Los Bebés Acuáticos, Un cuento de Hadas para un Bebé Terrestre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los Bebés Acuáticos
de Charles Kingsley Ver y modificar los datos en Wikidata
Charles kingsley, the water babies (illustraz. di linley samboune), macmillian & co., londra 1886 (gabinetto vieusseux).JPG
Los Bebés Acuáticos, Un cuento de Hadas para un Bebé Terrestre
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Subgénero Fantasía Ver y modificar los datos en Wikidata
Tema(s) sátira
Idioma Inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original The Water-Babies, A Fairy Tale for a Land Baby
Fecha de publicación 1863 Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]
"Oh, no me lastimes!" suplico Tom. "Solo quiero verte; eres tan guapo." Ilustración de Jessie Willcox Smith c. 1916. Carbon, acuarela y oleo. Digitalmente restaudado.
"La Señora Tratacomoquierasquetetraten " Illustracion de Jessie Willcox Smith c. 1916. Carboncillo, acuarela y oleo. Digitalmente restaurada.


Los Bebes Acuáticos, Un cuento de Hadas para un bebe Terrestre es una novela para niños escrita por el Reverendo Charles Kingsley. Fue escrita entre los años 1862-1863 como un serial para la Macmillan's Magazine, y se publicó por primera vez en su totalidad en 1863. Fue escrito en parte como sátira en apoyo de El origen de las especies de Charles Darwin. El libro fue muy popular en Inglaterra, y fue uno de los pilares de la literatura infantil británica durante muchas décadas, pero finalmente cayó en desgracia, en parte debido a los prejuicios (comunes en el momento) contra irlandeses, judíos, los estadounidenses y los pobres.[cita requerida]

Historia[editar]

El protagonista es Tom, un joven deshollinador, que cae en un río después de encontrarse con una chica de clase alta llamada Ellie y ser perseguido fuera de su casa. Allí se ahoga y se transforma en un "bebé acuático",[1]​ como se le dice por un frigánea -un insecto que cambia de piel- y comienza su educación moral. La historia aborda de forma preocupante temas como el concepto Cristiano de la redención, aunque Kingsley también utiliza el libro para exponer que Inglaterra trata mal a sus habitantes pobres, y cuestiona el trabajo infantil, entre otros temas.

Tom se embarca en una serie de aventuras y lecciones, y goza de la comunidad de los otros niños del agua una vez que demostró ser una criatura moral. Los principales líderes espirituales en su nuevo mundo son las hadas: La Señora Tratacomoquierasquetetraten (Mrs. Doasyouwouldbedoneby en el original), Una referencia a la Regla de Oro, la Señora Seharacomotudigas (Mrs. Bedonebyasyoudid, en el original) y Madre Carey. Semanalmente, Tom se le permite a la compañía de Ellie, quien se convirtierte en un bebe Acuático después de que él lo hizo.

Grimes, su antiguo maestro, se ahoga también, y en su aventura final, Tom viaja hasta el fin del mundo para tratar de ayudar al hombre que está siendo castigado por sus malas acciones. Tom ayuda a Grimes a encontrar el arrepentimiento, y Grimes se le dará una segunda oportunidad si es capaz de realizar con éxito una penitencia final. Demostrando su voluntad de hacer cosas que no le gustan, si son las cosas que hay que hacer, Tom gana a sí mismo un retorno a la forma humana, y se convierte en "un gran hombre de ciencia" que "puede planificar vías de tren y máquinas de vapor, y telégrafos eléctricos y pistolas estriadas, y así sucesivamente ". Él y Ellie están unidos, aunque el libro indica que nunca se casan (afirmando que en los cuentos, nadie por debajo del rango de príncipe y la princesa se casa alguna vez).

Interpretación[editar]

En el estilo de las novelas victorianas, Los Bebes Acuáticos es una fábula con moraleja didáctica. En ella, Kingsley expresa muchos de los prejuicios comunes de ese período de tiempo, y el libro incluye referencias despectivas o insultantes a los estadounidenses,[2]​ los judíos, ,[3]​ los negros[4]​ y los católicos,[5]​ en particular los irlandeses[6][7]​ Estos puntos de vista puede haber jugado un papel en la caída gradual de la popularidad del libro.

