Amazona aestiva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Loro hablador»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Amazona frentiazul
AmazonBlueFrontParrot.JPG
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Psittaciformes
Familia: Psittacidae
Género: Amazona
Especie: A. aestiva
(L., 1758)

La amazona frentiazul (Amazona aestiva)[2] es una especie de ave Psittaciformes de la familia Psittacidae que habita en Sudaméricana. Es una de las especie de amazonas más extendidas por Sudamérica; ocupa las selvas de galería desde Centroamérica hasta el sur Bolivia y Brasil, y partes del norte de Paraguay y Argentina. Son aves muy longevas, en las que se han dado casos extremos de animales que han sobrevivido hasta edades de 70 ó 90 años.

Descripción[editar]

Ejemplar en Brasil.

Mide de los 35-37 cm, llegando a pesar entre 350-450gr. Es de color verde, frente y bridas azuladas, garganta, mejilla y píleo amarillos. El borde de las alas es rojo o amarillo, con las coberteras alares rojas. Ojos de color naranja. El pico de color negruzco y las patas grises. Los ejemplares jóvenes presentan una coloración distinta a la de los adultos; la cabeza es de color verde, azulado y amarillo pálido. El borde superior del ala y el vértice flexor de la misma son de una tonalidad más pálida. La pupila es de color gris oscuro en las crías hasta que alcanzan el año de edad.

En esta especie el sexo de los ejemplares no se distingue a simple vista. Hay autores que afirman que los machos son más grandes que las hembras o que el tamaño del pico y la cabeza entre el macho y la hembra es diferente, pero estas distinciones son totalmente subjetivas y necesitan de ojos expertos para poder acertar con un mínimo de garantías.

Distribución y hábitat[editar]

Se extiende por las selvas de Brasil nororiental hasta Paraguay, Bolivia y norte de Argentina. La especie nominal se encuentra al este de Brasil y hacia el sur hasta Río Grande do Sul y en el sudoeste de Mato Grosso.

El amazona frentiazul en la naturaleza vive en selvas primarias y secundarias, lo que no impide que se desplace a zonas más abiertas en busca de comida. En Bolivia, más concretamente, en la región del Chaco habita tanto en selvas húmedas como en los bosques caducifolios, y en Paraguay se la ha observado en bosques de palmeras. Al amanecer grandes bandadas de estos pájaros abandonan la seguridad de la espesura selvática, que han utilizado como protección durante la noche y se desplazan en busca de comida. Durante el vuelo en bandada podemos distinguir las parejas ya formadas, ya que vuelan juntas dentro del grupo.

Alimentación[editar]

Son animales que se alimentan principalmente de semillas, frutas y verduras. Se adaptan bastante bien a cualquier tipo de dieta o a la variación de ésta sin excesivos problemas.

El 50% de la dieta de las amazonas estará formada por semillas de todo tipo, evitando abusar de aquellas que son demasiado grasas como pipas de girasol, cacahuetes o nueces, excepto en épocas en las que el ave tenga un desgaste extraordinario, como durante la muda o el periodo reproductivo. Comerán alpiste, mijo blanco, mijo en mazorca, semillas de girasol sin sal, alazor, piñones, cáñamo, cacahuetes, maíz en mazorca...

El resto de la dieta de las amazonas se compondrá de frutas y verduras frescas de todo tipo, bayas no venenosas, flores y brotes.

Como hemos mencionado con anterioridad, las amazonas no son aves que tengan grandes escrúpulos a la hora de aceptar comida, así que no podemos suministrarlas toda clase de sobras provenientes de nuestras mesas, si bien, atendiendo a lo que nuestro raciocinio nos dicte respecto a que alimentos nunca deberíamos darles. Podemos suministrarles pan tostado, biscotes y verduras hervidas, huesos de costillas y de pollo con algo de carne enganchada... No está de más recordar que este alimento no deja de ser más que un complemento o una golosina, no la dieta principal de nuestra mascota. No olvidemos añadir algo de calcio a la dieta de nuestros loros con algún que otro hueso se jibia y minerales con un bloque mineral.

Los piensos específicos, son una buena solución para mantener una dieta equilibrada para nuestra ave o para completar las posibles deficiencias alimentarias que podamos causar al pájaro al no darle una dieta completa. Tienen tendencia a la obesidad si están en cautividad por la falta de ejercicio, por ello es importante mantener un equilibrio en las grasas que ingieren y mantenerlos activos.

Subespecies[editar]

  • Amazona aestiva aestiva (amazona de frente azul): subespecie nominal, con las cobertoras alares de la zona de los hombros con pequeñas manchas de color rojo y amarillo. Presente al este de Brasil y hacia el sur hasta Río Grande do Sul y en el suroeste de Mato Grosso.
  • Amazona aestiva xanthopteryx (amazona de ala amarilla): cobertoras alares de la zona de los hombros casi únicamente amarillas y, en general, creando una mancha de mayor extensión. Desde el suroeste de Mato Grosso, Brasil, norte y este de Bolivia, Paraguay y norte de Argentina.

Reproduccion[editar]

Los aestiva realizan una sola puesta, se comienzan a ver las crías de estos a partir de octubre anidan en agujeros de árboles altos. La hembra pone de 3 a 4 huevos que incuba durante 23 a 25 días, los pollos nacen ciegos y sin plumas, se quedan en el nido alrededor de 60 días, al salir del nido se quedan un tiempo más con sus padres.

