Lope de Aguirre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lope de Aguirre

Lope de Aguirre (nacido entre 1511 y 1516 y muerto el 27 de octubre de 1561), apodado El Loco o el El Tirano incluso por sus propios hombres, también El Peregrino como se denominaba a sí mismo. Fue un explorador español y conquistador de Sudamérica que protagonizó un episodio de cruentos asesinatos selectivos para erigirse en líder de una expedición y, a su vez, se erigió en caudillo contra la monarquía española, episodio por el que fue ejecutado.

Biografía[editar]

Aguirre nació entre 1511 y 1515 en el Valle de Aráoz del Señorío de Oñate, entonces perteneciente al Reino de Castilla. Aráoz pertenece actualmente al municipio de Oñate, en la Provincia de Guipúzcoa (País Vasco). Aguirre se rebeló contra el rey Felipe II de España, al que envió cartas con un lenguaje correcto pero rebelde. Como consecuencia, él y sus hombres fueron perseguidos a lo largo de miles de millas. Aguirre murió en 1561 en Barquisimeto, Venezuela.

Según el cronista del siglo XVI, Ibarguen-Cachopin, Lope de Aguirre había nacido en el Valle de Aramayona, Álava:

"Uno deste apellido de Aguirre, llamado Pedro de Aguirre, que fue vecino del valle de Aramayona, en tienpo del enperador Carlo quinto nuestro señor de gloriosa memoria, se levantó con una parte de la India, porque deseando venir de allá a su tierra de acá porque estava muy rico y balido, aunque pidió liçençia para ello dibersas bezes, no se la quisieron dar, por lo cual se amotinó y, juntándose con algunos de su cuadrilla y allegados, se apoderó de una gran parte de la tierra, de tal suerte que se llamava rey. Y a cavo de poco tienpo, no le suçediendo las cosas conforme su boluntad deseava, fue preso juntamente con una hija suya, a la cual él mató con una daga, diçiéndola que más balía que muriese siendo hija de rey que no que la llamasen después hija de traidor. Este Pedro de Aguirre, como digo, fue vecino e natural del valle de Aramayona, de la anteiglesia de Sant Estevan de Urívarri, y como su padre tuviese otros hijos en quien dexó su casería y açienda, le puso a este moço a çer çapatero en la çiudad de Vitoria, donde forçó una donçella, por lo cual fue condenado a pena de horca y açer cuartos. [fol.16r.] Y haciéndose diligençias defensibas sobre ello, y habiendo contentado a la parte, se tuvo horden e modo como el carçelero se descuidase, y con esto el moço huyó e pasó en Indias, donde se casó y enriqueció. E por su sobervia le suçedió lo que abéis oido, donde pagó con la vida lo que escusó en Vitoria. Éste tomó el apellido de Aguirre sólo porque él se crio en la casa de Aguirre de Urívarri de Aramayona, e no por que fuese deçendiente de ninguna casa de Aguirre, porque su madre, después de muerto su padre, fue y se casó segunda vez a esta casa de Aguirre con Estívaliz de Aguirre, dueño desta casa, siendo ella primero casada en el barrio de Saola en la anteiglesia de San Joan de Ascoaga. Y este Pedro de Aguirre, porque la casa de su dependençia donde naçió y la casa de Aguirre donde se crio, por ser anbas a dos deudoras y tributarias al señor de Aramayona, por esto allá en las Indias sienpre dixo e publicó que hera natural vizcaíno e dependiente legítimo de la casa y solar de Aguirre del lugar de Gabiria del prinçipado de Areria, siendo al contrario la berdad, por pasar el cuento deste caso como está referido"

Ibarguen-Cachopin Crónica del siglo XVI

Guerras civiles del Perú[editar]

Cuando Francisco Pizarro volvió de Perú con las noticias de los fabulosos tesoros, Aguirre, de entonces 21 años, se encontraba en Sevilla. Las noticias de las grandes cantidades de oro lo animaron a alistarse en una expedición de 250 hombres, bajo el mando de Rodrigo Buran. Llegó a Perú hacia 1536 o 1537, y pronto fue conocido por su violencia, crueldad y tendencias sediciosas.

Se enroló junto con Cristóbal Vaca de Castro y en 1538 participó entre otras en la Batalla de las Salinas. En 1544 estaba del lado del primer virrey del Perú, Blasco Núñez Vela, que llegó de España con órdenes de implantar las Leyes Nuevas, acabar con las encomiendas y liberar a los nativos. A los conquistadores que ya estaban en Perú no les gustaron estas leyes, que les prohibían explotar a los indios. Esto llevó a que Gonzalo Pizarro y Francisco de Carvajal organizaran un ejército con la intención de suprimir estas leyes y derrotaran a Núñez en 1546. Lope de Aguirre, sin embargo, tomó parte en el complot de Melchor Verdugo para liberar al virrey y así se enfrentó a Gonzalo Pizarro. Después de que este intento fracasara, escapó de Lima a Cajamarca y comenzó a reclutar hombres para ayudar al virrey. Mientras tanto, el virrey había huido por mar a Tumbes y había formado un pequeño ejército, pensando en que todo el país se levantaría en favor del poder real.