El libro fue concebido, en parte, como una sátira, un tratado contra trabajo infantil,[8]​ así como una crítica seria de los enfoques de muchos científicos de mente cerrada de la época [9]​ al responder a las ideas de Charles Darwin sobre la evolución, que Kingsley había sido uno de los primeros en alabar. Le habían enviado una copia de la revisión previa El origen de las especies , y escribió en su respuesta de 18 de noviembre de 1859 (cuatro días antes de que el libro salió a la venta) que "desde hace mucho tiempo, al ver el cruce de plantas y animales domesticados, aprendi a no creer en el dogma de la permanencia de las especies", y que gradualmente "aprendi a ver sólo como una concepción noble de la Deidad, el creer que Él creó formas primitivas capaces de auto-desarrollo en todas las formas necesarias pro tempore y pro loco, como para creer que Él requiere un nuevo acto de intervención que le supla las lagunas que el mismo había creado", preguntando "si el primero no puede ser el más elevado que el postrero."[10]

En el libro, por ejemplo, Kingsley sostiene que ninguna persona está calificada para decir que algo que nunca han visto (como el alma del ser humano o un bebé acuático) no existe.

¿Como sabes eso? Ha estado allí para ver? Y si hubiera estado allí para verlo, y no hayas visto ninguno, eso no probaría que no había ninguno... y nadie tiene derecho a decir que no existen bebés Acuaticos hasta que haya visto ningún bebé acuático existente, lo cual es una cosa bastante diferente, pienso, de no ver a bebés de agua...

En su Origen de las especies, Darwin menciona, como muchos otros en el momento, que el cambio de hábitos producen un efecto hereditario, un concepto ahora conocido como Lamarckismo.[11][12]​ En Los Bebés Acuáticos, Kingsley habla de un grupo de seres humanos llamado los "Hazcomotuquieras"(Doasyoulikes en el original) que se les permite hacer "lo que les gusta", por lo pierden gradualmente la capacidad de hablar, convirtiéndose en gorilas, a los que el explorador africano Paul Du Chaillu les dispara. También (de forma muy polémica en la actualidad) compara a los "Hazcomotuquieras" con esclavos africanos, al mencionar que uno de los gorilas heridos por Du Chaillu "recordó que sus antepasados habían sido en los hombres, y trató de decir, 'No Soy un Hombre y un Hermano?', pero había olvidado como usar la lengua."[13]

Richard Owen y Thomas Henry Huxley inspeccionan un bebé acuático en una ilustración de Linley Sambourne de 1885.

Los Bebés Acuáticos alude a debates entre los biologos de su época, satirizando lo que Kingsley había llamado previamente la Cuestión del Gran Hipocampo como la "Prueba del Gran Hipopotamo." En varios puntos del texto se refiere a "Sir Roderick Murchison, los Profesores (Richard) Owen y (Thomas Henry) Huxley, y el Señor Darwin", convirtiéndose así explícitamente en parte de la historia.

En las ilustraciones de Linley Sambourne, Huxley y Owen son caricaturizados, estudiando un bebé acuático capturado. En 1892, el nieto de cinco años de edad de Thomas Henry Huxley, Julian vio este grabado y escribió una carta a su abuelo pidiendo:

Estimado Abuelo – ¿Has visto un bebe Acuático? ¿Lo pusiste en una botella? ¿Podría salir? ¿Podre verlo algún día? – Tu amando Julián. [14]

Huxley le escribió una carta (evocada más tarde "Yes, Virginia, there is a Santa Claus" publicado en 1897 por el New York Sun):

Mi estimado Julian, nunca podría estar seguro sobre ese bebé acuático.

He visto bebés en el agua y bebés en botellas; el bebé en el agua no estaba en una botella y el bebé en la botella no estaba en el agua. Mi amigo que escribió la historia de la bebé acuático era un tipo muy agradable y muy inteligente. Tal vez pensó que yo podía ver mucho en el agua como lo hizo – Hay algunas personas que ven mucho y algunos que ven muy poco en las mismas cosas'

Cuando crezcas me atrevo a decir que será uno de los visionarios de gran cantidad y ver las cosas más maravillosas que los bebés acuáticos donde otras personas no pueden ver nada.[14]

Adaptaciones[editar]

El libro fue adaptado en una película de animación Los Bebés Acuáticos en 1978, protagonizada por James Mason, Bernard Cribbins y Billie Whitelaw. Aunque muchos de los elementos principales de la novela están ahí, la trama de la película difiere sustancialmente del libro, con una nueva sub-trama que involucra a Tom salvando a los Bebés Acuáticos de su cautiverio en el reino de los tiburones.