Avicultura[editar]

Estos loros son muy comunes en la avicultura debido a su hermoso y colorido plumaje y a que son muy inteligentes siendo uno de los psittacidos que mejor imita la voz humana. Si se crían desde muy jóvenes llegan a crear lazos increíbles con su dueño. Le gusta escalar y trepar y tienen una gran necesidad de roer. Si se dan las condiciones correctas y necesarias suelen ser fáciles de reproducir, al llegar la época de reproducción el macho se vuelve muy agresivo llegando a atacar a su cuidador, por eso hay que tener cuidado a la hora de alimentarlos, también la hembra va a pasar un tiempo considerable dentro del nido antes de que ponga el primer huevo. Estos loros son monógamos así que se emparejan de por vida, es aconsejable que cuando se hayan emparejado no se separen mas. En cautividad suelen madurar mucho antes sexualmente a los 3 a años pero no es aconsejable hasta los 4 o 5 años para evitar problemas de fertilidad, y que el huevo se atasque.

Alojamiento[editar]

Las amazonas son animales que pueden ser alojados en jaulas o en aviarios, siendo lo más conveniente para esta especie el aviario. Si nos decantamos por la jaula esta tiene que ser larga (es más importante que sea larga a que sea alta), con dos perchas situadas a distintas alturas en los extremos de la misma. Los barrotes de la jaula serán de acero galvanizado para que estos no sean destrozados por el pico de las amazonas. Evitar la adquisición de jaulas de formas intrincadas que tendrán espacios muertos para el ave, espacios que el loro no podrá utilizar. La jaula la consideraremos como un lugar de descanso y refugio para el animal; no hagamos que nuestra amazona pase todo el día detrás de los barrotes de su alojamiento. Permitámosla salidas esporádicas para evaluar su comportamiento y posteriormente proporcionémosle tantas horas de libertad como estén a nuestro alcance. Además tenemos que decir que este papagayo es bastante menos destructivo que otras especies de loros con lo que nuestros muebles no correrán tanto peligro si la dejamos a su aire.

Si nuestra opción es alojar a los animales en un aviario éste será de unas dimensiones mínimas de 36 dm de longitud por 9 dm de ancho. Estas dimensiones pueden ser un poco reducidas así que sería conveniente aumentar la longitud del alojamiento hasta los 4,5 m, y el resto de las dimensiones en proporción. Colocaremos un enrejado de tela de malla para recubrir el alojamiento. El enrejado penetrará en el suelo unos 3 dm al objeto de que ningún animal pase por debajo de la tela hasta llegar al interior de la instalación. Un tercio del tejado del aviario estará cubierto para que las aves tengan un lugar dónde resguardarse de la lluvia o del excesivo calor. También un tercio de uno de los laterales del aviario estará protegido con el mismo objetivo que en el caso del recubrimiento del techo. Dentro del aviario colocaremos varias perchas situadas a distintas alturas para que las aves puedan ejercitarse volando de una a otra. También podemos situar en el centro del recinto una rama bien desinfectada, limpia y libre de parásitos. Esta rama la podemos fabricar con un armazón de tela metálica y escayola. Situaremos dos cajas nido por pareja para que nuestros reproductores tengan dónde elegir. Las dimensiones de éstas serán 4 x 4 x 15 dm con una capa de musgo húmedo en su interior. Como lugar de anidamiento estas aves también adoran los troncos huecos. Para el suelo utilizaremos cemento o losetas, o una combinación de ambos ya que son materiales que resultan muy fáciles de limpiar.

Sea cual sea la opción de alojamiento que utilicemos, el recinto constará de un comedero, un bebedero (pesado para evitar que sea el juguete de nuestras mascotas) y un recipiente para el baño. El baño es una actividad que además de ser una delicia para estos animales, les ayuda a realizar la muda. No hay mejor regalo que sacar la jaula del animal a la ventana para que éste se dé un chapuzón cuando llueva, eso si, dejaremos un sitio para que el loro pueda resguardarse cuando se harte de agua. Otra manera de crear un ambiente húmedo y fresco para las amazonas es rociándolas con un humidificador dos veces al día, o colgando de la jaula o del aviario varias ramas de árboles de hojas grandes bien empapadas en agua tibia. El pájaro se restregará contra ellas cuando le apetezca.

Es muy importante proporcionarles material para romper como troncos de maderas no muy duras bien limpios, ramas frescas, cartón, trozos de cuerda de pita, esparto, sisal, o algodón de diámetro grueso y no muy largos con nudos intermedios para evitar accidentes y serán revisados periódicamente, si están distraídos se sentirán mejor.

Conservación y amenazas[editar]

Protegida por el convenio CITES, constando en el anexo II (especies que pueden llegar a estar amenazadas por un comercio sin control).

Es una especie bastante difundida en su área de distribución y se considera que tiene una población estable. No obstante, el número está decreciendo rápidamente en algunas zonas debido a su captura para el comercio (tanto legal como ilegal), y a otros problemas como la destrucción de su hábitat y presión humana. Otro problema que afecta a la especie es que no se conoce la edad media de las poblaciones que existen en libertad.

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2012). «Amazona aestiva». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2013.2. Consultado el 27 de noviembre de 2013.
  2. Bernis,F.; De Juana, E.; Del Hoyo, J.; Fernández-Cruz, M.; Ferrer, X.; Sáez-Royuela, R. y Sargatal, J. (1998). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Cuarta parte: Pterocliformes, Columbiformes, Psittaciformes y Cuculiformes)». Ardeola 45 (1):  pp. 87-96. http://www.seo.org/wp-content/uploads/tmp/docs/vol_45_4_cuarto1.pdf. 

Enlaces externos[editar]