Lorenzo de Villavicencio y Villavicencio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lorenzo de Villavicencio y Villavicencio
Información personal
Nacimiento 1665 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 21 de enero de 1741 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Político y militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
Rango
[editar datos en Wikidata]

Lorenzo de Villavicencio y Villavicencio, II marqués de Valhermoso de Pozuela (Madrid, 1665 - Jerez de la Frontera, 21 de enero de 1741) fue un noble y militar español,

Fue comandante general de Canarias entre 1723 y 1735.

Familia y primeros años[editar]

Fue hijo del I marqués de Valhermoso de Pozuela Lorenzo de Villavicencio y Benítez y de su esposa Catalina de Villavicencio y Zacarías.[1]​ Menino de la reina Mariana de Austria, veinticuatro de Jerez, cuatralbo de las galeras de Nápoles y teniente general de los Reales Ejércitos,[2][3]

Comandante general de Canarias[editar]

En 1722 Felipe V le nombró comandante general de Canarias (a diferencia de sus antecesores, que ocuparon el cargo con el título de capitán general), puesto que llevaba aparejada la presidencia de la Real Audiencia insular. Su gobierno en las islas, uno de los de más larga duración, estuvo marcado por abundantes pleitos con las autoridades locales.

Trasladó la sede de la comandancia desde San Cristóbal de la Laguna al castillo de San Cristóbal, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, centralizando en éste todo el comercio de las islas. Reclamó al Cabildo de Tenerife el dinero necesario para aumentar y completar las fortificaciones del puerto, y ante la imposibilidad del Cabildo de satisfacer las demandas del general, éste embargó las rentas de los agricultores y revendió el grano confiscado a bajo precio hasta llevar a la ciudad a presentar concurso de acreedores.

Era lástima que un caballero como el marqués, dotado de tanto entendimiento, tesón, grandeza de alma y magnificencia de tratos (...) hubiese errado el camino seguro de dexar un nombre de bendición en aquella tierra.[4]

A pesar de que las quejas dadas contra su gestión motivaron que la corte de Madrid le reconviniera, Villavicencio continuó llevando a cabo sus arbitrariedades: aumentó los impuestos al comercio portuario, desterró y apresó a destacados personajes de la vida pública canaria, subastó entre sus soldados el reparto del correo y consintió la libre circulación de moneda falsa, entre otros abusos de poder.[3][4]

Los numerosos informes desfavorables dados acerca de su gobierno motivaron que en 1732 Felipe V ordenara la formación de una Real junta de los negocios de Canarias para estudiar las quejas contra su persona. En 1735 Villavicencio, relevado del cargo, regresó a Jerez, donde murió en 1741 a los 76 años de edad.


Predecesor:
Lorenzo de Villavicencio y Benítez
Marqués de Valhermoso de Pozuela
Sucesor:
Lorenzo Antonio Fernández de Villavicencio y Spínola
Predecesor:
Juan Fernández de Cáceres
Asistente de Sevilla
1718
Sucesor:
Manuel de Torres
Predecesor:
Juan de Mur Aguirre y Argaiz
Comandante general de Canarias
1723 - 1735
Sucesor:
Francisco José de Emparan

Referencias[editar]

  1. Grandes de España.
  2. José Antonio Álvarez Baena: Hijos de Madrid (1790), vol. págs. 386-387. Álvarez le menciona como Fernández de Villavicencio y Spínola, quizá confundiéndole con su hijo, el III marqués de Valhermoso.
  3. a b Joaquín Blanco: Breve noticia histórica de las Islas Canarias (1976), págs. 293-299.
  4. a b José Viera y Clavijo: Noticias de la historia general de las islas de Canaria (1776), libro XV, cap. 35-47. Viera lo nombra como Fernández de Villavicencio y Cárdenas.