La resistencia del virrey a Gonzalo Pizarro y su ayudante Francisco de Carvajal, conocido como El Demonio de los Andes, duró dos años. Finalmente fue derrotado en Añaquito el 18 de enero de 1546. Melchor Verdugo y Lope de Aguirre huyeron a Nicaragua embarcando en Trujillo con 33 hombres. Melchor Verdugo le había otorgado el rango de capitán a Rodrigo de Esquivel y Nuño de Guzmán; sargento mayor, a Lope de Aguirre, y contador, a P. Henao. Henao participaría posteriormente en la expedición de Pedro de Ursúa a Omagua y El Dorado.

En 1551, Lope de Aguirre volvió a Potosí (entonces parte de Perú). El juez Francisco de Esquivel lo arrestó, acusándolo de haber infringido las leyes de protección de los indios. El juez no tuvo en cuenta las razones de Aguirre y su defensa, que argumentaba que era hidalgo de buena familia, y fue sentenciado a ser azotado públicamente. Con su orgullo herido, Aguirre esperó hasta el final del mandato del juez. Temeroso de la venganza de Aguirre, el juez se escondía y cambiaba de residencia constantemente. Aguirre lo persiguió a Quito y después, de vuelta, a Cuzco. Cuenta la leyenda que Aguirre persiguió a Esquivel a pie durante tres años y cuatro meses, durante los que recorrió unos 6.000 km. Finalmente, Aguirre consumó su venganza en la biblioteca de la mansión del magistrado en Cuzco. Aguirre fue condenado a muerte por este asesinato sin embargo huye y logra refugiarse en Tucumán. Fue perdonado en 1554 por Alonso de Alvarado que reclutaba tropas para combatir al encomendero rebelde Francisco Hernández Girón. Participó en la batalla de Chuquinga resultando gravemente herido en el pie derecho, lo que provocó una cojera permanente, y sus manos resultaron quemadas al disparar un arcabuz defectuoso.

El viaje de los marañones[editar]

En 1560, poco antes de ser relevado en el cargo, el Virrey Andrés Hurtado de Mendoza organizó una expedición para la conquista del llamado El Dorado. Pensaba que era la forma de alejar del Perú a los numerosos soldados y mercenarios, que pobres y/o resentidos tras las recién acabadas guerras civiles, pudieran causar nuevamente problemas o alterar el orden ahora vigente. Suponía el Virrey que las expectativas de pronta riqueza animarían a muchos de ellos a alistarse en la empresa.

Al mando del veterano Pedro de Ursúa, el 26 de septiembre de 1560 partieron los expedicionarios navegando por el río Marañón (por ello adoptaron el sobrenombre de marañones). Eran algo más de 300 españoles, algunas decenas de esclavos negros y unos 500 sirvientes indios, embarcados en dos bergantines, dos barcazas chatas y unas cuantas balsas y canoas. Entre ellos figuraban Lope de Aguirre y su joven hija mestiza, llamada Elvira. Ursúa dio pábulo a la desconfianza porque solo pensaba en su amante mestiza Inés de Atienza.

Un año más tarde Aguirre participó en el derrocamiento y asesinato de Ursúa y poco después de su sucesor, Fernando de Guzmán, al que posteriormente sucedería Aguirre. Aguirre y sus hombres alcanzaron el Océano Atlántico (probablemente por el Río Orinoco) causando estragos entre las poblaciones nativas a su paso. El 23 de marzo de 1561, Aguirre instó a 186 capitanes y soldados a firmar una declaración de guerra al Imperio español que le proclamaba príncipe del Perú, Tierra Firme y Chile. Le mandó una carta a Felipe II explicándole sus planes de libertad y autogobierno firmada con el sobrenombre de el traidor. Se deshizo de Inés matándola, al haber disputas entre sus hombres por estar con ella.

En julio de 1561 tomó la Isla de Margarita, donde hizo saber a sus habitantes que portaba un cuantioso tesoro de los incas y aquellos, incluyendo el Gobernador don Juan Villadrando, codiciosos, cayeron en el engaño. Aguirre hizo presos al gobernador y a miembros del Cabildo. Después se apoderó a sangre y fuego de La Asunción y pueblos vecinos. Enteradas las autoridades de tierra firme, enviaron a Francisco Fajardo a combatirlo. Antes de abandonar Margarita mató a garrote al Gobernador y a 50 vecinos. Escribió una nueva carta al rey español insultándolo, esta vez firmó como El Peregrino y el Príncipe de la Libertad.

