Los tres cerditos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Los 3 cerditos»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Los tres cerditos
de Anónimo
Three little pigs and mother sow - Project Gutenberg eText 15661.jpg
Los tres cerditos con su mamá
Género Fábula
Subgénero Cuento, Literatura infantil
Tema(s) animación
Título original Three Little Pigs (en inglés)
animada
Cuerno de chivo Los tres cerditos
[editar datos en Wikidata]

Los tres cerditos, Los tres chanchitos[1] o Los tres cochinitos es una fábula con personajes animales personificados. Las primeras ediciones datan del siglo XIX, pero se piensa que la historia es mucho más antigua. La historia ganó significado en el folclore universal gracias a la versión de dibujos animados, Los tres cerditos, hecha por Walt Disney en 1933.

Trama[editar]

El lobo cae en la olla.

En el corazón del bosque vivían tres cerditos, con su madre. A la madre de los tres cerditos no le quedaba mucho dinero para mantener a sus hijos y a ella, así que decidió que mandaría a sus hijos a luchar por la vida, mando a sus hijos a que hagan dinero y vuelvan cuando lo tuvieran, y así fue los tres cerditos se adentraron en el bosque y empezaron una nueva vida. En el bosque había un lobo, siempre andaba persiguiéndolos para comérselos. Para escapar del lobo, los cerditos decidieron hacerse una casa. El pequeño la hizo de paja, para acabar antes y poder irse a jugar. El mediano construyó una casa de madera, al ver que su hermano pequeño había terminado ya, se dio prisa para irse a jugar con él. El mayor trabajaba en su casa de ladrillo.

—Ya veréis lo que hace el lobo con vuestras casas— riñó a sus hermanos mientras éstos se lo pasaban en grande.

El lobo salió detrás del cerdito pequeño y él corrió hasta su casa de paja, pero el lobo sopló y sopló y la casa de paja derrumbó. El lobo persiguió al cerdito que estaba muy asustado, el cerdito corrió y corrió y fue a refugiarse en casa de su hermano mediano. Pero el lobo sopló y sopló y la casa de madera derribó. Los dos cerditos salieron corriendo de allí. Casi sin aliento, con el lobo pisando sus talones, llegaron a la casa del hermano mayor.

Los tres se metieron . El lobo se puso a dar vueltas a la casa, buscando algún sitio por el que entrar. Con una escalera larguísima trepó hasta el tejado, pero el cerdito mayor puso al fuego una olla con agua. El lobo comelón descendió por el interior de la chimenea, pero cayó sobre el agua hirviendo y se escaldó.

Escapó de allí dando unos terribles aullidos que se oyeron en todo el bosque, y el lobo nunca más volvió a comer cerditos.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]