Lorenzo Lugones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lorenzo Lugones
Lorenzo Lugones.JPG
Lorenzo Lugones
Coronel
Participó en Expediciones Auxiliadoras al Alto Perú, Guerra del Brasil, guerras civiles argentinas

Nacimiento 10 de agosto de 1796
Bandera de Argentina Pampallasta, Santiago del Estero, Argentina
Fallecimiento 20 de enero de 1868
Bandera de Argentina Tucumán
[editar datos en Wikidata]

Lorenzo Lugones (Pampallasta, Santiago del Estero, Argentina 10 de agosto de 1796 - San Miguel de Tucumán, 20 de enero de 1868) fue un militar argentino, que combatió en la lucha por la independencia y en las guerras civiles argentinas de ese país.

Biografía[editar]

El 7 de julio de 1810, con 14 años de edad, se enroló en los Patricios Santiagueños, cuerpo que se incorporó al Ejército Libertador, que continuaba desde Santiago del Estero su marcha hacia el Perú comandado por el general Francisco Antonio Ortíz de Ocampo.

Lugones ingresó con el grado de cadete al Ejército del Norte, encomendado por su padre, Germán Lugones, a Vicente López y Planes, autor de la letra del Himno Nacional Argentino.

Combatió en todas las batallas de las tres campañas al Alto Perú, desde Cotagaita hasta Sipe Sipe, alcanzando el grado de capitán y convirtiéndose en el oficial más joven del general Manuel Belgrano.

En diciembre de 1816 estando en Santiago del Estero, con el encargo de reunir un escuadrón de caballería, secundó al coronel Juan Francisco Borges en su revolución contra las autoridades nacionales para independizar a la provincia de Santiago del Estero de la gobernación de Tucumán, declarando a Santiago del Estero como Pueblo Libre, en sintonía con el caudillo de la Banda Oriental José Gervasio Artigas.

Tras la derrota y ejecución de Borges, y luego de escapar y conseguir el perdón del general Manuel Belgrano, el coronel Lamadrid lo tomó bajo su protección y lo hizo su segundo jefe en la campaña que dirigió al Alto Perú en 1817.

Lamadrid ocupó Tarija y fracasó frente a Chuquisaca. Se vio obligado a retirarse — acosados por el enemigo — combatiendo en Cachimayo y Tarabuco. Siendo ésta la cuarta campaña al Alto Perú, expedición mucho menos ambiciosa que las tres anteriores.

A mediados de 1820 formaba parte del ejército de la "República de Tucumán", y combatió contra la autonomía de su provincia, que había conseguido el coronel Juan Felipe Ibarra. Pasó al ejército salteño a órdenes de Alejandro Heredia, de Juan Ignacio Gorriti y de Arenales. Hizo la campaña al Alto Perú en 1825.

Poco después se incorporó a la división que participó en la guerra del Brasil, a órdenes de José María Paz. Pero pasó a las fuerzas de Lamadrid, que se enredó en una guerra civil contra el gobernador tucumano Javier López y luego contra Facundo Quiroga, combatiendo en la batalla de El Tala. Más tarde fue miembro del tribunal militar de su provincia; al producirse el segundo ataque federal a Tucumán, huyó a Santiago del Estero, donde Ibarra lo tomó como su protegido.

En 1829 pasó a Córdoba y se enroló en el ejército del general Paz con el grado de teniente coronel. Participó a órdenes de Lamadrid en la batalla de La Tablada, para después incorporarse al ejército de la provincia de Tucumán; combatió en la Batalla de La Ciudadela.

Huyó a Bolivia por un tiempo, hasta que el gobernador Heredia lo mandó llamar y lo incorporó al ejército federal tucumano. Pero cuando se produjo la invasión del general Javier López se mostró partidario del mismo, de modo que fue confinado al remoto pueblo de Burruyacú. Fue reincorporado al ejército provincial en 1837, para la guerra contra Bolivia, pero se dedicó a la agricultura.

Apoyó la Coalición del Norte, y en abril de 1840 era el jefe de estado mayor de la provincia de Tucumán, como segundo del general Lamadrid, que lo ascendió al grado de coronel. Combatió en la batalla de Famaillá a órdenes del general Juan Lavalle, y debió exilirse por segunda vez en Bolivia.

Algunos años más tarde, el nuevo caudillo tucumano, Celedonio Gutiérrez, le concedió un indulto; pero Lugones prefirió instalarse en Tacna, en Perú, como dueño de una panadería.

Regresó a Santiago del Estero en 1853, aunque se negó a participar en las guerras entre Gutiérrez y Manuel Taboada. Se trasladó a Buenos Aires por invitación del general Paz, pero antes de llegar se instaló en Rosario.

En 1855 publicó sus Memorias sobre las campañas del Ejército del Norte: "Recuerdos Históricos", como complemento a las memorias de Lamadrid y Paz.

En 1859 se instaló definitivamente en la provincia de Tucumán, donde murió nueve años más tarde. Fue el tío abuelo del poeta Leopoldo Lugones.[1]

Fuentes[editar]

  1. Tomás Alva Negri, El linaje de los Lugones, Ed. Casa Pardo, Bs.As., 1974.