También fue adaptada en una versión de teatro musical producida en el Teatro Garrick en Londres, en 1902. La adaptación fue descrita como un "Cuento de hadas", por Rutland Barrington, con música de Frederick Rosse, Albert Fox y Alfred Cellier. El libro también fue producido como una obra por Jason Carr y Gary Yershon, montada en el Chichester Festival Theatre en el año 2003, dirigida por Jeremy Sams, protagonizada por Louise Gold, Joe McGann, Katherine O'Shea y Neil McDermott.

La historia también fue adaptada en una serie de radio (BBC Audiobooks Ltd, 1998)[15]​ con Timothy West, Julia McKenzie y Oliver Peace como Tom.

Una actualización 2013 para BBC Radio 4 escrita por Paul Farley y dirigida por Emma Harding trajo el cuento a una nueva generación, con Tomi siendo traficado de Nigeria como un niño obrero. [16]

Notas[editar]

  1. Hoagwood, Terrence (Summer 1988). «Kingsley's Young and Old». Explicator 46 (4): 18. doi:10.1080/00144940.1988.9933841. 
  2. Cuando Tom tiene "todo lo que podría querer o desear", el lector es advertido que a veces esto hace mal a la gente "de hecho, a veces se hacen travieso, como lo ha hecho la gente en Estados Unidos". Los cuervos asesinos que hacen lo que quieren son descritos comportandose como "ciudadanos americanos de la nueva escuela."
  3. Se hace referencia a los judios dos veces en el texto, por primera vez como la gente rica arquetípicas ("tan rico como un Judio"), y luego como una referencia humorística a los comerciantes deshonestos que venden reliquias religiosas falsos "las jóvenes caminan con relicarios con rizos del pelo de Carlos I (o de alguien más, cuando el articulo genuino se les agoto a los judios)"
  4. El hombre Powwow se dice haber: "gritado, maldecido, aullado, pisoteado y bailado como cualquier negro" y una foca lo describe como "un viejo gordo negro grasiento."
  5. Los "Papas" se encuentran listados junto con el Sarampión, las hambrunas, los Déspotas, y otros "hijos de los cuatro grandes carretones."
  6. La gente fea se describe "como palurdos pobres que comen patatas"; se cita un extenso pasaje de San Brandán que habla de que como entre los irlandeses les gusta "preparar Potaje, bailar toda la noche, golpearse entre sí en la cabeza con mazas , y disparar el uno al otro desde atrás de canales, robar el ganado de los otros y quemar las casas de los demás. "Un personaje de Dennis miente y dice lo que piensa que los otros quieren oír, porque "él es un palurdo pobres, y no sabe mucho." La afirmación de que los irlandeses siempre mienten se utiliza para explicar por qué "La pobre Irlanda no prospera como Inglaterra o Escocia."
  7. Literatura Fantástica: Un lector crítico" de David Sandner
  8. Holt, Jenny (September 2011). «'A Partisan Defence of Children'? Kingsley's The Water-Babies Re-Contextualized». Nineteenth-Century Contexts 33 (4): 353-370. doi:10.1080/08905495.2011.598672. 
  9. The Encyclopedia of Evolution: Humanity's Search for Its Origins, Richard Milner, 1990, p.458
  10. Darwin, 1887, p. 287.
  11. Darwin, 1860, p. 134
  12. Kingsley fue uno de los que propusieron la teoria de la degeneracion,[cita requerida] la nocion de que la evolucion no implicba necesariamente progreso.
  13. «The Water-Babies, by Charles Kingsley; Chapter VI Page 12». Pagebypagebooks.com. Consultado el 14 de enero de 2013. 
  14. a b Leonard Huxley, La vida y cartas de Thomas Henry Huxley Volumen 3, p. 256
  15. (BBC Audiobooks Ltd, 1998) ISBN 978-0-563-55810-1
  16. «BBC Radio 4 - Classic Serial, Los Bebés Acuáticos: Un cuento de hadas moderno». Bbc.co.uk. 30 de marzo de 2013. Consultado el 19 de abril de 2014. 

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]