El 29 de agosto de 1561, abandonó la isla de Margarita con rumbo a Borburata en tierra firme, donde su abierta rebelión contra la monarquía española cambió de curso. Borburata fue víctima también del saqueo de Aguirre y sus “marañones”. En su intento de tomar Panamá ocupó Nueva Valencia del Rey provocando la huida de los vecinos llenos de pánico a los montes. El conquistador Juan Rodríguez Suárez le sale al encuentro con cuatro soldados más para emboscarlos y terminar con los insurrectos, pero los indios que le seguían los pasos, los cercan y después de tres días de lucha, daban muerte a Rodríguez Suárez y a sus acompañantes. Atravesando la serranía de Nirgua, Aguirre cayó sobre Barquisimeto. Allí supo que se aproximaban tropas españolas acantonadas en Coro, Trujillo y El Tocuyo bajo el mando de Pedro Bravo de Molina y el Maese de Campo Diego García de Paredes. Rodeado en Barquisimeto, desesperadamente llegó a matar a puñaladas a su propia hija, Elvira, hecho que justificó diciendo: "Porque alguien a quien quiero tanto no debería llegar a acostarse con personas ruines". También asesinó a varios de sus seguidores que intentaron capturarlo.

Finalmente, el 26 de octubre de 1561 dos de los marañones le apuntaron con sus arcabuces; uno de ellos disparó, pero solo consiguió rozarlo, causando la mofa de Aguirre. El otro marañón sí acertó, matándolo en el acto. Saltó luego sobre él un soldado, llamado Custodio Hernández y por orden del Maese de Campo Paredes, le cortó la cabeza, y sacándola de los cabellos, que los tenía largos, se fue con ella a recibir al Gobernador, pretendiendo ganar indulgencias con él. Su cuerpo fue descuartizado y sus restos fueron comidos por los perros con la excepción de su cabeza que fue enjaulada y expuesta como escarmiento en El Tocuyo y sus manos mutiladas llevadas a Trujillo. En un juicio post mortem fue declarado culpable del delito de lesa majestad.

Durante 10 meses Lope de Aguirre llegó a asesinar a 72 personas de su expedición que él consideraba que no eran útiles o que no cooperaban en la empresa.

Curiosidades[editar]

  • Simón Bolívar dejó escrito que la rebelión de Lope de Aguirre fue la primera declaración de independencia de una región de América.
  • El compositor venezolano Evencio Castellanos fue galardonado con el Premio Nacional de Música (1962) por su oratorio profano "El Tirano Aguirre".
  • En el año 1964 el escritor español Ramón J. Sender escribió una novela sobre el conquistador "La aventura equinoccial de Lope de Aguirre". Impresionado por la novela, el cineasta alemán Werner Herzog la tomó como referencia, con algunas variaciones, para su película "Aguirre, la cólera de Dios" (1972).
  • Existen al menos dos adaptaciones al cómic de la historia de Lope de Aguirre, una del uruguayo Alberto Breccia, realizada originalmente para el mercado argentino, y otra de su hijo Enrique, para el mercado europeo. Curiosamente, ambas fueron realizadas y publicadas casi al mismo tiempo.
  • La Playa de El Tirano (también conocida como Puerto Fermín), al noreste de la isla de Margarita, recuerda el paso de Lope de Aguirre por tierras venezolanas.
  • La banda venezolana de Heavy Metal, Gillman posee un tema referente a la historia de Aguirre en el álbum "Escalofrío" (1994), titulado "El tirano Aguirre".
  • En España varias localidades tienen alguna calle dedicada al Conquistador; es el caso de Roquetas de Mar (Almería), Torre-Pacheco (Murcia), Pozo Estrecho (Murcia), Vitoria (Álava) y, por supuesto, su localidad natal, Oñate.

Referencias culturales[editar]

Literatura[editar]

Muchas novelas, sobre todo del siglo XX, tienen a Lope de Aguirre como protagonista. Entre ellas:

En teatro, destaca el texto narratúrgico de

Cine[editar]

Año Película Director Intérprete
1988 El Dorado Carlos Saura Omero Antonutti
1972 Aguirre, la cólera de Dios Werner Herzog Klaus Kinski

Según él mismo reconoció,[1] Francis Ford Coppola estuvo influenciado por la película de Herzog cuando realizó Apocalypse Now (1979).

Historieta[editar]

Año Título Guionista Dibujantes Editoriales
1989-1998 Lope de Aguirre Felipe Hernández Cava Enrique Breccia, Del Barrio, Ricard Castells Ikusager, De Ponent[2]

Documental[editar]

Año Título Guionista Director
1996 Lope de Aguirre descuartizado Agustín Goenaga A.Goenaga

Notas[editar]

  1. "Aguirre, with its incredible imagery, was a very strong influence. I'd be remiss if I didn't mention it." ("Aguirre, con sus poderosas imágenes, fue una influencia muy fuerte. Incurriría en un error si no lo reconociera"). Entrevista con Gerald Peary
  2. Palmer y Frattini (1998), p. 97.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]