalde Alberto Aguilera.[1]

Concebidos siguiendo el modelo de los «paseos centrales arbolados de una avenida o calle ancha»,[2]​ los bulevares madrileños pueden considerarse la continuación de las Rondas del límite sur de la ciudad, y forman en su conjunto un elemento urbano perceptible entre el casco histórico y la trama urbana desarrollada entre los siglos dieciocho y diecinueve.[3]

Bulevares históricos[editar]

Los cinco bulevares madrileños de mayor tradición son:[4][1]

vía inicio final longitud
calle del Marqués de Urquijo paseo del Pintor Rosales calle de la Princesa 500 m
calle de Alberto Aguilera calle de la Princesa glorieta de Ruiz Giménez 895 m
calle de Carranza glorieta de Ruiz Giménez glorieta de Bilbao 300 m
calle de Sagasta glorieta de Bilbao plaza de Alonso Martínez (Madrid) 535 m
calle de Génova plaza de Alonso Martínez (Madrid) plaza de Colón 500 m

Trazado y nomenclatura[editar]

El trazado de los Bulevares de la ciudad de Madrid previo a su ensanche en el siglo xix, quedó determinado por la Cerca de Felipe IV.[5]​ A partir del límite del núcleo preindustrial de Madrid (calles de Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta y Génova) y el tramo que vinculaba el paseo de la Florida y el río Manzanares con el borde norte de la ciudad (camino del Molino Quemado en el plano de Texeira, antigua Cuesta de Areneros,[a]​ y la posterior calle del Marqués de Urquijo), de forma progresiva fueron apareciendo nuevos paseos de ronda y se urbanizaron caminos ya existentes (ronda del Conde Duque,[b]​ ronda de Fuencarral,[c]​ ronda de Santa Bárbara, paseo de Areneros), siguiendo el modelo de las Rondas.[d]​ Fueron conocidos también como Rondas del Ensanche.[6]

Continuidad del modelo[editar]

Materialización urbana del llamado paseo de la Ronda, Las Rondas y Los Bulevares tuvieron en la capital de España una inteligente continuidad urbanística en buena parte de las vías anchas del ensanche de Madrid durante el primer tercio del xx, pero los imperativos impuestos por la circulación de un parque automovilístico creciente provocaron su desaparición paulatina entre las décadas de 1940 y 1970.[7]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. En el caso concreto de la antigua cuesta de Areneros, su trazado es reutilizado por la actual calle del Marqués de Urquijo perteneciente completamente a la nueva trama del ensanche en el barrio de Argüelles, quedando el resto del trazado profundamente modificado e incluso interrumpido por el desarrollo del parque del Oeste y el acceso ferroviario a la Estación del Norte durante el siglo diecinueve.
  2. En lo que luego serán las calles Serrano Jover y Santa Cruz del Marcenado
  3. Que incluía las de las calles Conde Duque y Alberto Aguilera
  4. Quedaron pendientes de urbanizar el primer tramo, entre el Puente de los Franceses y la avenida de Reina Victoria, y el último, desde la calle de Pedro Bosch hasta la plaza de Italia.

Referencias[editar]

  1. a b Gea, 2002, p. 77.
  2. Ariza, 1988, p. 153.
  3. Carballo Barral , Borja (2010). «El despertar de una ciudad: Madrid». Cuadernos de historia contemporánea (32): 131-152. ISSN 0214-400X. Consultado el 30 de noviembre de 2016. 
  4. Navascués, Pedro. «Madrid. Ciudad y Arquitectura (1808-1898)». Historia de Madrid. pp. 402-439. Consultado el 30 de noviembre de 2016. 
  5. Fidel, Enrique (14 de octubre de 2010). «Ensanche de Madrid». Urban Idade. Consultado el 30 de noviembre de 2016. 
  6. Gea, 2002, p. 610.
  7. José Martínez Sarandeses. Bulevares, en Enciclopedia Madrid S.XX

Bibliografía[editar]